Lunes 22 de octubre del 2018
 
x

¿Olvidó su contraseña?

Área: Política >> Relaciones exteriores
Actualizado el 2014-01-28 a horas: 02:20:33

Al modificar parcialmente la frontera entre Perú y Chile, la Corte Internacional de Justicia confirma que los tratados son “revisables”

García Linera: La Haya “sienta un precedente importante” para Bolivia

La Paz, Santiago, Lima y La Habana (ABI y PL).- El presidente en ejercicio Álvaro García Linera informó el lunes que el gabinete ministerial, el equipo técnico, jurídico e histórico del Gobierno y el presidente Evo Morales estudian “sistemáticamente” el fallo que la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya pronunció sobre el diferendo entre Perú y Chile, para emitir un criterio oficial este martes. No obstante, el mandatario comentó que ese fallo “sienta un precedente importante” para Bolivia.

  • Artículos relacionados

Artículos que le pueden interesar

La CIJ de La Haya falló el lunes a favor de Perú en la demanda que presentó ese país en 2008 contra Chile para que ese alto Tribunal de Justicia se pronuncie por la soberanía de al menos 35.000 km2 de aguas territoriales en el Océano Pacífico.

El fallo de la CIJ modifica parcialmente la delimitación marítima de Perú y Chile en el Pacífico Sur, aunque no ajusta las coordenadas que pidió sancionar Perú,que demandaba como frontera una línea equidistante trazada desde la costa, mientras Chile defendía la delimitación actual, es decir, la línea paralela que emanaba de los tratados de 1952 y 1954.

Según el fallo, la CIJ fijó nuevos límites marítimos estableciendo una solución que amplía la zona económicamente exclusiva del Perú en miles de kilómetros. La sentencia fue emitida después de más de seis años de la demanda peruana, en la que sostenía que la frontera marítima con Chile aún no estaba fijada en un tratado de límites; mientras que Santiago argumentaba que la línea divisoria ya se encontraba definida.

Durante poco más de dos horas de lectura del fallo, el presidente del tribunal de La Haya Peter Tomka hizo referencia a los antecedentes históricos de la controversia y a los principales alegatos planteados en el proceso contencioso entre los dos países.

Según el presidente peruano Ollanta Humala, citado por la agencia estatal Andina, la Corte Internacional de Justicia de La Haya reconoció un espacio que se puede calcular en unos 50.000 kilómetros cuadrados de derechos soberanos para su país. “Perú puede sentirse satisfecho de la labor cumplida y que ha permitido el reconocimiento de derechos soberanos sobre un espacio marítimo de alrededor de 50.000 kilómetros cuadrados, lo que representa más del 70% del total de nuestra demanda”, expresó Humala.

El mandatario peruano dijo que Perú se encuentra complacido con el resultado de esa opción de paz: “Hoy podemos proclamar la victoria de la paz, que esa la victoria de todos, que es la victoria del pueblo peruano”.

El tribunal de La Haya confirmó la tesis chilena de establecer una frontera en línea paralela hasta las 80 millas, pero más allá de ese punto le dio la razón a Lima al definir un trazo equidistante hasta las 200 millas. "Perú gana desde 80 millas", tituló el diario El Comercio, mientras La República consideró que "la frontera marítima se modifica a nuestro favor".

Quisiera saludar este como un día de reivindicación en el cual el pueblo peruano puede tener la satisfacción de haber sido escuchado por el máximo tribunal de justicia del mundo, comentó el ex presidente Alan García. Mientras, el agente peruano ante la Corte Allan Wagner expresó su agradecimiento a los miembros de esa institución "por resolver esta controversia luego de seis años de proceso".

Por su parte, el presidente de Chile Sebastián Piñera ratificó que su país acatará e implementará el fallo de la Corte, aunque estableció discrepancias con respecto a algunos puntos. En declaraciones a la nación tras conocerse el dictamen, señaló que la instancia judicial -por 15 votos contra uno- "ha confirmado en lo sustancial los argumentos de la posición chilena", al reconocer "la existencia de un acuerdo de límite marítimo y que ese (...) es en parte un paralelo geográfico, (que) pasa por el Hito Uno y no por el punto 266".

La decisión de La Haya, de carácter inapelable, establece una línea fronteriza sobre el paralelo del denominado Hito Uno (en la costa) hasta las 80 millas mar adentro, pero más allá de ese punto define un trazo equidistante hasta las 200 millas. Piñera valoró que la confirmación del Hito Uno "ratifica el dominio (chileno) sobre el triángulo terrestre respectivo", pero expresó su disconformidad con el hecho de que la frontera marítima abandone el citado paralelo a partir de las 80 millas para asumir un trazado "equidistante de las líneas de base de ambos países".

"Sin duda Chile discrepa profundamente de esta decisión de la Corte, ya que todos los acuerdos, las declaraciones, alegatos sobre esta materia (...) y la práctica consistente entre ambos países durante los últimos 60 años se refirieron única y exclusivamente a las 200 millas", estableció el mandatario chileno.

"Esta decisión -sostuvo- implica que Chile debe ceder derechos económicos. Si bien en esta zona Chile mantiene en plenitud sus libertades de navegación marítima y área, sin duda esta cesión constituye una lamentable pérdida para nuestro país". En todo caso, el gobernante subrayó que el fallo cautela la "total integridad las 12 millas que constituyen el mar territorial y soberano de Chile" y resguarda la posición geográfica estratégica y la conectividad de la ciudad de Arica (norte).

Anunció también Piñera que comenzará labores de coordinación con la presidenta electa Michelle Bachelet para la implementación del fallo. Precisamente, Bachelet -quien entrará en La Moneda para un segundo mandato en marzo próximo- catalogó el dictamen como "una pérdida dolorosa", pues -apuntó- "impacta una parte de la zona económica exclusiva, donde Chile goza de derechos económicos".

Sin embargo, la abanderada de la coalición Nueva Mayoría hizo notar -como antes Piñera y diversos analistas de la cuestión- que "la mayor parte de la pesca ocurre dentro del área que la Corte ha ratificado pertenece a nuestro país". "Analizaremos la decisión a fin de ver sus alcances. Trabajaré para que la sentencia sea gradual y concertada entre Chile y Perú", aseguró Bachelet, quien llamó a la "unidad y serenidad" en estos momentos.

Reacciones en Bolivia

En Bolivia, el presidente en ejercicio Álvaro García Linera informó que una vez recepcionado el fallo de la Corte “los equipos técnicos, jurídicos e históricos tanto en la ciudad de La Paz, como en La Haya se están reuniendo y estamos intercambiando información con el Presidente, que se encuentra en Cuba, y quiero informarles que mañana el presidente Evo va a emitir una declaración oficial en torno a nuestra posición respecto a este fallo emitido por la Corte Internacional”.

García explicó que el gabinete de ministros, el grupo de asesores jurídicos y técnicos y el Presidente realizan un “estudio detallado, minucioso y responsable” del fallo de la CIJ. Respecto a que esa decisión podría afectar la demanda interpuesta por Bolivia contra Chile en La Haya, por una salida soberana al mar, García Linera adelantó que “el fallo de la Corte sienta un precedente muy importante”, pero insistió que la posición del Gobierno boliviano será emitida de modo oficial por el presidente Morales este martes.

“El posicionamiento del Gobierno va ser transmitido mañana, una vez que acabemos el estudio, como corresponde para un tema tan delicado por parte del gabinete y los equipos jurídicos”, agregó.

Antes de conocer el fallo, el presidente Evo Morales afirmó que la decisión de la CIJ no perjudicará de ningún modo a Bolivia que reclama a Santiago hace más de 130 años. “Cualquiera sea el fallo de la Corte entre Perú y Chile no va a perjudicar al pueblo boliviano porque nuestra demanda es ante Chile para volver con soberanía al Pacífico”, afirmó el jefe de Estado que asiste a la Cumbre de la Comunidad de Estados de Latinoamérica y el Caribe en Cuba.

Mediterránea desde 1879, Bolivia demanda a Chile una salida soberana al mar. En abril último y tras décadas de cabildeos y negociaciones bilaterales infructuosas, el gobierno de Morales radicó un proceso en la CIJ para obligar a La Moneda a asumir una negociación formal y con efectos vinculantes sobre el derecho boliviano de alcanzar un espacio propio en las costas del mar Pacífico.

Chile sostiene que los límites territoriales fueron zanjados por vía del Tratado de 1904 y que nada debe a Bolivia, cuyo gobierno ha denunciado el documento de “injusto, impuesto e incumplido”.

A menos de 2 horas del pronunciamiento inapelable de la CIJ, sobre el diferendo peruano chileno, el jefe de Estado boliviano reivindicó el imperio de la integración y la paz en arreglo a la carta de Naciones Unidas que proclama el principio de la solución pacífica de las controversias.

“Frente al fallo que se va a emitir hoy desde La Haya, queremos decirle al pueblo boliviano y al mundo que Bolivia es un estado pacifista que promueve la solución pacífica de las controversias. Bolivia es un país integracionista, porque las soluciones para nuestros pueblos pasan por el trabajo conjunto de nuestros Estados”, afirmó.

El mandatario boliviano, que entre 2006 y 2009 acicateó el mayor acercamiento con Chile, al punto de suscribir con su entonces colega chilena Michelle Bachelet la Agenda de 13 Puntos, que incorporó por primera vez en la historia de relación bilateral la demanda marítima boliviana, dijo que la posición de su gobierno y país, respecto al fallo de la CIJ, se ciñe en estricto a la legislación internacional.

“Bolivia es respetuosa del derecho internacional y los espacios y mecanismos dispuestos para solucionar los diferendos aún pendientes en la región”, remarcó el mandatario.

Desde 1976 en que los ex dictadores Bolivia y Chile, respectivamente Hugo Banzer y Augusto Pinochet negociaron la cesión de costas, cabildeo que finalmente dio por traste, La Paz, cuya aspiración de reinserción marítima no considera la cesión de enclaves, avista fluir al Pacífico por un corredor propio, de 20 km de ancho, con continuidad territorial, ideal sobre la Línea de la Concordia, la frontera peruano chilena marcada por la región chilena de Arica y la provincia peruana de Tacna.

Desde entonces Bolivia y Chile, por decisión del primero, cancelaron su relación diplomática. Se trata de un planteo, de consecuencias trilaterales, que mantendría la continuidad territorial de Chile, potencia a la que Bolivia reclama litoral.

Chile y Perú perfeccionaron en 1929 lo que más tarde se conoció como el Tratado secreto de Ancón, por el cual la Moneda no puede ceder, “a una tercera potencia”, sin antes consultar a Lima, territorios que antes de la denominada guerra del Pacífico pertenecieron a la jurisdicción peruana. Ese documento delimitó la frontera territorial y marítima entre ambos países.

Producto de una invasión militar en febrero de 1879 a su entonces puerto de Antofagasta, extendida luego más al norte, Bolivia resignó todo su mar, 400 km lineales de litoral, además de 120.000 km2 de riquísimos territorios mineros en la puna del Atacama.

Perú, que lió el enfrentamiento militar aliada de Bolivia, perdió a manos de Chile sus provincias de Arica, Iquique y Tacna. Esta última volvió a la soberanía peruana en la mesa de la negociación y tras un referendo popular en los años 20 del siglo XX.

Volver atrás
Enviar el artículo por E-mail
close



7 * 3 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Compartir el artículo en Facebook Versión para mprimir
+ Restaurar tamaño del texto -
Mas informacion
Uhr 10

min.

... a fondo

La influencia histórica de la convicción patriótica

Eduardo Paz Rada

La historia de la sociedad boliviana ha estado marcada por la dinámica y las contradicciones de las relaciones con las potencias capitalistas mundiales en torno a la explotación de los recursos naturales acompañada con la dominación política e ideológica sobre el conjunto de América Latina. En este contexto, los estudios, aportes y (...) :: Más detalles

Otros artículos de análisis

El gobierno de Evo Morales acelera el montaje de la planta nuclear

AnaliaPandoCabildeo

¿Por qué el gobierno de Evo Morales quiere gastar más de 2 mil millones de dólares en la construcción de (...)

Elites económicas y decadencia sistémica

Jorge Beinstein

A raíz de la llegada Mauricio Macri a la presidencia se desató en algunos círculos académicos argentinos la (...)

El gobierno del MAS se hunde en un mar de mentiras

AmaliaPandoCabildeo

El gobierno del MAS ha perdido tres elecciones consecutivas desde 2014 porque las grandes mayorías, sobre todo urbanas, ya no creen (...)

Quintana tiene el hábito de desviar fondos públicos y de impartir “línea” a los periodistas

Wilson García Mérida

La difusión de un audio que registra una reunión “de trabajo” entre el ministro de la Presidencia Juan (...)

la frase

Álvaro García ha leído pocos libros Cita a Hegel pero leyó citas de citas nada más Por eso carece de espíritu humanista y sufre acomplejamiento social e intelectual

Wálter Chávez, ex asesor del MAS

¿Cuál es el principal desafío del nuevo gobierno

  • Seguridad ciudadana
  • Lucha contra el narcotráfico
  • Industrialización
  • Empleo y educación
  • Otros

Encuesta vigente desde el 13-10-2014

Encuesta anterior:

Por quién votará en las elecciones de 2014