Miercoles 17 de octubre del 2018
 
x

¿Olvidó su contraseña?

Área: Cultura >> Música
Actualizado el 2013-12-07 a horas: 01:38:43

Homenaje a Miguel Faílde, creador del Danzón

El Danzón, el baile nacional de Cuba

Wilfredo Alayón *

Matanzas, Cuba (PL).- Transcurría la fría noche del 1 de enero de 1879, y los bailadores en el Liceo Artístico y Literario, en la actualidad Sala José White de esta ciudad del occidente cubano, descansaban tras la ejecución de una danza. De pronto y a la señal de su director, la orquesta que amenizaba la velada nocturna de ese primer día del año, comenzó a interpretar un ritmo desconocido hasta ese momento, pero de suave cadencia y agradable al oído.

  • Artículos relacionados

Artículos que le pueden interesar

Poco a poco las parejas de danzantes salieron de la sorpresa, y empezaron, con pasos acompasados, a dar las primeras vueltas y giros, cada cual a su manera, de lo que sería la génesis de un popular género bailable de la sociedad cubana. Finalizada la interpretación, los bailarines prodigaron gran cantidad de aplausos al conjunto, dirigido por el afamado músico local Miguel Failde, en reconocimiento a quienes le habían prodigado una atractiva propuesta de bailoteo.

¿Qué tocaron?, ¿Cómo se llama?, fueron las preguntas recurrentes que recibieron como respuesta, trasladada de grupo en grupo: “Es un danzón, y se llama Las Alturas de Simpson”, una barriada de esta urbe, a 100 kilómetros al este de La Habana.

Proceso historiográfico y musicológico

En conversación con Prensa Latina, la investigadora María Victoria Oliver señaló que el danzón como género bailable de la sociedad cubana del siglo XIX tiene su fuente en todo un proceso de carácter historiográfico y musicológico. “Ello evidencia la síntesis y trascendencia de los elementos formantes de la cultura cubana, y en especial de la matancera”, aseguró Oliver.

La especialista recordó que la presencia de inmigrantes franceses y franco-haitianos en Matanzas es un aspecto a tener en cuenta, al traer consigo sus formas de canto y baile como la contradanza francesa. “Aunque mantiene sus esencias estructurales europeas, y un hacer coreográfico definido para el salón, a su entrada a Cuba ya se encuentra tamizada por la contribución negra adquirida en La Española, o en las tierras sureñas de Norteamérica”, señaló.

“Se precisa puntualizar al respecto que el negro de clase media hubo de desempañarse en la ínsula en oficios no requeridos por blancos, como el de músico”. Según Oliver, esto facilitó interactuar tanto en cultos de origen afro, propios de sus ancestros; como en las agrupaciones que amenizaban los salones y sociedades de la alta sacarocracia matancera, interpretando expresiones bailables venidas de Europa.

“Como consecuencia de ello se da una forma de hacer la contradanza de innegable mestizaje, y no del todo, como muchos estudiosos han referido, como una simple expresión de carácter mimético”. Oliver precisó que el proceso de gestación del danzón, es un hecho que responde a una evolución histórica dentro de un contexto específico del devenir social.

Analizado así -dijo- se comparte el criterio del estudioso Leonardo Acosta al plantear que, a pesar de existir antecedentes que identifican la presencia del danzón con anterioridad al 1 de enero de 1879, se asume esa fecha como la de su estreno. “El género es finalmente aceptado por la clase pudiente y blanca de la sociedad matancera representada por el Liceo de la Ciudad”, argumentó.

Esa realidad “insiste en revelar el matiz discriminatorio que desde lo racial hubo de superar el danzón para constituirse baile nacional”. La popularidad adquirida por el género, tal como lo señala Carpentier, le permitió participar como hecho musical en cuanto acontecimiento se manifestara en la Isla.

Posteriormente durante los primeros 20 años de la República, “el danzón habría de ser, hasta cerca de 1920, el baile nacional de Cuba. No hubo acontecimiento, durante cuarenta años, que no fuese glosado o festejado por medio de un danzón”, agregó el escritor.

Matanzas, conocida desde el siglo XIX como la Atenas de Cuba por la sensibilidad artística de sus moradores, es la cuna del Danzón y tierra madre de Failde (1852-1921). Failde tocaba el contrabajo y la viola y a pesar de no ser pianista interpretaba piezas complejas en ese instrumento y se le atribuye la autoría de unos 144 danzones, además de otras composiciones, según estudiosos en la materia.

Para honrar este ritmo y a su creador, las autoridades del territorio organizaron el Festival Cubadanzón-2013 del 21 al 24 de noviembre.

El Danzón declarado Patrimonio Nacional Inmaterial de Cuba

El 24 de noviembre el danzón, baile nacional de Cuba, recibió la condición de Patrimonio Inmaterial de la nación, en la clausura del XXII Festival Cubadanzón-2013 efectuado durante tres jornadas en esta occidental ciudad. La resolución del Ministerio de Cultura, leída por Gladys Collazo, presidenta Nacional de Patrimonio, destacó que ese género es una digna expresión de la música tradicional de la isla. También, la declaratoria de la citada cartera cataloga al ritmo como elemento destacado del capital cultural inmaterial de esta nación caribeña.

“El hecho de otorgar ese lauro es pagar una deuda histórica a la música matancera, y un feliz reconocimiento”, comentó a Prensa Latina María Victoria Oliver, directora general del Festival, celebrado en esta urbe a 100 kilómetros al este de La Habana. Cerca de una veintena de parejas participaron en la competencia bailable que tuvo como principales ganadores a los hermanos Lourdes y Dairon Santana, merecedores del Gran Premio y el dueto más destacado juvenil más destacado.

Los tres primeros lugares, respectivamente, fueron para Elsa Toledo y Alexis Suárez; Cristina Pons y Orlando Hernández, y Magdelis Ortiz y Sergio de la Rosa, mientras Darcia Veitía y Eulogio Rubio destacaron como los mejores danzantes longevos. El jurado otorgó además dos menciones durante la gala de premiación amenizada por la orquesta juvenil dirigida por Ethiel Fernández Faílde, de 22 años, y tataranieto de Miguel Failde, creador del danzón y cuyo nombre lleva la agrupación.

La cita danzonera incluyó espectáculos de inauguración y clausura, bailables populares del género, recorridos por lugares históricos de la villa, que recientemente cumplió 320 años de fundada, y un evento teórico.

Miguel Faílde, el creador del danzón

El XXII Festival Cubadanzón-2013 tuvo un momento especial con el tributo al creador de ese género, Miguel Faílde, con una peregrinación a su tumba en el cementerio San Carlos de esta occidental ciudad cubana. Tras la colocación de una ofrenda floral, varios de los participantes coincidieron en trabajar porque las generaciones futuras se preocupen por mantener vivo este ritmo, considerado el baile nacional cubano.

Precisamente la clausura de la cita danzonera sirvió de marco propicio para que el género musical recibiera la condición de Patrimonio inmaterial de esa nación caribeña. La resolución del Ministerio de Cultura, leída por Gladys Collazo, Presidenta Nacional de Patrimonio, destacó que ese género es una digna expresión de la música tradicional de la mayor de las Antillas. “El hecho de otorgar ese lauro es pagar una deuda histórica a la música matancera, y un feliz reconocimiento”, comentó a Prensa Latina María Victoria Oliver.

Miguel Ramón Demetrio Faílde y Pérez nació el 23 de diciembre de 1852 en Matanzas, y sus padres fueron Cándido Faílde, natural de Galicia, España, y Justa Pérez, una mulata matancera. Tuvo como primer maestro a su padre, quien descubrió sus aptitudes para la música, ya que dominó el cornetín a la edad de 12 años. Al morir su progenitor estudió, gracias a su hermano mayor, con Federico Peclier, profesor del Conservatorio de París.

Apuntes biográficos señalan que dirigió la Banda de Bomberos de Matanzas, y en 1871 formó su propio grupo llamado La Orquesta de Miguel Faílde, la cual tocó por medio siglo con gran popularidad entre la población. Miguel tocaba el contrabajo y la viola, y pese a no ser pianista interpretaba piezas complejas en ese instrumento.

También daba clases de música en su casa y participó en la edición de un semanario literario que llevaba por nombre Ideas Nuevas, proveniente de encuentros que sostenía con intelectuales en una imprenta, acorde con reseñas de su vida. Faílde compuso la primera obra de danzón, estrenada en un baile el 1 de enero de 1879 en el antiguo Liceo Artístico y Literario de Matanzas, bajo el título de Las Alturas de Simpson, una barriada de esa municipalidad.

Antes de lanzarla al conocimiento público, ejecutó por primera vez en el inmueble Quinta Luna, en el citado barrio, el novedoso ritmo, en el que fusionó la contradanza francesa y ritmos africanos. En unas notas facilitadas por Miguel Failde poco antes de su muerte al periodista matancero G. Villa, y reportadas en Cuba Musical, el autor del danzón describió del siguiente modo el nacimiento de ese ritmo:

“Se bailaba por aquel tiempo en Matanzas un baile de cuadros que llevaba el mismo nombre de danzón. Este baile lo formaban hasta 20 parejas provistas de arcos y ramos de flores”. Y añadió: “Era realmente un baile de figuras y sus movimientos se ajustaban al compás de la Habanera, que es el compás verdadero que debe dársele al danzón”.

Faílde agregó: “El que dirigía este baile de figuras me invitó a que escribiera una música ad hoc, pues hasta entonces las parejas ejecutaban las figuras cantando a viva voz”. Y al escribir esa música -precisó- se me ocurrió la idea del baile que hoy se llama danzón. “Lo escribí y puse en ensayo. Gustó a todo el mundo, es decir, a los músicos y a los bailadores, y se hizo popular en muy corto tiempo. Después escribí muchos, pero ¡cuántos más no se han escrito y se seguirán escribiendo!”, sentenció.

Entre su repertorio de composiciones, que no eran solo danzones, figuran La diosa japonesa, Cuba libre, Yo me voy para el otro mundo, Los mascavidrios, El mondonguito, Antón Pirulero, La serenata de Schubert y Jota aragonesa. Especialistas aseguran que su sobrino, Osvaldo Castillo Faílde, recolectó al menos 144 danzones compuestos por el afamado tío.

Faílde murió el 26 de diciembre de 1921, en su natal Matanzas, conocida desde el siglo XIX como La Atenas de Cuba, por su desarrollo cultural.

Desde hace un año, ameniza bailables y espectáculos en Matanzas y en otras plazas cubanas la Orquesta Típica Miguel Faílde, integrada por 15 jóvenes y dirigida por el flautista Ethiel Fernández Faílde, tataranieto del creador del Danzón. La agrupación juvenil tiene como propósito revitalizar el género y ofrecerlo desde su diversidad y posibles entendimientos, con las nuevas vertientes musicales, comentó Fernández Faílde a Prensa Latina.

“Como fecha de inicio del conjunto, compuesto íntegramente por egresados de la Escuela de Arte, está un concierto efectuado el 14 de mayo de 2012”, rememora el joven director de 22 años de edad. “Es difícil el empeño y un reto grande. Las personas, y en especial los bailadores, esperan mucho de nosotros. Tenemos un nombre que pesa mucho”, reflexionó Fernández Faílde, quien precisó que el colectivo tiene una edad promedio de 20 años.

“Tenemos que reavivar el danzón también entre los jóvenes compositores de la Asociación Hermanos Saíz y del Instituto Superior de Arte… Nuestro proyecto es ambicioso”, enfatizó.

* Corresponsal de Prensa Latina en la provincia cubana de Matanzas.

Volver atrás
Enviar el artículo por E-mail
close



8 + 2 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Compartir el artículo en Facebook Versión para mprimir
+ Restaurar tamaño del texto -
Mas informacion
Uhr 11

min.

... a fondo

La influencia histórica de la convicción patriótica

Eduardo Paz Rada

La historia de la sociedad boliviana ha estado marcada por la dinámica y las contradicciones de las relaciones con las potencias capitalistas mundiales en torno a la explotación de los recursos naturales acompañada con la dominación política e ideológica sobre el conjunto de América Latina. En este contexto, los estudios, aportes y (...) :: Más detalles

Otros artículos de análisis

El gobierno de Evo Morales acelera el montaje de la planta nuclear

AnaliaPandoCabildeo

¿Por qué el gobierno de Evo Morales quiere gastar más de 2 mil millones de dólares en la construcción de (...)

Elites económicas y decadencia sistémica

Jorge Beinstein

A raíz de la llegada Mauricio Macri a la presidencia se desató en algunos círculos académicos argentinos la (...)

El gobierno del MAS se hunde en un mar de mentiras

AmaliaPandoCabildeo

El gobierno del MAS ha perdido tres elecciones consecutivas desde 2014 porque las grandes mayorías, sobre todo urbanas, ya no creen (...)

Quintana tiene el hábito de desviar fondos públicos y de impartir “línea” a los periodistas

Wilson García Mérida

La difusión de un audio que registra una reunión “de trabajo” entre el ministro de la Presidencia Juan (...)

la frase

Álvaro García ha leído pocos libros Cita a Hegel pero leyó citas de citas nada más Por eso carece de espíritu humanista y sufre acomplejamiento social e intelectual

Wálter Chávez, ex asesor del MAS

¿Cuál es el principal desafío del nuevo gobierno

  • Seguridad ciudadana
  • Lucha contra el narcotráfico
  • Industrialización
  • Empleo y educación
  • Otros

Encuesta vigente desde el 13-10-2014

Encuesta anterior:

Por quién votará en las elecciones de 2014