Jueves 16 de agosto del 2018
 
x

¿Olvidó su contraseña?

Área: Opinión >> Periodismo ciudadano
Actualizado el 2015-08-21 a horas: 20:08:43

Completo desmoronamiento de la teoría del “Estado integral”

Censura y castigos

Roger Cortez Hurtado *

Como buen padrastro de historieta el gobierno vuelve a otorgarse la licencia para perseguir, juzgar y castigar, por mano propia -sin derecho a defensa, réplica y, menos, a jueces imparciales- a quienes considera enemigos, riesgos o amenazas para sus planes. Se trata esta vez, nuevamente, de organizaciones no gubernamentales (ONG) que han estado continuamente bajo escrutinio y permanente marca, con el añadido, ahora, de que la más caracterizada voz profética del régimen se ha alzado para justificar las acciones a las que son sometidas y a anunciar nuevas y más duras represalias.

  • Artículos relacionados

Artículos que le pueden interesar

El contenido de estas páginas no refleja necesariamente la opinión de Bolpress

La primera gran persecución contra las ONG se desplegó en 2011, al mismo tiempo que el vicepresidente del Estado, difundía su folleto “El oenegismo enfermedad infantil del derechismo”, cuyo título imita al que diera el más famoso dirigente de la revolución soviética a uno de sus trabajos. En esa pieza, el Vice fustiga sin misericordia a algunos de los más combativos militantes del proceso de cambio e intenta tacharlos y anularlos llamándolos “resentidos”.

Ahora caracterizó de “extranjeras” a cuatro ONG, una de las cuales está abiertamente vinculada al último gobierno movimientista, mientras que las otras (“Tierra·, “CEDLA” y “CEDIB”) tienen un historial vinculado principalmente a corrientes de izquierda.

La intención de clasificarlas como foráneas era legitimar la amenaza de expulsarlas del país. Sin embargo, se vio forzado pronto a rectificar su calificación, cuando unos cuarenta activistas e intelectuales internacionales amigos, aliados y abiertos defensores del gobierno boliviano en su mayoría, expresaron en dos publicaciones su desacuerdo y extrañeza por la conducta oficial.

El desarrollo del conflicto permitió a varias ONG, a dar a conocer que por años están padeciendo varias formas de acoso, entre las que sobresalen auditoría de impuestos, inspecciones laborales y, especialmente, la obligación de volver a tramitar su personería jurídica, esta vez ante el ministerio de Autonomías, donde se produce un largo y penoso estancamiento que actúa como una amenaza continua, ya que permanece abierta la posibilidad de que no las reinscriban y a continuación cierren a esas instituciones.

En un principio las ONG más castigadas fueron las que trabajan con indígenas y que en su momento sirvieron de santuario y fuente de empleo a decenas de los más prominentes cuadros gubernamentales; las que hoy señala el dedo acusador del régimen se dedican a investigaciones sociales y políticas.

El hecho que la atención oficial derive sobre ellas es indicación infalible de la disminución del nivel de tolerancia y aceptación de visiones y concepciones ajenas a las del gobierno.

La decisión de acallar críticas y observaciones se debe a que los esfuerzos gubernamentales para allanar el camino a un referendo para reelegir continuamente al presidente y vice actuales, se hacen cada vez más duros, debido a la menor disponibilidad de recursos causada por el descenso de los precios de las materias primas que exportamos.

Se trata también de una consecuencia del completo desmoronamiento de la teoría del “Estado integral”, del vicepresidente, según la cual como el gobierno expresaría a “movimientos sociales” se habría producido una fusión entre el Estado y la Sociedad.

Recientes hechos, como las lentísimas y sinuosas investigaciones sobre el Fondo Campesino, han vuelto a demostrar que las dirigencias de organizaciones sociales (deliberada y equívocamente caracterizadas como “movimientos sociales”) vinculadas al régimen, son las que tratan de maniatar las inquietudes y protestas de sus bases, a cambio de cuantiosos beneficios económicos y políticos que reciben.

El “Estado integral” es un consorcio de burocracias políticas y sindicales que apuestan con creciente temor a preservar la opacidad e impunidad para sus operaciones, tras la reelección perpetua. Este consorcio no tolera que ni organizaciones, ni individuos cuestionen sus actividades y por ello exhiben su predisposición a censurar y castigar a cualquiera que ose desafiarlos.

* Tomado de https://www.facebook.com/roger.tezhur/posts/10153254675224263

Volver atrás
Enviar el artículo por E-mail
close



13 + 1 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Compartir el artículo en Facebook Versión para mprimir
+ Restaurar tamaño del texto -
Mas informacion
Uhr 4

min.

... a fondo

La influencia histórica de la convicción patriótica

Eduardo Paz Rada

La historia de la sociedad boliviana ha estado marcada por la dinámica y las contradicciones de las relaciones con las potencias capitalistas mundiales en torno a la explotación de los recursos naturales acompañada con la dominación política e ideológica sobre el conjunto de América Latina. En este contexto, los estudios, aportes y (...) :: Más detalles

Otros artículos de análisis

El gobierno de Evo Morales acelera el montaje de la planta nuclear

AnaliaPandoCabildeo

¿Por qué el gobierno de Evo Morales quiere gastar más de 2 mil millones de dólares en la construcción de (...)

Elites económicas y decadencia sistémica

Jorge Beinstein

A raíz de la llegada Mauricio Macri a la presidencia se desató en algunos círculos académicos argentinos la (...)

El gobierno del MAS se hunde en un mar de mentiras

AmaliaPandoCabildeo

El gobierno del MAS ha perdido tres elecciones consecutivas desde 2014 porque las grandes mayorías, sobre todo urbanas, ya no creen (...)

Quintana tiene el hábito de desviar fondos públicos y de impartir “línea” a los periodistas

Wilson García Mérida

La difusión de un audio que registra una reunión “de trabajo” entre el ministro de la Presidencia Juan (...)

la frase

Álvaro García ha leído pocos libros Cita a Hegel pero leyó citas de citas nada más Por eso carece de espíritu humanista y sufre acomplejamiento social e intelectual

Wálter Chávez, ex asesor del MAS

¿Cuál es el principal desafío del nuevo gobierno

  • Seguridad ciudadana
  • Lucha contra el narcotráfico
  • Industrialización
  • Empleo y educación
  • Otros

Encuesta vigente desde el 13-10-2014

Encuesta anterior:

Por quién votará en las elecciones de 2014