Lunes 17 de diciembre del 2018
 
x

¿Olvidó su contraseña?

Área: Sociedad >> Salud
Actualizado el 2014-02-22 a horas: 19:01:30

Las traídas y llevadas dietas

Aterrorizar a los obesos, ¿alternativa médica?

Roberto F. Campos *

La obesidad constituye un enemigo más que recurrente en la batalla por la supervivencia. Tal afirmación reaparece hoy cuando algunas novedades científicas apuntan a maneras de combate para rectificar fórmulas de vida. Si bien es cierto que las dietas ya son obsoletas para combatir el exceso de peso, también lo es que existen técnicas que pueden muy bien colaborar en ese constante enfrentamiento.

  • Artículos relacionados

Artículos que le pueden interesar

Traídas y llevadas por médicos y una multitud de personas interesadas en bajar de peso de la manera más fácil posible, las dietas continúan en el candelero, con la potencialidad de afectar a los jóvenes y sus desempeños laborales. La mayoría de los médicos, en todo el mundo, coinciden en que la mejor manera de escapar de ese flagelo se apoya en una sencilla fórmula: una higiene de la alimentación entendida por la correcta elección de los productos y el momento de consumirlos, y más ejercicios.

Por tanto, tener una ingesta de alimentos sanos como las frutas y los vegetales, evitar exceso de grasa y fritos, bebidas alcohólicas y tabaco; comer cada tres horas de una manera frugal, hidratarse y hacer prácticas saludables como caminatas o trote y calistenias, permiten un resultado favorable.

Esas simples ecuaciones, por supuesto, exigen de algo que a veces se complica, fuerza de voluntad, y encontrar siempre el tiempo para poner todo en orden.

Parece muy fácil, pero no lo es. La constancia es el punto clave para unir todos esos factores de la lista y de esta manera mantener a raya a la obesidad, pues el asunto radica no en llevar el régimen por un tiempo, sino de por vida; es decir, cambiar el régimen alimentario y de vida.

No obstante, existen curiosidades como una muy reciente que apunta tácticas antitabaco para combatir la obesidad.

Las nuevas directrices del Foro Nacional de Obesidad, en el Reino Unido, indican que las futuras campañas contra la obesidad deberían ser más contundentes, similares a las realizadas en Estados Unidos para alertar a los fumadores sobre los efectos nocivos del tabaco.

Pues entonces, el asunto radica en si es viable tratar a la obesidad como al tabaquismo, mientras los investigadores buscan varias herramientas para mejorar la salud.

Dejar de fumar reduce el riesgo de ataques al corazón, y por tanto los galenos ven un vínculo entre ambos problemas.

Para algunas personas, sobre todo ex fumadores, el efecto de los mensajes antitabaco influyó notablemente en su cambio de conducta.

La presión social tiene un fuerte peso, tal y como lo ven en el Instituto Hastings del Reino Unido, un centro dedicado a la bioética y las políticas públicas.

Esa fuente recuerda campañas directas contra el tabaquismo, que convencieron a mucha gente de sus negativas acciones, y de la implicación para otras personas, como grave peligro.

Los expertos de dicho instituto señalan que aún el público no es aterrorizado con el problema de la obesidad, lo que seria bueno como variante para vivir mejor.

Pero la obesidad tiene otro lado a tener en cuenta, nadie se burla de un fumador por su apego a los cigarrillos, pero si lo hacen con la gente de exceso de peso.

Los especialistas consideran que la estigmatización es un gran riesgo cuando se trata de campañas contra la obesidad. Por tanto, tabaquismo y obesidad ahora entran en paralelo, y quizás sea necesario aterrorizar a los obesos.

Las traídas y llevadas dietas

Traídas y llevadas por médicos y una multitud de personas interesadas en bajar de peso de la manera más fácil posible, las dietas continúan en el candelero, con la potencialidad de afectar a los jóvenes y sus desempeños laborales.

De todos es conocido que la preocupación o el estado de ánimo para los afectados por la obesidad puede limitar las capacidades e influir en las tareas que realice la persona, y por lo tanto afectar de una manera más o menos indirecta negocios y trabajos.

Los médicos, por tanto, en reiteradas ocasiones arremetieron contra las dietas y recomiendan para los pacientes con afecciones gastrointestinales en lugar de pasar largas horas sin probar bocado, ingerir pequeñas porciones varias veces al día.

Una novedad que no es tan. Por tanto, recientes estudios recomiendan a los adolescentes seguir hábitos alimenticios que pueden facilitarle una figura y salud favorable para sus tareas y vida. Señalan que es necesario comer lentamente y tener por lo menos cuatro comidas al día para favorecer menores niveles de grasa corporal.

El estudio, generado en España, refleja que los jóvenes más delgados consumían alimentos en cuatro ocasiones durante una jornada y tomándose su tiempo.

Esa indagación del Instituto de Ciencia y Tecnología de la Nutrición (ICTAN) del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, indagó en el comportamiento de dos mil adolescentes entre 13 y 18 años en cinco ciudades españolas.

Indicaron que los jóvenes enfrentan en estos momentos más riesgos de salud que nunca al considerarse la obesidad como una epidemia, a la que todos desean enfrentar, pero muchas veces los caminos son incorrectos.

El estudio apareció en el Journal of Adolescent Health (Revista de Salud Adolescente), que apunta a sondeos relacionados con factores determinados en cuanto al estilo de vida y la nutrición, y su vínculo con el exceso de peso.

Consideran los investigadores que influyen en la obesidad diversos factores como la composición de los alimentos, cantidad de energía y macronutrientes, el tipo de alimentos y el momento de su consumo.

Esos detalles los aportó la doctora Sonia Gómez, a la cabeza de la indagación en el ICTAN.

Y es precisamente ese momento de la vida significativo en la preparación de futuro profesional o trabajador, cuando por lo general se piensa poco en la salud, se anda de prisa, las comidas se dejan de lado hasta el momento que llega el hambre, o las proporciones son inadecuadas.

Esas son bases para la obesidad tanto de manera inmediata como para luego de transcurridos los primeros 20 años de vida.

Para Gómez el objetivo de la indagación está en encontrar patrones de hábitos de alimentación y actividad física vinculados con la obesidad, que pueden marcar pautas para prevenir el problema.

Para algunos entendidos en cultura física, disminuir peso es sumamente sencillo si se siguen determinadas reglas. Por un lado no se trata de las pecaminosas dietas, sino de cambiar el hábito alimentario y sustituirlo por uno verdaderamente saludable.

En ese caso, se combinan la forma de alimentarse, el tipo de comida con una realización cotidiana de ejercicios, que pueden ir simplemente desde tener caminatas de por lo menos 30 minutos diarios.

Esa combinación tiene efectos muy factibles, y beneficia tanto a personas con sobrepeso, como a quienes desean mantener un estado físico favorable.

Otro asunto que recomiendan los galenos está en realizar desayuno, almuerzo, comida y meriendas, que mantenga en funcionamiento al estómago y ello evita padecimientos diversos en las vías digestivas.

Estas recomendaciones, por supuesto, incluyen una ingesta moderada y la variación de alimentos como frutas y vegetales, de manera equilibrada, donde cada grupo de productos cumple una función importante para el ser humano, sin excesos ni defectos.

Ahora, tales argumentos los corrobora el estudio español que empleó registros de jóvenes que estaban participando en un estudio de Alimentación y Valoración del Estado Nutricional en Adolescentes (AVENA), sondeo nacional sobre salud y nutrición.

En esa indagación comprobaron los hábitos dietéticos, la cantidad de comidas en el día, el tiempo en ayuna, las bebidas gaseadas o alimentos del tipo comida rápida, la grasa corporal, y tomaron medidas de los pliegues cutáneos en seis partes del cuerpo, y la circunferencia de la cintura.

También se les preguntó por la cantidad de ejercicio, actividad en sentido general, el desarrollo del tiempo libre y su empleo.

Tales estudios les llevaron a la conclusión de que comer menos de cuatro veces al día o muy rápido estaban asociados, en primer orden, con la mayor cantidad de grasa corporal.

El elemento de los pliegues cutáneos y la circunferencia de la cintura eran menores en los adolescentes que consumían más de las cuatro comidas estipuladas como adecuadas.

Para los investigadores, es apropiada una merienda a media mañana, a medio día y las cuatro comidas. Y como colofón destacaron que el consumo de desayunos regularmente propició adolescentes más delgados, frente a los que saltaban ese turno.

Otra de las recomendaciones de la doctora y su equipo, incluye la ingestión de por lo menos tres o cuatro vasos de leche o yogurt en el día durante la adolescencia, para obtener el calcio, vitamina D y riboflavina necesarios, o cinco porciones de frutas y vegetales.

También recomienda dos porciones de alimentos proteínicos magros como cereal, pasta, arroz y papas, y consumir con moderación grasas y azúcar. Por lo demás, todo se basa en fuerza de voluntad.

* El autor es periodista de Prensa Latina.

Volver atrás
Enviar el artículo por E-mail
close



14 - 1 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Compartir el artículo en Facebook Versión para mprimir
+ Restaurar tamaño del texto -
Mas informacion
Uhr 8

min.

... a fondo

La influencia histórica de la convicción patriótica

Eduardo Paz Rada

La historia de la sociedad boliviana ha estado marcada por la dinámica y las contradicciones de las relaciones con las potencias capitalistas mundiales en torno a la explotación de los recursos naturales acompañada con la dominación política e ideológica sobre el conjunto de América Latina. En este contexto, los estudios, aportes y (...) :: Más detalles

Otros artículos de análisis

El gobierno de Evo Morales acelera el montaje de la planta nuclear

AnaliaPandoCabildeo

¿Por qué el gobierno de Evo Morales quiere gastar más de 2 mil millones de dólares en la construcción de (...)

Elites económicas y decadencia sistémica

Jorge Beinstein

A raíz de la llegada Mauricio Macri a la presidencia se desató en algunos círculos académicos argentinos la (...)

El gobierno del MAS se hunde en un mar de mentiras

AmaliaPandoCabildeo

El gobierno del MAS ha perdido tres elecciones consecutivas desde 2014 porque las grandes mayorías, sobre todo urbanas, ya no creen (...)

Quintana tiene el hábito de desviar fondos públicos y de impartir “línea” a los periodistas

Wilson García Mérida

La difusión de un audio que registra una reunión “de trabajo” entre el ministro de la Presidencia Juan (...)

la frase

Álvaro García ha leído pocos libros Cita a Hegel pero leyó citas de citas nada más Por eso carece de espíritu humanista y sufre acomplejamiento social e intelectual

Wálter Chávez, ex asesor del MAS

¿Cuál es el principal desafío del nuevo gobierno

  • Seguridad ciudadana
  • Lucha contra el narcotráfico
  • Industrialización
  • Empleo y educación
  • Otros

Encuesta vigente desde el 13-10-2014

Encuesta anterior:

Por quién votará en las elecciones de 2014