Domingo 21 de octubre del 2018
 
x

¿Olvidó su contraseña?

Área: Opinión >> Comentarios y enfoque
Actualizado el 2014-01-07 a horas: 01:19:21

Bolivia 2013: Cuatro punteos y una reflexión final

Idón Moisés Chivi Vargas *

Una revolución no se hace por robots programados matemáticamente, es obra de seres humanos. Seres cuyas virtudes son siempre medibles al lado de sus defectos; virtudes y defectos que a su vez son la dimensión medible del Estado, porque sus consecuencias se sienten en la percepción de la gente, en sus rabias y sus orgullos, en sus frustraciones y sus alegrías, en su voto. Por ello el voto es la contabilidad cruenta y generosa de la democracia, se convierte en el lugar donde el pueblo pone sus sueños. El voto es la concentración numérica de lo que un país cree y lo que no; en quiénes cree y en quiénes no.

  • Artículos relacionados

Artículos que le pueden interesar

El contenido de estas páginas no refleja necesariamente la opinión de Bolpress

“Si Evo no soñara, ¿Cómo sería el proceso de cambio? ¿Qué velocidad tendría? ¿Tendríamos lo que hoy tenemos? ¿Haríamos lo que hoy hacemos?...”

El presente artículo recorre cuatro escenarios: El liderazgo indio; la nacionalización en vereda 2013; Tupaj Katari; la descolonización en escena; y una reflexión final

1º El liderazgo indio

El 2013 ha sido testigo de un liderazgo mundial indiscutible del presidente Morales…

Un liderazgo que tiene su cimiento en la conciencia del pueblo boliviano, en la conciencia de los pueblos del mundo, pero muy particularmente en la conciencia de los pueblos indígenas.

Es un liderazgo que proviene de viejas raíces, de barros cuya antigüedad se encuentra en el amanecer de los pueblos indios…

Es un liderazgo que se hace en la lucha sindical, anticapitalista, antiimperialista y anticolonialista.

El liderazgo del presidente Evo Morales, no es el resultado de campañas mediáticas, sino todo lo contrario…

El liderazgo de Evo Morales no se ha fabricado en las usinas marketineras de burguesías enanas ni oligarquías birlochas, sino en la escuela sindical revolucionaria... entre campesinos y obreros. Insurgentes, radicales y conspiradores.

El liderazgo de Evo proviene de la necesidad emancipatoria e insurgente de un país que sabe de dónde viene y sabe hacia dónde va, de un país que ha logrado autoconocimiento y por tanto, horizontes de proyección definitivamente reales. Zavaleta tiene en Evo y la conciencia del pueblo su evidencia sociológica a “Lo nacional popular en Bolivia”.

Pero el liderazgo, en todas las historias de las revoluciones proviene del sentido estratégico e histórico que se encarna en una subjetividad fuerte y decidida, capaz de ver la victoria en pleno escenario de derrota, capaz de cambiar la realidad con la voluntad de hacerlo, capaz de influir socialmente con palabras y hechos.

El liderazgo mundial de Evo, es entonces, la sumatoria de historia y memoria, de dignidad y soberanía, de Tupaj Katari y Bartolina Sisa, es un liderazgo indio, para indios de todas las tierras… y con los indios de todas las tierras, por más que los datos estadísticos digan cosas raras sobre los indios en el 2013.

El secuestro de Evo como amenaza del imperio al presidente indio y la posterior presidencia del G77 son evidencias indiscutibles, evidencias empíricas de un liderazgo mundial que ya muchos presidentes quisieran tener.

Liderazgo y conciencia del pueblo son la dialéctica de poder…

2º La Nacionalización en vereda 2013…

El 2006 cuando se promulgada el decreto de nacionalización, muchos infelices nos dieron los santos oleos en política, nos dijeron que las inversiones huirían de Bolivia, que la iniciativa privada… etc., etc., etcétera…

Hoy año 2013, la nacionalización nos muestra que la economía mundial no camina sobre el libre mercado, sino sobre el saqueo y el genocidio vampiresco de las naciones y sus pueblos.

Eso de libre mercado es un mito económico que sirve para embaucar a los pueblos y enriquecer a los siempre ricos. La economía mundial es una enorme caja de pandora, donde siempre gana el que la abre y que no por casualidad son los mismos que aparecen -hace más de ciento cincuenta años- en los directorios de los grandes bancos y transnacionales de los países que están en el lado norte de nuestro planeta, un planeta que todavía llamamos tierra, al paso que vamos, uno de estos días tendremos que llamarlo planeta basurero…

Galeano con su acostumbrada maestría literaria nos los dice con toda claridad: “Los países que son dueños de sus recursos, son países ricos, lamentablemente son pocos”.

Bolivia decidió ser dueña de sus recursos y hoy puede comprar computadoras para todos los profesores, puede desarrollar programas I, II y III como el del agua, y poner un satélite en el firmamento teñido de vicuñas, víboras y pumas…

Puede generar recursos, para el Juana Azurduy, el Juancito Pinto y la Renta Dignidad…

La nacionalización es una política para exportar, esa es la evidencia, pero la economía mundial tiene aliados locales que impiden que la tarea, lógica en economía de mercado, sea ilógica en economía global: Honduras y Paraguay nos duelen por eso, nos duelen porque sus democracias arrodilladas y economías paraliticas son producto de una sistemática violación a su soberanía.

Mientras que por otros costados, Ecuador, Venezuela, Argentina, Brasil, Nicaragua y El Salvador sientan soberanía, los iueseis se inventan la “alianza por el pacífico” un caballo de troya imperialista más peligroso aún que el propio ALCA…

Contra el ALCA y toda forma de agresión imperial, la internacionalización de las nacionalizaciones, es la clave para sostener el ALBA, el MERCOSUR y la CELAC, de hecho todo mecanismo de integración regional solo es posible si los países recuperan su calidad de dueños de sus recursos naturales.

La economía mundial con soberanía nacional sobre los recursos estratégicos es “comercio justo”, lo otro, el camino de los pnudes, es pura ilusión…

Entonces la nacionalización es política pura que comprueba una vieja frase leninista: “La política es la economía concentrada”

3º Tupaj Katari…

Cuando en 1.781 el Oidor Tadeo Diez de Medina, daba lectura a la sentencia de Tupaj Katari, le asignaba el denominativo de “monstruo humano”, esta designación zoomórfica y demoniaca se reproduce de modo recurrente en los imaginarios políticos de quienes hoy -en pleno siglo XXI- son los hijos putativos del neoliberalismo y del orden colonial. Pero cuando estos, no pueden hacer uso literal del término, acuden a otras variantes que conducen exactamente al mismo lugar, la negación de capacidades intelectuales a lo mas nacional que tiene el país: los indios de toda las tierras…

Teníamos que partir de esa primera reflexión, para comprender por qué ciertos dóxofos (sabelotodos) no daban crédito a la posibilidad de contar con un satélite boliviano en el firmamento, de hecho se mofaban del sueño, porque era un sueño indio…

Hoy que los hechos, muestran la realidad del satélite y las innumerables consecuencias benéficas para bolivianos y bolivianas, guardan un silencio sepulcral, típico en su formación de eunucos y burócratas de un imaginario pueblo enfermo que nunca existió sino en la mente de unos criollos criados en la dicotomía superior-inferior…

Hoy Bolivia puede mirar con dignidad una estrella color wiphala en el firmamento, una estrella que nos estará diciendo al oído: “Soy ese indio rebelde que fue descuartizado el siglo XVIII y que renació el siglo XXI para consolidar soberanía y ensanchar la dignidad de la Patria”

Pero no solo eso, el satélite pone en evidencia la vitalidad y velocidad del proceso de cambio, le muestra al continente lo que se puede hacer cuando se nacionaliza los recursos estratégicos.

Y aquí viene la cuestión del liderazgo, si Evo no soñara, ¿Cómo sería el proceso de cambio? ¿Qué velocidad tendría? ¿Tendríamos lo que hoy tenemos? ¿Haríamos lo que hacemos?...

Carlos Marx solía recordar a sus camaradas de la primera internacional, que un revolucionario tiene la capacidad de convertir sus sueños en realidad y que cada paso real vale más que una docena de programas…

Ciertamente ambas notas, expresan con toda claridad la cuestión del liderazgo y sus cualidades prácticas, porque una cosa es soñar en el vacío y otra es soñar pisando tierra, una cosa es diseñar grandes programas de desarrollo y otras es dar pasos seguros hacia el Vivir Bien…

Tupaj Katari dijo que volvería y sería millones, volvió y es mucho más que millones, es Patria Nueva, es soberanía y dignidad.

Tupaj Katari representa la resistencia anticolonial y la victoria política de un pueblo que le perdió el miedo al futuro…

El pueblo boliviano tiene Estado Plurinacional, el Estado Plurinacional tiene la conciencia del pueblo… esa es la dialéctica de la victoria.

La victoria es color wiphala…

4º la descolonización en escena…

Por lo dicho esta revolución es poderosa, porque tiene las condiciones subjetivas y objetivas necesarias, pero además tiene un núcleo político pétreo que se llama descolonización.

Sí, descolonización del imperialismo, descolonización interna, descolonización del “no se puede”, descolonización del hacer y el decir…

La descolonización, tal como se ve -a estas alturas-, tiene una velocidad práctica fuerte y una velocidad teórica raquítica…

Urge entonces, agarrar la velocidad práctica como materia de análisis teórico.

5º Una reflexión final…

Para un masculino de izquierda que proviene de los tiempos de la resistencia al modelo neoliberal, educado entre los valores misóginos “par excellence”, homofóbico por construcción cultural, es simplemente una locura emprender una reflexión sobre “violencia contra la mujer”.

Hasta puede parecer hipócrita escribir sobre “el tema”, siendo al mismo tiempo uno de los beneficiarios de la violencia, cuya impenitencia se nutre de una cotidianidad tolerante, cuatro paredes que asemejan una sala de torturas que a nadie le importa y una sordera obligada de vecinos y vecinas que escuchando hacen que no escuchan y pudiendo hacer no lo hacen, parece que la violencia congela las reacciones y genera parálisis de decir, hacer o gritar…

De nada valdría a estas alturas que trate de disculparme de quienes fueron mis víctimas, ellas y yo sabemos hoy, que las cosas pudieron ser diferentes, pero no lo fueron, que como muchos yo era un revolucionario de la plaza y un reaccionario en la casa…

Que con el tiempo aprendimos lo suficiente, como para que no ocurra lo que ocurrió, no hay duda, pero paso tiempo y paso mucho.

La idea en esta reflexión es ir más allá de lo que mi generación pudo ir.

Mi generación, aquella que fue la victima directa de las políticas neoliberales aprendió a vivir con la violencia a cuestas, aprendió a vivir con la violencia como un disolvente –al interior de la casa- que encubría la falta de laburo y exacerbaba los efectos “benéficos” de la alcoholización barata.

La violencia, no solo es levantar la mano y dar un sopapo, un puñete o una patada.

Como muchas cosas de la vida, la violencia es multidimensional y multiforme, tiene excusas a veces increíblemente estúpidas, y a ratos razones simplemente impresentables, pero excusas al fin.

Desde la falta de orden en el cuarto, hasta el sabor de la comida, pasando por un “¿Por qué tan tarde?, ó un ¿Con quién estabas?, tal vez de modo más común “eres una sonsa” o “estas gorda y despeinada” “ya no eres como antes”

La violencia de los sopapos, los puñetes y las patadas, es parte de las cotidianidades que hoy, desde los gobiernos y agencias internacionales como la ONU se pretende disminuir y en su caso erradicar

Luchar contra la violencia hacia la mujer no pasa por un recordatorio de las Naciones Unidas, ni de la cantidad de normas legales para prevenir y sancionar este delito, sino por un profundo proceso de despatriarcalización cultural al interior de la sociedad…

Un luchador de la revolución tiene la misión de reconocer sus limitaciones que son dolores, son libertades que faltan…

Estamos en la obligación de construir una nueva sociedad, donde el respeto reemplace a la violencia y la solidaridad al patriarcado…

Una sociedad donde del reino de la necesidad pasemos al reino de la libertad…

Patria o Muerte… ¡¡¡Venceremos!!!

* DIRECTOR GENERAL DE ESTUDIOS Y PROYECTOS VICEMINISTERIO DE GESTIÓN COMUNICACIONAL.

Volver atrás
Enviar el artículo por E-mail
close



14 - 4 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Compartir el artículo en Facebook Versión para mprimir
+ Restaurar tamaño del texto -
Mas informacion
Uhr 11

min.

... a fondo

La influencia histórica de la convicción patriótica

Eduardo Paz Rada

La historia de la sociedad boliviana ha estado marcada por la dinámica y las contradicciones de las relaciones con las potencias capitalistas mundiales en torno a la explotación de los recursos naturales acompañada con la dominación política e ideológica sobre el conjunto de América Latina. En este contexto, los estudios, aportes y (...) :: Más detalles

Otros artículos de análisis

El gobierno de Evo Morales acelera el montaje de la planta nuclear

AnaliaPandoCabildeo

¿Por qué el gobierno de Evo Morales quiere gastar más de 2 mil millones de dólares en la construcción de (...)

Elites económicas y decadencia sistémica

Jorge Beinstein

A raíz de la llegada Mauricio Macri a la presidencia se desató en algunos círculos académicos argentinos la (...)

El gobierno del MAS se hunde en un mar de mentiras

AmaliaPandoCabildeo

El gobierno del MAS ha perdido tres elecciones consecutivas desde 2014 porque las grandes mayorías, sobre todo urbanas, ya no creen (...)

Quintana tiene el hábito de desviar fondos públicos y de impartir “línea” a los periodistas

Wilson García Mérida

La difusión de un audio que registra una reunión “de trabajo” entre el ministro de la Presidencia Juan (...)

la frase

Álvaro García ha leído pocos libros Cita a Hegel pero leyó citas de citas nada más Por eso carece de espíritu humanista y sufre acomplejamiento social e intelectual

Wálter Chávez, ex asesor del MAS

¿Cuál es el principal desafío del nuevo gobierno

  • Seguridad ciudadana
  • Lucha contra el narcotráfico
  • Industrialización
  • Empleo y educación
  • Otros

Encuesta vigente desde el 13-10-2014

Encuesta anterior:

Por quién votará en las elecciones de 2014