Martes 16 de octubre del 2018
 
x

¿Olvidó su contraseña?

Área: Opinión >> Cartas
Actualizado el 2013-12-04 a horas: 23:06:47

A la ciudadanía de Ecuador y del mundo

Manifiesto de los perseguidos políticos de Ecuador

La promesa de cambio en la ética ciudadana, de moralidad en la política pública, de honrar a la naturaleza, de combatir a la corrupción, de respetar las libertades democráticas, ha ido perdiendo aquel brillo que, en un momento, obnubiló al país, para proyectar una luz opaca y mortecina que distorsiona, no alumbra; que aparenta con mostrarnos el camino, pero nos confunde; que pretende decir la verdad, pero impone dogmas.

  • Artículos relacionados

Artículos que le pueden interesar

El contenido de estas páginas no refleja necesariamente la opinión de Bolpress

Transcurridos seis años de ejercicio del poder por parte del gobierno que ofreció esos cambios, queda claro que las promesas no fueron sino simples monedas para el intercambio electoral, para la especulación política y para el regateo democrático, convirtiéndose finalmente, en uno más de aquellos regímenes que han asolado nuestra patria con corrupción, represión y destrucción de la institucionalidad democrática.

Amparado en resultados electorales, forjados a golpe de una impresionante, costosa y abusiva propaganda estatal, el gobierno del Ecuador, denominado de la Revolución Ciudadana, no tiene necesidad ya de encubrir su vocación totalitaria con remilgos democráticos, antes bien, hace gala de una actitud cínica y violenta, impidiendo la fiscalización de sus actos, acallando cualquier voz crítica, con amenazas y represión e irrespetando constantemente los derechos humanos de quienes no comparten su forma de pensar. De esta manera el gobierno de Rafael Correa, ha logrado construir una maquinaria totalitaria, con la cual pretende domesticar a la República.

Valiéndose de todo tipo de artimañas, se tomaron las diferentes funciones y entidades del Estado, colocando allí a gente de sus filas para asegurarse lealtad e incondicionalidad. Así la Función Legislativa, se convirtió en una asamblea de obedientes al Ejecutivo, en donde la voz de la minoría no es respetada; la Función Judicial, es ahora un artificio de represión y persecución; la Función Electoral, es una herramienta al servicio del gobierno, que ha destruido las bases de la democracia, representadas por los movimientos políticos; el Consejo de Participación Ciudadana y Control Social, organismo que debería defender los derechos ciudadanos, está entregado completamente a los designios del poder. También ha logrado cooptar, influenciar y/o neutralizar a la Corte Constitucional, que decide los procesos, en consonancia con las necesidades del gobierno, la Contraloría, la Fiscalía, la Procuraduría, la Defensoría del Pueblo, que han fracasado en investigar y establecer responsabilidades en los numerosos hechos de corrupción que han sido detectados en este régimen.

A la vez de testificar como se ha destruido la institucionalidad democrática del país, hemos visto también que el gobierno ha irrespetado a la naturaleza y es responsable del colapso cultural de los pueblos no contactados. Hemos visto como se persigue y criminaliza a: líderes ambientalistas, obreros, pueblos y nacionalidades ancestrales, periodistas, legisladores, estudiantes, educadores, veedores y, en general, a los ciudadanos que expresan sus ideas, que piden investigar la corrupción, que piden respeto a la dignidad de las personas, que exigen madurez al mandatario. Observamos como el gobierno se vale de todo tipo de argucias para sostener una imagen fabricada y caricaturesca de revolución. Ofrece asilo a quienes han difundido informaciones reservadas, pero al interior del país obstaculiza y criminaliza la libertad de expresión, impidiendo el acceso a la información pública. Con estas actitudes, aspira a hacerse merecedor de la credibilidad internacional como un gobierno que respeta los derechos y libertades ciudadanos, cuando país adentro, los acalla.

Este gobierno represivo, que ha logrado confundir a ciertos sectores a nivel internacional, ya no puede esconder su cariz dictatorial, pues sus manos están manchadas por el sufrimiento de cientos de familias que han visto que sus hijos, hermanos, padres o allegados, son denigrados en las copiosas cadenas nacionales; son enjuiciados por denunciar la corrupción; son encarcelados por exponer su verdad, por ejercer su libertad de expresión, irrespetándose sus derechos fundamentales y violándose la obligación de respetar el debido proceso.

Con este sumario de ofensas en contra de la sociedad ecuatoriana, expresamos que hoy iniciamos un proceso, no violento, de resistencia. Un proceso dirigido a poner en conocimiento de nuestros hermanos ecuatorianos y del mundo la situación de perseguidos políticos, en la que nos encontramos, por defender nuestros derechos a expresar nuestras ideas con libertad, a resistir, a contradecir. Iniciamos un proceso de denuncia de una democracia disfrazada, de un régimen totalitario, de una maquinaria que forja pruebas, para crear delitos inexistentes.

Iniciamos un proceso de entendimiento entre ciudadanos que, desde distintas formas de pensar y expresarse, comprendemos que las garantías y libertades democráticas son un patrimonio de la ciudadanía global y local, sin distingos de colores, fidelidades, creencias ni nacionalidades. Empezamos un ejercicio de unificación de todas las formas de mirar el quehacer democrático, con la sola condición de que se defiendan los derechos sustanciales de la ciudadanía: el pensamiento y la libre expresión, el ambiente, la naturaleza y la biodiversidad; la ética, los valores cívicos y la honradez en el manejo de los bienes públicos.

Sin más interés que el de defender los derechos humanos y luchar contra la corrupción, quienes suscribimos este Manifiesto, enjuiciados, hostigados y perseguidos políticos del régimen de Rafael Correa y su Revolución Ciudadana, llamamos a todos nuestros hermanos ecuatorianos que se sientan también perseguidos por este gobierno, para unirnos y hacer escuchar nuestra voz dentro y fuera del país. Con el mecanismo de la No-Violencia Activa buscaremos defender nuestros derechos humanos reiteradamente violados, y la libertad y fin del acoso, hostigamiento y persecución a nuestros familiares encarcelados y amenazados. Buscaremos el respeto a nuestros derechos legítimos a pensar y a expresarnos, a dar nuestras opiniones, a publicarlas sin el recelo de que éstas serán atacadas mediante los mecanismos inmorales de la Ley Orgánica de Comunicación, recientemente promulgada por el régimen. Con nuestra acción queremos advertir al país y al mundo, sobre el avance del totalitarismo en el Ecuador.

Estamos seguros que seremos zaheridos en los interminables espacios de propaganda oficial que dispone el régimen, pero eso no afectará, ni doblegará nuestra férrea voluntad de defender las libertades y de denunciar a la corrupción.

¡VIVA LA LIBERTAD!

Quito, 23 de julio de 2013.

Volver atrás
Enviar el artículo por E-mail
close



7 + 6 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Compartir el artículo en Facebook Versión para mprimir
+ Restaurar tamaño del texto -
Mas informacion
Uhr 6

min.

... a fondo

La influencia histórica de la convicción patriótica

Eduardo Paz Rada

La historia de la sociedad boliviana ha estado marcada por la dinámica y las contradicciones de las relaciones con las potencias capitalistas mundiales en torno a la explotación de los recursos naturales acompañada con la dominación política e ideológica sobre el conjunto de América Latina. En este contexto, los estudios, aportes y (...) :: Más detalles

Otros artículos de análisis

El gobierno de Evo Morales acelera el montaje de la planta nuclear

AnaliaPandoCabildeo

¿Por qué el gobierno de Evo Morales quiere gastar más de 2 mil millones de dólares en la construcción de (...)

Elites económicas y decadencia sistémica

Jorge Beinstein

A raíz de la llegada Mauricio Macri a la presidencia se desató en algunos círculos académicos argentinos la (...)

El gobierno del MAS se hunde en un mar de mentiras

AmaliaPandoCabildeo

El gobierno del MAS ha perdido tres elecciones consecutivas desde 2014 porque las grandes mayorías, sobre todo urbanas, ya no creen (...)

Quintana tiene el hábito de desviar fondos públicos y de impartir “línea” a los periodistas

Wilson García Mérida

La difusión de un audio que registra una reunión “de trabajo” entre el ministro de la Presidencia Juan (...)

la frase

Álvaro García ha leído pocos libros Cita a Hegel pero leyó citas de citas nada más Por eso carece de espíritu humanista y sufre acomplejamiento social e intelectual

Wálter Chávez, ex asesor del MAS

¿Cuál es el principal desafío del nuevo gobierno

  • Seguridad ciudadana
  • Lucha contra el narcotráfico
  • Industrialización
  • Empleo y educación
  • Otros

Encuesta vigente desde el 13-10-2014

Encuesta anterior:

Por quién votará en las elecciones de 2014