Lunes 10 de diciembre del 2018
 
x

¿Olvidó su contraseña?

Área: Opinión >> Comentarios y enfoque
Actualizado el 2014-08-11 a horas: 11:21:30

Cuando las cifras gritan

Carlos Enrique Dallmeier

Es altamente revelador el más reciente informe del Banco Mundial sobre el PIB de los países, en el cual se muestra como los países latinoamericanos que han apostado por la integración regional experimentaron un espectacular crecimiento en su conjunto del 305 % en el período comprendido entre los años 2003 y 2013 al pasar de 885.450.226.084 dólares a 3.584.590.567.168 dólares.

  • Artículos relacionados

Artículos que le pueden interesar

El contenido de estas páginas no refleja necesariamente la opinión de Bolpress

Ese espectacular crecimiento del PIB del bloque Mercosur-Alba lo coloca como la quinta potencia económica del mundo, solo superado por la Unión Europea, Estados Unidos, China y Japón, estando, con ese ritmo, en proceso de convertirse en muy poco tiempo en uno de los polos políticos y económicos más importante del planeta, tal como lo soñó el comandante eterno.

Hay que acotar sin embargo que hay dos países que no acompañan el ritmo de crecimiento del bloque Mercosur-Alba que son Cuba con sólo 90% de 2003 a 2011 y Nicaragua con el 111 %, de 2003 a 2013, consecuencia de poseer sistemas económicos muy influenciados por las ideas estalinistas y que sirven para no seguir esos ejemplos.

Por otra parte México, que se concentró fundamentalmente en su comercio con Estados Unidos después de un muy publicitado acuerdo, sólo creció un 77% al pasar en el año 2003, (cuando era el país con más alto PIB del subcontinente) de 713.284.260.880 a 1.260.914.660.977 en 2013 y de tener un PIB más alto que Brasil hoy es de aproximadamente de la mitad.

Estas cifras no dejan ningún lugar a dudas de que el camino que debemos seguir los países latinoamericanos para alcanzar nuestro desarrollo es el de la integración regional y no el de acuerdos de libre comercio con Estados Unidos en que la asimetría es tal que siempre se sale perdiendo. Ante una realidad tan contundente, todo lo demás que se hable son puras pendejadas.

LA REACCION NORTEAMERICANA

Estas nuevas realidades económicas en el hemisferio han hecho que Estados Unidos reaccione visceral y desesperadamente para tratar de impedir la consolidación de un polo de desarrollo económico latinoamericano que debilite la dominación imperial en la región que ejercen por medio de sus grandes transnacionales.

Muestra de ello han sido el fracasado episodio insurreccional de “la salida”; la “decisión” de un juez norteamericano de violar la soberanía argentina privilegiando a los llamados fondos buitres; el apoyo descarado al narcotraficante Uribe en Colombia; el frustrado intento de aplicar a Venezuela la Carta Democrática en la OEA, etc.

Es por ello que hay que ver con preocupación la denuncia de José Vicente sobre la estrategia emprendida recientemente por el Departamento de Estado de tratar de dominar, mediante la presión o la compra, a ciertos países caribeños para sumar los votos necesarios para aplicar la Carta Democrática a Venezuela y así tratar de dar un duro golpe a la integración latinoamericana.

Ante ese peligro, pienso que es el momento en que Venezuela debe liderar un movimiento en la región que logre la implosión de ese mamotreto que es la OEA, que ante el final de guerra fría perdió su razón de ser e impulsar la institucionalización de organismos como Unasur, el Alba y la CELAC que permitan su reemplazo.

O por lo menos lograr que cualquier aplicación de la Carta Democrática se apruebe por consenso exceptuando, claro está, al país investigado. De esta forma se evitaría la tentación de utilizar a la OEA como vehículo para satisfacer circunstanciales ambiciones de cualquier Estado.

Hay que aprovechar la presencia de líderes de avanzada en la región como Cristina Kirchner, Evo Morales, José Mujica etc., para lograr este objetivo haciéndoles ver el peligro que representa para la integración latinoamericana una OEA de nuevo controlada por Estados Unidos, si este país logra concertar el apoyo de los pequeños países caribeños.

La experiencia vivida por nuestro país con la “salida” es aleccionadora. De nada hubiese servido el apoyo a Venezuela expresado por los líderes de los países de Unasur con sus 400 millones de habitantes, si Norteamérica se hubiese agenciado los votos de esos países pequeños que no suman más que unos pocos millones de pobladores y hubiese logrado la aplicación de la Carta Democrática a nuestro país.

---

articulos2009@gmail.com

Volver atrás
Enviar el artículo por E-mail
close



11 * 4 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Compartir el artículo en Facebook Versión para mprimir
+ Restaurar tamaño del texto -
Mas informacion
Uhr 4

min.

... a fondo

La influencia histórica de la convicción patriótica

Eduardo Paz Rada

La historia de la sociedad boliviana ha estado marcada por la dinámica y las contradicciones de las relaciones con las potencias capitalistas mundiales en torno a la explotación de los recursos naturales acompañada con la dominación política e ideológica sobre el conjunto de América Latina. En este contexto, los estudios, aportes y (...) :: Más detalles

Otros artículos de análisis

El gobierno de Evo Morales acelera el montaje de la planta nuclear

AnaliaPandoCabildeo

¿Por qué el gobierno de Evo Morales quiere gastar más de 2 mil millones de dólares en la construcción de (...)

Elites económicas y decadencia sistémica

Jorge Beinstein

A raíz de la llegada Mauricio Macri a la presidencia se desató en algunos círculos académicos argentinos la (...)

El gobierno del MAS se hunde en un mar de mentiras

AmaliaPandoCabildeo

El gobierno del MAS ha perdido tres elecciones consecutivas desde 2014 porque las grandes mayorías, sobre todo urbanas, ya no creen (...)

Quintana tiene el hábito de desviar fondos públicos y de impartir “línea” a los periodistas

Wilson García Mérida

La difusión de un audio que registra una reunión “de trabajo” entre el ministro de la Presidencia Juan (...)

la frase

Álvaro García ha leído pocos libros Cita a Hegel pero leyó citas de citas nada más Por eso carece de espíritu humanista y sufre acomplejamiento social e intelectual

Wálter Chávez, ex asesor del MAS

¿Cuál es el principal desafío del nuevo gobierno

  • Seguridad ciudadana
  • Lucha contra el narcotráfico
  • Industrialización
  • Empleo y educación
  • Otros

Encuesta vigente desde el 13-10-2014

Encuesta anterior:

Por quién votará en las elecciones de 2014