Domingo 19 de agosto del 2018
 
x

¿Olvidó su contraseña?

Área: Opinión >> Periodismo ciudadano
Actualizado el 2014-01-30 a horas: 23:38:19

Acerca del pretendido primitivismo en los gentiles del Nuevo Mundo

CRONICAS ATLANTICAS Y AMAZONICAS

emir iskenderian

Durante la colonización de América, cada nueva región conquistada tenía a sus cronistas, sean estos historiadores de oficio de la Corona, o soldados relatando sus hazañas y fracasos, o bien religiosos informando al superior de la Orden. Cada región recién descubierta por los esclavistas, era llevada a las letras y a los mapas. El avance organizado de la maquinaria colonial representaba fijar con “crónicas” de los protagonistas y testigos, cada paso dado en pos de conquistar una nueva provincia de indios. Gracias a esta dinámica de registro histórico, hoy podemos ver aquel paisaje y sus gentes desde la óptica de los invasores. ¿Eran primitivos?

  • Artículos relacionados

Artículos que le pueden interesar

El contenido de estas páginas no refleja necesariamente la opinión de Bolpress

ATLÁNTICO

Son reveladores los primeros relatos de los españoles llegados a las islas y costas del Atlántico del Nuevo Mundo. Américo Vespucio, quien navegando las costas de lo qu es hoy Venezuela, iba encontrando población tras población. Y de tanto en tanto, si se lo permitían, entraban tierra adentro un par de leguas. Cuenta que:

“Nos llevaron a una población suya, que se hallaba como dos leguas tierra adentro y nos dieron de almorzar y cualquier cosa que se les pedía en seguida lo daban […] Vimos otra gran población a la orilla del mar: fuimos a tierra con el batel y nos encontramos que nos estaban esperando, y todos cargados con alimentos […] y nos dieron de almorzar muy bien… vimos (otra) gran población que se hallaba cerca del mar; donde había tanta gente que era maravilla y todos estaban sin armas, y en son de paz; fuimos a tierra con los botes, y nos recibieron con gran amor, llevándonos a sus casas, donde tenían muy bien aparejadas cosas de comer. Aquí nos dieron de beber tres clases de vino, no de uvas, sino hecho con frutas como la cerveza, y era muy bueno; aquí comimos muchos mirabolanos frescos, que es una muy regia fruta, y nos dieron muchas otras frutas, todas diferentes de las nuestras, y de muy buen sabor, y todas de sabor y olor aromáticos. (Séjourne, 1994:89) (Vespucio, Americo. “El nuevo mundo”, Pgs. 115-7)

Vinos, comidas y también tabaco. Otro de los personajes que narró escenas de aquella “otra creación” fue Gonzalo Fernández de Oviedo, quien estando en la actual Nicaragua, asistió a un festín ceremonial, “E así como comenzaron a beber, trujo el mesmo cacique un manojo de tabacos que son del tamaño de un jeme y delgados como un dedo, e son de una cierta hoja arrollada e atada con dos o tres hilos de cabuya delgados; la cual hoja e planta Della crían con mucha diligencia para el efecto de estos tabacos y encendíanlas por el un cabo poca cosa, y entre sí se va quemando… hasta que se acaba de quemar en lo cual dura un día”. (Séjourne, 1994:103) (Fernandez Oviedo, Gonzalo. “Historia general y natural de las indias” libro 42 Cap. XI)Bartolomé de las Casas, relata sobre otra planta “que ellos tienen en más que el oro” es la que, con el nombre de hado en Venezuela, de yaat en Nicaragua y de coca en Perú, que como efecto de su consumo, desaltera, sacia, y da fuerza. Las Casas señala su presencia en Cuba. Seca, pulverizada y mezclada con cal de nácar sacada de las conchas se emplea en los trabajos que requieren gran esfuerzo. Los indígenas llevan este polvo en pequeñas calabazas colgadas del cuello o en la espalda, “…no la mascan ni la tragan, y la sacan de la boca al comer o beber… entonces parece como espinacas cocidas”. Las Casas no disimula su asco por esas bolas pegajosas continuamente masticadas… (Séjourne, 1994:97-98)José de Acosta, relata varios usos del cacao en Yucatán, tomado caliente, frío, picante, con fines medicinales o para convidar, “usan echarle especias y mucho chili; también le hacen en pasta y dicen que es pectoral y para el estómago, y contra el catarro” (Séjourne, 1994:96) (Acosta, José. “Historia natural y moral de las indias”, Pg. 180)

Los relatos describen países muy poblados, grandes ciudades, gente vestida y abundancia que les causaba maravilla. Son concluyentes en cuanto al nivel de bienestar de las culturas americanas antes del arribo de Colón en el año 1492.

El impacto de las epidemias y las matanzas perpetradas ocasionaron en pocas décadas el derrumbe de estos pueblos, la desaparición de sus ciudades y la pérdida del control de las obras productivas. Los primeros relatos resultan casi fantasiosos ante la realidad encontrada pocas décadas después por nuevos colonizadores. De los millones de gentiles encontrados al principio quedaron reducidos a unos centenares.

Cuenta Oviedo de Cuba, había: un millón de indios e indias, o más de todas las edades o entre chicos e grandes”, y luego a su retorno a los pocos años, “de los cuales todos, e de los que después nacieron, que no se cree que hay al presente en este año de mill e quinientos e cuarenta e ocho, quinientas personas, entre chicos e grandes, que sean naturales e de la progenie e estirpe de los primeros” (Séjourne, 1994:29). Sobre la gobernación de Castilla del Oro (Panamá): ”había dos millones de indios, o eran incontables, es menester que se diga como se acabó tanta gente en tan poco tiempo”. (Séjourne, 1994:28). (Fernandez Oviedo, Gonzalo“Historia general y natural de las indias”. Madrid, BAE, 1959 - Libro 3 Cap. VI / Libro 28 Cap. X)

La acción de los invasores fue la causa directa o indirecta de lo que Las Casas llamó la Destrucción de las Indias, ocasionando el hundimiento cultural y demográfico. Este proceso se consumó en unas pocas décadas después de 1492.

La isla de Cuba es cuasi tan lengua como de Valladolid a Roma, está hoy cuasi toda despoblada. Las islas de Sant Juan y la de Jamaica, islas muy grandes y muy felices y graciosas, ambas están asoladas. Las islas de lo Lacayos, que están comarcanas a la Española y a Cuba por la parte del Norte, que son más de sesenta con las que llamaban de Gigantes y otras islas grandes y chicas, y que la peor dellas es más fértil y graciosa que la huerta del Rey, de Sevilla, y la tierra más sana del mundo, en las cuales había más de quinientas mil ánimas, no hay una sola criatura. Todas las mataron trayéndolas y por traellas a la isla Española, después que veían que se les acababan los naturales della. (Las Casas, 2005:73 - 74)

1514

El año de mil quinientos y catorce pasó a Tierra Firme un infelice gobernador (Pedrarias Dávila), crudelísimo tirano, sin alguna piedad ni aún prudencia, como un instrumento del furor divino, muy de propósito para poblar en aquella tierra con mucha gente de españoles. Y aunque algunos tiranos habían indo a la Tierra Firme y habían robado y matado y escandalizado mucha gente, pero había sido a la costa de la mar, salteando y robando lo que podían. Mas éste excedió a todos los otros que antes dél habían ido, y a los de todas las islas, y sus hechos nefarios a todas las abominaciones pasadas; no sólo a costa de la mar, pero grandes tierras y reinos despobló y mató, echando inmensas gentes que en ellos había a los infiernos. Este despobló desde muchas leguas arriba del Darién (Panamá) hasta el reino y provincias de Nicaragua inclusive, que son más de quinientas leguas, y la mejor y la más felice y poblada tierra que se cree haber en el mundo; donde había muy muchos grandes señores, infinitas y grandes poblaciones, grandísimas riquezas de oro, porque hasta aquel tiempo en ninguna parte había parecido sobre la tierra tanto. Porque aunque de la isla Española se había henchido casi España de oro, y de más fino oro, pero había sido sacado con los indios de las entraña de la tierra, de las minas dichas, donde, como se dijo, murieron. (Las Casas, 2005:90 – 91)

Para el estudio de la prehistoria de Moxos es preciso tener en cuenta este proceso de destrucción que llevó a las culturas americanas al borde de su desaparición total (95% de mortandad) y en especial las de la selva tropical.

AMAZONAS

El cronista Josép de Acosta recibió los relatos fantásticos de lo que hasta entonces no tenía nombre para ellos, por lo que se refieren nada más a ”lo que cae entre Perú y Brasil”. No hace falta intentar leer entre líneas, porque los textos son claros al referirse a la gente, sus moradas y alimentos.

En la misma América, cuyos términos por todas partes se saben, no se sabe la mayor parte de ella, que es lo que cae entre el Pirú y Brasil, y hay diversas opiniones de unos que dicen que toda es tierra anegadiza, llena de lagunas y pantanos, y de otros que afirman haber allí grandes y floridos reinos, y fabrican allí el Paitití y el Dorado y los Césares, y dicen haber cosas maravillosas… Agora últimamente, por cartas de los nuestros que andan en Santa Cruz de la Sierra, se tiene por relación fresca que se van descubriendo grandes provincias y poblaciones en aquellas partes que caen entre el Pirú y Brasil. (Acosta, 1940:131 – 132)

Sobre el Amazonas, podemos estimar si eran o no “culturas primitivas” - al observar las imágenes que impresionan al primer cronista de esta región de ríos, bosques y llanos. Así como las costas del Atlántico tienen como cronistas a Oviedo, Vespucio o Acosta; el río Amazonas y sus poblados, fueron descritos por Gaspar de Carvajal. Llegó en 1536 al Perú, cuatro años después de la caída de Atahualpa. En 1541 descendió desde Quitocomo capellán de una expedición al Dorado, al mando de Gonzalo Pizarro. Luego de separase en busca de alimentos, bajo las ordenes de Francisco de Orellana y siguiendo el caudaloso río Amazonas llegaría hasta el Atlántico. Gaspar de Carvajal relata, (desde el Río Negro en adelante):

“Pasamos adelante y siempre por poblado y una mañana, a hora de las ocho, vimos sobre y un alto una hermosa población, que al parecer debía ser cabeza de un gran señorío…, en doblando una punta que el río hacía, vimos la costa adelante muchos y muy grandes pueblos que estaban blanqueando,… no discrepaba un pueblo de otro distancia de media legua y menos…. Y aún más digo, que la tierra adentro, a dos leguas y más y menos parecían muy grandes ciudades que estaban blanqueando”, “Quiero que sepan que toda la gente que en este río hemos pasado… es de buena razón e muy vivos e ingeniosos; porque parece ansí por todas las obras que hacen, ansí de bultos como debujos y pinturas de todas colores, muy buenas, que es cosa maravillosa de ver (Séjourne, 1994:118-119) (Carvajal, Gaspar. “Relación del nuevo descubrimiento del famoso río grande de las Amazonas” Pgs. 87, 91, 100 y 118)

La Relación de Carvajal menciona el maíz desde el territorio de los Machipero, al parecer ubicado por la desembocadura del río Putumayo, actual territorio brasilero:

“Así que nos era necesario comer nuestro acostumbrado manjar, que era yerbas y de cuando en cuando un poco de maíz tostado”, “Hallamos en este pasto (300 leguas abajo Aparia) muy gran cantidad de bizcocho muy bueno, que los indios hacen de maíz y de yuca “, “Aquí se halló mucho maíz... de lo que los indios hacen pan”, “Comíamos el maíz por granos contados (en la boca del Amazonas)”, “Comíamos... unos a medio almuz de maíz tostado y otros a menos”.(Barletti, 1992:21)

Pero no todo fue bienestar y abundancia en el viaje. Huyendo los españoles de los Machiparo, disparan al capitán general de los indios y le matan, dándoles tiempo de huir, fueron perseguidos por río.

Pero nos siguieron dos días y dos noches sin nos dejar reposar, que tanto tardemos en salir de la población este gran señor llamado Machiparo, que al parecer de todos duró más de ochenta leguas, que era toda una lengua, estas todas pobladas, que no había de poblado a poblado un tiro de ballesta, y el que más lejos estaría media legua, y hubo pueblo que duró cinco leguas sin restañar casa de casa que era cosa maravillosa de ver: como íbamos de pasada e huyendo no tuvimos lugar de saber qué es lo que había en la tierra adentro; pero, según la disposición y parecer de ella, debe ser la más poblada que se ha visto, y así nos lo decían los indios de la provincia de Aparia, que había un grandísimo señor la tierra adentro hacia el sur, que se llamaba Ica, y que éste tenía muy gran riqueza de oro y plata, y esta noticia traímos muy buena y cierta. (Carvajal, 1986:66)

En ambos casos, cronistas del Atlántico y Amazonas, coinciden en sus descripciones. Sencillamente, se encontraron frente a sociedades que llevaban milenios de evolución, gentes – en principio – acogedora, que gozaban de un grado de confianza, bienestar, libertad y abundancia que contrastaba con la de sus países de origen.

-:-

Fuentes de consulta:

ACOSTA, Joseph. Historia natural y moral de las indias. Ed. Fondo de Cultura Económica. México. 1940

DE CARVAJAL, Gaspar. La aventura del Amazonas. Edición de Rafael Díaz. En Crónicas de América 19. Ed Historia 16. Madrid – España. 1986

DE LAS CASAS, Bartolomé. Brevísima relación de las indias. Ed. Alianza. Edición de Trinidad Barrera López. Madrid – España. 2005

BARLETTI, José. Los pueblos amazónicos en tiempos de la llegada de Orellana. www.pucp.edu.pe Versión PDF. 1992

SÉJOURNE, Laurette. Antiguas culturas precolombinas. En Historia Universal del siglo XXI – América Latina. Ed. Siglo XXI España. 1994. Primer edición en alemán 1971.

Autor:

Emir Iskenderian Aguilera

Lic. Relaciones Internacionales

Volver atrás
Enviar el artículo por E-mail
close



14 + 3 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Compartir el artículo en Facebook Versión para mprimir
+ Restaurar tamaño del texto -
Uhr 13

min.

... a fondo

La influencia histórica de la convicción patriótica

Eduardo Paz Rada

La historia de la sociedad boliviana ha estado marcada por la dinámica y las contradicciones de las relaciones con las potencias capitalistas mundiales en torno a la explotación de los recursos naturales acompañada con la dominación política e ideológica sobre el conjunto de América Latina. En este contexto, los estudios, aportes y (...) :: Más detalles

Otros artículos de análisis

El gobierno de Evo Morales acelera el montaje de la planta nuclear

AnaliaPandoCabildeo

¿Por qué el gobierno de Evo Morales quiere gastar más de 2 mil millones de dólares en la construcción de (...)

Elites económicas y decadencia sistémica

Jorge Beinstein

A raíz de la llegada Mauricio Macri a la presidencia se desató en algunos círculos académicos argentinos la (...)

El gobierno del MAS se hunde en un mar de mentiras

AmaliaPandoCabildeo

El gobierno del MAS ha perdido tres elecciones consecutivas desde 2014 porque las grandes mayorías, sobre todo urbanas, ya no creen (...)

Quintana tiene el hábito de desviar fondos públicos y de impartir “línea” a los periodistas

Wilson García Mérida

La difusión de un audio que registra una reunión “de trabajo” entre el ministro de la Presidencia Juan (...)

la frase

Álvaro García ha leído pocos libros Cita a Hegel pero leyó citas de citas nada más Por eso carece de espíritu humanista y sufre acomplejamiento social e intelectual

Wálter Chávez, ex asesor del MAS

¿Cuál es el principal desafío del nuevo gobierno

  • Seguridad ciudadana
  • Lucha contra el narcotráfico
  • Industrialización
  • Empleo y educación
  • Otros

Encuesta vigente desde el 13-10-2014

Encuesta anterior:

Por quién votará en las elecciones de 2014