Lunes 17 de diciembre del 2018
 
x

¿Olvidó su contraseña?

Área: Opinión >> Periodismo ciudadano
Actualizado el 2015-09-25 a horas: 19:38:25

Hacer todo o dejar de hacer por la reelección de J. Evo Morales Ayma: consigna oficialista

Remberto Cárdenas Morales *

(Semanario Aquí).- Sabemos que Juan Evo Morales Ayma (JEMA), el presidente de Bolivia en este tiempo tiene una tarea esencial, para él y sus incondicionales: hacer todo o dejar de hacer aquello que asegure su reelección para toda la vida, como los chinos, como declaró ante militantes del MAS, reunidos en un congreso en Cochabamba, ocasión en la que también llamó a sus partidarios a unirse para conseguir ese caro objetivo para ellos. Sin embargo, la reelección podría ser por dos períodos más.

  • Artículos relacionados

Artículos que le pueden interesar

El contenido de estas páginas no refleja necesariamente la opinión de Bolpress

Conocemos, también que si al Presidente —todo se mueve o se paraliza según sus designios— le va mal en la consulta del próximo domingo 20, sobre los estatutos autonómicos, por ejemplo en La Paz, podría modificar su discurso y su acción: poner el acento en la demagogia y hasta tomar medidas nacionalizadoras, y no tocar a la Empresa Minera San Cristóbal (EMSC), cuyos minerales que explota tendrían que recuperarse para el Estado boliviano.

Una digresión o paréntesis sobre esa Empresa: Gente vinculada al gobierno asegura que en este momento no vale la pena nacionalizar la minería, como varios congresos de los mineros asalariados han propuesto; además, otros dicen que la planta de Karachipampa, si es rehabilitada, para que funcione y dé utilidades necesita toda la carga producida por la EMSC.

El vicepresidente Álvaro Marcelo García Linera (AMGL) dio una garantía política, que es más que una seguridad jurídica, a la EMSC que la reclamaban los empresarios: la certeza de que no serán tocados sus intereses por el gobierno actual. No tengan miedo, necesitamos que ustedes sigan produciendo, añadió el segundo mandatario boliviano en el domicilio de la corporación, en la localidad potosina del mismo nombre. (Hasta aquí el paréntesis que pedimos sea tolerado).

El Presidente, en Cochabamba, ha dicho: "Si el pueblo quiere modificar la Constitución para una nueva repostulación, eso el pueblo democráticamente dirá. Eso no es ninguna dictadura, ningún autoritarismo, solo someternos (la decisión) al pueblo boliviano."

Aunque es una cuestión meramente formal es imprescindible decir que es el Presidente el primero en buscar su reelección, es algo que afirma, en diferentes tonos y formas, desde hace tiempo. Incluso gente que apoya al gobierno admite que JEMA, desde que llegó al Palacio Quemado, está permanentemente en campaña electoral.

El “pueblo democráticamente dirá” en el posterior referéndum, según el Jefazo. Nosotros esperamos también que el pueblo defina entonces si se le amplía el mandato a JEMA cuando menos hasta el bicentenario de la fundación de Bolivia. Esperamos, asimismo, que una nueva unidad del pueblo boliviano —que se constituye con demora y con limitaciones— al mismo tiempo de constituirse haga campaña para cerrarle el paso a la pretensión del Presidente de quedarse más tiempo en el Palacio Quemado y en la nueva casona que espera estrenar.

El Presidente cree que ganará holgadamente en aquel referéndum, aunque sabemos también que tiene temores, quizá fundados, de que podría perder en esa consulta.

Nosotros afirmamos que JEMA, especialmente las últimas elecciones las ha ganado apoyado en el llamado, incluso por él, voto duro del 30 por ciento o algo más de los electores; con fraude, como los que se hizo para que el MAS gane las gobernaciones de Chuquisaca y Beni; con mucho dinero, con el que ahora se sabe, recibieron dirigentes campesino-indígena-originarios y, con miedo, como el que desplegaron en las últimas elecciones municipales de marzo de este año.

Ratificamos que en Bolivia, ahora, no hay una dictadura, pero que sí hay una dictablanda que la ejerce unipersonalmente JEMA y los palaciegos o no que lo apoyan hasta en los errores que comete.

Al menos en parte, los referendos por los estatutos autonómicos del próximo domingo 20, para el que esto escribe y otros compatriotas, al menos en parte, será un ensayo respecto del otro referéndum en el que se apruebe o rechace la elección indefinida o definida de JEMA. Muchos tenemos la esperanza de que, en el referéndum de La Paz, pierda el sí y se imponga la otra forma de voto. En cuanto a los posibles votos en blanco o nulos —serían un rechazo al sistema— pero en las circunstancias actuales servirían, probablemente, para que gane el sí que postulan los gobernantes. Una mentira adicional que propagan estos últimos la dicen en privado y en público: que luego de aprobado el estatuto autonómico paceño sería reformado, incluso porque su aplicación la aconsejaría; además esos parlarchines, que ahora defienden acríticamente ese documento, plantearían que esa reformado ese estatuto, pero luego del sí mayoritario al que aspiran.

Debe preocuparnos, además, los aprestos del oficialismo para asegurar el triunfo del sí el próximo domingo, especialmente, en La Paz, departamento en el que podrían perder por lo que hagan los electores del Gobernador y del Alcalde paceños. Asimismo, hablan de una posibilidad real los que auguran la victoria del no, como posibilidad real, en el departamento con mayor cantidad de votantes. Y movimientos sociales paceños tienen criterios encontrados respecto de la aprobación o no del proyecto de estatuto autonómico que no expresa, como debiera, los intereses legítimos de los paceños y residentes en el departamento de La Paz.

Ante esa probable derrota del si en las urnas, el domingo 20, la mezcla funesta de tres elementos utilizados por los oficialistas antes, podrían ser impulsados para trocar una posible derrota en victoria: fraude electoral, mucha plata para volcar resultados y miedo provocado desde el poder.

Los oficialistas esperan que el voto de los campesino-indígena-originarios equilibre y, eventualmente, vuelque los resultados del domingo 20. En el agro es más fácil que se cometa fraude, antes lo han hecho y hay ejemplos suficientes como para sospechar que esa práctica, contraria a la actual democracia, sea de nuevo protagonizada por los oficialistas, como han hecho en todas las elecciones, dicen periodistas, en base a testimonios recogidos en su trabajo de todos los días.

Tenemos otra esperanza que la decimos en esta nota: Que en Potosí gane el no entre los votantes por o contra el estatuto autonómico para ese Departamento, que no ha sido ni redactado ni consultado a los potosinos como dijo, para medios de difusión, el principal dirigente cívico de ese departamento, el que encabezó las acciones reivindicativas y políticas de hace semanas y el que fue golpeado por pobladores del norte potosino cuando hacía campaña, con autorización, por el no en esa región.

Una campaña motorizada por los oficialistas sugiere que votar para que se apruebe el proyecto de estatuto autonómico para Potosí, sería como votar en favor del desarrollo de ese departamento. Esa propaganda se la hace con dinero de los potosinos y bolivianos, comportamiento de los gobernantes al que es necesario enfrentar.

Los datos y dichos copiados en este espacio nos llevan a preguntar a qué se debe el triunfalismo de JEMA y de sus aúlicos ante el referéndum para confirmar o no la reforma a la Constitución Política del Estado.

Es cierto que JEMA cuenta con una tercera parte del electorado, que no le falla en nuestro país, pero lo que no ve con claridad aquel personaje y los suyos es que la mayoría de los electores bolivianos podría tener otro comportamiento, decir no a la reelección indefinida o a la reelección por dos períodos más o hasta el 2030.

Parece que nos anticipamos demasiado, pero ante la campaña, mentirosa de los gobernantes, tenemos que hacer nuestra parte respecto del referéndum que confirme o que rechace la reelección de JEMA hasta la muerte o hasta el 2030.

Como los antiguos griegos nosotros esperamos que el pueblo se comporte sabio —como en otras ocasiones— y vote para que pierda el sí el 20 de este mes y para que JEMA, en vez de quedarse en el Palacio Quemado, descanse en el Chapare, con una jovencita de 17 años, como él dijo.

*Periodista, tomado de http://semanarioaqui.com/index.php/de-sabado-a-sabado/3867-hacer-todo-o-dejar-de-hacer-por-la-reeleccion-de-j-evo-morales-ayma-consigna-oficialista

Volver atrás
Enviar el artículo por E-mail
close



10 * 2 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Compartir el artículo en Facebook Versión para mprimir
+ Restaurar tamaño del texto -
Mas informacion
Uhr 7

min.

... a fondo

La influencia histórica de la convicción patriótica

Eduardo Paz Rada

La historia de la sociedad boliviana ha estado marcada por la dinámica y las contradicciones de las relaciones con las potencias capitalistas mundiales en torno a la explotación de los recursos naturales acompañada con la dominación política e ideológica sobre el conjunto de América Latina. En este contexto, los estudios, aportes y (...) :: Más detalles

Otros artículos de análisis

El gobierno de Evo Morales acelera el montaje de la planta nuclear

AnaliaPandoCabildeo

¿Por qué el gobierno de Evo Morales quiere gastar más de 2 mil millones de dólares en la construcción de (...)

Elites económicas y decadencia sistémica

Jorge Beinstein

A raíz de la llegada Mauricio Macri a la presidencia se desató en algunos círculos académicos argentinos la (...)

El gobierno del MAS se hunde en un mar de mentiras

AmaliaPandoCabildeo

El gobierno del MAS ha perdido tres elecciones consecutivas desde 2014 porque las grandes mayorías, sobre todo urbanas, ya no creen (...)

Quintana tiene el hábito de desviar fondos públicos y de impartir “línea” a los periodistas

Wilson García Mérida

La difusión de un audio que registra una reunión “de trabajo” entre el ministro de la Presidencia Juan (...)

la frase

Álvaro García ha leído pocos libros Cita a Hegel pero leyó citas de citas nada más Por eso carece de espíritu humanista y sufre acomplejamiento social e intelectual

Wálter Chávez, ex asesor del MAS

¿Cuál es el principal desafío del nuevo gobierno

  • Seguridad ciudadana
  • Lucha contra el narcotráfico
  • Industrialización
  • Empleo y educación
  • Otros

Encuesta vigente desde el 13-10-2014

Encuesta anterior:

Por quién votará en las elecciones de 2014