Domingo 24 de junio del 2018
 
x

¿Olvidó su contraseña?

Área: Internacional >> Europa
Actualizado el 2014-02-09 a horas: 04:29:24

En Europa padecen pobreza relativa o privaciones alrededor de 13 millones de infantes

Los niños, los más golpeados por la pobreza y la desigualdad

Masiel Fernández Bolaños, Waldo Mendiluza, Luis Beatón, Damy Vales, Luisa María González y Harald Neuber *

La Habana, Naciones Unidas, Ottawa, París, Estocolmo, Madrid, Atenas y Berlín (PL).- La mayoría de las personas que viven en situación de pobreza en el mundo son niños. En Reino Unido, que ostenta el sexto PIB más alto del mundo, unos 2,3 millones de niños viven en la pobreza, y en Estados Unidos alrededor de 17 millones de infantes están lidiando con la “inseguridad alimentaria”.

  • Artículos relacionados

Artículos que le pueden interesar

La pobreza impide la realización de los derechos de la infancia, al tiempo que debilita el entorno protector del menor de edad, ya que el maltrato y la explotación de la infancia están vinculados a una pobreza generalizada y profundamente arraigada, según el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

También arruina sus vidas debido a la mala salud y la desnutrición, frena su desarrollo físico y mental, menoscaba su energía y socava su confianza en el futuro. Aunque la privación grave de bienes y servicios perjudica a todos los seres humanos, resulta más amenazante para los derechos de la infancia a la supervivencia, la salud, la nutrición, la educación, la participación y la protección contra el peligro y la explotación.

Estudios revelan que más de mil millones de pequeños sufren una grave carencia de por lo menos uno de los bienes y servicios necesarios para sobrevivir, crecer y desarrollarse. En algunas regiones del mundo la situación es peor que en otras, pero incluso dentro de un mismo país puede haber amplias disparidades: entre la población infantil de las ciudades y los medios rurales, por ejemplo, o entre los niños y las niñas.

La pobreza conlleva a la desnutrición, que a su vez es un factor importante en muchas de las muertes de menores de cinco años. Aunque pueda parecer increíble, alrededor de 300 millones de menores se van hambrientos a la cama todos los días, situación que resulta alarmante en un mundo donde anualmente se desperdician millones de toneladas de alimentos.

En materia sanitaria el panorama también es desolador, ya que unos 270 millones de niños, algo más del 14 por ciento de toda la población infantil en los países en desarrollo, no tienen acceso a los servicios de atención de la salud. Millones de infantes en el planeta carecen de cualquier tipo de instalación de saneamiento y no tienen acceso a agua potable, lo cual provoca miles de muertes al día.

El tema escolar constituye otro de los grandes problemas. Las cifras evidencian que muchos niños no han acudido nunca a una escuela, pese a que la educación es considerada una de las barreras más firmes contra la pobreza. En el mundo actual de oportunidades sin precedentes a nivel tecnológico y económico, nos parece totalmente inaceptable que más de 100 millones de niños menores de cinco años tengan falta de peso, acorde con una investigación de la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO).

Las pesquisas indican que la desnutrición infantil provoca la muerte de más de 2,5 millones de pequeños cada año. Más de la mitad de las personas desnutridas se encuentran en la región de Asia y el Pacífico. En la región de África subsahariana hay alrededor de 204 millones de personas hambrientas y es la única del mundo donde hay cada vez más casos de hambruna.

Más de un 40 por ciento de los africanos no pueden incluso conseguir los alimentos suficientes para resolver sus necesidades diarias, una realidad en la que los menores son golpeados con mayor fuerza. En ese entorno, los especialistas insisten en la importancia de priorizar la alimentación de los niños en edad escolar para que se desarrollen adecuadamente, eviten las enfermedades y tengan energía para estudiar y estar físicamente activos.

La FAO considera que a través de actividades como huertos y almuerzos escolares y educación alimentaria y nutricional, los niños, los adolescentes y sus familias, mejoran su bienestar nutricional y desarrollan buenos hábitos para mantenerse sanos a lo largo de sus vidas. La escuela es un espacio ideal para la enseñanza de conocimientos básicos en alimentación, nutrición y salud, de ahí que sea necesario promover la nutrición a través de ellas.

Por ello, la FAO promueve un enfoque de "escuela completa" para la educación nutricional, donde el aprendizaje en el aula esté vinculado a actividades prácticas, reforzado por un entorno favorable a la nutrición y la salud y con la participación de todo el personal del centro educacional, las familias y la comunidad.

Pobreza y desigualdad

Agencias especializadas de la ONU advierten sobre dificultades en materia de salud y educación que sufren millones de niños en el planeta, un fenómeno resultante de la pobreza y la desigualdad. Las asimetrías en los niveles de desarrollo y la exclusión social hacen que gran parte de los dos mil 200 millones de infantes del planeta no puedan disfrutar a plenitud de sus derechos, con un particular impacto de este escenario en los pertenecientes a países pobres y sectores más vulnerables de la sociedad.

Informes divulgados a finales de enero por Unicef y la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) devuelven a la palestra males como la muerte prematura, el analfabetismo y el trabajo infantil. Según el reporte de Unicef Cada niño cuenta, seis millones 600 mil infantes menores de cinco años murieron en 2012, lo cual significa 18 mil fallecimientos diarios, la mayoría de causas prevenibles.

"Un número desproporcionadamente alto de ellos vivía en zonas de las ciudades o el campo sin servicios básicos debido a la pobreza o a las condiciones geográficas, y muchos podrían salvarse con intervenciones poco costosas y de eficacia comprobada", advirtió la entidad.

A nivel mundial en 2012, por cada mil nacidos vivos, 48 tenían probabilidad de morir antes de los cinco años, 35 antes del año y 21 antes del mes. Por regiones, África subsahariana, África central y occidental, África oriental y sur, y Asia del sur (clasificaciones de Unicef) presentaron los peores indicadores, en algunos casos duplicando el promedio global.

Entre las zonas en desarrollo, América Latina y el Caribe mostró estadísticas muy por debajo de la media universal. Sobresale el caso de Cuba, con resultados a la altura del llamado primer mundo en materia de mortalidad infantil, seguida por Uruguay, Chile, San Cristóbal y Nieves y Costa Rica.

Respecto a otros problemas, un 15 por ciento de los niños en el mundo realizaron trabajos, situación atribuida a diferentes escenarios, desde la ayuda a la familia hasta los que fueron obligados a hacerlo, enfrentando peligros y explotación. El Fondo también expuso en su informe publicado el 30 de enero, que alrededor de una de cada 10 niñas se casa antes de cumplir los 15 años. Todos estos datos revelan una vulneración de derechos fundamentales a millones de pequeños, como el derecho a sobrevivir y desarrollarse, a la salud, la educación y la protección, señaló.

Por su parte, la Unesco presentó el 29 de enero su onceno reporte de monitoreo global Educación para todos, en el cual llama la atención sobre unos 250 millones de infantes que no aprenden todos los conocimientos básicos necesarios. Al igual que ocurre con otros flagelos, las principales afectaciones están en los países pobres, donde 175 millones de jóvenes -un cuarto de ese sector- son incapaces de leer una oración completa, o parte de ella, como resultado de las brechas en la enseñanza primaria.

De acuerdo con la Organización, el panorama es aún más complicado, porque 57 millones de niños no están incorporados a la educación. Semejantes carencias lastran el futuro de esas personas, incrementa el analfabetismo y constituyen caldo de cultivo para perpetuar el ciclo de la pobreza.

Este año, el informe prioriza el tema de la preparación de los maestros, por su impacto directo en la calidad del proceso de aprendizaje. "Sin atraer y entrenar adecuadamente a los profesores, la crisis en la enseñanza puede durar varias generaciones", alertó la Unesco. Al respecto, precisó que el déficit de preparación de los maestros afecta además las finanzas gubernamentales, lo que se traduce en el desperdicio de casi 130 mil millones de dólares anuales.

La agencia de la ONU estimó que 37 naciones pierden la mitad del dinero invertido en la enseñanza primaria, "porque los alumnos no están aprendiendo".

Pobreza infantil en EE.UU. entre las más altas del mundo desarrollado

Uno de cada siete niños en Estados Unidos vive en la pobreza para situar al país entre los más afectados por ese flagelo entre las naciones desarrolladas. La situación es abordada en un artículo de la publicación canadiense Global Research que toma como base un informe de Unicef, el cual revela un asombroso nivel de la pobreza infantil en el mundo "desarrollado".

Estados Unidos, pese a ser el país con mayor producto interno bruto del mundo, aparece al final de la lista tomando en cuenta una serie de indicadores como el bienestar material, la educación, la salud y la seguridad, comportamientos y riesgos, y la vivienda y el medio ambiente. El documento internacional señala que Washington ocupa el lugar 26 entre las 29 naciones seleccionadas, por detrás de Grecia y justo por encima de Lituania, Letonia y Rumania.

Precisa que en educación los estadounidenses ocupan el lugar 27, mientras en lo referente al bienestar material está en la plaza 26. En este último acápite, la investigación se centra en las tasas de pobreza de cada país y la brecha relativa entre el ingreso medio y los niños clasificados como pobres, lo que evidencia que un 36 por ciento de los niños estadounidenses se encuentran por debajo la línea oficial de pobreza.

Aclara el estudio que los países con los niveles más altos de bienestar infantil son los países nórdicos y Europa Occidental, que aún conservan reformas sociales entre los más desarrollados, como es el caso Finlandia que tiene menos del cinco por ciento de la pobreza infantil. Aunque en 2013 en su discurso sobre el Estado de la Unión, el presidente Barack Obama promocionó programas de educación, Global Research plantea que eso es "demagogia vacía".

De hecho, la Casa Blanca encabeza un ataque histórico en la educación pública, con cientos de escuelas cerradas y cientos de miles de profesores despedidos en los últimos cuatro años, sostiene Global Research. En ese sentido agrega que billones de dólares fueron entregados a los bancos, mientras que el gobierno está liderando una campaña para recortar cientos de miles de millones de dólares de los programas sociales básicos, incluyendo el Seguro Social y Medicare.

La mayoría de los niños pobres en Estados Unidos son hispanos, según informes de la oficina del Censo. Las estadísticas, que abordan diferentes aspectos de la crisis en el país tomando en cuenta la educación, raza, ingresos e incluso del estado civil, entre otros, aseguran que los niños pobres hispanos representan el 37 por ciento del total en el país, los blancos el 30 y los negros el 26 por ciento.

Otro aspecto que llama la atención en el informe del Censo se refiere al aumento de la población inmigrante con educación universitaria, la cual creció en más del cuatro por ciento a 9,8 millones de personas. La Oficina del Censo también aireó estadísticas que mantienen casi invariable los índices de pobreza en el país, donde 46,5 millones de personas están en esa condición, aunque las familias encabezadas por madres solteras en pobreza aumentaron por cuarto año consecutivo a 4,1 millones.

Estados Unidos tiene una vieja deuda con su infancia y con la comunidad internacional: ratificar uno de los tratados internacionales más acogidos en el mundo, la Convención sobre los Derechos del Niño. Este tratado para la protección de los más desvalidos de la población mundial fue adoptado por Naciones Unidas el 20 de noviembre de 1989 y establece los derechos básicos para los menores de 18 años.

Solo tres países no le han dado el visto bueno final, que son Somalia, Sudán del Sur y Estados Unidos. Pese a firmarlo en 1995, la Casa Blanca nunca lo envió al Senado para ser ratificado, lo cual significa que si bien respalda los derechos descritos en el documento, no está comprometido legalmente a acatarlos. Según Susan Bissell, directora de la sección de protección infantil en Unicef, Washington ratificó dos protocolos adicionales de la Convención referentes a los menores en conflictos armados y a la prostitución, pornografía y venta de menores.

Durante una evaluación de la posición estadounidense sobre el tema, un funcionario del Departamento de Estado le envió a BBC Mundo una declaración escrita en la que asegura que "la administración apoya las metas de este importante tratado de derechos humanos, a saber, la protección del bienestar de los niños".

Sin embargo, para las autoridades de este país hay "desafíos domésticos de implementación", así como otros instrumentos de derechos humanos cuya ratificación se convierte en un espinoso asunto. La decisión del gobierno de no ratificar el documento alimenta una tendencia según la cual Estados Unidos es reacio a adoptar tratados de derechos humanos, plantea la cadena británica.

Sobre este particular, las autoridades se niegan a profundizar pese a ser muchos quienes piden que Washington deje de ser una excepción y adopte el tratado como casi todo el mundo. Este es un asunto escabroso para los políticos de esa nación norteña. Ya en febrero de 2001, el entonces presidente George W. Bush objetaba su firma y planteaba que la Convención tenía un enfoque basado en los derechos humanos, pues entre otras cosas, prohíbe enjuiciar y encarcelar a niños como adultos, algo que en el país ocurre con frecuencia.

Para entonces, los estadounidenses tenían un récord nada envidiable: el 99 por ciento de los niños condenados a cadena perpetua en el mundo sin derecho a libertad condicional. En 2005, por ejemplo, existían nueve mil 400 prisioneros cumpliendo condenas a prisión perpetua por crímenes cometidos antes de la edad de 18 años, de los cuales dos mil 225 pagaban cadena perpetua sin libertad condicional.

De estos, un 16 por ciento tenían entre 13 y 15 años cuando cometieron los crímenes por los que fueron condenados. Organizaciones de derechos humanos aseguran que en la actualidad hay cerca de 100 mil niños encarcelados en instituciones locales de detención y correccionales estatales en todo el país.

A causa de las leyes existentes, los pequeños que "violan" la ley enfrentan tratos como ser esposados, arrestados, lanzados dentro de patrulleros policiales, les son tomadas las huellas digitales, los han encarcelado y condenado por crímenes. Incidentes tan triviales como rabietas en jardines infantiles, peleas en los patios de las escuelas o activar una alarma de incendio, pueden ser considerados como delitos graves por las autoridades estadounidenses.

Menores de seis o siete años son llevados con esposas, encerrados y registrados con antecedentes criminales permanentes gracias al sistema de leyes del país. Según el sitio Wordpress.com, no todos los niños son tratados por igual. La raza y la clase juegan su papel y existe una gran diferencia entre los arrestos de los menores según la raza, que se hace más aguda con la disminución de la edad.

El Centro de Justicia Juvenil de la Escuela de Derecho de la Universidad Suffolk (JJC), sostiene que niños afro-estadounidenses, quienes componen sólo un 15 por ciento de la población joven, representan un 46 por ciento de los encarcelados y un 52 por ciento de aquellos cuyos casos terminaron ante un tribunal penal adulto. Los niños negros son encarcelados a una tasa de cinco veces la de los blancos, mientras menores latinos y nativos resultan colocados en instituciones correccionales dos y media veces más que los blancos.

Si de derechos se trata, también se incluyen los miles de niños que enfrentan la crisis migratoria en el país, entre ellos, los hijos estadounidenses de inmigrantes hispanos. De acuerdo con el diario californiano La Opinión, casi 141 mil niños inmigrantes fueron deportados a la frontera con México, la mayoría sin compañía. Eso también viola derechos.

Otra arista que puede influir en la negativa de Washington a ratificar el importante documento de protección a los niños es la pobreza. Un informe del Fondo para la Defensa de la Infancia (Children’s Defense Fund, CDF, www.childrensdefense.org) examina la situación del sector más vulnerable de la sociedad estadounidense y alerta que los niños son el grupo poblacional más pobre del país.

Alrededor de 17 millones de niños están lidiando con la "inseguridad alimentaria", según el último reporte de Feeding America (una organización en red que reúne 200 Bancos Alimentarios y la entidad caritativa de distribución de alimentos más importante del país; www.feedingamerica.org). Agrega que uno de cada cuatro niños en el país viven sin acceso seguro a suficiente comida nutritiva:

"Los niños afroamericanos están enfrentando la peor crisis desde los tiempos de la esclavitud y, en diversas áreas, los niños hispanos y de aborígenes nativoamericanos se encuentran en una situación similar", subraya. Como cuando el perro muerde su propia cola, Estados Unidos muerde el bienestar de sus propios niños. Estos son algunos de los por qué, por los cuales las autoridades estadounidenses no pagan su deuda con la infancia, estiman comentaristas políticos internacionales.

Violencia infantil en el Caribe, un mal que persiste

La región caribeña, con aproximadamente 40 millones de habitantes, mantiene una intensa lucha para garantizar la protección de la infancia y eliminar el abuso contra ese sector, el más indefenso de la sociedad. Son varias las estrategias implementadas por los diferentes gobiernos del área para acabar con los problemas sociales en los niños, que incluye maltratos físicos, sexuales, emocionales, abandono y falta de atención al infante.

En el caso de Jamaica, cifras oficiales registran que el 43 por ciento de los pobres son pequeños que carecen de suficiente asistencia social y calidad de vida adecuada. Unos dos mil 500 niños viven en las calles y cerca de 22 mil deben trabajar para sobrevivir. El maltrato y la violencia sumado a un alto nivel de analfabetismo, con altas tasas de embarazos de niñas y adolescentes figuran entre las preocupaciones de la administración de la primera ministra Portia Simpson-Miller.

Este grupo de la población jamaicana es uno de los más afectados además por el Síndrome de Inmunodeficiencia Humana (SIDA), con un ocho por ciento de infectados, en muchos casos, contagiados por su madre, cifra que representa alrededor de cuatro mil 500 niños menores de 10 años.

Asimismo, esta pequeña nación caribeña registra a centenares de niños institucionalizados tras ser abandonados o perder a su familia. Este año, el Gobierno aprobó la Ley de Cuidados y Protección a la Infancia, junto con un sistema de alerta para ayudar a encontrar a niños desaparecidos. Más del 85 por ciento de los desaparecidos en Jamaica durante el período de enero al 23 de agosto del año en curso ha vuelto a casa gracias a un plan gubernamental en práctica llamado Alerta Ananda, de acuerdo con Lisa Hanna, ministra de Juventud y Cultura.

Por otra parte, el asesinato de tres niños en sólo dos semanas, disparó las alarmas del gobierno de Trinidad y Tobago, inmerso en frenar la violencia infantil en incremento en esa nación. Ante esa situación, la primera ministra Kamla Persad-Bissessar, adoptó medidas urgentes para detener esos sucesos que a su juicio se registran debido a la disfunción en los hogares y a la violencia doméstica.

El establecimiento de un Grupo de Trabajo de Protección de Menores (CPTF, por sus siglas en inglés), resulta el primer paso visible implementado por la gobernante para llevar a los asesinos de niños ante la justicia. También nombró a un equipo de 17 miembros, presidido por la experta en gestión Diana Mahabir-Wyatt, que se encargará de investigar y ayudar a los infantes que se encuentren ante un peligro inminente, incluso dentro de sus propias casas.

De acuerdo con Persad-Bissessar, debido a su vulnerabilidad e inocencia, con frecuencia los infantes son objeto de violaciones, maltrato físico o consumen drogas, al estar al cuidado de padres delincuentes o narcotraficantes.

Guyana también abogó por una solución nacional a la violencia interpersonal que afecta la calidad de vida de los ciudadanos y de los niños y trae consigo un alto costo económico. En tal sentido, el presidente de Guyana, Donald Ramotar, consideró necesario velar por los videojuegos, muchos de los cuales exacerban los niveles de crueldad, al tiempo que llamó a revisar el sistema judicial.

En ese caso indicó que jóvenes que cometen un delito de poca gravedad y por primera vez son arrestados, son puestos en celdas con delincuentes recurrentes. De acuerdo con Ramotar, la alta incidencia de la violencia interpersonal es un mal que toda la región encara y tiene alarmado a todos los líderes del área caribeña.

A fin de dar respuesta al abuso infantil, se promueven programas regionales cuyo objetivo radica en el mantenimiento de las unidades funcionales de la familia, y en ofrecer acceso a las estrategias de protección social. Estos planes permiten a las familias asumir sus responsabilidades, sin ver a la tutela del Estado como la primera opción que brinda asistencia financiera, social y psicológica.

La pobreza, el debilitamiento de las estructuras familiares, la insuficiencia de los sistemas de apoyo comunitarios y una paternidad y maternidad deficientes son algunas de las causas que más golpean a los Estados del área y les impiden o frenan poder propiciar la protección a los niños.

De acuerdo con la Organización Internacional del Trabajo (OIT), en América Latina y el Caribe, aún hay unos 14 millones de niños y niñas trabajando, lo que es equivalente a alrededor del 10 por ciento de la población infantil y adolescente. De ese total, nueve millones de infantes realizan trabajos peligrosos, equivalente a un siete por ciento de la población infantil y adolescente.

Un estudio de Unicef sobre la violencia contra los niños revela que la región es una de las más afectadas por ese mal en el mundo, y está asociado a la proliferación de drogas, armas de fuego y al crimen organizado. El tráfico de drogas y los delitos menores, el acceso a armas pequeñas, así como también la pobreza y los altos niveles de violencia en los hogares y comunidades, son importantes factores de riesgo que contribuyen a la criminalidad.

En algunos territorios ese fenómeno se refleja también con incidentes en las escuelas, como homicidios y de ataques sexuales y físicos sobre todo en la última década, lo que ha calado en la conciencia de la mayoría de los gobiernos del Caribe y sus ciudadanos.

Pobreza relativa afecta a 13 millones de niños europeos

Alrededor de 13 millones de niños padecen pobreza relativa o privaciones en los países de Europa, reveló un informe de Unicef titulado "Niños pobres en países ricos", que abarcó a los 27 miembros de la Unión Europea, más Islandia, Noruega, Suiza, Canadá, Estados Unidos, Japón, Australia y Nueva Zelanda.

La situación más grave en el denominado viejo continente se vive en Rumanía, Bulgaria y Hungría y la mejor corresponde a Islandia, Suecia y Noruega, señala el documento que analiza dos grandes variantes, una de ellas la llamada pobreza relativa, la cual corresponde a los infantes de hogares donde el ingreso es equivalente a la mitad del promedio nacional.

La otra es la situación de privación, que ocurre cuando un menor carece de dos o más de los 14 elementos considerados indispensables, como la alimentación, condiciones para estudiar, libros adecuados a su nivel de conocimientos y otros.

Al menos un cuarto de millón de infantes viven en la pobreza en Suecia, de acuerdo con el informe de la organización no gubernamental Save The Children (Salven a los Niños). Basado en datos de la Oficina de Estadísticas sueca, el reporte reveló un aumento de la pobreza infantil en el país, al aumentar en 28 mil el número de menores que empeoraron su nivel de vida.

El 13 por ciento de los niños en Suecia son pobres, cifra que representa un incremento del 1,5 por ciento con respecto al año pasado. En su anterior informe, Save The Children informó de la existencia en 2008 de unos 220 mil infantes suecos en estado pobreza a partir de que los ingresos familiares resultaron insuficientes para cubrir sus gastos de manutención. En ese entonces, la organización señaló a los menores provenientes de familias monoparentales o hijos de inmigrantes como los de más vulnerable situación económica.

En cuanto a la participación estatal para combatir estos flagelos, Francia ocupa el primer lugar europeo con un gasto de 3,7 por ciento del Producto Interno Bruto pero, a pesar a ello, aún el 10,1 por ciento de niños sufren carencias y 8,8 están en pobreza relativa. Según Fabienne Quiriau, presidenta de la Comisión Infancia de la delegación francesa de Unicef, otras fuentes indican que en el país galo hay al menos 600 mil menores mal alojados y 20 mil sin domicilio fijo.

Si bien las autoridades lograron reducir la tasa bruta de pobreza relativa infantil del 19,4 al 8,8, otros países con menos gastos alcanzaron resultados más favorables, señala el informe. Quiriau afirmó que para mejorar los efectos de la inversión estatal en esta materia hace falta crear un observatorio nacional de la niñez y la juventud, así como un mecanismo de compensación de la pobreza para acompañar a los menores y sus familias.

Uno de cada cuatro menores griegos en la pobreza

El comité griego de Unicef alertó sobre el aumento de menores afectados por la pobreza y la exclusión social, fruto de la crisis económica que atreviesa este país. En su primer informe Situación de la niñez en Grecia 2012, realizado en colaboración con la Universidad de Atenas, los responsables locales del organismo internacional mostraron un preocupante panorama para la infancia en la Grecia actual.

Los datos del estudio tasan en 439 mil el número de niños que viven por debajo del umbral de pobreza, lo que equivale al 23 por ciento del total, sin embargo debido a que estas cifras fueron tomadas en 2010 la situación real sería, a día de hoy, más dramática. Además, cerca de un tercio de los hogares griegos con niños (28,7%) están por debajo del umbral de la pobreza o la exclusión social, afectados por el desempleo, los recortes en los salarios y las pensiones, así como el aumento de la presión fiscal.

Hasta el momento la red familiar suplió las cada vez más profundas carencias de la cobertura social pública, pero desde el inicio de la crisis en 2008 la caída del nivel de vida vino acompañada por un aumento de la criminalidad y la delincuencia en la que también están implicados los menores. Grecia tiene el mayor porcentaje de trabajadores pobres (13,8%) de la zona euro, lo que significa que una renta laboral promedio no excluye la pobreza, tampoco para los 100 mil menores que se estima que abandonaron la escuela para trabajar de manera encubierta.

Entre los grupos específicos de mayor riesgo, el informe cita a los hijos de los trabajadores inmigrantes como el colectivo más afectado por los efectos de la crisis económica, cuyas dificultades en el acceso a la sanidad contribuye al aumento de la tasa de mortalidad infantil y baja esperanza de vida. En su estudio Unicef consideró que el gasto público asignado en Grecia a la protección social para combatir la pobreza y la exclusión no es satisfactorio y solicitó al gobierno, entre otras medidas, el fortalecimiento de los servicios sociales, de salud, educación y protección del niño.

Por otro lado, unos dos millones 267 mil niños vivían por debajo del umbral de la pobreza en España al cierre de 2011, reveló Unicef, y precisó que esa cifra representó 80 mil niños más en esa situación que en 2010. A partir de esos datos, publicados por Eurostat (oficina estadística de la Unión Europea), Unicef fijó la tasa de pobreza infantil en 27,2 por ciento.

Por primera vez en España, la pobreza tiene rostro de niño enfatizó la directora de Unicef en esta nación europea Paloma Escudero, durante la presentación del citado documento, titulado La infancia en España: el impacto de la crisis económica en los niños. En 2011 fueron contabilizados 760 mil hogares con menores en los que todos sus miembros adultos están sin trabajo, 46 mil más que hace un año. Además, un 14,4 por ciento de infantes que vive en moradas con un índice de pobreza alta, en contraste con el 13,7 por ciento registrado en 2010.

Reino Unido, con el sexto PIB del planeta, tiene millones de niños pobres

En el Reino Unido unos 2,3 millones de niños viven en la pobreza, y aunque esa es, por supuesto, una mala noticia, lo más grave es que dos tercios de ellos pertenecen a familias donde al menos un padre trabaja. Eso significa que en este país europeo, con el sexto Producto Interno Bruto (PIB) más alto del mundo, algo no está funcionado bien en el mecanismo, según el cual trabajar es la vía de los ciudadanos para obtener un sustento digno.

"El problema es que pese a tener una ocupación laboral, muchos padres sencillamente no obtienen la remuneración suficiente para salir de la pobreza", indicó el primer informe elaborado por la Comisión sobre pobreza infantil y movilidad social, instituida por el Gobierno. De acuerdo con el presidente de la comisión, Alan Milburn, alrededor de cinco millones de británicos, principalmente mujeres, reciben ingresos por debajo del salario mínimo.

"Son gente que están haciendo las cosas bien, van a trabajar para mantenerse por sí solos, protegen a sus familias, son luchadores y no unos holgazanes, sin embargo, son a menudo los olvidados del Reino Unido, y creo que necesitan urgentemente un nuevo acuerdo", argumentó en declaraciones a la prensa.

El informe, elaborado tras una investigación de nueve meses, ha generado polémica en el país y suscitado varios pronunciamientos, incluso del viceprimer ministro, Nick Clegg. En un artículo publicado en el diario Telegraph, Clegg abordó con especial énfasis los problemas de la movilidad social, la cual se refiere a la posibilidad de cada persona de mejorar sus estándares de vida a partir del trabajo y esfuerzo propios.

"La movilidad social es también el deseo de cada padre de que su hijo sea mejor que ellos. Ciertamente, existe miedo en el país de que la crisis haya marcado el fin de un siglo de progreso en el que cada generación vivió mejor que la anterior", señaló.

Por su parte, Enver Solomon, funcionario de la Oficina Nacional de la Infancia, consideró el informe un llamado de atención para todos los partidos políticos en torno al hecho de que la nación vive una dramática polarización entre ricos y pobres.

En tanto, la oposición laborista no perdió la oportunidad de atacar al gobierno conservador y la secretaria en la sombra de Trabajo y Pensión, Rachel Reeves, señaló al respecto: "El poderoso informe muestra cómo los niveles de vida de las familias comunes son exprimidos y las divisiones sociales se profundizan a causa de de un gobierno cuyas decisiones se dirigen a poner en primer lugar a unos pocos privilegiados".

Además de que la mayoría de los niños pobres tiene al menos un padre trabajador, se trata de un empleo a tiempo completo en el 75 por ciento de los casos, indicó el informe, pese a lo cual esas familias siguen viviendo en la pobreza. Igualmente, agregó, desde 2010 hasta la actualidad creció en 275 mil la cantidad de menores que viven en absoluta miseria.

A la luz de estas cifras, la comisión aconsejó al gobierno británico que puede despedirse de la meta trazada de eliminar la pobreza infantil para 2020. El documento vaticinó que ese objetivo no será alcanzado por un margen considerable, el cual puede llegar a ser de dos millones de niños pobres.

Por otro lado, la comisión también alertó sobre el problema del desempleo juvenil, aunque a nivel global la cantidad de desocupados ha disminuido. Actualmente, casi un millón de jóvenes británicos de entre 16 y 24 años están desempleados, lo que representa el 40 por ciento del total de las personas sin ocupación laboral. Casi la mitad de estos muchachos ha estado desempleado por seis meses o más, agregó el informe.

La situación de pobreza en la infancia y las pocas posibilidades de acceder al mercado laboral en la juventud son dos indicadores que marcan los problemas de movilidad social en el Reino Unido, otro asunto sobre el cual advirtió la Comisión. "Muchos padres temen que cuando sus hijos crezcan, tengan estándares de vida más bajos de los que ellos han tenido", precisó.

Sobre la actuación oficial de cara a este panorama, el documento estima que el Gobierno ha reaccionado de forma muy lenta. "Aunque vemos esfuerzos considerables para hacer de este un país más justo, no creemos el nivel de ese esfuerzo sea suficiente frente a las necesidades reales", apuntó.

La lista de recomendaciones formuladas a partir de la investigación es extensa, y se concentra principalmente en tres aspectos. En primer lugar, apunta a poner fin al desempleo juvenil mediante estrategias como elevar las oportunidades de preparación profesional y de obtener mejores salarios.

Asimismo, propuso impulsar una subida del salario mínimo como manera de hacer frente a la pobreza de los trabajadores, un asunto también concerniente a los empleadores. Por último, sugirió ofrecer mejores servicios de orientación profesional, proporcionar incentivos a los profesores de escuelas con mayores dificultades y brindar ayuda a las familias de ingresos más bajos.

"Tal como el Gobierno se ha enfocado en reducir el déficit financiero del país -resume el informe- ahora es necesario redoblar esfuerzos para reducir nuestro déficit de justicia". ¿Y qué opina el ejecutivo sobre el asunto? El viceprimer ministro británico aceptó en el inicio de su artículo que las cifras mostradas son alarmantes e indican cuánto trabajo queda por hacer. Sin embargo, su discurso poco a poco se tornó defensivo en evasión de responsabilidades, y cayó en la tradicional disputa política entre gabinete y oposición.

Yo acusó a la oposición laborista, afirmó, de haber dilapidado durante sus años en el poder la era de oro de nuestro país y "fue al llegar al Gobierno cuando me di cuenta de este fenómeno". "Nuestra coalición ha enfrentado momento difíciles, y no obstante ha hecho mucho más para resolver estos problemas de largo plazo y para construir una sociedad más abierta que lo realizado por los laboristas cuando gobernaron en momentos de plenitud", increpó.

Mientras laboristas y conservadores discuten sobre culpables, el Reino Unido sigue siendo el sexto país con mayor PIB del planeta, y el hogar de 2,3 millones de niños pobres.

Nuevo estudio revela pobreza infantil en Alemania

Uno de cada cinco niños alemanes está amenazado por la pobreza, indica un análisis del Instituto para Economía y Ciencias Sociales de la Fundación Hans Boeckler, cercano al movimiento sindical. El estudio señala que el este de Alemania el 26,3 por ciento de los niños viven en condiciones de pobreza, mientras en el oeste están afectados por el citado flagelo el 17,4 de los infantes.

Los riesgos más altos se presentan en la ciudad de Bremen, con 33,7 por ciento. De otro lado, las mejores cifras muestran regiones sureñas del país como el Alto Palatinado, con 9,9 por ciento, y otras regiones de Baviera y Baden Wurtemberg. Mientras, en el estado federado más poblado de Alemania, Renania del Norte Westfalia, hay un gran riesgo para niños de caer en la pobreza. Renania del Norte Westfalia tiene una alta cuota de inmigrantes y, además, sufrió un proceso permanente de desindustrialización durante las últimas décadas.

Para su estudio, los autores analizaron los resultados de un microcenso realizado en 2012 y de una encuesta de 2011.

Tales datos revelan que niños de familias pobres están limitados considerablemente en su vida. Alrededor de 70 por ciento de la los afectados en el este y oeste no puede ir de vacaciones y hasta un 33 por ciento no tiene suficiente espacio para todas las personas en sus hogares. Alrededor de 10 por ciento de los niños pobres no posee ropa adecuada para el invierno.

La pobreza sigue siendo el mayor obstáculo para el desarrollo de niños y adolescentes en Alemania, reveló un nuevo estudio, encargado por la organización caritativa Arbeiterwohlfahrt y el Instituto de Asistencia y Pedagogía sociales. El análisis muestra que niños de familias pobres tienen múltiples desventajas a nivel cultural y material.

Los autores analizaron el desarrollo de 900 niños en la edad preescolar durante 15 años, centrando su atención en las consecuencias de la pobreza en los jóvenes participantes. Según los resultados, los niños pobres sufren varios desventajas en comparación con sus coetáneos, lo que se refleja en una limitación del desarrollo social y cultural.

"La pobreza es el mayor factor de riesgo para el desarrollo de niños y adolescentes", dijo la jefa del equipo de investigación, Gerda Holz. Mientras el 37 por ciento de los adolescentes pobres sufren múltiples desventajas a nivel cultural y social, en el caso de los participantes no pobres son solamente 11 por ciento.

El estudio reveló también que niños de familias pobres siguen sufriendo pobreza en la adolescencia. De los niños que vivían en pobreza en 1999, el 57 por ciento sigue viviendo actualmente en situaciones precarias. Sin embargo, de los participantes no pobres, el 82 por ciento ha mantenido su estado social.

En ese escenario, los buzones para niños abandonados, colocados alrededor de hospitales y casas de huérfanos, regresaron como controvertido tema de debate en Alemania. La ministra de Familia, Kristina Schroeder, propuso "partos anónimos" para madres que no quieren quedarse con el recién nacido.

Según una propuesta de la funcionaria democristiana, las mamás podrían solicitar la protección de sus datos personales a partir del parto y por 16 años. Después de este lapso de tiempo, el niño puede solicitar la ficha de su madre biológica. Con el proyecto de ley, el Ministerio de Familia trata de garantizar el anonimato a mujeres que, por razones personales o sociales, no se sienten capaces de criar a un pequeño.

Por otro lado, el Estado tiene que garantizar el derecho del rapaz de conocer su procedencia. De acuerdo con expertos, después de 16 años la madre y el niño, supuestamente, habrán vencido el conflicto psico-social causado por el abandono. Actualmente partos anónimos son ilegales en Alemania. Sin embargo, algunos hospitales ofrecen ésta posibilidad si de esta manera se protege la salud y el bienestar del párvulo y la progenitora.

Con el proyecto de ley, el Ministerio de Familia trata de crear, a la par, una alternativa para los llamados buzones de niños. Actualmente, en naciones europeas existen alrededor de 200 casillas de este tipo. Como Alemania, países como Austria, Grecia, Croacia, Suiza y Bélgica ofrecen este método. Cuando se coloca un recién nacido en el buzón se activa la calefacción y se envía a un hospital determinado la notificación del hallazgo. De ésta manera se quiere evitar que madres expongan a sus niños en la calle y peligre la salud del recién nacido.

El Ministerio de Familia no quiere prohibir éste polémico método, no obstante, trata de crear una alternativa para hacer innecesarios los compartimientos para niños. Cifras oficiales revelan que en Alemania se dejó, a partir de la introducción de este método en 1999, casi mil recién nacidos en los 100 casilleros para abandonados que existen en el país. La mayoría de estas criaturas fue acogida por padres adoptivos.

Progresos e iniciativas

Naciones Unidas destaca la existencia de mecanismos que han mejorado la situación de la infancia, aunque reconoce la necesidad de mayor voluntad política para revertir el actual panorama. En ese sentido, cita la importancia de la Convención sobre los Derechos del Niño, aprobada por la Asamblea General en 1989, y los Objetivos del Milenio fijados en 2000 para su cumplimiento antes del cierre del año próximo.

También convoca a la comunidad internacional a priorizar la salud, la educación y la protección de los infantes en la agenda de desarrollo sostenible, que a partir de 2015 sustituirá a las metas del milenio. Según la ONU, pese al complejo panorama que enfrenta la niñez en muchas partes del planeta, existen señales alentadoras.

El reciente informe de Unicef refleja una reducción, desde 1990, de la mortalidad infantil en menores de cinco años, lo cual significa unos 90 millones de niños vivos, gracias a la inmunización, la atención médica y el acceso al agua potable y servicios sanitarios, entre otras medidas. Además, resalta los avances en materia de nutrición infantil y la asistencia a la escuela de millones de pequeños antes alejados de las aulas.

Por su parte, la Unesco dedicó amplios espacios en su reporte a recomendar acciones para elevar la calidad de la educación. Al respecto, instó a los gobiernos a garantizar la preparación adecuada de los profesores y a ofrecerles incentivos, para que se comprometan a largo plazo con la enseñanza.

Aunque los recientes estudios están centrados en los temas de la salud y la educación, otros problemas azotan a los infantes en el planeta. Hace apenas dos meses, Unicef advirtió que al menos uno de cada tres niños menores de cinco años no es registrado al nacer, una situación que amenaza con marginarlos para toda su vida, perpetuando el ciclo de la pobreza.

Se trata de alrededor de 230 millones de pequeños que al no aparecer inscritos ven en peligro su atención médica, educación y acceso a la seguridad social, y se convierten en blancos vulnerables de la explotación sexual, el matrimonio a tempranas edades y el reclutamiento como soldados en zonas de conflictos armados.

Precisamente la incorporación de "niños combatientes" a las hostilidades es otro de los flagelos actuales, por su peligro directo para la vida, y la semilla de odio y venganza que siembra desde tempranas edades. De acuerdo con la ONU, unos seis mil menores han sido enrolados en la República Centroafricana, donde hasta mediados del pasado mes, 229 niños fueron rescatados de las milicias en la capital Bangui.

Asimismo, los opositores sirios reclutan a infantes, a quienes destinan a acciones combativas o a labores de apoyo, denunció a finales de enero la Organización. También la violencia de género y la mutilación genital femenina son prácticas frecuentes, con particular impacto en las niñas.

* Fernández es periodista de la redacción de Economía de Prensa Latina; Mendiluza, corresponsal jefe en Naciones Unidas; Beatón, jefe de la redacción Norteamérica; Vales, periodista de la redacción Centroamérica; González, de la Redacción de Europa, y Neuber, corresponsal en Alemania.

Volver atrás
Enviar el artículo por E-mail
close



13 + 6 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Compartir el artículo en Facebook Versión para mprimir
+ Restaurar tamaño del texto -
Mas informacion
Uhr 39

min.

... a fondo

La influencia histórica de la convicción patriótica

Eduardo Paz Rada

La historia de la sociedad boliviana ha estado marcada por la dinámica y las contradicciones de las relaciones con las potencias capitalistas mundiales en torno a la explotación de los recursos naturales acompañada con la dominación política e ideológica sobre el conjunto de América Latina. En este contexto, los estudios, aportes y (...) :: Más detalles

Otros artículos de análisis

El gobierno de Evo Morales acelera el montaje de la planta nuclear

AnaliaPandoCabildeo

¿Por qué el gobierno de Evo Morales quiere gastar más de 2 mil millones de dólares en la construcción de (...)

Elites económicas y decadencia sistémica

Jorge Beinstein

A raíz de la llegada Mauricio Macri a la presidencia se desató en algunos círculos académicos argentinos la (...)

El gobierno del MAS se hunde en un mar de mentiras

AmaliaPandoCabildeo

El gobierno del MAS ha perdido tres elecciones consecutivas desde 2014 porque las grandes mayorías, sobre todo urbanas, ya no creen (...)

Quintana tiene el hábito de desviar fondos públicos y de impartir “línea” a los periodistas

Wilson García Mérida

La difusión de un audio que registra una reunión “de trabajo” entre el ministro de la Presidencia Juan (...)

la frase

Álvaro García ha leído pocos libros Cita a Hegel pero leyó citas de citas nada más Por eso carece de espíritu humanista y sufre acomplejamiento social e intelectual

Wálter Chávez, ex asesor del MAS

¿Cuál es el principal desafío del nuevo gobierno

  • Seguridad ciudadana
  • Lucha contra el narcotráfico
  • Industrialización
  • Empleo y educación
  • Otros

Encuesta vigente desde el 13-10-2014

Encuesta anterior:

Por quién votará en las elecciones de 2014