Lunes 20 de agosto del 2018
 
x

¿Olvidó su contraseña?

Área: Opinión >> Comentarios y enfoque
Actualizado el 2014-12-01 a horas: 09:02:47

El conflicto de la leche

Arturo D. Villanueva Imaña. (*)

Constituye una (indesable) regla universal del mercado, principalmente donde reina aquel eufemismo de “libre oferta y demanda”, que cualquier elevación de precios, de productos o servicios, la termina pagando el pueblo, a costa de reducir el consumo, afectar la satisfacción de sus necesidades básicas, y bajando o empeorando sus condiciones de vida.

  • Artículos relacionados

Artículos que le pueden interesar

El contenido de estas páginas no refleja necesariamente la opinión de Bolpress

No existe memoria que dé cuenta de alguna vez que se haya logrado afectar los ingresos y grandes ganancias de las empresas y los intereses capitalistas que más bien, regularmente, terminan imponiendo sus propios apetitos de lucro y enriquecimiento.

El caso de la leche cuyo incremento de precios es reclamado por los productores a nivel nacional, no parece que vaya a constituir una excepción, en vista de los términos en los que se ha planteado la demanda. Sin embargo y siendo que se trata de un producto de primera necesidad, estratégico para la alimentación y clave para luchar contra la desnutrición y garantizar la seguridad y soberanía alimentarias; vale la pena reflexionar sobre algunas incongruencias e ironías que podrían pasar desapercibidas.

Los productores de leche (que en realidad son los que efectivamente sustentan toda la industria de lácteos y sus derivados), reclaman que hace más de 4 años no habrían obtenido ningún tipo reajuste o incremento a su precio de venta, a pesar del encarecimiento de los costos de producción, el incremento de los insumos, el alza de salarios, etc. Para resolver esta situación y lograr un reconocimiento mínimo al trabajo, la producción y su aporte a la alimentación, se vuelcan a las calles, bloquean y reclaman atención gubernamental.

A su turno y contrastando esta situación que agobia a los productores rurales y campesinos, el Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), da cuenta que precisamente estos últimos años se ha producido un incremento sustancial de las exportaciones de leche. En comparación al año 2013, solo entre los meses de enero y septiembre del presente año, por ejemplo, el volumen de exportación de leche ha subido 227% y 130% el valor de la exportación, llegando a la cifra récord de más de 42 millones de dólares(¡!). Lo curioso del asunto es que, de este boom, ya no participan los productores y solo se benefician las pocas empresas (especialmente la PIL), que concentran la mayoría de la leche producida en el país. Es más, no solo disfrutan de las enormes ganancias originadas en la exportación de una leche que no producen, sino que esperan que sean precisamente los productores a los que explotan, y a los que no reconocen siquiera un reajuste mínimo de precios (mucho menos compartir beneficios extraordinarios), los que den la cara, se movilicen y eventualmente consigan nuevos precios que también les beneficiaría finalmente.

Pero eso no es todo. En lo que concierte al mercado interno, todo ciudadano de a pie sabe que la leche ha sufrido un encarecimiento sostenido. Y ello se ha producido no solo por la vía del incremento directo de los precios del producto y sus derivados, sino también por la reducción sistemática de la cantidad envasada y vendida, que en algunos casos ya está en 800 ml. Es decir, ya nadie consume un litro de leche en su hogar, porque sistemáticamente se ha estado reduciendo la cantidad expendida. Y eso no es todo, porque la misma estrategia se ha utilizado con los subproductos, a los que no solo se les reduce el volumen y cantidad expendida, aumentando el precio indirectamente; sino que también se ha decidido privilegiar su producción, como subproductos de la leche, pero que resultan siendo muy onerosos. Además, también se ha hecho frecuente reducir la cantidad de productos entregados al mercado para su consumo, con lo que se contribuye a la especulación y el alza de precios, especialmente con productos de la PIL.

En fin, no podría haber mejor situación para las empresas que reciben extraordinarias ganancias por exportación, explotan a los productores lecheros y tienen secuestrado al mercado y el consumidor, que venimos a ser todos los ciudadanos de a pie, que finalmente debemos seguir aguantando sus “innovaciones comerciales” que les reditúan pingues ganancias.

Si el gobierno decide condescender con esta lógica perversa, no solo castigará y ahondará la explotación de los productores, sino que afectará el derecho a la alimentación del pueblo y la economía familiar.

---

Es sociólogo, arturovillanueva21@gmail.com

Volver atrás
Enviar el artículo por E-mail
close



10 - 5 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Compartir el artículo en Facebook Versión para mprimir
+ Restaurar tamaño del texto -
Mas informacion
Uhr 4

min.

... a fondo

La influencia histórica de la convicción patriótica

Eduardo Paz Rada

La historia de la sociedad boliviana ha estado marcada por la dinámica y las contradicciones de las relaciones con las potencias capitalistas mundiales en torno a la explotación de los recursos naturales acompañada con la dominación política e ideológica sobre el conjunto de América Latina. En este contexto, los estudios, aportes y (...) :: Más detalles

Otros artículos de análisis

El gobierno de Evo Morales acelera el montaje de la planta nuclear

AnaliaPandoCabildeo

¿Por qué el gobierno de Evo Morales quiere gastar más de 2 mil millones de dólares en la construcción de (...)

Elites económicas y decadencia sistémica

Jorge Beinstein

A raíz de la llegada Mauricio Macri a la presidencia se desató en algunos círculos académicos argentinos la (...)

El gobierno del MAS se hunde en un mar de mentiras

AmaliaPandoCabildeo

El gobierno del MAS ha perdido tres elecciones consecutivas desde 2014 porque las grandes mayorías, sobre todo urbanas, ya no creen (...)

Quintana tiene el hábito de desviar fondos públicos y de impartir “línea” a los periodistas

Wilson García Mérida

La difusión de un audio que registra una reunión “de trabajo” entre el ministro de la Presidencia Juan (...)

la frase

Álvaro García ha leído pocos libros Cita a Hegel pero leyó citas de citas nada más Por eso carece de espíritu humanista y sufre acomplejamiento social e intelectual

Wálter Chávez, ex asesor del MAS

¿Cuál es el principal desafío del nuevo gobierno

  • Seguridad ciudadana
  • Lucha contra el narcotráfico
  • Industrialización
  • Empleo y educación
  • Otros

Encuesta vigente desde el 13-10-2014

Encuesta anterior:

Por quién votará en las elecciones de 2014