Domingo 21 de octubre del 2018
 
x

¿Olvidó su contraseña?

Área: Internacional >> Latinoamérica
Actualizado el 2013-12-15 a horas: 19:04:29

“Obviamente, ya está claro, ella ganó y la felicito”, dijo la candidata de la derecha Evelyn Matthei

Reelecta Michelle Bachelet presidenta de Chile

Enrique Torres *

Santiago de Chile (PL).- La candidata del pacto opositor Nueva Mayoría Michelle Bachelet ganó hoy la segunda vuelta de las elecciones presidenciales de Chile y aseguró su retorno al Palacio de La Moneda en marzo próximo. Con el 93,07% de los votos escrutados, Bachelet tiene a su favor el 62,26% de los sufragios, frente al 37,73% de Evelyn Matthei, postulada por los partidos Unión Demócrata Independiente y Renovación Nacional.

  • Artículos relacionados

Artículos que le pueden interesar

Tras la primera vuelta de las elecciones en Chile el 17 de noviembre último, solo pasaron al balotaje de este domingo dos mujeres; una de ellas es la abanderada de la derecha Evelyn Matthei. En la primera ronda de los comicios, la ex ministra de Trabajo solo recibió el 25,02% de los votos, a diferencia de la candidata del pacto opositor Nueva Mayoría Michelle Bachelet (2006-2010), quien se adjudicó el 46,67% de las papeletas.

Matthei, economista de profesión, es hija del general (r) Fernando Matthei, quien fuera jefe de la Fuerza Aérea de Chile y uno de los cercanos colaboradores del dictador Augusto Pinochet. Su postulación al Palacio de La Moneda afloró hace solo cinco meses, por lo cual tuvo que realizar una maratónica campaña para intentar convencer al electorado con sus propuestas, enmarcadas en una línea de continuidad con el gobierno del actual presidente Sebastián Piñera.

La designación de Matthei se produjo luego de una serie de traspiés de la alianza de derecha en la búsqueda de su candidato. En un inicio, su partido, la Unión Demócrata Independiente (UDI), nominó al ex ministro de Obras Públicas Laurence Golborne, pero éste abandonó la carrera aquejado por un escándalo que lo acusaba de abusar de los consumidores cuando administró una empresa, y no declarar bienes en el exterior.

Tras la salida de Golborne, la UDI nominó al ex ministro de Economía Pablo Longueira, quien ganó las primarias de la alianza frente al aspirante de Renovación Nacional, el ex titular de Defensa Andrés Allamand. Sin embargo, la repentina renuncia de Longueira, aquejado de un severo cuadro depresivo poco después de esa competición dejó acéfala a la derecha, desatando contrapunteos entre ambos partidos en la disputa por nominar un nuevo candidato.

Finalmente primó el criterio de la UDI y, sin haber participado en las primarias, la postulación fue puesta en manos de Matthei, situación que generó sinsabores en círculos de RN, partido en el cual originalmente ella militó. En el expediente de Matthei consta que en 1993 compitió junto a Piñera por la candidatura presidencial de RN, sin embargo la aspiración se vio truncada al salir a la luz que ella tomó parte en escuchas telefónicas secretas realizadas al actual mandatario, escándalo que trascendió como el Piñeragate.

Su programa de Gobierno se propone impulsar una reforma al sistema de capacitación, inspirada en el modelo alemán, que potencie a los trabajadores para que accedan a mejores sueldos. Las medidas en la salud incluyen crear 100 consultorios de excelencia en comunas con más de 40 mil habitantes.

Referente a la educación se manifiesta contraria a que la enseñanza sea gratuita de manera universal, pues en su opinión al 10 por ciento más rico de la sociedad el Estado no debería financiarle los estudios. Para reafirmar su postura en este sentido, en uno de los debates presidenciales rompió un cheque donde hacía constar que pagar la educación del segmento más rico de la sociedad costaría 3.500 millones de dólares.

En materia de seguridad ciudadana, ha culpado a los jueces de la liberación de muchas personas que cometen delitos y prometió que, en caso de llegar a La Moneda, creará un observatorio judicial para dar seguimiento al quehacer de los letrados. Aboga por leyes que protejan más a la policía de Carabineros, contingente que pretende incrementar en seis mil efectivos.

Luego de los magros resultados en la primera vuelta, el generalísimo de la campaña de Matthei, el ex ministro de Desarrollo Social Joaquín Lavín izó bandera blanca y puso las riendas de la contienda en un equipo de jóvenes políticos. También modificó su programa de gobierno, retoque que recibió duras críticas de las filas del ex candidato independiente Franco Parisi, cuyo vocero calificó el paquete de la aspirante de la derecha como “una oferta navideña”.

El nuevo plan consta de 30 medidas, que según palabras de uno de los integrantes del comando de Matthei, se trata de un complemento, con el cual buscan darle cuerpo al “sueño de un Chile más justo”. Las modificaciones tienden a darle mayores beneficios a la llamada clase media, y se apoya en propuestas que realizaron ex candidatos presidenciales de la primera vuelta, entre ellos Parisi.

Desde el equipo de asesores del ex aspirante independiente, quien recibió un 10,11% de los sufragios en primera vuelta, calificaron las modificaciones al programa de Matthei de “oportunistas y descaradas”. La ex ministra de Trabajo hizo su cierre de campaña el 12 de diciembre en la sureña ciudad de Temuco, en la Región de La Araucanía, donde remarcó sus ejes programáticos, en especial el apoyo a la clase media.

Michelle Bachelet, más cerca de la reelección

Tras aventajar en más de 20 puntos a su contrincante más cercana durante primera vuelta de las elecciones en Chile, la ex presidenta Michelle Bachelet podía asegurar el 15 de diciembre su retorno a La Moneda. Bachelet, quien el 17 de noviembre último recibió el 46,67% de los sufragios, se las verá ahora a solas con la candidata de la Alianza de derecha Evelyn Matthei, solo respaldada en la primera ronda por el 25,02% de los votantes.

Al ser las mejores ubicadas entre nueve candidatos, pero ninguna alcanzar más del 50% de las papeletas, fueron convocadas al balotaje. Con sus propuestas, Bachelet comenzó por seducir a un mayoritario sector del electorado que acudió a las urnas en las primarias del 30 de junio, cuando desató un llamado tsunami electoral en filas de la oposición, lo cual la convirtió en la candidata del pacto opositor Nueva Mayoría.

Por sí sola, obtuvo más de un millón 500 mil votos, de los poco más de dos millones recibidos en total por los aspirantes de la oposición. También sobrepasó con facilidad a los dos candidatos que disputaban la candidatura de la derecha en ese entonces, quienes en conjunto apenas llegaron a 806 mil boletas.

Todo indicaba que la disposición de Bachelet a luchar contra la desigualdad, a reformar la educación, la salud, la previsión y el sistema tributario, dieron de lleno en el blanco de las demandas de un sector mayoritario de la población. Bachelet se postuló por los partidos Socialista y por la Democracia, también con el respaldo de los comunistas, la Izquierda Cristiana y el Movimiento Amplio Social.

“La tarea más transformadora y profunda que debemos emprender es una reforma educacional que vaya desde la educación parvularia, pasando por la educación en general, hasta la educación superior (...) una reforma que asegure una educación pública de calidad, gratuita, sin lucro e integradora”, expresó al presentar su programa de Gobierno.

Insistió en que las modificaciones se aplicarían tras el convencimiento de que la educación es un derecho social, y no un bien de consumo. Para generar los ingresos que permitan llevar adelante esos planes y otras políticas sociales prioritarias, como salud y pensiones, anunció el impulso de una reforma tributaria que no solo permitirá recaudar más, sino también tener más equidad en el pago de los impuestos.

La reforma tributaria anunciada por Bachelet incluye aumentar gradualmente de un 20% a un 25% los impuestos a las empresas, mientras que el techo de los gravámenes a las personas bajaría de 40% a 35%. También es partidaria de una nueva Constitución, que ponga fin a la actual Carta Magna, heredada de la dictadura Pinochet.

En su acto de cierre de campaña el 12 de diciembre en el capitalino Estadio Nacional, la ex presidenta prometió “cambios que permitan enfrentar la desigualdad, junto con promover un desarrollo económico que llegue a todos y no a unos pocos”. Para ello dijo contar con el apoyo de la mayoría conquistada por su bloque para ambas cámaras del Congreso, triunfo obtenido en las elecciones parlamentarias del 17 de noviembre.

“¡Sé que este domingo vamos a lograr el triunfo decisivo! Y lo vamos a hacer juntos, tal como lo hemos hecho en cada paso de este camino”, exclamó.

Gana Bachelet

En la primera vuelta de las elecciones realizada el 17 de noviembre, y en la que participaron nueve candidatos, la ex presidenta (2006-2010) recibió el 46,67% de los sufragios, en tanto la ex ministra de Trabajo obtuvo 25,02%. Al no alcanzar ninguna más del 50% de los sufragios, se convocó al balotaje de este domingo, jornada en la que se acentuó el abstencionismo en comparación con la primera vuelta, cuando también fue elevado. De los poco más de 13,5 millones electores que integran el padrón electoral, a las urnas de la segunda vuelta acudieron menos de seis millones de ciudadanos.

Para estos comicios, Bachelet fue postulada por el bloque Nueva Mayoría, integrado por siete partidos, entre ellos el Socialista, Comunista, Demócrata Cristiano y Por la Democracia. También integran el pacto la Izquierda Ciudadana, el Movimiento Amplio Social y los radicales socialdemócratas.

La ex presidenta, de 61 años, es de profesión pediatra e hija de la antropóloga Ángela Jeria y del general Alberto Bachelet, muerto de un infarto seis meses después del golpe de Estado del 11 de septiembre de 1973, y aquejado por las torturas fue sufrió a manos de sus subalternos, por oponerse al cuartelazo. Tras la asonada golpista, Bachelet fue detenida junto a su madre en centros de reclusión de la dictadura de Augusto Pinochet, hasta que en 1975 ambas fueron expulsadas del país.

Luego de cuatro años de exilio en Australia y Alemania, retornó en 1979 a Chile, donde continuó sus estudios de medicina y se especializa en pediatría. Al salir de La Moneda el dictador Pinochet, Bachelet ocupó varios cargos públicos en la esfera de la salud y cursó estudios sobre estrategia militar.

Durante el gobierno de Ricardo Lagos se desempeñó como ministra de Salud en los primeros dos años de esa administración, en la que también ocupó la secretaría de Defensa, siendo la primera mujer en ocupar esa cartera en la historia de la nación. En marzo de 2006 se convirtió también en la primera chilena en asumir la Presidencia de la República, cargo que ocupó hasta marzo de 2010, cuando entregó la banda a su sucesor, Sebastián Piñera. Hoy se convierte en la primera mujer en reelegirse a la presidencia de Chile.

Entre sus propuestas programáticas defiende la educación pública y gratuita para los ciudadanos de bajos ingresos y una reforma tributaria que permitiría recaudar unos 8.200 millones de dólares, dinero que sería destinado a reformar la enseñanza, con énfasis en la calidad y la gratuidad. Para generar los ingresos que permitan llevar adelante esos planes y otras políticas sociales prioritarias, como salud y pensiones, anunció el impulso de una reforma tributaria, que no solo permitirá recaudar más, sino también tener más equidad en el pago de los impuestos.

La reforma tributaria anunciada por Bachelet incluye aumentar gradualmente de un 20% a un 25% los impuestos a las empresas, mientras que el techo de los gravámenes a las personas bajaría de 40% a 35%. También es partidaria de una nueva Constitución, que ponga fin a la actual Carta Magna, heredada de la dictadura Pinochet.

Con el 93,07% de los votos escrutados, Bachelet tiene a su favor el 62,26% de los sufragios, frente al 37,73% de Evelyn Matthei, postulada por los partidos Unión Demócrata Independiente y Renovación Nacional.

El comando de la candidata Michelle Bachelet festejó el triunfo del pacto opositor Nueva Mayoría, con más del 60% de los sufragios. “Estamos viendo el triunfo de la campaña limpia, de la campaña propositiva, del estilo y liderazgo muy propositivo, sin ningún tipo de descalificación hacia el contrario”, exclamó la vocera del comando, Javiera Blanco. De acuerdo con la portavoz, este domingo triunfaron las ideas, los electores fueron a votar por los cambios que Chile necesita, en una contienda que permitirá cambiarle el rostro al país.

La candidata de la derecha Evelyn Matthei reconoció hoy su derrota en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales y en escuetas declaraciones a medios noticiosos aceptó el triunfo de la ex presidenta (2006-2010) y dijo que iría a visitarla para felicitarla. “Obviamente, ya está claro, ella ganó y la felicito”, manifestó la ex ministra de Trabajo antes de abordar un automóvil para dirigirse a su comando de campaña.

* Corresponsal de Prensa Latina en Chile.

Volver atrás
Enviar el artículo por E-mail
close



15 * 1 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Compartir el artículo en Facebook Versión para mprimir
+ Restaurar tamaño del texto -
Mas informacion
Uhr 12

min.

... a fondo

La influencia histórica de la convicción patriótica

Eduardo Paz Rada

La historia de la sociedad boliviana ha estado marcada por la dinámica y las contradicciones de las relaciones con las potencias capitalistas mundiales en torno a la explotación de los recursos naturales acompañada con la dominación política e ideológica sobre el conjunto de América Latina. En este contexto, los estudios, aportes y (...) :: Más detalles

Otros artículos de análisis

El gobierno de Evo Morales acelera el montaje de la planta nuclear

AnaliaPandoCabildeo

¿Por qué el gobierno de Evo Morales quiere gastar más de 2 mil millones de dólares en la construcción de (...)

Elites económicas y decadencia sistémica

Jorge Beinstein

A raíz de la llegada Mauricio Macri a la presidencia se desató en algunos círculos académicos argentinos la (...)

El gobierno del MAS se hunde en un mar de mentiras

AmaliaPandoCabildeo

El gobierno del MAS ha perdido tres elecciones consecutivas desde 2014 porque las grandes mayorías, sobre todo urbanas, ya no creen (...)

Quintana tiene el hábito de desviar fondos públicos y de impartir “línea” a los periodistas

Wilson García Mérida

La difusión de un audio que registra una reunión “de trabajo” entre el ministro de la Presidencia Juan (...)

la frase

Álvaro García ha leído pocos libros Cita a Hegel pero leyó citas de citas nada más Por eso carece de espíritu humanista y sufre acomplejamiento social e intelectual

Wálter Chávez, ex asesor del MAS

¿Cuál es el principal desafío del nuevo gobierno

  • Seguridad ciudadana
  • Lucha contra el narcotráfico
  • Industrialización
  • Empleo y educación
  • Otros

Encuesta vigente desde el 13-10-2014

Encuesta anterior:

Por quién votará en las elecciones de 2014