Martes 21 de agosto del 2018
 
x

¿Olvidó su contraseña?

Área: Opinión >> Periodismo ciudadano
Actualizado el 2015-09-16 a horas: 19:59:32

Congojas ministeriales en tiempos de reelección

Imposturas y postulaciones

Roger Cortez Hurtado *

La campaña para habilitar al candidato perenne del MAS empezó apenas se hubo apagado el alboroto de la elección de 2014, con una negación cerrada de que pudiese existir la sola intención de reelegirse, atribuyendo tal sospecha a los desvaríos de sus oponentes. Evolucionó, luego, a desplegarse por medio de ráfagas de declaraciones de voceros oficiales u oficiosos hasta que después de febril cabildeo encontró su cauce natural en las organizaciones sociales, socias y asociadas de la administración, para el montaje de toda la panoplia.

  • Artículos relacionados

Artículos que le pueden interesar

El contenido de estas páginas no refleja necesariamente la opinión de Bolpress

Las reverberaciones del inocultable desbarajuste del Fondo campesino y de las duras caídas de los precios de venta de las exportaciones obligaron a demoras y ajustes no previstos, incluida la tramoya verbal de la “repostulación”, como antídoto contra la manifiesta alergia de la mayoría de los electores a nuevas reelecciones, como lo mostraron tres sondeos previos al que encargó el oficialismo.

Para no hablar de reelección, se dio entonces la consigna a los voceros de conjugar la “repostulación”, confiando en que cierta tendencia a la adulación, la cobardía o el seguimiento de modas haría que los medios de difusión no controlados se hagan eco de la picardía verbal, del mismo modo que se espera entreverar la aprobación a la reelección en medio de respetables temas de reformas a la administración de justicia, la salud, o la cadena perpetua.

Llegamos en estos día al allegro molto (muy rápido, frenético) donde los apetitos se libraron de cualquier freno y se llegó a mencionar la posibilidad de una nueva, y única, reelección, pero que dure todo lo que pueda prologarse la vida del reelegido.

Finalmente, a la hora de ponerse serios se anuncia el proyecto para habilitar dos reelecciones, con un posible truco, como consigna el informe de “El Deber” de Santa Cruz: “La dirigencia explicó que Evo Morales fue elegido en 2009 y en octubre de 2014 fue reelegido, por tanto en 2019 sería elegido y en 2024 debería ser reelegido”, es decir 15 años más desde hoy y luego….ya veremos.

La segunda acepción de postular es recolectar dinero y con los antecedentes del Fondo, que antes que indígena o campesino funcionó como un verdadero fondo partidario, en el que se ejerció cierta “micro corrupción”, en palabras del vice del Estado, tenemos que estar muy atentos para que todas las posibles nuevas postulaciones y reelecciones no se paguen con una colecta que nos afecte colectiva y obligatoriamente.

Congojas ministeriales en tiempos de reelección

¿Cuánto tiempo resta para que el ministro de Economía haga pública su renuncia por causas estrictamente personales o familiares? Digamos que ni el mismo lo sabe, pero podría apostarse con un gran margen de certeza, que ya ahora está completamente consciente de que dicha posibilidad pende sobre su cabeza. En realidad, lo ha de tener muy presente desde hace varios meses, cuando empezaron a acumularse sobre su escritorio las evidencias de que se abría una coyuntura de escasez que no ha dejado de ahondarse y de la que no se vislumbra alguna señal de salida.

Tuvo tiempo suficiente para anunciar al público que la rebaja nuestros productos de exportación imponía modificaciones indispensables para el resguardo de la economía popular y la del país. Pero, más allá de que si lo hizo por decisión propia o encañonado por la necesidad de asegurar la estrategia de reelección, es difícil dar paso atrás una vez que se metió a fondo en un triunfalismo vacío pero desbordante, insulso pero atronador.

Así proclamó por un semestre entero –eso sí acompañado por la voz vicepresidencial- que el descenso de los precios de los hidrocarburos no supondría un impacto mayor a 40 o, en el peor de los casos, 60 millones de dólares, para nuestra economía. Ya hemos superado hasta ahora un descenso de 3.300 millones en nuestras exportaciones y el balance todavía no cierra, pero el cronograma de desembolsos de más de 400 millones de dólares para nuevos ramales de teleférico en La Paz, unos 500 millones para el tren interurbano de Cochabamba, más unos 750 para el tranvía y el tren interurbano a construirse en Santa Cruz.

¡Ah! y eso sin contar el efectivo que se necesita para que funcione el fondo partidario, ya sea que se llame campesino, indígena o de desarrollo, lo que cuenta es que debe mantener satisfechas a las cúpulas corporativas, asociadas con la gestión. La liquidez debe garantizarse, como sea, porque los votos de la población de los tres departamentos son, sin discusión alguna, irremplazables, primero, para dar luz verde a la reelección y, a continuación, para efectivizarla.

Si uno se pone en los zapatos del ministro comprenderá que es nada grato andar combinando tareas tan incompatibles como la de abrir las arcas irrestrictamente para dudosas inversiones, bajo cláusulas de contratación directa, y perseguir a troche y moche a contribuyentes por cualquier motivo, o ninguno, para reemplazar los menguantes ingresos. Y, encima, ha de mantenerse una estudiada y blindada sonrisa despectiva para desmentir a infames “opinadores” que osan meterse con el modelo productivo-social-comunitario.

Lo bueno de todo esto, para el profeta de los dobles aguinaldo de 2015 y, casi, 2016, es que todas sus profecías fallidas y los ajustes que ya han empezado, no le pasarán factura o estas seguirán siendo blandas, como la correspondientes al incremento de precio del pan en La Paz, mientras funcionen los poderosos amortiguadores del temor a la incertidumbre y la ausencia de alternativas.

Los peores enemigos que tiene hasta el momento en que ya no pueda recurrir a frases hechas, cosmética contable, o al respaldo inmutable de sus jefes, son la deriva de las expectativas que está elevando la demanda de divisas, ahora que sus ingresos bajan, o las de agentes económicos habituados a facilidades que se recortan.

Tocará descubrir oportunamente si es peor la reacción ante el cansancio que producen permanentes restricciones, o la introducción de recortes allá donde se ha predicado que la prosperidad es infinita, aun cuando se haya fallado en transformar la economía para que deje de ser sostenida exclusivamente con las riquezas del subsuelo.

Las tareas cumplidas a cabalidad, como la de mantener una rígida y central disciplina que ponga coto a cualquier veleidad autonomista, ya no son suficientes para rellenar los vacíos. Cabe por tanto confiar en la indulgencia que acarrea la lealtad, igual en tiempos de democracia que de dictadura, y en el sentimiento que comparten unánime y cerradamente todos los que temen el arribo del tiempo de rendir cuentas.

* Tomado de https://www.facebook.com/roger.tezhur/posts/10153314034629263

Volver atrás
Enviar el artículo por E-mail
close



12 + 3 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Compartir el artículo en Facebook Versión para mprimir
+ Restaurar tamaño del texto -
Mas informacion
Uhr 6

min.

... a fondo

La influencia histórica de la convicción patriótica

Eduardo Paz Rada

La historia de la sociedad boliviana ha estado marcada por la dinámica y las contradicciones de las relaciones con las potencias capitalistas mundiales en torno a la explotación de los recursos naturales acompañada con la dominación política e ideológica sobre el conjunto de América Latina. En este contexto, los estudios, aportes y (...) :: Más detalles

Otros artículos de análisis

El gobierno de Evo Morales acelera el montaje de la planta nuclear

AnaliaPandoCabildeo

¿Por qué el gobierno de Evo Morales quiere gastar más de 2 mil millones de dólares en la construcción de (...)

Elites económicas y decadencia sistémica

Jorge Beinstein

A raíz de la llegada Mauricio Macri a la presidencia se desató en algunos círculos académicos argentinos la (...)

El gobierno del MAS se hunde en un mar de mentiras

AmaliaPandoCabildeo

El gobierno del MAS ha perdido tres elecciones consecutivas desde 2014 porque las grandes mayorías, sobre todo urbanas, ya no creen (...)

Quintana tiene el hábito de desviar fondos públicos y de impartir “línea” a los periodistas

Wilson García Mérida

La difusión de un audio que registra una reunión “de trabajo” entre el ministro de la Presidencia Juan (...)

la frase

Álvaro García ha leído pocos libros Cita a Hegel pero leyó citas de citas nada más Por eso carece de espíritu humanista y sufre acomplejamiento social e intelectual

Wálter Chávez, ex asesor del MAS

¿Cuál es el principal desafío del nuevo gobierno

  • Seguridad ciudadana
  • Lucha contra el narcotráfico
  • Industrialización
  • Empleo y educación
  • Otros

Encuesta vigente desde el 13-10-2014

Encuesta anterior:

Por quién votará en las elecciones de 2014