Miercoles 19 de diciembre del 2018
 
x

¿Olvidó su contraseña?

Área: Sociedad >> Salud
Actualizado el 2013-12-29 a horas: 13:02:14

Reptiles venenosos, pero útiles

Sanguijuelas en la medicina moderna

Eliurka Milán Morejón y Juliett Morales García *

Sin renegar de los avances científicos, la comunidad médica vuelve sus ojos hacia algunos métodos tradicionales en desuso, que sin embargo han demostrado ser útiles aún. Es el caso, por ejemplo, de la hirudoterapia o uso de las sanguijuelas con fines medicinales. Además, una toxina de la serpiente mamba negra contiene un potente analgésico capaz de aliviar los dolores de personas que padezcan cáncer en estado avanzado.

Genoma de la cobra real ayudaría a desarrollar nuevos fármacos

Un equipo internacional de investigadores secuenció el genoma de la cobra real (Ophiophagus hannah), considerada la serpiente venenosa más grande del mundo, un conocimiento que podría ayudar a desarrollar nuevos fármacos. Se trata de la primera secuenciación genómica de una serpiente venenosa, cuyos resultados fueron divulgados en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences.

El estudio se publicó de forma simultánea al del genoma de la serpiente pitón de Birmania (Python molurus bivittatus), que no es venenosa. Los investigadores compararon ambas secuencias de ADN con vistas a vislumbrar las claves moleculares sobre el origen evolutivo de la producción de veneno en la cobra real.

Las serpientes venenosas desarrollaron durante su evolución unas glándulas en las cuales determinados genes se han ido transformando en toxinas, que más tarde forman sus venenos, explicó el investigador Juan José Calvete del Instituto de Biomedicina de Valencia. Para Calvete, conocer el mecanismo mediante el cual una proteína ordinaria se transforma en una toxina, podría permitir en un futuro reproducir ese proceso en el laboratorio y modificarlo para usos medicinales.

Precisó que la cobra real, que alcanza e incluso supera los cinco metros de longitud, emplea el veneno como arma química para capturar a sus presas y defenderse de sus depredadores. Aunque su veneno no es el más potente del reino animal, una mordedura de cobra real -dijo- puede inyectar unos siete mililitros de veneno, volumen suficiente para matar a un elefante. Las toxinas del veneno de la cobra real afectan principalmente los sistemas cardiovascular y nervioso, bloqueando receptores vitales para la transmisión nerviosa y la muerte sobreviene por fallo cardíaco y respiratorio.

Neurotoxinas letales aisladas de venenos de cobras y mambas están en fase clínica para el tratamiento de dolor. El objetivo es llegar a emplear el efecto bloqueador de las toxinas para controlar la actividad de los receptores sobreactivados presentes en algunas enfermedades, señaló el investigador.

Por otro lado, investigadores de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Liverpool y la Universidad de Bangor, Gales, descubrieron que serpientes y lagartos no solo usan veneno para aniquilar a su presa, pues algunos de los compuestos presentes en el mismo son empleados en su propio beneficio, hallazgo que puede conducir al desarrollo de nuevos medicamentos.

Para los investigadores este descubrimiento es sorprendente porque la naturaleza se ha encargado de hacer un trabajo que a los científicos cuesta realizar en laboratorio. El veneno de las serpientes afecta los vasos sanguíneos y el corazón de las presas.

Principios activos presentes en sus toxinas son utilizados para producir medicamentos como los inhibidores de la enzima convertidora de la angiotensina (ECA) empleada en el tratamiento de cardiopatías. Sin embargo, el principal reto de los científicos es superar los efectos tóxicos de esos productos. La clave puede estar en las funciones específicas de las glándulas del veneno en el organismo de esos animales.

“Las glándulas de veneno de las serpientes parecen ser un crisol para la evolución de nuevas funciones de las moléculas, algunas de las cuales quedan retenidas en el veneno para matar a la presa. Pero otras se modifican para realizar nuevas funciones en otros tejidos del organismo”, indicó el autor principal del estudio Nicholas Casewell.

  • Artículos relacionados

Artículos que le pueden interesar

Las sanguijuelas son mucho más que “gusanos chupasangres”, como todavía algunos se empeñan en considerarlas. Existen más de 600 especies terrestres, marinas y de agua dulce de estos ectoparásitos temporales, hermafroditas, invertebrados y hematófagos. La más famosa ha sido, hace siglos, la Hirudo medicinalis, empleada para tratar diversas enfermedades.

En los siglos XVIII y XIX, se aplicaban sanguijuelas para calmar padecimientos respiratorios, neurológicos, dermatológicos, dolores de oído, y enfermedades de las articulaciones, el hígado y los riñones. Por entonces existía la teoría de los cuatro humores: sangre, flema, bilis amarilla y negra. Se creía que al drenar parte de la sangre se podía restaurar el balance del cuerpo y curar virtualmente cualquier dolencia.

Estos tratamientos cayeron en desuso hacia 1880. Carl Peters-Bond, responsable de los criaderos del mayor proveedor de sanguijuelas del Reino Unido, explicó recientemente que esta práctica decayó porque, después de cuatro mil años, “las personas finalmente se percataron de que los desangres sencillamente no funcionaban”.

Sin embargo, a finales del siglo XIX, el fisiólogo británico J. B. Haycraft confirmó la existencia de un anticoagulante puro en la saliva de las sanguijuelas, al cual nombró Hirudine. Ya en la segunda mitad del siglo XX, cirujanos de Eslovenia, Francia y Estados Unidos usaron sanguijuelas para prevenir congestiones venosas en injertos de piel y en reimplantes de dedos y orejas.

Actualmente, la hirudoterapia posee un elevado nivel de especialización, y es utilizada para reducir los hematomas perioculares y para estimular el flujo sanguíneo en los injertos de piel tras una cirugía estética. En estos casos, las sanguijuelas impiden la muerte de tejidos, pues drenan la sangre que se estanca cuando una lesión daña las venas pequeñas.

El Instituto de Química Bioorgánica RAN, de Moscú, encontró además que hay más de cien sustancias biológicas en la saliva de la sanguijuela con propiedades anticoagulantes, anestésicas, antiinflamatorias, hipotensores, trombolíticas, desintoxicantes e inmunoestimulantes.

Hoy día, la eficacia de los tratamientos con estos animalitos son reconocidos oficialmente en muchos países europeos y su uso aumentó un 45% en Estados Unidos, según el Centro Nacional de la Medicina Alternativa. Declaradas especie amenazada en 1996, solo los ejemplares criados en granjas especializadas pueden ser usados con fines terapéuticos. Sin dudas un salto cualitativo inmenso desde los tiempos en que las mujeres se metían en los ríos a llenarse las piernas de sanguijuelas para llevarlas al boticario.

Venenosas, pero útiles

La boca de la mamba negra es tan oscura que parece la profundidad de un sepulcro, a esa característica debe su nombre, pese a que el color de su piel varía entre el amarillento y el gris metalizado. De los reptiles africanos, es la más temible, puede inyectar hasta 100 miligramos de veneno con el que mata a sus presas antes de que se conviertan en su almuerzo y también es capaz de matar a un ser humano con solo inocularle entre 10 y 15 miligramos de su ponzoña. Pero por muy atemorizante que pueda parecer, esta serpiente guarda un valioso tesoro para la medicina: su toxina contiene un potente analgésico capaz de aliviar los dolores de personas que padezcan cáncer en estado avanzado.

Científicos del Instituto de Farmacología Molecular y Celular, próximo a Niza, Francia, estudiaban más de 50 especies de serpientes en busca de alguna sustancia útil para aliviar el dolor, cuando descubrieron la valía del veneno de la mamba negra. Durante experimentos con ratones observaron que ciertas proteínas, que llamaron mambalginas, tienen efectos analgésicos, sin causar ningún efecto indeseado de consideración.

En la actualidad, algunos pacientes oncológicos reciben inyecciones de morfina, una droga opiácea, para calmar el dolor, pero este medicamento puede provocar adicción, vómitos, dificultad para pensar, dolores de cabeza, y espasmos musculares. Los investigadores saben que las mambalginas alivian ese malestar por una ruta diferente al de la morfina, pero aún desconocen por qué la mamba negra la produce, publicaron en la revista británica Nature.

Según explican los expertos, dado que los mecanismos generadores del dolor son similares en roedores y humanos, es posible que se desarrollen analgésicos aplicables en la práctica clínica basados en los resultados alcanzados en ratas. Sin embargo, es necesario tener cautela, porque esta investigación con el veneno de la mamba negra es muy preliminar por lo que sería prematuro asegurar el éxito futuro en el desarrollo de un analgésico para tratar dolores o no, aclaró el autor principal del estudio Eric Lingueglia.

No solo la mamba negra podría ser una fuente para el desarrollo de potentes analgésicos, recién investigadores de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Liverpool y la Universidad de Bangor descubrieron que otras serpientes y lagartos emplean toxinas con un fin muy distinto al de asesinar a su presa de un paro cardiaco. Parte de estas toxinas son usadas por las serpientes para aliviar cualquier malestar físico, que como cualquier ser vivo, puede tener un reptil, por muy ponzoñoso que sea.

Tal hallazgo podría conducir al desarrollo de medicamentos seguros y efectivos para tratar enfermedades. Este sorprendente descubrimiento difundido en la publicación Nature Communication, del grupo editorial Nature, se realizó mediante la comparación del genoma de serpientes y lagartos venenosos. “Las glándulas de veneno de las serpientes parecen ser un crisol para la evolución de nuevas funciones de las moléculas, algunas de las cuales quedan retenidas en el veneno para matar a la presa.

Pero otras se modifican para realizar nuevas funciones en otros tejidos del organismo”, explicó el autor principal del estudio Nicholas Casewell. En esos casos, la naturaleza se encargó de hacer un trabajo que a los investigadores les cuesta mucho trabajo lograr: separar los compuestos tóxicos del veneno, de otros con propiedades medicinales.

* Periodistas de Prensa Latina.

Volver atrás
Enviar el artículo por E-mail
close



10 - 5 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Compartir el artículo en Facebook Versión para mprimir
+ Restaurar tamaño del texto -
Mas informacion
Uhr 6

min.

... a fondo

La influencia histórica de la convicción patriótica

Eduardo Paz Rada

La historia de la sociedad boliviana ha estado marcada por la dinámica y las contradicciones de las relaciones con las potencias capitalistas mundiales en torno a la explotación de los recursos naturales acompañada con la dominación política e ideológica sobre el conjunto de América Latina. En este contexto, los estudios, aportes y (...) :: Más detalles

Otros artículos de análisis

El gobierno de Evo Morales acelera el montaje de la planta nuclear

AnaliaPandoCabildeo

¿Por qué el gobierno de Evo Morales quiere gastar más de 2 mil millones de dólares en la construcción de (...)

Elites económicas y decadencia sistémica

Jorge Beinstein

A raíz de la llegada Mauricio Macri a la presidencia se desató en algunos círculos académicos argentinos la (...)

El gobierno del MAS se hunde en un mar de mentiras

AmaliaPandoCabildeo

El gobierno del MAS ha perdido tres elecciones consecutivas desde 2014 porque las grandes mayorías, sobre todo urbanas, ya no creen (...)

Quintana tiene el hábito de desviar fondos públicos y de impartir “línea” a los periodistas

Wilson García Mérida

La difusión de un audio que registra una reunión “de trabajo” entre el ministro de la Presidencia Juan (...)

la frase

Álvaro García ha leído pocos libros Cita a Hegel pero leyó citas de citas nada más Por eso carece de espíritu humanista y sufre acomplejamiento social e intelectual

Wálter Chávez, ex asesor del MAS

¿Cuál es el principal desafío del nuevo gobierno

  • Seguridad ciudadana
  • Lucha contra el narcotráfico
  • Industrialización
  • Empleo y educación
  • Otros

Encuesta vigente desde el 13-10-2014

Encuesta anterior:

Por quién votará en las elecciones de 2014