Martes 25 de septiembre del 2018
 
x

¿Olvidó su contraseña?

Área: Opinión >> Comentarios y enfoque
Actualizado el 2015-02-19 a horas: 18:07:11

El proteccionismo es la base de la soberanía económica

Eduardo Paz Rada

La Agenda Patriótica 2025, que impulsa el gobierno de Evo Morales Ayma apoyado por más del 60 por ciento de los bolivianos, determina desarrollar políticas y acciones orientadas a conseguir la soberanía en distintos rubros de la vida nacional: alimentos, producción diversificada, finanzas, recursos naturales, ciencia y tecnología, medio ambiente y gestión pública y conseguir la erradicación de la extrema pobreza, la dotación de servicios básicos y la atención generalizada de salud y educación a la población. La implementación de este referente histórico estratégico deberá impulsar una política económica proteccionista para avanzar efectivamente en la realización de los objetivos de la liberación nacional antiimperialista en la perspectiva del socialismo latinoamericano.

  • Artículos relacionados

Artículos que le pueden interesar

El contenido de estas páginas no refleja necesariamente la opinión de Bolpress

La superación del neoliberalismo no solamente significa derrotar a sus representantes políticos o a recuperar los recursos naturales y las empresas estatales mediante la nacionalización, sino a establecer el rol central del Estado Nacional en la planificación, gestión, redistribución de la riqueza e impulso de las transformaciones económicas y sociales para conseguir la independencia económica y la seguridad nacional frente a las agresiones del imperialismo y de las transnacionales y avanzar hacia la conquista de la autosuficiencia en alimentos, vestido, vivienda y medios de vida imprescindibles.

Esto significa impulsar una revolución agrícola y pecuaria fundada en la producción campesina y no en la de los grandes terratenientes exportadores; una revolución manufacturera en los sectores que fortalezcan el mercado interno y la capacidad de consumo de la población; una revolución en la banca y las finanzas, sectores altamente beneficiados del crecimiento económico; y una revolución industrial de los recursos naturales como el gas, el litio y los minerales. Esto no será posible si el Estado no controla el comercio exterior, desarrolla políticas de protección a los productores internos y fiscaliza y sanciona a los contrabandistas, especuladores y monopolizadores de importaciones y exportaciones.

Las grandes redes de contrabando de importación de vehículos, alimentos, electrodomésticos, manufacturas, ropa usada y productos industriales y de ilegal exportación de hidrocarburos, minerales, oro y madera tienen el manejo de más de cinco mil millones de dólares anuales que no solamente escapan al control del gobierno y la aduana, sino que se convierten en un peligro latente para el avance de los objetivos establecidos en la agenda patriótica.

No es posible que se mantenga el contrabando (desde y hacia afuera) de trigo, maíz, café, aceite, manteca, durazno, uva, manzana, hortalizas, tubérculos, electrodomésticos, leche, papa, harina, ropa usada, vehículos nuevos y usados, gasolina, diesel, oro, minerales, madera y una variedad de productos, que en conjunto afectan fuertemente a las posibilidades de establecer una economía social, comunitaria, cooperativa, estatal y privada productiva que trascienda los límites del capitalismo.

Las recetas impartidas por el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM), basadas en el librecambio a ultranza del capitalismo salvaje, han llevado, a finales del siglo pasado, a los países de América latina a una situación de crisis social y económica insostenible, similar a la que ahora afecta a Grecia, España, Portugal e Irlanda sometidas a los condicionamientos del Banco Europeo y a la presión de los gobiernos de Alemania y Francia.

Frente a las potencias mundiales que han alcanzado esa situación preponderante desarrollando políticas proteccionistas e imponiendo librecambio a las colonias y semicolonias de la periferia y que aún ahora Estados Unidos, varios países de la Unión Europea y Japón son altamente proteccionistas y realizan millonarias subvenciones a su producción agropecuaria e industrial, se hace necesario desarrollar alianzas estratégicas de Bolivia con los países vecinos en base a la complementación y la conquista de ventajas mutuas, en el marco de la perspectiva de integración y unidad de América Latina.

Otros artículos de Eduardo Paz Rada

Volver atrás
Enviar el artículo por E-mail
close



10 + 3 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Compartir el artículo en Facebook Versión para mprimir
+ Restaurar tamaño del texto -
Contactar al autor
Uhr 4

min.

... a fondo

La influencia histórica de la convicción patriótica

Eduardo Paz Rada

La historia de la sociedad boliviana ha estado marcada por la dinámica y las contradicciones de las relaciones con las potencias capitalistas mundiales en torno a la explotación de los recursos naturales acompañada con la dominación política e ideológica sobre el conjunto de América Latina. En este contexto, los estudios, aportes y (...) :: Más detalles

Otros artículos de análisis

El gobierno de Evo Morales acelera el montaje de la planta nuclear

AnaliaPandoCabildeo

¿Por qué el gobierno de Evo Morales quiere gastar más de 2 mil millones de dólares en la construcción de (...)

Elites económicas y decadencia sistémica

Jorge Beinstein

A raíz de la llegada Mauricio Macri a la presidencia se desató en algunos círculos académicos argentinos la (...)

El gobierno del MAS se hunde en un mar de mentiras

AmaliaPandoCabildeo

El gobierno del MAS ha perdido tres elecciones consecutivas desde 2014 porque las grandes mayorías, sobre todo urbanas, ya no creen (...)

Quintana tiene el hábito de desviar fondos públicos y de impartir “línea” a los periodistas

Wilson García Mérida

La difusión de un audio que registra una reunión “de trabajo” entre el ministro de la Presidencia Juan (...)

la frase

Álvaro García ha leído pocos libros Cita a Hegel pero leyó citas de citas nada más Por eso carece de espíritu humanista y sufre acomplejamiento social e intelectual

Wálter Chávez, ex asesor del MAS

¿Cuál es el principal desafío del nuevo gobierno

  • Seguridad ciudadana
  • Lucha contra el narcotráfico
  • Industrialización
  • Empleo y educación
  • Otros

Encuesta vigente desde el 13-10-2014

Encuesta anterior:

Por quién votará en las elecciones de 2014