Domingo 24 de junio del 2018
 
x

¿Olvidó su contraseña?

Área: Internacional >> Latinoamérica
Actualizado el 2014-01-10 a horas: 04:51:28

Demostrado su impacto social

Agricultura urbana y suburbana: experiencia cubana en avance

Lourdes Pérez Navarro *

La Habana (PL).- Con los primeros rayos del sol, el agricultor cubano Pablo Hernández abre el portón de Poliespuma y recorre atento los canteros de col, habichuela, espinaca, ajo porro, cebollino, pepino y de una treintena de vegetales y hortalizas que empezó a cultivar ocho años atrás. Poliespuma nació de su esfuerzo, cuando en 2005 la vida le dio un giro y pasó de profesor universitario a agricultor y administrador de este organopónico, perteneciente a la Cooperativa de Créditos y Servicios Fructuoso Rodríguez y enclavado en la reparto de Mulgoba, en el municipio capitalino de Boyeros.

  • Artículos relacionados

Artículos que le pueden interesar

Al contemplar sus plantaciones Hernández siente orgullo de cuánto ha podido hacer con poco personal y mínimos recursos, pues la experiencia de estas áreas de cultivo, nacida a fines de la década del 80 y luego consolidada en un movimiento nacional de agricultura urbana y suburbana, parte precisamente del empleo de materiales de la localidad.

Bajo esa concepción, este ingeniero en mecanización aprovechó las láminas de poliespuma desechadas por una fábrica de equipos electrónicos cercana al lugar, para levantar las cercas del organopónico y las guarderas de los canteros. Con el tiempo su idea se generalizó en otros agricultores, quienes han apreciado los beneficios de este material desechable, un polímero derivado del petróleo no contaminante, duradero, liviano, manuable y que guarda la humedad, por lo que los cultivos necesitan menos riego, aseguró Hernández a Prensa Latina.

El resultado es la producción continua de unas 30 especies de vegetales y hortalizas, a partir del uso de abono orgánico, que permanecen el año entero en la tarima del punto de venta del organopónico, frescas y al alcance de la población. “Es una afluencia diaria de personas, quienes, además, han empezado a consumir vegetales que conocían poco, como acelga, col china y culantro, por lo que ayudamos a elevar la cultura alimentaria”, subrayó Hernández.

Significó que el impacto social de esta experiencia, que recibe todo el apoyo del Gobierno, del Ministerio de la Agricultura y otros organismos, va más allá, pues el organopónico asegura de manera gratuita la presencia de vegetales y hortalizas en hogares de ancianos, círculos infantiles y escuelas de la zona.

Actualmente la agricultura urbana y suburbana en Cuba constituye uno de los siete programas principales del Ministerio de la Agricultura, explicó a esta Agencia el doctor Nelso Companioni, director de Agricultura Urbana y Suburbana del Instituto de Investigaciones Fundamentales en Agricultura Tropical (Inifat).

“Si en otros países la agricultura urbana se contempla como una actividad de subsistencia, aquí es un programa oficial, de carácter popular , donde el objetivo principal es producir alimentos y cuidar los recursos naturales que tienen que ver con esa producción, para el abastecimiento local”, resaltó el especialista.

Recordó que el programa inició a finales de la década del 80 del pasado siglo, cuando se organizó el Movimiento Nacional de Organopónicos, que en 1994 estaba tan generalizado en el país que fue necesario constituir el Grupo Nacional de Organopónicos. Una década después se formó el Grupo Nacional de Agricultura Urbana, nombre al que se le agregó Suburbana en el 2009.

Siempre sobre una base popular y con empleo de los recursos que están a mano en las propias localidades, terrenos abandonados y basureros se fueron convirtiendo en organopónicos, huertos, áreas semiprotegidas y patios familiares. Lo que empezó con el propósito de cultivar vegetales, hortalizas y condimentos, se extendió hasta abarcar 30 subprogramas, entre ellos: frutales, plátanos, forestales, café y cacao, flores, plantas medicinales, apicultura, semillas, capacitación, avícola y acuicultura.

A juicio de Companioni el país cuenta con un sistema de producción de alimentos que se aleja del uso de los fertilizantes químicos, a partir del empleo de abonos orgánicos que ayudan a restituir la fertilidad a las tierras y a lograr productos de alta calidad y no contaminados. “Esta es la agricultura del futuro en el mundo. Hoy tenemos un fuerte movimiento agroecológico que nos permite ir dejando a un lado los insumos industriales que son caros y son factores de contaminación”, remarcó.

Actualmente este programa se fortalece como fuente de empleo, con fuerte impacto social, pues cientos de miles de personas encuentran en él su sustento, afirmó Companioni, quien es también secretario ejecutivo del Grupo Nacional de Agricultura Urbana y Suburbana. En los últimos 10 años, dijo, el programa de la agricultura urbana ha generado empleos que fluctúan entre los 340 mil y 380 mil.

En tanto, dijo, la suburbana pronostica finalizar el año quinto del programa con 143 mil fincas, modalidades que hoy se potencian y están ubicadas en un área de 10 kilómetros a la redonda de las capitales provinciales. De ellas, puntualizó, 98 mil están bien definidas y repartidas, a partir de la legislación vigente que permite la entrega de tierras estatales en usufructo, y de ese número 57 mil ya están produciendo.

En cuanto a los cultivos, Companioni mencionó que existen 8.232 hectáreas en las que se cosechan algo más de un millón 52 mil toneladas de vegetales, hortalizas y condimentos, renglones insignias del programa. El objetivo es llegar a las 10 mil hectáreas y alcanzar un millón 200 mil toneladas de esos alimentos, a fin de que cada habitante del país consuma 300 gramos diarios, cifra promedio establecida en el mundo como la requerida para el mejor desarrollo humano.

Tales experiencias los especialistas cubanos las comparten con varios países, a fin de impulsar la también conocida como agricultura familiar o sostenible a pequeña escala, entre ellos, Venezuela, Uruguay, México y naciones de las Antillas Menores, en tanto se diseña un programa para Haití.

El desarrollo y consolidación de la agricultura urbana y suburbana a lo largo de esta isla caribeña ha sido reconocido por la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), que lo destaca como un modelo a generalizar en el mundo, impactado por eventos climatológicos y la prolongada crisis económica y alimentaria. No en balde la ONU nombró el 2014 como Año de la Agricultura Familiar, tema en el que, en opinión de Companioni, Cuba puede desempeñar un papel de gran impacto.

Estamos convencidos de que Cuba va a darle un aporte importante a ese esfuerzo. Tenemos mucho que aportar y lo más importante es que existe una voluntad política en el país, a todos los niveles, de apoyar estos sistemas productivos que repercuten en el objetivo de lograr la independencia alimentaria.

* Periodista de la redacción de Economía de Prensa Latina.

Volver atrás
Enviar el artículo por E-mail
close



14 - 4 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Compartir el artículo en Facebook Versión para mprimir
+ Restaurar tamaño del texto -
Mas informacion
Uhr 6

min.

... a fondo

La influencia histórica de la convicción patriótica

Eduardo Paz Rada

La historia de la sociedad boliviana ha estado marcada por la dinámica y las contradicciones de las relaciones con las potencias capitalistas mundiales en torno a la explotación de los recursos naturales acompañada con la dominación política e ideológica sobre el conjunto de América Latina. En este contexto, los estudios, aportes y (...) :: Más detalles

Otros artículos de análisis

El gobierno de Evo Morales acelera el montaje de la planta nuclear

AnaliaPandoCabildeo

¿Por qué el gobierno de Evo Morales quiere gastar más de 2 mil millones de dólares en la construcción de (...)

Elites económicas y decadencia sistémica

Jorge Beinstein

A raíz de la llegada Mauricio Macri a la presidencia se desató en algunos círculos académicos argentinos la (...)

El gobierno del MAS se hunde en un mar de mentiras

AmaliaPandoCabildeo

El gobierno del MAS ha perdido tres elecciones consecutivas desde 2014 porque las grandes mayorías, sobre todo urbanas, ya no creen (...)

Quintana tiene el hábito de desviar fondos públicos y de impartir “línea” a los periodistas

Wilson García Mérida

La difusión de un audio que registra una reunión “de trabajo” entre el ministro de la Presidencia Juan (...)

la frase

Álvaro García ha leído pocos libros Cita a Hegel pero leyó citas de citas nada más Por eso carece de espíritu humanista y sufre acomplejamiento social e intelectual

Wálter Chávez, ex asesor del MAS

¿Cuál es el principal desafío del nuevo gobierno

  • Seguridad ciudadana
  • Lucha contra el narcotráfico
  • Industrialización
  • Empleo y educación
  • Otros

Encuesta vigente desde el 13-10-2014

Encuesta anterior:

Por quién votará en las elecciones de 2014