Martes 21 de agosto del 2018
 
x

¿Olvidó su contraseña?

Área: Opinión >> Comentarios y enfoque
Actualizado el 2015-04-13 a horas: 17:35:16

2015 elecciones subnacionales: Una nueva etapa

Pablo Dovolno*

1. LA CAÍDA DEL PRECIO DE LAS MATERIAS PRIMAS INAUGURA UNA NUEVA ETAPA

  • Artículos relacionados

Artículos que le pueden interesar

El contenido de estas páginas no refleja necesariamente la opinión de Bolpress

La crisis de los precios internacionales de las materias primas (hidrocarburos, minerales y soya), como consecuencia de la crisis capitalista mundial, abre una nueva etapa en la lucha de clases. Es el anuncio de un periodo catastrófico para Bolivia que ha sobrevivido de la extracción de las materias primas. Como dijera León Trotsky, una clara bancarrota del sistema capitalista:“La vida del capitalismo monopolista de nuestra época es una cadena de crisis. Cada una de las crisis es una catástrofe. La necesidad de salvarse de esas catástrofes parciales por medio de murallas aduaneras, de la inflación, del aumento de los gastos de gobierno y de las deudas prepara el terreno para otras crisis más profundas y más extensas. La lucha por conseguir mercados, materias primas y colonias hace inevitables las catástrofes militares. Y todo ellos prepara las catástrofes revolucionarias (…) En cualquier caso no hay duda de que la “teoría del colapso” ha triunfado sobre la teoría del desarrollo pacífico (reformismo)”[1].

La falsa nacionalización y la política de saqueo de los Hidrocarburos

La falsa nacionalización de los hidrocarburos de Evo Morales no ha podido crear una burguesía nacional que tenga como tareas desarrollar el capitalismo “nacional” y cumplir con las tareas democrático-burguesas (revolución agraria, independencia nacional), sino más bien el Estado Plurinacional ha demostrado ser un estado capitalista semicolonial dependiente y penetrado por el imperialismo. La experiencia nacionalista de contenido burgués indigenista solo ha podido desarrollar una “boliburguesía”[2]o el “capitalismo de amigos”. El dominio imperialista sigue como en los tiempos del neoliberalismo, el nacionalismo no ha podido romper con él: las transnacionales imperialistas siguen controlando las reservas y la producción. En 2013, 69% de la producción del gas natural proviene de tres megas campos controlados por Petrobras (Brasil) y Repsol (EE.UU); las empresas “nacionalizadas” Chaco y Andina solo tienen bajo su control campos marginales con una producción menor al 5% en cada caso[3]. El Estado “Plurinacional” solo controla los ductos de exportación por los cuales pasan la producción manejada por las transnacionales, ahorrándoles la inversión y mantenimiento de los gasoductos[4]. La “nacionalización” de Evo garantiza la plusvalía que extraen los pulpos petroleros.

Lo único que logró la renegociación de contratos fue el incremento de la renta petrolera a $22.218 millones en el periodo 2006-2013 (Cambio), este crecimiento se debió a una coyuntura económica internacional favorable: los altísimos precios internacionales de los hidrocarburos, sumado a ello los minerales y soya. Esta política de “nacionalización” no significó ningún “avance” en términos de sentar las bases de independencia económica o crear un fondo de inversiones para la industrialización. Continúo el saqueo transnacional y contuvo el movimiento de masas que luchó contra los gobiernos neoliberales capitalista. Nuestra crítica no es al grado de “estatización” sino al actual estado burgués boliviano (disfrazado de plurinacional) es decir a su incapacidad para transformar las condiciones sociales del atraso y de la dependencia nacional.

El vaciamiento de COMIBOL subvenciona la minería privada

La minería no tiene un rostro diferente a la situación de los hidrocarburos. En el 2013 la participación estatal en la producción global minera fue de tan solo 7,85% frente a la participación privada que supera el 92%[5]. Las transnacionales y las “cooperativas” dominan la producción minera nacional. Por otro parte, las mal llamadas “cooperativas” asociadas en su momento con el gobierno neoliberal capitalista de Sánchez de Losada, hoy son la base social del MAS, forman parte de su bancada parlamentaria y hasta ocuparon el ministerio de minería; han recibido de Evo Morales decretos y leyes a su favor, como financiamientos y entregas totalmente gratuitas de concesiones mineras. El gobierno indigenista continuó la política de vaciamiento de COMIBOL a favor de las cooperativas, enajenó la propiedad de la empresa estatal en cuanto a arrendamiento, transferencia de bienes y recursos económicos que fueron desviados para sostener y desarrollar al sector “cooperativista”[6]. Se utiliza el TGN del estado boliviano para dar créditos[7]en beneficio de las “cooperativas”, se las liberó de impuesto por considerarlas “unidades productivas de naturaleza social”[8]. Sin embargo “el cooperativismo que debería reunir rasgos de igualdad entre socios, control democrático, la inexistencia de lucro y la distribución de excedente de acuerdo al aporte de trabajo, la presencia de relaciones capitalistas de producción cambia su razón de ser”[9], es decir que son empresas capitalistas dirigidas por una capa empresarial que sobreexplota a una gran masa de obreros asalariados, prohibiendo su sindicalización y el acceso a seguro social (Ley 356, abril 2013). Estas cooperativas, a partir del 2013, han concentrado el 91% de la exportación de Oro. Y terminan aportando mucho menos en términos de impuestos y regalías.

Hasta 2013, 83% de las exportaciones del país corresponden a hidrocarburos y minería. A diez años del mal llamado “proceso de cambio, Bolivia sigue siendo un país exportador de materias primas y con el ahora régimen rentístico, de una economía capitalista atrasada con un desarrollo desigual y combinado. El “boom” económico estuvo condicionado a los altos precios internacionales de las materias primas, hoy en descenso.

Con la manifestación de la crisis capitalista mundial en la baja de los precios internacionales de las materias primas se cae, en Bolivia, toda la experiencia del nacionalismo burgués indigenista que comienza un ciclo similar a las experiencias en Argentina y Venezuela, al mismo tiempo que se revela el fracaso para poder estructurar un estado nacional independiente e iniciar un proceso de industrialización capitalista autónomo. Sin ir más lejos la inversión pública del gasto presupuestado para el 2014 en la llamada “diversificación económica y productiva” solo llegó a 8,5%; para el sector de hidrocarburos (23,3%) y minería (2,1%), se dio una inversión total de 25,4%. Pero en cambio para el sector transportes (caminos y otros) se destinó 30,9% de la inversión pública[10]. El Presupuesto General del Estado (PGE) 2015 reveló que la inversión al sector productivo de los hidrocarburos será menor comparado con la gestión anterior, bajando en un 27 %. De los 30 proyectos más importantes del PGE uno solo está destinado a la exploración. El ex presidente del Banco Central de Bolivia (BCB), Armando Méndez, señaló que “46 millones para exploración hidrocarburífera es una cifra marginal”. En el caso de la minería la inversión se habría triplicado pero debido a la crisis de los precios internacionales de los minerales, esa inversión sigue siendo miserable.

Las ganancias de la Banca

Las “nacionalizaciones” de Evo Morales tampoco tocaron a los bancos, la base de la gestión capitalista de la economía. De hecho la banca, en el periodo 2013-2014 incrementó sus ganancias de $us 212,6 millones a $us 283,3 millones, lo que equivale a un crecimiento del 33,2%[11]. Las ganancias subieron para la oligarquía financiera en el “proceso de cambio”. Esto hizo que los economistas burgueses digan que el sistema financiero vive una “década dorada”. Las nacionalizaciones asumen un carácter revolucionario cuando transfieren el capital acumulado por la oligarquía financiera a la nación y estructuran a los explotados como poder político[12]. Por ello debemos dar una lucha para expropiar los bancos sin indemnización y bajo control de los trabajadores.

Nacionalismo burgués indigenista, Imperialismo y Clase Obrera

El nacionalismo de contenido burgués del MAS, que en Bolivia, tiene la particularidad de ser indigenista cumple un década de sometimiento al imperialismo opresor. Con esto Bolivia, en la fase imperialista del desarrollo capitalista mundial, ha confirmado –nuevamente- ser una nación oprimida sin soberanía económica e independencia política. Con ello ha puesto en vigencia la política internacionalista: la unidad de la lucha del proletariado y las masas campesinas y populares de los países oprimidos por su liberación del yugo imperialista y por el Gobierno Obrero- Campesino con la lucha del proletariado de los países avanzados contra su burguesía imperialista por la Revolución Socialista Mundial.

El MAS impuso a la masa indígena su programa, el “capitalismo andino” que postula el entrelazamiento del medio agrario pre-capitalista con el capitalismo “global” a través de la mediación del Estado. Así, se frustraron las promesas de una revolución agraria. Este indigenismo de la pequeña burguesía urbana dio la mayor concesión a la burguesía terrateniente del oriente: pactó con la derecha la NCPE en 2009: 1) Constitucionalizó el latifundio en manos de la oligarquía; 2) Dio continuidad de la propiedad privada de los medios de producción en manos de la burguesía nativa y transnacional.

Si bien ha sido un periodo de reflujo de masas donde Evo ha bloqueado toda independencia de la clase obrera con ayuda de la burocracia sindical al grado de regimentar al movimiento obrero, se proyecta una nueva etapa de lucha de clases agudizada por la bancarrota mundial del capitalismo. Se abre un amplio margen donde las ideas socialistas tendrán más receptividad, la izquierda puede ampliar su campo de acción si comienza a expresar los sentimientos de las clases explotadas y oprimidas. El “régimen consolidado” o la “hegemonía política” del MAS transita un desgaste producto de no satisfacer las necesidades más básicas de las masas, su extensa red de corrupción que toca a ministros y burócratas sindicales campesinos e indígenas, al extremo que en plena campaña electoral y ganado por la desesperación, Evo Morales y García Linera extorsionaron al pueblo: “si votan por la derecha (tradicional) no habrá ninguna ejecución de proyectos sociales ni obras”, fue lo que anuncio en La Paz y el Alto, sin embargo fue una extorsión a toda Bolivia. Sin embargo, la derecha tradicional que no tiene un programa clasista sustancialmente diferente al MAS, porque su programa es el de la burguesía y del imperialismo, no vacilaría en trabajar con el MAS, es decir que se unirán en contra de los trabajadores.

Ha quedado más que claro, que la lucha por la emancipación nacional requiere como tarea expropiar al gran capital imperialista, superar el marco burgués de la democracia y plantea con suma claridad la Revolución Permanente, la Clase Obrera como caudillo de la nación oprimida . Como dijo León Trotsky:“La Revolución democrática (revolución agraria) solo puede triunfar a través de la dictadura del proletariado, apoyada sobre la alianza con los campesinos y dirigida en primer término hacia la realización de los objetivos de la revolución democrática (…) La dictadura del proletariado, que asume al poder en calidad de jefe de la revolución democrática, se encuentra de manera inevitable y repentina, al triunfar, delante de objetivos vinculados a transformaciones profundas del derecho de propiedad burgués. La revolución democrática se transforma directamente en socialista, transformándose por ello en revolución permanente”.Por ello es que frente al nacionalismo de contenido burgués nuestra conducta es de franca batalla, independencia política y delimitación, hacer lo contrario, o sea propiciar un “apoyo crítico” a los nacionalismo burgueses como Evo Morales o el Chavismo, más que un error, seria capitular frente a la burguesía colaborando en el desarme político y organizativo de la clase obrera.

Endeudamiento y restablecimiento de relaciones con el imperialismo

En una entrevista Jorge Familiar, vicepresidente del Banco Mundial para América Latina que llegó al país para la posesión de Evo Morales – fue un guiño del imperialismo EE.UU al gobierno nacionalista- abrió todas las posibilidades para que debido a la estrepitosa caída del crudo el BM preste al Gobierno de Morales la plata suficiente (créditos) a condición de endeudar más al país, pero dejó en claro que el gobierno debe aplicar la receta del ajuste[13]como en Europa y EE.UU, es decir la política que Evo tiene planificada para su nueva gestión 2015-2020.

Unas semanas después de la posesión, Evo Morales y el BM suscribieron un préstamo histórico por 200 millones de dólares[14]lo que se traduce en una nueva deuda externa con el imperialismo EE.UU. Según el representante del Banco Mundial estos créditos se otorgan por los “impresionantes éxitos económicos donde hubo crecimiento de alrededor de 5% cada año por prácticamente una década, y todo esto también en un entorno de manejos económicos sumamente prudentes”[15]. Lo que significa que los intereses serán altísimos y seguirá la sustracción del excedente comercial. Esta nueva deuda contraída refuta el programa del MAS, “Agenda Patriótica 2025”, que tiene como “objetivo” una “soberanía comunitaria financiera sin servilismo al capitalismo financiero”. Esto demuestra que el MAS nunca ha buscado romper lazos con el imperialismo sino que le ha abierto las puertas al saqueo de los recursos de Bolivia. Ya no solo con préstamos sino con la entrega de los hidrocarburos y la minería.

En la posesión de Evo Morales hubo toda una delegación imperialista (EE.UU) que pidió restablecer relaciones políticas con Bolivia. Morales contestó positivamente: “Este año va a haber embajador (Boliviano) en Estados Unidos” y anheló que se restablezcan las “relaciones bilaterales o de cooperación, de inversión, diplomacia”.[16]Este acercamiento de Evo Morales al Imperialismo (BM y DEA[17]) y viceversa responde a la caída de los precios internacionales del petróleo que han pasado de $Us 150 a $Us 47,51 el barril WTI: 1) Morales sabe que frente a la perspectiva aguda de la conflictividad del país necesita el respaldo del Imperialismo, por lo menos en temas financieros y políticos, para establecer un eje donde la burguesía se agrupe y por otro lado para controlar a las masas frente a cualquier acción independiente (por eso Evo en las últimas elecciones de octubre pasado hizo campaña entorno a que “el MAS es Bolivia” es decir llamando a conciliar intereses entre la clases explotadas, oprimidas y excluidas con la burguesía nativa, la derecha tradicional –una fracción se sumó al MAS-, los terratenientes y el imperialismo; por su lado García Linera afirmó que “el MAS ya no es tan comunitario, ha mudado de propuesta ahora abraza el ‘modelo cruceño’ capitalista oligárquico”[18]); 2) que el imperialismo sabe que la baja del crudo trajo varios cambios, uno su política hacia Bolivia (Cuba) y la necesidad de extraer la mayor plusvalía que se pueda para enfrentar la bancarrota capitalista mundial. Por lo tanto la conclusión es que Evo seguirá poniendo el destino del país en manos del capital financiero internacional. Que el “anti-imperialismo” indigenista está transitando su agotamiento “independiente”, que la llamada “soberanía económica” fue solo discurso, nos hallamos en el comienzo de unvirajeque puede preparar cambios sustanciales en la política interna del país. Que en primera instancias será una política que intentará que la crisis la paguen los trabajadores, no los capitalistas.

2. POLÍTICA DE AJUSTE COMO RESPUESTA A LA CRISIS CAPITALISTA

Ante el cambio de tendencia en la economía nacional, producto del descenso del precio de las materias primas, la respuesta del MAS será el ajuste contra el conjunto de los trabajadores (ya se aplica en Huanuni, Inti Raymi, Enatex). Estas medidas indudablemente abrirán un nuevo escenario de lucha obreras.

La manifestación de la crisis mundial capitalista ya golpea a la Empresa Estatal Minera de Huanuni.Hace menos de una semana el estaño sufrió una baja y cotizó en $Us 7,8 cuando los costos de producción de la mina son de $Us 8. El gobierno del MAS ya está haciendo pagar la crisis capitalistas a los trabajadores, ha respondido con un “plan de contingencia”, despidos masivos a través de jubilaciones forzosas obreros, apoyándose en la “edad” (51 años)[19]y su ley de jubilaciones neoliberal. El año pasado el presidente de COMIBOL, Marcelino Quispe, anunciaba que de los 4.448 trabajadores mineros perteneciente a planta permanente, 400 debían ser jubilados, argumentó incluso que la Empresa Minera de Huanuni puede funcionar con 3.000 obreros. Esto es una declaración de guerra a los trabajadores (los despidos continuarán). Es decir la mínima baja del estaño puede desarrollar un desequilibrio económico tremendo y apuntar a la base que sostiene al gobierno del MAS. La burocracia sindical cómplice es vocera del ajuste gubernamental, “se está buscando la mejor forma de reducir personal” dijo Vladimir Rodríguez (COD de Oruro y aliado al MAS), y con respecto a los 46 trabajadores subcontratados que mantuvieron una huelga de hambre de 10 días para ser incorporados a planta permanente con un salario al actual: Bs 70 por jornada de trabajo, aseguró “su demanda es imposible de atender”[20]. Por su parte, el Ministerio de Trabajo departamental, Osvaldo Ortega sostuvo que “No les corresponde los beneficios sociales porque tienen un contrato civil” y que “no ha advertido ninguna vulneración a lo que es derecho laboral”[21]. El resultado fue una limosna de concesión de la gerencia a estos trabajadores otorgándoles atención en la CNS y una compensación por los días de huelga mas no aceptaron la demanda central de incorporación a planta de los trabajadores subcontratados.

Las luchas obreras no sólo se dan en Huanuni. EnSinchi Wayra,empresa minera privada, 200 trabajadores sostuvieron un paro por el cobro de la prima anual, frente a la negativa de la patronal que argumenta no haber tenido utilidades, cuando Sinchi Wayra es la segunda aportante en regalías con un 8% de participación, la primera es San Cristóbal, filial de la trasnacional japonesa Sumitomo, que paga el 29% de las regalías, según datos de Senarecom[22]. La empresa minera Inti Raymi, antes perteneciente a la transnacional imperialista Newmont y ahora bajo capitales nativos COPROMINSA, despidió en octubre pasado a 140 obreros de los 300 de planta permanente alegando que los precios de los minerales se encuentran en bajada y las operaciones han dejado de ser rentables. Frente a esta situación los trabajadores se movilizaron a La Paz para exigir que se revierta al estado. Sin embargo, Evo Morales apoyó el plan de ajuste de la patronal minera.

La lucha fabril de la textilera (“Nacionalizada” en 2012)ENATEX, involucra a 1400 obreros.” Estos exigieron el cumplimiento de los acuerdos con el gobierno nacional y la cancelación de salarios retrasados por más de 4 meses (Bs 3 millones) pero también han dejado planteado el control obrero en la producción y la apertura de los libros de contabilidad. Evo Morales no sólo se ha lavado las manos responsabilizando del problema a su exministra de Desarrollo Productivo Teresa Morales; su respuesta a la crisis de ENATEX ha sido el despido de 30 trabajadores y la renuncia “voluntaria” (forzosa) de otros 225 (esto después de que Morales aprobara mediante el D.S. 2290 un préstamo de Bs 142,15 millones -$Us 20 millones aprox.- del Banco de Desarrollo Productivo (BDP) para“reactivar”sus unidades productivas[23]). La actual ministra de Desarrollo Productivo y Economía Plural, Verónica Ramos, reafirmó estos despidos argumentando una “reestructuración de sus plantas productivas”, sin embargo, fue refutada por los trabajadores que han alegado que la empresa pasa por una crisis financiera y de bajo rendimiento, lo que significa que el gobierno no está invirtiendo para salvar a la empresa estatal, para reactivar la producción y que no haya despidos. Todo lo contrario, la crisis de Enatex la están pagando los trabajadores dando un panorama general de lo que se viene para el conjunto de los trabajadores.

La lucha fabril deADM-SAO(transnacional EE.UU de mayor producción de aceites[24]ligada a la burguesía terrateniente) que comenzó siendo una lucha por reivindicaciones básicas (establecer el cálculo para determinar las horas extras y el recargo nocturno sobre la base del salario básico; el cumplimiento del pago por los domingos trabajados; la dotación de ropa de trabajo; la entrega de lácteos para todo el personal; el aumento del paquete escolar a Bs 250 por cada hijo de los obreros en edad escolar y el bono de despacho para el sector de agencia que llega a Bs 500[25]) que incumplía la patronal imperialista pasó luego a que los trabajadores exigieran a Evo que nacionalice la empresa o la revierta, es decir que pase a manos de los trabajadores como empresa social. Evo se opuso, pero los trabajadores ganaron el cumplimiento del laudo arbitral.

La lucha de más de 5.000 trabajadores tercerizados de la Alcaldía Municipalde La Paz, manejada por el MAS, ha ratificado cuál es el carácter del gobierno a la hora del ajuste a los trabajadores. La política de Evo Morales pretendía una masacre blanca generalizada. Con huelgas de hambre y paros indefinidos se enfrentaron a la política anti-obrera del MAS. Evo desarrolló toda una persecución política que llevó a que el dirigente máximo entre en la clandestinidad; hasta se intentó utilizar a los “ponchos rojos” para que físicamente derroten la huelga.

En estas luchas obreras, la burocracia sindical se ha alineado al MAS, y bajo esta dirección la situación de los trabajadores ha sido de total desventaja y falta de independencia política lo que se traduce en la postergación de sus derechos laborales. Sin embargo se ha iniciado una etapa de luchas obreras que plantea la organización, movilización de los trabajadores bajo un plan de lucha que contemple las reivindicaciones más sentidas y sobre todo se concretice un método de lucha, opuesto a la burocracia sindical que ha demostrado ser una vil traidora y aliada de Evo Morales.

Burocracia sindical, pacto salarial y una “comisión” inservible

La COB a través de la “comisión económica”, encabezada por Oscar Tapia y Juan Carlos Trujillo, dirigente máximo del ente matriz, afirmó a principios de 2015 que iba por un incremento salarial acorde a la canasta básica familiar actual, es decir por un incremento que se suponía por encima de Bs 8.300. Pero tras la entrega del “Pliego Único Nacional “de 12 puntos de la COB al gobierno del MAS, Trujillo aclaró que solo pretendía un incremento mayor a la inflación del 2014, es decir por arriba del 5%, según los datos oficiales del Gobierno, lo que venía a anunciar un “incremento” de miseria. Trujillo como soldado del “proceso de cambio” encarnó las palabras de Evo Morales:“…Tampoco podemos aventurarnos en incrementar (los salarios) si en algo ese incremento puede permitir el cierre de empresas, y los dirigentes, especialmente del sector fabril, tienen que ser muy responsables…”[26]. Con esto Evo llamaba a postergar cualquier lucha salarial a un mísero incremento que no compensaba la explotación cotidiana que sufren los trabajadores en condiciones de trabajo cada vez más precarias y mucho menos llega a cubrir la canasta básica familiar. Siguiendo esa orden, el mismo Trujillo dijo que se buscaba un incremento que no afecte la economía del país, es decir los intereses económicos de la patronal (privada y estatal), esto puso –nuevamente- de relieve 3 cosas fundamentales: 1) que el conjunto de los trabajadores tiene que aceptar los incrementos de miseria; 2) que la burocracia sindical solo tiene como objetivo defender las ganancias de la patronal; 3) que esta situación en la dirigencia sindical llama a los trabajadores a cambiar de dirigentes por otros que luchen por incrementos salariales dignos. La postura de la Cámara Nacional de la Industria fue un “ajuste del salario mínimo nacional y un ajuste de la masa salarial en base a la inflación”[27]. Es decir a la inflación falsa del MAS. Con esto la burocracia sindical ha demostrado que no tiene ningún programa independiente al nacionalismo burgués indigenista, se subordina al MAS, es correa de transmisión al interior del movimiento obrero de las políticas anti-obreras de Evo Morales y cómplice del reforzamiento de la estatización de los sindicatos. Frente a la situación de la minería no propone la nacionalización como un objetivo a consagrar, frente a Enatex no ha luchado por un control obrero en la producción. Se ha adaptado a la política del MAS que mantuvo en vilo a cientos de trabajadores. Es más en estas elecciones subnacionales hace campaña por los candidatos de Evo Morales y el MAS. Es una burocracia lacaya del caudillo nacionalista y sobre todo de la burguesía.

El último ampliado nacional de la COB llevado a cabo en Cochabamba rechazó ampliamente la respuesta que el gobierno[28]diera al “Pliego Único Nacional” de 12 puntos y, mucho más la referida a la política salarial del Gobierno y sus incrementos. Sin embargo, la burocracia de Trujillo, evadiendo las exigencias de varios sectores de la COB que planteaban un incremento salarial al haber básico del 15% y al mínimo nacional de Bs 2.000, pactó con el Gobierno el incremento salarial en 8,5% (básico) y un 15% al Salario Mínimo Nacional, lo que hace que el básico de Bs 1440 pase a Bs 1656: un incremento de Bs 216, una miseria que no logra satisfacer ninguna necesidad básica. A esto Evo Morales dice:“Saludo este entendimiento entre el Gobierno nacional y la Central Obrera Boliviana”.“Entendimiento” que viene en consonancia con una política anti obrera acordada con la burocracia sindical. Es más, el pacto entre Trujillo y Evo Morales violó el propio “Pliego Único Nacional” que exigía en el punto 1.2.Incremento Salarial.-El incremento salarial 2015 debe reponer lapérdida realdel poder adquisitivo del salario[29]. Es decir un incremento al verdadero costo de la canasta básica familiar.

En su discurso de posesión de su tercer mandato, Evo Morales, afirmó que en su gestión 2006-2014, el salario mínimo nacional, ha sufrido un crecimiento de 227%, pasando de Bs. 440 en 2005 a Bs. 1440 a 2014[30]y que la inflación total sería de 57,91% para el periodo 2006-2015. Sin embargo, otros informes contrarían los datos del gobierno, especificando que en el periodo 2006- 2015 la acumulación del incremento salarial básico ha sido de un 80% y la inflación real ha sido de 112,79% y la pérdida del valor del poder adquisitivo del salario llegó a 25%. Por lo que significa que los “incrementos” ni siquiera llegan a reponer la pérdida del poder adquisitivo del salario, esa “reposición” llega al sector formal en apenas un 20 y 40%; el empleo informal (precario, sin seguridad social) que ronda en más de un 70% es decir una población de aproximadamente 3,7 millones en un 80% no cuenta con reposición salarial[31]. Esto deja entender por qué Bolivia tiene uno de los salario más bajos de Latinoamérica. Mientras los artículos de primera necesidad encarecen, la leche sube un 20%, arroz en más 20,3%, fideos en 25,4%, anticréticos y alquileres subieron en un 29% y 20%, respectivamente. Y la lista sigue en aumento. O sea que este aumento no tiene como criterio el congelamiento de los salarios reales (no nominales) y su limitada capacidad de compra de los artículos de consumo de primera necesidad, la inflación real y el ataque directo de la patronal que recupera el incremento salarial a través de subir el costo de producción de los productos.

Del pacto reciente entre Trujillo y Evo Morales, podemos concluir que la “comisión económica” montada por la COB solo fue un circo para engañar a los trabajadores. Porque tal comisión solo tuvo como función ser un telón para no movilizar a los trabajadores a través de un plan de lucha, que tenga como eje programático fundamental un aumento salarial de emergencia es decir muy por encima del planteamiento del gobierno, la patronal y la burocracia sindical. Lo que nuevamente evidencia la estatización de los sindicatos con complicidad de la burocracia sindical. Lo que plantea la necesidad de luchar por la independencia política y recobrar la democracia obrera al interior de todos los sindicatos de trabajadores.

El pacto del incremento salarial deja sentado un panorama negro de cómo terminará el pliego de 12 puntos de la COB que contiene: la elaboración de una nueva Ley General del Trabajo, aparato productivo (minería e hidrocarburos), etc. Pero que solo será un nuevo pacto entre la burocracia sindical de la COB y Evo Morales contra el conjunto de los trabajadores, o sencillamente su postergación como se viene haciendo con la Ley General del Trabajo. A lo sumo el gobierno preparará una legislación laboral que permita una mayor regimentación del movimiento obrero en un futuro escenario de crisis económica.

3. CRISIS INTERNAS EN EL M.A.S

Asistimos a una profundización de la derechización del MAS que comienza a generarle crisis internas en su base social. Sólo como un ejemplo de lo que se ha replicado en varias comunidades cuando Evo Morales ha aplicado el “dedazo” electoral, en Shinaota, municipio del Chapare, Evo ha tenido que evadir decisiones orgánicas de su propias bases cocaleras cuando en un cabildo de más de 5.000 personas se elige a Lidia Poma como candidata a la alcaldía, pero Evo decidió evadir eso y poner a un candidato ajeno a las bases cocaleras. Desatando el repudio de las bases y en consecuencia tres de sus mismos dirigentes masistas fueron encarcelados por cuestionar la imposición del “jefazo”. Esta actitud -que responde únicamente a la incorporación evidente de la burguesía reaccionaria al interior del MAS ante la crisis económica y política que se viene- de quitarles espacios de poder político a sus caudillos, se ha visibilizado en estas previas a las elecciones subnacionales en una infinidad de municipios y comunidades, que como única salida a este desplazamiento en las candidaturas, consideran dar un “voto castigo” al MAS, y a falta de una alternativa de izquierda, contradictoriamente esta posición les lleva a apoyar frentes con aires renovados pero que en la realidad responden a la derecha tradicional como: UNICO, SOL-BO, FPV y Demócratas. Esta posibilidad hace que el MAS use mecanismos de castigo, amenaza y extorsión con sus propias bases a las que chantajea con quitarles la inversión y obras para sus municipios y regiones.

Sin embargo, creemos que este “voto castigo” de las bases del MAS tiene una limitación política. Primero: Porque el voto se desvía hacia la derecha reforzándola políticamente en lugares donde había perdido espacios; Segundo: Porque no es producto de una autonomía política de las masas, en consecuencia el descontento popular se canaliza bajo la dirección de la derecha.

La Asamblea Plurinacional al servicio de un régimen corrupto

La corrupción en el Fondo Indígena (Fondo de Desarrollo Indígena Originario Campesino – Fondioc) ha sido el último caso y el más esclarecedor del grado de corrupción que reina en las instituciones del Estado Plurinacional bajo la administración del partido de gobierno. Además, una muestra de cómo el MAS ha subordinado el poder de supuesta independencia en la actual democracia burguesa, como es la Asamblea Legislativa Plurinacional bajo su régimen bonapartista, y la ha puesto descaradamente al servicio de su régimen corrupto.

El monto de desfalco y daño económico al estado de 71 millones de bolivianos correspondiente a 153 “proyectos fantasmas” que denunció la Contraloría del Estado[32], es una cifra menor frente al monto económico real manejado en esta institución sin la menor transparencia hasta la fecha. La ministra Nemesía Achacollo en el “informe” oral de su “interpelación” dio la cifra de 4 mil millones de bolivianos administrados por esta entidad y un total de 1.100 proyectos con 729.132.000 bolivianos.

El MAS ha sabido dar un uso funcional a sus intereses a una entidad como el FONDIOC creada bajo el gobierno neoliberal de Rodríguez Veltzé el 22 de diciembre del 2005, a pocos días de que Morales tomara posesión de su gobierno. Las denuncias desde dirigentes de organizaciones indígenas y campesinas contra otros dirigentes de sus mismas organizaciones y contra funcionarios del FONDIOC han mostrado como el MAS ha usado este fondo social para el manejo político de estas organizaciones y para continuar su tarea de desestructuración y cooptación de éstas a través del prebendalismo y el chantaje, política que ha caracterizado al gobierno del MAS para frenar las luchas y alimentar el burocratismo al interior de las organizaciones. El sector indígena y campesinado pobre vive mendigando recursos y políticas sociales para sus comunidades, mientras sus dirigentes, la mayoría burocratizados, se dedican a elaborar proyectos al estilo y de la mano de las ONGs. Esto muestra la situación económica y de subsistencia real del movimiento indígena y campesino supuesto beneficiario máximo del “gobierno indígena y campesino” del MAS.

El cuestionamiento de las bases indígenas y campesinas a la política del MAS, visibilizado en el “voto castigo” en estas elecciones, muestra el distanciamiento existente entre las bases y Evo Morales. La lista de organizaciones implicadas en la corrupción del FONDIOC la encabezan las “trillizas” campesinas afines al MAS (CSUTCB, Bartolinas e interculturales) y las indígenas como la CIDOB y CONAMAQ, con dirigencias paralelas, unas afines al MAS y otras que se reclaman orgánicas (“independientes”) que han ido cuestionando políticas como la neoliberal Ley de Minería y la Cumbre Agroindustrial. Los cargos del directorio del FONDIOC y las transferencias de dinero con millonarios montos a sus cuentas personales, obviamente han recaído sobre los dirigentes afines al MAS, como la dirigente de Bartolina Sisa y actual candidata a gobernadora, Felipa Huanca -que no puede explicar su patrimonio valuado en Bs. 1.000.0000.-, Melba Hurtado e Hilarión Mamani de las CIDOB y CONAMAQ paralela, que no son fiscalizados por el gobierno ya que las mismas organizaciones tendrían atribuciones simultaneas de administradores, fiscalizadores y beneficiarios de este fondo.

Tras estallar mediáticamente la corrupción en el FONDIOC, el Presidente Evo Morales declaró que “la corrupción en el Fondioc “será combatida caiga quien caiga”, sin embargo, hasta la fecha y habiendo una lista larga de supuestos implicados que incluyen a dirigentes de organizaciones, actuales candidatos oficialistas, asambleístas oficialistas y la misma ministra Nemesia Achacollo, Presidenta del Fondo Indígena, solo existe la promesa de una auditoria, una ex directora con detención preventiva (Elvira Parra), un ex director con detención domiciliaria (Marco Aramayo) y un ex director ya prófugo (Daniel Zapata).

La maniobra política del MAS para que los miembros del oficialismo queden “limpios” -o hasta liberados en el caso de la ministra Achacollo- de este fango de corrupción, ha sido estar un paso adelante y usar las instituciones del Estado. Tras un historial de denuncias ignoradas desde el 2010 sobre los malos manejos en el FONDIOC, recién en febrero de 2015 la contraloría del Estado emite un informe parcial sobre los desfalcos, poniendo así al Estado como actor que “destapa la corrupción” en este caso. Luego, al constituir al Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras en parte querellante, pasa a la ministra Achacollo de estar en el banco de los acusados a ser parte acusatoria, y para finalizar, usa la Asamblea Plurinacional y hace operar a tres de sus asambleístas oficialistas para pedir la interpelación de la ministra en la Asamblea y como resultado la ministra termina absuelta de toda responsabilidad tras la “evaluación” y votación de su misma bancada. Hay que sumar a esto que el MAS, a través de una votación unánime de su bancada parlamentaria, se negó a formar comisiones de investigación para los casos de corrupción del Fondo Indígena y YPFB[33]. (No es el primer caso de semejante maniobra política con la Asamblea Plurinacional, recordemos como el MAS usó esta instancia para enjuiciar y dar de baja a tres magistrados opositores del TSC).

Lejos está la justicia de resolver este nuevo caso de corrupción y los anteriores, el MAS, más allá de investigar la corrupción en el FONDIOC, premia con la candidatura a la gobernación de La Paz a la dirigente de las Bartolinas y beneficiaria de un proyecto fantasma del FONDIOC, Felipa Huanca. Así mismo los senadores oficialistas Jorge Choque y Felipa Merino siguen ejerciendo sus funciones tras tener las mismas denuncias.

4. CRISIS DE DIRECCIÓN

Crisis de dirección, Stalinismo, Izquierda Democratizante

Esta situación en el movimiento obrero boliviano, donde la pérdida de la independencia política de la clase obrera y la ausencia de democracia sindical se ha vuelto algo cotidiano y se transforma en un factor importante que trae como consecuencia que se anexe al nacionalismo indigenista, solo viene a confirmar la crisis de dirección que sufre el proletariado, y que se extiende a nivel mundial. Como diría Trotsky en el programa de Transición: “La situación política mundial en su conjunto, se caracteriza principalmente, por la crisis histórica de la dirección del proletariado”. Frente a esta realidad, creemos que la tarea es superar esta crisis de dirección reconstruyendo una dirección revolucionaria de la clase obrera mundial.

Sin duda, a esto ha ayudado la persistencia de las corrientes contrarrevolucionarias como los aparatos caducos stalinistas (hoy sumados al nacionalismo burgués) que se han reciclado al democratismo pro-imperialista; también toda la izquierda democratizante que en momentos claves de la lucha de clases en América Latina ha demostrado su papel contrarrevolucionario, un ejemplo de ello es el papel que jugó esta izquierda en las jornadas de Octubre Negro: boicot a la insurrección popular del 2003. Hoy, esta izquierda democratizante es administradora del estado burgués al mismo tiempo que abala toda la política anti-obrera de los nacionalismos burgueses (Evo Morales, Chavismo, Cristina Kirchner, Rafael Correa), de los frentes populares como el Frente Amplio de Uruguay o los gobiernos pro-imperialistas como el PT de Dilma Roussef y Lula en Brasil.

La reacción tardía del POR es devaluada por su política ultimatista

A través de una resolución en su documento organizativo del XLVI Congreso llevado a cabo entre 28 y 29 de junio del 2014 en la ciudad de Cochabamba, el POR ha reconocido su crisis en la “vida orgánica” ante ello se ha planteado la tarea de “penetrar” en la clase obrera. Esta confesión arriba a dos cuestiones muy importantes. Primero: el POR reconoce su aislamiento de la clase obrera, pero aun así no corrige el conjunto de su política. Esto comprueba y clarifica por qué el POR ha perdido estrepitosamente en el seno del proletariado minero en las elecciones de Huanuni. La situación actual del POR es producto de su aislamiento, abstencionismo y ultimatismo en los procesos políticos que atraviesan las masas. También revela la falta de un programa de transición para penetrar en el seno de la clase obrera y hacerla progresar en el proceso de la lucha. Peor aún, revela que el POR ha sido un aparato sindical, nada más que eso. Esta confesión se da a casi una década de nacionalismo burgués indigenista, lo que clarifica por qué el POR no es un factor político para las masas oprimidas y explotadas. Segundo: la posición actual del POR, su intento de “volver” a la clase obrera es devaluada y limitada por su política ultimatista. Empero abre un margen de discusión con el POR pero sobre todo con toda una generación de jóvenes y militantes que integran el mismo. Para el POR “volver” a la clase obrera no será precisamente en calidad de abanderado donde “se consolida y se proyecta una vanguardia revolucionaria” si no todo lo contrario. La fracción más avanzada de la clase obrera definirá y la autoproclamación caerá por su propia enfermedad infantil. Esta reacción tardía es lamentable para un partido que se estructuró, en el pasado, en la vanguardia proletaria más avanzada de Americalatina.

Elecciones subnacionales, la izquierda y el PT

El 29 de Marzo habrá elecciones subnacionales lo que significa que se votará por gobernadores, alcaldes, asambleístas y concejales departamentales. Todos los partidos que se presentan no son más que una variante burguesa, la clase trabajadora no tiene una representación política, una alternativa obrera y socialista para enfrentar al MAS, a la derecha tradicional y a la burguesía. En este campo político-electoral, la derecha representada en SOLBO ha avanzado importantes franjas del electorado que le está disputando el centro político del país al MAS. Esta cerca de ganarle la gobernación de La Paz, la Alcaldía Central y la Alcaldía Municipal del Alto. En este escenario el “comunitarismo del tercer sistema” de Felix Patzy (antes funcionario político del MAS, hoy unido a la derecha pro-imperialista y racista de SOLBO) ha revelado su oportunismo político liquidándose como “alternativa”.

En las actuales elecciones subnacionales el MAS suma a fracciones de la derecha tradicional, racista y neoliberal (ADN, MNR, MSM), pero a la vez pierde votos y presencia en lugares donde había ganado con gran ventaja. Las elecciones nacionales (octubre 2014) marcaron un giro enorme: perdió votos en occidente y los ganó en el oriente, donde antes perdía frente a la derecha y los terratenientes separatistas; este cambio se explica por las alianzas que el MAS ha ido tejiendo con la oligarquía del oriente: les ha entregado tierras, créditos y prepara una legislación y una Cumbre Agraria totalmente a su favor. El apoyo perdido en occidente se debe a un proceso de agotamiento, de no satisfacer las necesidades básicas, por los escandalosos casos de corrupción que involucran a la ministra Achacollo y candidatos del MAS; también porque ha sumado candidatos de la derecha, generando descontento en sus bases y choques internos por pugnas de poder. El ejemplo más notorio es Shinaota.

La ausencia de una alternativa socialista es uno de los factores principales para que la derecha opositora al MAS capitalice los votos del descontento popular. Nos hallamos ante un escenario sumamente complejo: el proletariado carece de independencia política; la izquierda brilla por su ausencia en el escenario político electoral. En este escenario las masas que no optan por el MAS terminan eligiendo otras variantes burguesas, pro imperialistas y derechistas como Unidad Demócrata, SOL.BO, MDS, UNICO. Por ello, es ingenuo creer, como lo hace el POR, que las masas transitan un proceso de emancipación.

La izquierda morenista, más específicamente, La Protesta-UITCI se ha jugado a construir un nuevo “instrumento político” pero sin tener una clara delimitación programática e ideológica y agrupando ha elementos de dudosa procedencia. Lo que resta de la izquierda, LORCI (PTS), ASR-CIT, AMR –excepto el POR Lora- sigue apostando al inexistente PT, que en la actualidad se halla en un impasse total (en estas elecciones no ha sido capaz de tomar una posición política a favor de los trabajadores). Por su lado, el POR sostiene su “anti-parlamentarismo” y su “anti-electoralismo” en nombre de la “inviabilidad de la democracia burguesa” o de la “caducidad histórica del parlamento” posición que roza en el anarquismo y que da por hecho que el “parlamento ha caducado políticamente”, no tiene en cuenta la situación política concreta, la mentalidad ni el nivel de desarrollo de la conciencia de las masas. Antepone a esto el propagandismo abstracto de “dictadura proletaria y revolución social” como alternativa inmediata a la democracia burguesa. Este planteamiento desecha el programa de transición y revela un carácter ultimatista, que no ayuda a agotar a las masas la experiencia del nacionalismo burgués indigenista.

Nos hallamos ante una izquierda impotente, o que es oportunista; autoproclamatoria, abstencionista y ultimatista; o centrista.

5. INDEPENDENCIA POLÍTICA PARA CONSTRUIR UN PARTIDO OBRERO REVOLUCIONARIO

Por un Congreso de bases de la C.O.B

¿Cuál es el significado político del último ampliado nacional de la Central Obrera Boliviana y cómo debemos valorar sus resoluciones? El ampliado nacional ha puesto nuevamente sobre la mesa hacia dónde vamos y qué debemos hacer. De una parte, ha desnudado nuevamente el carácter servil de la burocracia sindical hacia el MAS de Evo Morales. Ha revelado su carácter conciliador y capitulador frente a cualquier presión del gobierno; es una burocracia sin independencia política, adaptada al programa del nacionalismo burgués, es decir un programa que no tiene en cuenta las necesidades más básicas de los trabajadores. Que la burocracia sindical no haya llamado a movilización y lucha por un salario de emergencia o a respaldar el “Pliego Único Nacional 2015” presentado al gobierno del MAS, es con la clara posición de retenerlos al interior de los sindicatos, desorientarlos y que estos no tengan respuesta frente tal situación de retroceso, pero también para que se postergue cualquier lucha. Es para no organizar, ni preparar a la clase obrera para combatir las políticas anti-obreras del gobierno. En este momento, cualquier empantanamiento de los trabajadores es para que el MAS tenga libre el camino en aplicar un plan de ajuste; es para atomizar la unión de los trabajadores y para que se estanque cualquier avance en la conciencia de éstos. De hecho, el pliego de la COB es tan burocrático que no ha pasado por el conocimiento, discusión y preparación de las bases de trabajadores del ente matriz.

Frente a esta realidad, es que desde Agenda Revolucionaria de los Trabajadores planteamos un Congreso de bases de la COB con delegados elegidos por las bases en todos los centros y lugares de trabajo. Este congreso debe ser un instrumento para concretizar un Plan de Lucha y frenar el plan de ajuste de la burguesía que el MAS viene desarrollando en los centros de trabajo (Huanuni, Enatex, trabajadores Municipales). Este congreso debe agrupar y unificar a todo el activismo sindical y combativo que a partir de su experiencia con el nacionalismo indigenista comienza lentamente a despertar. Esta es la necesidad más fundamental de la clase trabajadora: la unificación de clase, que plantee una salida obrera al país y a la crisis de dirección del movimiento sindical. En base a esto, los trabajadores debemos exigir un Congreso de Bases del Movimiento Obrero.

Debemos abrir el camino a la intervención de los obreros que desean luchar, organizarlos con una política independiente, es la única alternativa real para el conjunto de las masas explotadas, contra la capitulación de las burocracias al masismo. El Congreso que planteamos debe resolver la crisis del movimiento sindical: recambio de la dirección de la COB y por un plan de lucha.

El Congreso debe plantear una estrategia de poder de los trabajadores es decir hacia dónde debemos apuntar en este periodo catastrófico que se ha abierto producto de la crisis mundial del capitalismo. Debe plantear que barrer con esta burocracia sindical sólo será posible creando una nueva corriente de carácter revolucionario que luche por una dirección anti burocrática y combativa para el movimiento obrero. Por ello el Congreso debe plantear la necesidad de recobrar nuestras organizaciones obreras de las manos de la burocracia sindical para organizarnos y luchar por nuestras reivindicaciones inmediatas. Debemos imponerle a la burocracia sindical vendida al masismo una nueva dirección sindical anti-masista, anti-patronal, combativa. Y debemos expandir esta tarea a escala nacional. Y la creación de esta corriente obrera y revolucionaria debe tener como base obreros organizados a partir de un programa que defina la estrategia fundamental de clase, es decir la conciencia de que la lucha reivindicativa nos lleva al enfrentamiento revolucionario contra la camarilla nacionalista del MAS y la burguesía. Por un programa obrero revolucionario que luche por un Gobierno Obrero Campesino y por el Socialismo.

Esa es la tarea que hoy los trabajadores debemos asumir, si queremos acabar con nuestra explotación cotidiana, con las injusticas que sufrimos en las fuentes laborales, con nuestra miseria generalizada; y esa tarea política es la que Agenda Revoluciona de los Trabajadores desarrolla e impulsa activamente.

Por la Unión entre la izquierda revolucionaria y el movimiento obrero

La izquierda revolucionaria debe superar el aislamiento que vive con respecto a los procesos que transita el movimiento obrero para ayudar a agotar la experiencia del nacionalismo pequeño burgués indigenista del MAS. La ausencia de este acercamiento real se revela en la poca influencia que la izquierda tiene para avanzar en los sindicatos, y sobre todo para ganarse la confianza del proletariado. Esto le ha permitido el control total a la burocracia sindical de las bases obreras y de trabajadores. La autoproclamación, el sectarismo, el ultimatismo han demostrado ser una enfermedad política de grupúsculo que se transforma en un muro para el desenvolvimiento de las ideas socialistas al interior de las masas obreras, populares, indígenas y campesinas. El proletariado Boliviano, sobre todo el minero, comienza a sentir más de cerca la política de ajuste del MAS, para guiar esta experiencia la intervención organizada y bajo un programa de transición se hace más evidente y necesaria. La compresión subjetiva de la tarea histórica, es decir, el objetivo estratégico de la toma del poder, la destrucción del Estado burgués y la construcción del socialismo, por parte del proletariado en las actuales condiciones objetivas solo será posible con la organización de la vanguardia en un partido revolucionario y por una amplia experiencia, duras pruebas y extensas luchas por las cuales haya transitado.

Llamamos a Votar Nulo y a construir un Partido Obrero Revolucionario

Bajo este cuadro político-electoral, desdeAGENDA REVOLUCIONARIA de los TRABAJADORESllamamos a votar nulo, en contra de las candidaturas de la burguesía, la derecha neoliberal y el partido de gobierno (MAS). La clase obrera, los sectores indígenas, campesinos pobres y sectores populares llegan a estas elecciones dominadas por las variantes burguesas, nacionalista y derechistas y con una posición desfavorable en la correlación de fuerzas, por lo que desde el MAS hasta la derecha tradicional ninguna de las fórmulas políticas partidarias representan los intereses del conjunto de los trabajadores, campesinos pobres, indígenas y la clase obrera.

Dejamos en claro que no somos abstencionistas (la abstención es arrojar a la clase obrera en los brazos de la política burguesa[34]). Entendemos la intervención política en los procesos políticos-electorales de forma táctica, es decir, para ampliar el desarrollo de la conciencia y de la organización revolucionaria. Entendemos que le sirve a la militancia socialista, como instrumento de propaganda, de delimitación política y de reclutamiento revolucionario. La lucha de clases no comienza, ni termina en las urnas, pero intervenir en las elecciones desde un método revolucionario nos permitirá hacer una práctica de lucha con los obreros y luchadores de la juventud que se planteen comenzar un camino hacia un Gobierno Obrero Campesino. Como no somos anarquistas, destacamos lo importante de la lucha política en el seno de todas las instituciones del Estado burgués. Nunca veremos el avance en el parlamento como el “progresivo avance en la destrucción del capitalismo por dentro” o como el “avance de la democracia y la justicia social”, somos socialistas revolucionarios y queremos lograr nuestra inserción en la clase obrera, luchar por la independencia política de clase obrera, enfrentar a la burocracia sindical y alzar las banderas por un Gobierno Obrero Campesino en oposición a la salida capitalista a la actual etapa de bancarrota y decadencia del capital. Por eso, frente a la inminente crisis capitalista, llamamos a los obreros más avanzados y combativos a agruparse en torno a un nuevo eje histórico: el socialismo revolucionario y la construcción de un partido obrero revolucionario, bajo un programa que recoja toda la experiencia histórica, para que antes de crear un partido osificado y caduco, tengamos un partido de combate que nos lleve a la toma del poder político por la clase obrera. Esto es parte de nuestro programa y en esto concentramos todas nuestras fuerzas revolucionarias en la lucha de clases.

----

NOTAS

[1]El marxismo y nuestra época. León Trotsky.

[2]Es el entrelazamiento de los gobiernos nacionalistas burgueses vía el estado con empresarios y funcionarios para beneficiar a estos últimos en temas económicos.

[3]Extractivismo: nuevos contextos de dominación y resistencias. CEDIB. Octubre 2014.

[4]Ídem.

[5]Ídem.

[6]Ídem.

[7]Decreto Supremo nº 233. 2009.

[8]Ley nº 3787. 2007

[9]Alerta Laboral nº 74. Mayo del 2014. CEDLA.

[10]Análisis del Presupuesto General del Estado. Fundación Jubileo. Marzo 2014.

[11]La Razón 14/01/2015.

[12]Resolución Política de la Conferencia Latinoamericana de la CRCI 2009.

[13]Pagina Siete. 1 Febrero 2015.

[14]http://www.economiabolivia.net/2015/03/12/bolivia-contrae-el-prestamo-mas-grande-de-su-historia-con-el-banco-mundial/

[15]http://www.paginasiete.bo/economia/2015/3/12/elogia-reduccion-pobreza-millones-credito-bolivia-49867.html

[16]La razón. 23 Enero 2014. La Razón 4 Febrero 2015.

[17]Desde el Ministerio de Gobierno se ha afirmado que el gobierno masista tiene toda la predisposición para acercarse nuevamente a la DEA, es decir a establecer relaciones con el Imperialismo. Pagina Siete. 30 Enero 2015.

[18]http://www.eldeber.com.bo/bolivia/saquense-chip-gobierno-dar-golpe.html

[19]http://www.cambio.bo/?q=huanuni-tiene-400-mineros-para-jubilar

[20]http://www.radiofides.com/noticia/economia/el-estano-se-desploma-a-$us-7.8–y-pone-a-huanuni-al-borde-de-la-perdida

[21]http://www.paginasiete.bo/economia/2015/3/16/trabajadores-eventuales-huanuni-radicalizaran-medidas-50218.html

[22]Servicio Nacional de Registro y Control de la Comercialización de Minerales y Metales.

[23]http://www.la-razon.com/economia/Gobierno-BDP-credito-Enatex-reactivacion_0_2235976406.html

[24]“Contamos con Centros de Acopio que están ubicados en lugares estratégicos del departamento de Santa Cruz en los que se acopian más de 400.000 TM de grano de Soya y Girasol al año, lo que nos convierte enla mayor acopiadora y procesadora de granos oleaginosos del país y por ende en la mayor productora de aceites”,ADM-SAO web. (negritas son nuestras).

[25]La Razón 11/02/2015.

[26]http://www.erbol.com.bo/noticia/economia/30012015/morales_pide_dirigentes_ser_responsables_en_tema_salarial

[27]http://www.paginasiete.bo/opinion/2015/1/26/politica-salarial-2015-45235.html

[28]http://www.elpotosi.net/2015/02/25/219.php

[29]“Pliego Único Nacional” Gestión 2015. La Paz, 26 de Enero 2015.http://cob.org.bo/noticia/?ID=467

[30]La Razón 23/ 01/ 2015.

[31]El Día 12/03/2015.

[32]El día jueves 11 de febrero de 2014, la Contraloría General del Estado presento un informe sobre el FONDIOC.

[33]http://www.erbol.com.bo/noticia/politica/05032015/mas_rechaza_conformar_comisiones_para_investigar_fondo_indigena_y_ypfb

[34]Sobre la acción política de la clase obrera. F. Engels. 21 de septiembre 1871.

Volver atrás
Enviar el artículo por E-mail
close



15 * 2 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Compartir el artículo en Facebook Versión para mprimir
+ Restaurar tamaño del texto -
Mas informacion
Uhr 60

min.

... a fondo

La influencia histórica de la convicción patriótica

Eduardo Paz Rada

La historia de la sociedad boliviana ha estado marcada por la dinámica y las contradicciones de las relaciones con las potencias capitalistas mundiales en torno a la explotación de los recursos naturales acompañada con la dominación política e ideológica sobre el conjunto de América Latina. En este contexto, los estudios, aportes y (...) :: Más detalles

Otros artículos de análisis

El gobierno de Evo Morales acelera el montaje de la planta nuclear

AnaliaPandoCabildeo

¿Por qué el gobierno de Evo Morales quiere gastar más de 2 mil millones de dólares en la construcción de (...)

Elites económicas y decadencia sistémica

Jorge Beinstein

A raíz de la llegada Mauricio Macri a la presidencia se desató en algunos círculos académicos argentinos la (...)

El gobierno del MAS se hunde en un mar de mentiras

AmaliaPandoCabildeo

El gobierno del MAS ha perdido tres elecciones consecutivas desde 2014 porque las grandes mayorías, sobre todo urbanas, ya no creen (...)

Quintana tiene el hábito de desviar fondos públicos y de impartir “línea” a los periodistas

Wilson García Mérida

La difusión de un audio que registra una reunión “de trabajo” entre el ministro de la Presidencia Juan (...)

la frase

Álvaro García ha leído pocos libros Cita a Hegel pero leyó citas de citas nada más Por eso carece de espíritu humanista y sufre acomplejamiento social e intelectual

Wálter Chávez, ex asesor del MAS

¿Cuál es el principal desafío del nuevo gobierno

  • Seguridad ciudadana
  • Lucha contra el narcotráfico
  • Industrialización
  • Empleo y educación
  • Otros

Encuesta vigente desde el 13-10-2014

Encuesta anterior:

Por quién votará en las elecciones de 2014