Lunes 17 de diciembre del 2018
 
x

¿Olvidó su contraseña?

Área: Opinión >> Comentarios y enfoque
Actualizado el 2014-12-22 a horas: 15:15:08

Fiebre electoral o la primacía relativa de lo político

Arturo D. Villanueva Imaña (*)

No se terminó de conocer los resultados de las elecciones nacionales, que inmediatamente los partidos políticos, los líderes y dirigentes con aspiraciones, y la generalidad de organizaciones sociales de cada departamento y municipio, nuevamente se volcaron afanosamente a las campañas electorales.

  • Artículos relacionados

Artículos que le pueden interesar

El contenido de estas páginas no refleja necesariamente la opinión de Bolpress

Es como si se hubiese producido un contagio generalizado para pugnar por apoderarse de los gobiernos municipales y departamentales. Se percibe una lucha sin cuartel y paradójicamente a la dificultad manifiesta por encontrar candidatos “potables” para las primeras autoridades (sean del oficialismo o la oposición), se ha hecho patente la multiplicación de innumerables aspirantes que pelean por alcanzar su nombramiento. No importa ya dónde está la derecha y dónde se encuentra la izquierda.

Pero más allá de estas manifestaciones que no dejan de sorprender por el inusitado afán de ganar y acceder al gobierno a como dé lugar, valgan algunos apuntes sobre aspectos no tan evidentes.

La siembra del descontento.- Muy a pesar de la alegría y satisfacción por el triunfo electoral que embargó a las organizaciones y sectores sociales afines al gobierno, y muy en contra de la predisposición negativa que suele surgir como resultado de la aplicación de medidas antipopulares; sucede que esta fiebre electoral que ha embargado a una gran parte de la sociedad, está dando lugar a un descontento creciente. La imposición y nombramiento de candidatos que ya había sido motivo de duras críticas en las elecciones nacionales, ahora adquiere un matiz más generalizado y directo, porque afecta, divide y enfrenta a las organizaciones no solo a nivel nacional, sino a nivel departamental y local. Las consecuencias no tendrán efecto únicamente sobre los resultados electorales que pueden ser negativos y adversos, sino para la futura gobernabilidad que puede avizorarse conflictiva por la emergencia y siembra del descontento y la división. No hay peor enemigo que el que surge del rechazo y la discriminación.

La bonanza como señuelo y espejismo.- No es posible entender la fiebre electoral que se ha empoderado en el país, sin la bonanza económica ni la apuesta por el desarrollismo, la atracción de inversiones y la pretensión de construir grandes obras faraónicas, porque sencillamente se la asocia al prebendalismo y la oportunidad de crear y/o reproducir redes de lealtad que permitan ganar y conservar el poder. Dándose por supuesto que la bonanza económica será permanente y que la economía nacional se encuentra blindada; pero principalmente habiendo privilegiado la toma y reproducción del poder a como dé lugar, abandonado la oportunidad de construir un Proyecto Nacional alternativo al capitalismo; sólo se podrá establecer la grave equivocación y decisión adoptadas, cuando la drástica reducción de los precios internacionales de las materias primas (minerales y principalmente hidrocarburos), afecte la economía nacional y revierta la bonanza económica. Se olvida o ignora que si puede producirse circunstancialmente un predominio circunstancial de lo político, en perspectiva no puede sustraerse de la necesidad de una base material económica que lo sustente. Ello obligará a pensar qué tipo de economía y sociedad necesitamos y si verdaderamente queremos continuar dependiendo de la venta de materias primas y del extractivismo primario exportador que ha alimentado hasta ahora la bonanza económica. Es decir, nos hará caer en cuenta que aquella disputa por ganar el poder y elegir candidatos era inconducente, y que lo que se requiere urgentemente es que las organizaciones y sectores sociales se vuelquen a construir colectivamente un Proyecto de país, un programa nacional, que se complemente con la Constitución y las especificidades regionales y locales. Entonces se podrá calibrar en su justa dimensión la crítica al desarrollismo extractivista vigente.

Desgaste y desacumulación de la potencia social.- La instrumentalización exclusivamente electoral de organizaciones y sectores sociales, no solo provoca disputas y divisiones alrededor de caudillos que sustituyen y embargan la representatividad popular. Lo que pasa es que a tiempo de favorecerse individualmente del respaldo circunstancial del pueblo, el electoralismo contribuye al desgaste y la desacumulación de la potencia social, al mal utilizar su iniciativa, capacidad y fuerza en tareas inmediatistas de interés sectario. Y así como la ilusión del desarrollismo hace imaginar un bienestar para todos, aquí se produce una inversión similar en la que se termina creyendo que el poder y el gobierno son el único instrumento del cambio, sustituyendo de esta forma a la conciencia y potencia social para convertirla únicamente en una fuerza electoral.

---

(*) Sociólogo, boliviano.

Volver atrás
Enviar el artículo por E-mail
close



14 + 3 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Compartir el artículo en Facebook Versión para mprimir
+ Restaurar tamaño del texto -
Mas informacion
Uhr 4

min.

... a fondo

La influencia histórica de la convicción patriótica

Eduardo Paz Rada

La historia de la sociedad boliviana ha estado marcada por la dinámica y las contradicciones de las relaciones con las potencias capitalistas mundiales en torno a la explotación de los recursos naturales acompañada con la dominación política e ideológica sobre el conjunto de América Latina. En este contexto, los estudios, aportes y (...) :: Más detalles

Otros artículos de análisis

El gobierno de Evo Morales acelera el montaje de la planta nuclear

AnaliaPandoCabildeo

¿Por qué el gobierno de Evo Morales quiere gastar más de 2 mil millones de dólares en la construcción de (...)

Elites económicas y decadencia sistémica

Jorge Beinstein

A raíz de la llegada Mauricio Macri a la presidencia se desató en algunos círculos académicos argentinos la (...)

El gobierno del MAS se hunde en un mar de mentiras

AmaliaPandoCabildeo

El gobierno del MAS ha perdido tres elecciones consecutivas desde 2014 porque las grandes mayorías, sobre todo urbanas, ya no creen (...)

Quintana tiene el hábito de desviar fondos públicos y de impartir “línea” a los periodistas

Wilson García Mérida

La difusión de un audio que registra una reunión “de trabajo” entre el ministro de la Presidencia Juan (...)

la frase

Álvaro García ha leído pocos libros Cita a Hegel pero leyó citas de citas nada más Por eso carece de espíritu humanista y sufre acomplejamiento social e intelectual

Wálter Chávez, ex asesor del MAS

¿Cuál es el principal desafío del nuevo gobierno

  • Seguridad ciudadana
  • Lucha contra el narcotráfico
  • Industrialización
  • Empleo y educación
  • Otros

Encuesta vigente desde el 13-10-2014

Encuesta anterior:

Por quién votará en las elecciones de 2014