Martes 19 de junio del 2018
 
x

¿Olvidó su contraseña?

Área: Opinión >> Periodismo ciudadano
Actualizado el 2014-01-18 a horas: 13:14:41

Moxos y la provincia de los toros

De las expediciones de Soliz Holguín hacia la gran noticia y el descubrimiento del Dorado

Emir Iskenderian Aguilera *

Las evidencias históricas señalan que las culturas mojeñas prehispánicas construyeron y gestionaron la “limnoestructura productiva”, por lo menos entre el 2500 AP y el 400 AP. Poco mas de 2000 años. Hacia el 800 AP al parecer hubo un evento climático que modificó seriamente las condiciones locales. Sin embargo, no se considera este momento como definitivo en la desarticulación de la gestión global del “Aparato Hídrico Productivo”. Existen testimonios contundentes de la vigencia de la “limnocultura” entre los mojeños. Concretamente, las referencis a la Nación de los Toros o Torocosí. El registro escrito se guarda en las crónicas de soldados cruceños a principios del siglo XVII.

  • Artículos relacionados

Artículos que le pueden interesar

El contenido de estas páginas no refleja necesariamente la opinión de Bolpress

Sobre las crónicas cruceñas del las entradas al Moxos desde Santa Cruz de la Sierra del año 1617 recopiladas en la obra de Víctor Maurtúa, se sabe que fueron escritas hacia 1635. Ello fue gracias a un hacendado de gran fortuna, el cruceño don Pedro de Iriarte, quien ofreció una donación a la Audiencia de Charcas de cincuenta mil pesos, a fin de que se realice una nueva expedición a Mojos. La única condición era que el mismo Presidente de la Audiencia, don Juan de Lizarazu, la comandase. Éste, anunció su proyecto al Cabildo de Santa Cruz y apoderó al Rector de la Comunidad Jesuita de la ciudad, P. Juan Blanco, para las diligencias. El religioso hubo de consultar en especial a los veteranos que habían emprendido la última entrada a Moxos, al mando del que fuera gobernador de la ciudad, don Gonzalo Soliz de Holguín, fallecido e 1628. La consulta a los veteranos fue oficial y mediante declaración jurada ante escribano real.

Estos expedicionarios de avanzada, veteranos conquistadores y nuevos invasores, y finalmente, historiadores de su propia gesta, darían testimonios escritos de una de las naciones de aquel territorio. Soldados como Lorenzo Caballero o Alonso Soleto Pernia, dejarían sendos informes de sus expediciones. Iban avanzando de provincia en provincia. Descubriendo nuevos parajes a fuerza de seguir adelante a través de desconocidos lugares, a veces luchando con los originarios, a veces pactando para pasar por allí tranquilos, o ambas cosas, primero pelear y luego negociar. En estas primeras excursiones, los nuevos conquistadores castellano-guaraníes no pretendían quedarse, sino pasar adelante y descubrir la Gran Noticia, ElDorado.

La corriente colonizadora que partió de la costa atlántica se quedó a las puertas de Moxos y fundó la ciudad de Santa Cruz como la base de operaciones para la colonización y ciudad de enlace entre las corrientes de conquista altoperuana y rioplatense. Hacia 1600, la ciudad de Santa Cruz ya había pasado de estar a orillas del Sutós, a los llanos de Grigotá. Ahora se encontraba más cerca de la Audiencia Charcas y más lejos de los guaraní y Asunción. Conocida también como San Lorenzo el Real de la Frontera.

Cuenta la historia que era Gobernador de esta ciudad un tal Soliz, quien mandó recorrer la zona en busca de un camino a la Gran Noticia. Durante una de estas incursiones, separándose del grueso de una expedición de “pacificación” dirigida por Hernando de la Loma, el soldado Soleto Pernia junto con Sánchez y otros soldados cruceños, subiendo siempre hacia el norte, había penetrado ya en los Torococís, tierra mojeña y trajeron noticias. (Maurtua 1906:197-212).

El historiador Hernando Sanabria en una de sus notas a la crónica de Soleto, señala: Beltrán de Otazo y Guevar fue Gobernador de Santa Cruz entre los años 1597 y 1602, salvando un interregno de más de un año en el que, suspendido de funciones por orden de la Audiencia, fue reemplazado interinamente por Solís Holguín. Apenas iniciado en el gobierno mandó a su lugarteniente Hernando de Loma Portocarrero a que explorara la región poblada de indios llamada parecíes, situada en el divortia aquarum del Iténes y el Paraguay o más ampliamente hablando, del Amazonas y del Plata. Durante meses discurrió por allí Loma Portocarrero, y si bien no hizo otra cosa que entrar en avenencias con los parecíes y de modo especial con su cacique, llamado Manedy, trajo a Santa Cruz noticias tan vehementes acerca del reino de Moxos, que ello dio nuevo brío a los ánimos para reemprender las jornadas en aquella dirección. (Cronistas Cruceños, 1961:148)

Hacia 1617, los cruceños ya tenían una ruta hacia un nuevo El Dorado en su nuevo mundo. La expedición de Soliz de Holguín partió – siempre al norte - desde San Lorenzo el Real de la Frontera hasta Santiago del Puerto, de allí pasaron a la provincia de los Tapacuaras, hasta dar con el territorio de otra nación de indígenas, la provincia de los Guiriticosis (Serranos). Desde allí, Soliz envió una cuadrilla de avanzada hacía los Toros. Estos soldados finalmente arribaron a la cima de un cerro, desde el cual se divisaba la pampa mojeña. Al descender encontraron caminos que les condujeron directamente a los pueblos de los Torococíes. Esta época corresponde a un Moxos aún independiente, aunque ya habría sido alcanzado por epidemias que habían diezmado otros pueblos.

El avance del conquistador sobre la Provincia de los Tororcocí (la puerta al Gran Moxos) fue caminando y cabalgando sobre la infraestructura construida por los gentiles; y que es, hoy por hoy, estudiada por la arqueología. Anduvieron estos soldados sobre “limpios caminos”, actualmente conocidos como terraplenes y vieron las lomas, que hoy por hoy se excavan en busca del pasado.

El paisaje de Moxos, sus lomas, lagunas, cultivos y arroyos, a los que dedicamos la selección de citas de los cronistas, no son mera parte de la tierra. Son más bien, obras hidráulicas de tierra, propias de una colonización agrícola que duró cientos de años. Estos soldados que vieron desde la sierra la pampa inmensa y sus lomas tendidas, no imaginaron que estas islas fuesen hechas - a pulso - por los gentiles, aunque sí dieron fé de su indudable capacidad labradora y constructora de “caminos”.La lectura de estos primeros historiadores de Moxos, nos permite visualizar una sociedad sofisticada en medio continente. La realidad superaba a cualquier posible fantasía de los cronistas, incapaces en su momento de comprender la magnitud total y real de la inmensa obra agrícola presente en aquella nueva provincia, y que recién hoy, gracias - por ejemplo - al avión e imágenes satelitales, se empieza a vislumbrar.

Fruto de los datos que se registran en las diferentes crónicas, en resumen, puede establecerse que la Provincia Torococi tenía unos 44 pueblos (Holguín) y 36 caciques en toda la provincia (Sánchez). El Primer Pueblo estaba habitado por unos 700 indios juntos (Holguín) y cerca había un barriozuelo de unos 100 indios (Holguín). Vieron tinajas grandes (Soleto). Para llegar a él, pasaron un río (Soleto), un camino ancho (Justiniano), vieron quemando pajonales de una gran vega (Justiniano), hasta que llegaron a un pueblo grande (Caballero). Hallan en una casa una cruz (Caballero) y muchas figuras de peces y pájaros pintados (Caballero). Molían maíz en batanes a modo del Perú (Caballero). Entre el camino del 1º al 2º pueblo vieron muchos percheles de maíz y casas al lado del camino (Caballero). 280 casas de vivienda más cocinas y casas para beber (Heredia). 400 casas y 90 cocinas (Limpias). 350 casas el mayor pueblo, 50 cocinas y 20 bebederos. (Sánchez). El primer pueblo es el mayor (Justiniano). Una chacra con más de 500 percheles de maíz (Holguín). En cuanto al Segundo Pueblo, se habla de una Roca al centro de la laguna (Soleto), de un pueblo sobre una laguna (Justiniano), de 5 o 6 pueblos a la orilla de una laguna grande (caballero) y en medio de la laguna una piedra cuadrada que parece hecha a mano (Caballero), una laguna grande que sería mayor que el Aquiaca, con sus rancherías y peña en medio (Heredia). 60 – 66 casas, 33 cocinas y 5 bebederos grandes (Limpias), demás pueblos junto a la laguna y al lado tierra alta y fértil (Holguín) (Confróntese con el Informe Lizarazu, en Maurtúa, 1906).

A los expedicionarios españoles, en pos de nuevas conquistas, les interesaba “ver para creer”. Lo que vieron en Moxos les impresionó, en particular la abundancia de percheles (silos para almacenar granos):

una chácara, que tenía más de quinientos percheles de maíz, que son sus graneros” (Solíz, en Maurtúa, 1906:158); otro día caminamos como una legua, y pasamos por un chácara muy grande,”( ídem)); sus chácaras en montaña clara muy bien rozada” (Limpias, en Maurtúa, 1906:170); parece cosa increíble, conforme a las chácaras, que en ellos se diesen tal fuerza de bastimentos(ídem); “había grandísima cantidad de maíz, yuca, frijoles, maní, zapallos y otras muchas legumbres de la tierra, en cantidad tanto”, (ídem); “que entrando por una calle o calzada que ellos tenían para división de las sementeras, que cabían tres hombres de a caballo por ella” (ídem); “el Capitán Diego Hernández bejarano, visto tan gran numero de percheles de maíz y demás legumbres, a mi y a otros soldados nos ordenó los contásemos, y en la cera que a mi me cupo conté más de setecientos percheles, al parecer de a veinte y de a treinta anegas de comida en cada perchel, cosa que nos dejó admirados, y el otro soldado contaría más de cuatrocientos percheles en comunidad, así labran la tierra y no de por sí” (ídem); “es gente muy labradora, y se hallaron grandísimas chacras de maíz y de otras cosas de legumbres” (Sánchez, en Maurtúa, 1906:195)); “otro día marchó el campo hacia el norte por un camino ancho, dejando a un lado y a otro muchas casas y percheles de maíz, que por ser tantas no tuve curiosidad de contarlas” (Caballero, en Maurtúa, 1906:176 - Tomo IX).

Estas citas dan cuenta de unos 1.100 percheles, cada uno con 25 fanegas promedio (55.5 litros por fanega). Por lo tanto en cada perchel cabía una cantidad de maíz equivalente a 1.387.5 kilos. Redondeando, podemos afirmar que en cada perchel había una tonelada y media de maíz. Esto multiplicado por el total de percheles y tenemos que una sola aldea mojeña podía producir hacia comienzos del siglo XVII la cantidad equivalente a 1.526.250 lts. O bien, 1,526,25 toneladas de alimento. Se necesitarían por lo menos 200 hectáreas de cultivos para lograr tal acopio. Ahora bien, el peso de cada fanega podría ser mayor, según la fuente que se consulte.

En definitiva, Soliz Holguín se dio cuenta de la descomunal riqueza de esos pueblos y tuvo la prudencia de retroceder ante las advertencias de los indíos Serranos de caer en una trampa si entraba más adentro en ese territorio, como había sucedido sus antepasados. Fueron sus expedicionarios los que descubrieron la ruta y acceso al Dorado de espigas de maíz y lo describen como el pueblo más rico, poderoso y de mayor concentración demográfica. Además de un paraíso.

“este paraíso, si así se puede llamar” (Caballero en Maurtúa, 1906:180) “poderosísimo reino y nuevo mundo, que llaman el Dorado, y por otro nombre los Torocosíes” (Lopez Roca en Maurtúa, 1906:159)

Fuentes:

MOXOS: UNA LIMNOCULTURA. Editado por el Centre d´Estudis Amazònics (CEAM). Barcelona – España. 2003

MAURTUA, Víctor. Juicio de Límites entre Bolivia y Perú. Prueba peruana presentada al Gobierno de la República Argentina. Tomos noveno / décimo. Madrid – España. 1906.

CRONISTAS CRUCEÑOS DEL ALTO PERU VIRREINAL. Publicaciones de la Universidad Gabriel René Moreno. Santa Cruz de la Sierra – Bolivia. 1961.

ISKENDERIAN, Emir Et. Al. RIVERO, Gustavo. 1617, el descubrimiento del Dorado. Editorial Santos Noco. Santa Cruz. -Bolivia. Mimeo 17 de abril 2008.

* Licenciado en Relaciones Internacionales.

Volver atrás
Enviar el artículo por E-mail
close



13 - 6 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Compartir el artículo en Facebook Versión para mprimir
+ Restaurar tamaño del texto -
Mas informacion
Uhr 11

min.

... a fondo

La influencia histórica de la convicción patriótica

Eduardo Paz Rada

La historia de la sociedad boliviana ha estado marcada por la dinámica y las contradicciones de las relaciones con las potencias capitalistas mundiales en torno a la explotación de los recursos naturales acompañada con la dominación política e ideológica sobre el conjunto de América Latina. En este contexto, los estudios, aportes y (...) :: Más detalles

Otros artículos de análisis

El gobierno de Evo Morales acelera el montaje de la planta nuclear

AnaliaPandoCabildeo

¿Por qué el gobierno de Evo Morales quiere gastar más de 2 mil millones de dólares en la construcción de (...)

Elites económicas y decadencia sistémica

Jorge Beinstein

A raíz de la llegada Mauricio Macri a la presidencia se desató en algunos círculos académicos argentinos la (...)

El gobierno del MAS se hunde en un mar de mentiras

AmaliaPandoCabildeo

El gobierno del MAS ha perdido tres elecciones consecutivas desde 2014 porque las grandes mayorías, sobre todo urbanas, ya no creen (...)

Quintana tiene el hábito de desviar fondos públicos y de impartir “línea” a los periodistas

Wilson García Mérida

La difusión de un audio que registra una reunión “de trabajo” entre el ministro de la Presidencia Juan (...)

la frase

Álvaro García ha leído pocos libros Cita a Hegel pero leyó citas de citas nada más Por eso carece de espíritu humanista y sufre acomplejamiento social e intelectual

Wálter Chávez, ex asesor del MAS

¿Cuál es el principal desafío del nuevo gobierno

  • Seguridad ciudadana
  • Lucha contra el narcotráfico
  • Industrialización
  • Empleo y educación
  • Otros

Encuesta vigente desde el 13-10-2014

Encuesta anterior:

Por quién votará en las elecciones de 2014