Sábado 22 de septiembre del 2018
 
x

¿Olvidó su contraseña?

Área: Internacional >> Europa
Actualizado el 2013-12-07 a horas: 19:35:08

Grandes desafíos comerciales en un contexto cambiante

Organización Mundial del Comercio: nueva batuta, actuales desafíos

Roberto F. Campos y Masiel Fernández Bolaños *

Como confirmación del pujante avance económico del mayor país sudamericano, Brasil colocó al frente de la Organización Mundial del Comercio (OMC) a uno de sus expertos, el diplomático Roberto Azevedo, quien la liderará por cuatro años. El brasileño constituye el primer latinoamericano en ocupar este puesto, con victoria frente al candidato favorito para los Estados Unidos y la Unión Europea, el ex ministro de comercio mexicano Herminio Blanco.

  • Artículos relacionados

Artículos que le pueden interesar

El triunfo de Azevedo aconteció en medio de resistencias de los países desarrollados, en particular debido a sus criterios contrarios a la política de subsidios agrarios en países avanzados, una de las más relevantes trabas en la recuperación de la Ronda de Doha de liberalización comercial.

Oportunamente la presidenta brasileña Dilma Rousseff significó que la elección de Azevedo colabora en impulsar un ordenamiento económico mundial más justo y dinámico. Su elección se impuso en una reunión del Consejo Plenario de los 159 estados miembros de esta organización, anuncio vitoreado por la mayoría de los integrantes de la OMC, y a partir del 1 de septiembre ocupó el cargo.

Azevedo es un experimentado diplomático, cuyas apuestas se apoyan en un profundo conocimiento de esa instancia global y exhibe una amplia habilidad negociadora que puede facilitar el rescate del organismo de la tendencia actual a volverse irrelevante. La experiencia lograda por Azevedo (de 55 años) al representar desde 2008 a su país ante la OMC, augura un triunfo de acción adelantado, que muchos esperan tenga resultados para rescatar la Ronda de Doha, detenida desde más de cinco años.

Directivos de la propia OMC recuerdan que el brasileño lleva mucho tiempo en el banquillo de los suplentes y ahora está listo para entrar a jugar fuerte. Oportunamente la coordinadora del Centro del Comercio Global, la economista Vera Thorstensen, significó que Azevedo es el único que puede construir el consenso necesario para salvar el multilateralismo de la amenaza de perder poder como ente regulador del comercio global.

Algunos creen que su principal misión de cuatro años como titular radica en fortalecer la OMC y frenar las estrategias de las grandes potencias del comercio global, encaminadas a limitar el papel de esta entidad y potenciar mecanismos de solución controversiales.

Nacido en 1957 en Salvador de Bahía, ingresó a la carrera diplomática en 1984, y a partir de ese momento acumuló experiencias en temas de economía y comercio internacional, que le llevaron a representar a su nación desde hace cinco años en la OMC.

Supervisó las negociaciones comerciales del Mercado Común del Sur (Mercosur), y participó en casi todas las de la Ronda de Doha. Como representante de Brasil ante la OMC, logró importantes victorias, incluso ante diferendos con Estados Unidos. Azevedo sustituye al francés Pascal Lamy, quien la dirigió por ocho años.

En agosto Azevedo designó a sus cuatro directivos adjuntos: el chino Yi Xiaozhun, el alemán Karl-Ernst Brauner, el nigeriano Yonov Frederick Agah y el estadounidense David Shark. “Me congratula que estas personas excepcionales hayan aceptado unirse a mí en la OMC. Contribuirán de forma vital a promover los objetivos de la Organización en este momento clave”, subrayó.

Añadió que “las competencias y la experiencia que aportarán mis directores adjuntos contribuirán a que podamos desarrollar y potenciar el programa de la OMC en sus diferentes esferas de trabajo y la Conferencia Ministerial de Bali en diciembre, que es nuestra prioridad inmediata”.

Yi Xiaozhun fue un alto funcionario del Ministerio de Comercio de China en la década del 80 del pasado siglo, con amplia experiencia en el comercio internacional y desde 2011 funge como representante de esta nación asiática ante la OMC. Karl-Ernst Brauner es funcionario del Departamento Federal de Economía y Tecnología alemán y representante de su país en el Comité de Política Comercial en Bruselas en los últimos 12 años, además de estar vinculado con la OMC desde el inicio del Programa de Doha para el Desarrollo.

En tanto, Yonov Frederick Agah es embajador de Nigeria ante la OMC desde 2005 y lleva más de dos décadas al frente de cargos relacionados con el comercio internacional en el Ministerio de Industria, Comercio e Inversión de su país. Por su parte, David Shark es representante permanente adjunto de Estados Unidos ante la OMC desde el 2000 y acumula más de 30 años de experiencia en negociaciones de comercio internacional.

Entidad que debe otorgar esperanzas

La OMC fue creada en 1995 con la finalidad de velar por el cumplimiento de las buenas prácticas en los intercambios de bienes y servicios a escala mundial. Con sede en Ginebra, Suiza, la integran 159 países, de los que cerca de tres cuartos son naciones en desarrollo. Remplazó al Acuerdo General sobre Aranceles y Comercio (GATT), creado en 1948 como parte de una red de instituciones, junto con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM). Esta entidad global apareció a continuación del término de la Ronda Uruguay en 1994 y sus acuerdos no solo contemplan bienes, sino también comercio de servicios, invenciones, creación y diseños.

Los fallos de la OMC se aprecian como vinculantes, pues sus expertos escuchan las denuncias, emiten sus sentencias y autorizan a un país a imponer sanciones a otro miembro. Como temas más conocidos, arbitrados por la OMC, están los referidos a las industrias aeronáutica y naval, comercio del banano, puertas fiscales para las multinacionales, apuestas por Internet y subsidios textiles, o problemas relacionados con azúcar o acero.

Cada dos años se realiza una reunión ministerial de los países miembros, máximo órgano de la OMC, y hasta el presente se celebraron en Singapur (1996), Ginebra (1998), Seattle (1999), Doha (2001), Cancún (2003), Hong Kong (2005) y Ginebra en 2009 y 2011; y la última fue en Bali, del 3 al 6 de diciembre.

Desde noviembre de 2001, los miembros acordaron en Catar presentar la Ronda de Doha para la liberalización del comercio en varios sectores. Difundida como Agenda del Desarrollo de Doha, busca abrir mercados y eliminar barreras como los subsidios, regulaciones y gravámenes excesivos. La idea es incentivar el comercio de los países más pobres, pero en la práctica esas discusiones se mantuvieron en un círculo vicioso, sin apoyar verdaderamente a esas naciones.

Esperaban terminar dichas rondas en 2004, pero la charla de Cancún, México, fracasó y la reunión de Hong Kong sobre el tema consiguió solo a avances limitados. Para 2008, cuando Azevedo ingresa a la OMC, en Ginebra se llegó a aproximaciones, pero desacuerdos en los que intervino fundamentalmente Estados Unidos impidieron las expectativas.

La Ronda de Doha incluye temas de relevancia como agricultura, liberalización de servicios (banca, seguros y turismo), y supresión de barreras a productos no agrícolas, que abarcan los industriales y pesqueros, entre otros.

El Consejo General de la OMC es el órgano ejecutivo que agrupa a embajadores de los países miembros, y un Director General con el secretariado integrado por 640 personas. La OMC, cuya sigla en inglés es WTO (World Trade Organization), trabaja como idiomas oficiales el inglés, el francés y el español, no forma parte del sistema de Naciones Unidas y posee un presupuesto de 196 millones de francos suizos, según datos de 2011.

Grandes desafíos comerciales en un contexto cambiante

El brasileño Azevêdo asumió el 1 de septiembre como nuevo director general de la OMC, en un contexto de grandes desafíos y de crecientes dificultades económicas. Comienzo mi mandato en un momento en que la OMC y el sistema multilateral de comercio se encuentran en una encrucijada, remarcó en un mensaje divulgado por el sitio web de la entidad.

Los problemas económicos de los últimos años han contribuido a las dificultades que hemos tenido como foro de negociación. Recalcó que la Ronda de Doha, iniciada en 2001, ha estado estancada desde que se desencadenó la crisis. La parálisis resultante ha sido una fuente de enorme frustración para los negociadores comerciales y ha llevado a algunos gobiernos a explorar otros caminos para abrir el comercio y elaborar nuevas normas, agregó.

Por ello, el directivo insistió en la importancia de dar confianza a los negociadores en aras de lograr resultados consensuados a escala multilateral, lo cuales serán posibles si hay voluntad política. Según expertos, el mayor desafío de Azevêdo al frente de la organización será impulsar las negociaciones de la Ronda de Doha, las cuales atraviesan por un momento muy delicado.

El nuevo director general de la OMC reclamó a los estados reactivar la estancada Ronda de Doha con la finalidad de impulsar la liberalización comercial. El titular quiere abogar por un nuevo acuerdo para simplificar las transacciones comerciales. Espera con ello lograr convenios multilaterales en ámbitos previstos en la Ronda de Doha, entre los que apunta a aranceles y el sector agrícola.

Analistas coinciden en que los cambios en la configuración del comercio internacional y la volatilidad sufrida por la economía mundial constituyen retos adicionales para el brasileño, primer latinoamericano en comandar la institución. Unido a ello, aseguran que la faena será difícil en momentos en que la atención internacional está casi monopolizada por el conflicto en Siria y la posibilidad de una intervención militar de Estados Unidos en ese país.

Desde mediados de la década pasada, explican, el comercio transfronterizo ha experimentado cambios profundos debido a la importancia que ganan las naciones en desarrollo, las cuales representan aproximadamente la mitad de los intercambios mundiales. Desde la creación de la OMC en 1948, el valor del comercio global aumentó de 59 mil millones de dólares a más de 18 billones de dólares.

Según el Informe sobre el Comercio Mundial 2013, una serie de factores económicos, políticos y sociales, con inclusión de las innovaciones tecnológicas, las modificaciones de las pautas de producción y consumo y los cambios demográficos, configurarán el futuro del comercio mundial.

Las fuerzas que dieron lugar al actual sistema fueron las drásticas disminuciones de los costos del transporte y las comunicaciones. La geopolítica también desempeñó un papel decisivo para impulsar y reforzar esas tendencias estructurales, acotó el documento.

Durante los últimos 30 años, la compra-venta de mercancías y el de servicios comerciales treparon a un ritmo medio anual de alrededor del siete por ciento, hasta alcanzar un máximo de 18 billones de dólares y cuatro billones de dólares, respectivamente, en 2011. Si el comercio se mide en valor añadido, los servicios tienen un papel más importante. Acorde con la OMC, entre 1980 y 2011 las economías en desarrollo elevaron su participación en las exportaciones y las importaciones mundiales. Asia desempeña un papel cada vez más importante en ese entorno.

El comercio global lleva varios decenios creciendo, en promedio, casi el doble de rápido que la producción. Ello es reflejo de la progresiva importancia de las cadenas internacionales de suministro; de ahí la necesidad de medir el comercio en valor añadido.

Las simulaciones muestran que en unas condiciones económicas dinámicas y de apertura es probable que el crecimiento de las exportaciones y del Producto Interno Bruto (PIB) de los países en desarrollo duplique o triplique el de las naciones desarrolladas en los próximos decenios. Por el contrario, puntualizó el estudio de la institución, su PIB crecerá menos de la mitad si se cumple una hipótesis económica pesimista y de proteccionismo, y el crecimiento de las exportaciones sería menor que en los países desarrollados.

Brasil, un gigante con muchos aportes

La nación de origen del nuevo Director General de la OMC constituye un gigante no solo para su continente, sino para el mundo. Datos del FMI y el BM consideran a la economía brasileña como la mayor de América Latina, segunda del continente -detrás de los Estados Unidos-, y sexta del mundo. También añaden que es la séptima economía más grande en términos de paridad y de poder adquisitivo, con sectores en desarrollo como el agrícola, el minero, el manufacturero y de los servicios, además de un gran mercado de trabajo.

En los más recientes años las exportaciones brasileñas crecieron, creando una nueva generación de empresarios y sus principales productos de venta al mercado mundial son aeronaves, equipos electrónicos, automóviles, alcohol, textiles, calzado, hierro, acero, café, zumo de naranja, soya y carne. Además, anota expansiones en los mercados financieros internacionales y forma parte de los llamados BRICS (Brasil, Rusia, India, China, más Suráfrica), economías emergentes de suma importancia.

Brasil comercia con un centenar de países y el 74% de los bienes exportados son manufacturas; anota entre sus principales socios comerciales a la Unión Europea con 26%, Mercosur y América Latina con 25%, Asia 17% y Estados Unidos 15%. El turismo constituye una de las actividades económicas de la nación de mayor relevancia, al recibir anualmente alrededor de cinco millones de visitantes extranjeros.

* Periodistas de la redacción Económica de Prensa Latina.

Volver atrás
Enviar el artículo por E-mail
close



8 - 2 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Compartir el artículo en Facebook Versión para mprimir
+ Restaurar tamaño del texto -
Mas informacion
Uhr 12

min.

... a fondo

La influencia histórica de la convicción patriótica

Eduardo Paz Rada

La historia de la sociedad boliviana ha estado marcada por la dinámica y las contradicciones de las relaciones con las potencias capitalistas mundiales en torno a la explotación de los recursos naturales acompañada con la dominación política e ideológica sobre el conjunto de América Latina. En este contexto, los estudios, aportes y (...) :: Más detalles

Otros artículos de análisis

El gobierno de Evo Morales acelera el montaje de la planta nuclear

AnaliaPandoCabildeo

¿Por qué el gobierno de Evo Morales quiere gastar más de 2 mil millones de dólares en la construcción de (...)

Elites económicas y decadencia sistémica

Jorge Beinstein

A raíz de la llegada Mauricio Macri a la presidencia se desató en algunos círculos académicos argentinos la (...)

El gobierno del MAS se hunde en un mar de mentiras

AmaliaPandoCabildeo

El gobierno del MAS ha perdido tres elecciones consecutivas desde 2014 porque las grandes mayorías, sobre todo urbanas, ya no creen (...)

Quintana tiene el hábito de desviar fondos públicos y de impartir “línea” a los periodistas

Wilson García Mérida

La difusión de un audio que registra una reunión “de trabajo” entre el ministro de la Presidencia Juan (...)

la frase

Álvaro García ha leído pocos libros Cita a Hegel pero leyó citas de citas nada más Por eso carece de espíritu humanista y sufre acomplejamiento social e intelectual

Wálter Chávez, ex asesor del MAS

¿Cuál es el principal desafío del nuevo gobierno

  • Seguridad ciudadana
  • Lucha contra el narcotráfico
  • Industrialización
  • Empleo y educación
  • Otros

Encuesta vigente desde el 13-10-2014

Encuesta anterior:

Por quién votará en las elecciones de 2014