Lunes 18 de junio del 2018
 
x

¿Olvidó su contraseña?

Área: Internacional >> Resto del mundo
Actualizado el 2013-12-02 a horas: 22:29:52

Entrevista al vicedirector del Instituto del Desarrollo del Mundo Ding Yifan

2013, año de cambios en China

Ilsa Rodríguez *

Beijing (PL).- China dice adiós al 2013 con una nueva dirigencia empeñada en reformas económicas que permitan a este país alcanzar niveles de una sociedad moderadamente próspera, dentro del socialismo con características propias. El cambio de gobierno en marzo pasado y la consolidación de la dirigencia del Partido Comunista de China (PCCh) electa en noviembre de 2012 han caracterizado la vida durante este año, en que fueron puestas en práctica medidas para acabar con la burocracia, la extravagancia y el despilfarro.

  • Artículos relacionados

Artículos que le pueden interesar

Iniciado con numerosos desafíos económicos que hacían vaticinar a algunos la caída estrepitosa de la economía nacional, las autoridades adoptaron en 2013 pasos certeros para controlarla y estabilizaron el crecimiento económico en 7,5%, una cifra nada despreciable comparada con el resto del mundo. Como culminación de este período, la dirigencia comunista acaba de celebrar su III Plenaria con la adopción de reformas más profundas que permitan deshacerse de trabas que impiden la apertura, impulsar la competencia de mercado y otras.

Al terminar esas sesiones a puertas cerradas del 9 al 12 de noviembre en Beijing, se informó que el objetivo central de las reformas aprobadas es mejorar y desarrollar el socialismo con características chinas y promover la modernización del sistema y las capacidades del Gobierno. Los participantes acordaron poner a plena capacidad el papel del PCCh en la coordinación de los esfuerzos de todos los sectores, y mejorar el liderazgo y la gobernanza para garantizar el éxito de la reforma.

Otro aspecto que la dirigencia ha seguido de cerca y fortalecido es la lucha contra la corrupción, con el aumento de la supervisión, la revisión de denuncias formuladas contra funcionarios y el anuncio que aplicará la ley, sin importar quién sea el responsable del delito. En ese aspecto, la Plenaria del Comité Central liderada por el presidente Xi Jinping decidió abolir los campos de reeducación a través del trabajo forzado, eliminar el uso de pruebas en los procesos penales obtenidas ilegalmente y convertir el sistema judicial en un ente independiente ajeno a presiones.

En resumen, la dirigencia comunista de China abogó por mejorar su sistema de seguridad nacional, promover diversas formas de propiedad y crear un equipo rector para profundizar reformas integrales. La protección de los intereses del pueblo, la exhortación a mejorar el desarrollo social, salvaguardar la seguridad del Estado, la estabilidad y el bienestar de la población figuraron asimismo en los debates, de acuerdo con los reportes oficiales divulgados a la prensa.

Mención aparte tuvo este importante encuentro para la protección del medio ambiente, que consideraron indispensable a fin de construir una eco-civilización. El tema cobra gran importancia debido a los esfuerzos de las autoridades para tratar de recuperar el entorno después de décadas de un gran crecimiento económico que no tuvo en cuenta el impacto negativo sobre la naturaleza.

Las autoridades chinas analizan la posibilidad de incrementar los impuestos sobre una serie de productos suntuosos y otros que inciden negativamente sobre el medio ambiente, como autos y motocicletas, segun un informe del diario China Daily que hace referencia a un estudio preparado por el Ministerio de Finanzas y el Comité de Presupuesto del Comité Permanente de la Asamblea Popular Nacional.

En la lista publicada por el matutino figuran también productos que se consideran incompatibles con el actual nivel de desarrollo de China, entre ellos costosas joyas y relojes, perlas y jade, lujosos yates, motos acuáticas, aviones ligeros y equipaje suntuosos, los cuales sufrirían elevaciones de impuestos. También aparecen los vehículos y las motocicletas, las bolsas plásticas, las baterías de ácido para automóviles, cubiertos desechables y pisos de madera, fertilizantes y pesticidas. El llamado impuesto sobre el consumo ya es aplicado en China a 14 productos, entre ellos cigarrillos, alcohol, cosméticos, joyas y fuegos artificiales.

La segunda mayor economía del mundo busca impulsar un modelo de desarrollo sostenible para su comercio exterior, según un libro blanco sobre el tema publicado por la Oficina de Información del Consejo de Estado. El surgimiento de problemas como el aumento de los costos de producción y del daño ambiental conducen a esa opción, precisa el documento divulgado por medios de prensa.

China transformará su modelo de desarrollo del comercio exterior de extensivo a intensivo ya que la ventaja del bajo costo de las industrias orientadas a la exportación se ha debilitado grandemente. Esto último a consecuencia del incremento de los costos de mano de obra, precio de los recursos y energía, entre otros factores del proceso productivo.

Como parte de sus esfuerzos por reducir los daños medioambientales en el desarrollo de su comercio exterior, el país también promoverá el ahorro energético y la reducción de emisiones. De hecho, debido a la política de impuestos hacia determinados productos contaminantes o consumidores, en los últimos años éstos experimentaron una caída de la exportación, mientras los de nuevas energías, ahorro energético y ecológicos manifestaron un alza.

El gobierno chino dio luz verde a un plan quinquenal dirigido a reducir la contaminación del aire en 117 ciudades del país y para ello se comprometió a rebajar los índices de partículas PM 2,5, nocivas para la salud, en al menos 5%. Por otra parte, adoptó medidas a fin de reducir las emisiones de dióxido de carbono por unidad del Producto Interno Bruto de entre 40 y 45% a finales de 2020 en comparación con el año 2005.

Al respecto, el gobierno chino desaprobó nuevos proyectos de las dos grandes petroleras del país, CNPC y Sinopec, tras comprobarse incumplimiento de los objetivos de protección ambiental. Según un comunicado del Ministerio de Protección Ambiental, la Corporación Estatal Química y Petrolera de China (Sinopec) y la Corporación Nacional de Petróleo de China (CNPC) no superaron la evaluación anual de reducción de emisiones de 2012.

En ese período la CNPC fue incapaz de reducir las emisiones de demanda química de oxígeno, mientras Sinopec tampoco consiguió disminuir suficientemente las de óxido de nitrógeno. El gobierno central había exigido que estas gigantes del petróleo y del gas natural redujeran sus emisiones de óxido de nitrógeno en 8% para finales de 2015 en comparación con los niveles de 2005. Sin embargo, en vez de bajar, a finales de 2012 se registró un aumento de estas emisiones: 8,27% en el caso de la CNPC y 2,52% por parte de Sinopec.

Ambas entidades habían incumplido los objetivos en 2011 y se les dejó un tiempo para rectificar, pero aún así no han instalado dispositivos de control de emisiones a muchas de sus instalaciones. De acuerdo con el informe, el alto nivel de emisiones contaminantes fue causado por deficiencias en las infraestructuras industriales de ambas compañías, particularmente la falta o escasez de instalaciones de desulfurización y desnitrificación.

El libro blanco sobre comercio exterior también hace referencia a los derechos de la propiedad intelectual y la calidad de los productos, como temas esenciales que el gobierno abordará para lograr un crecimiento económico sostenible y construir un país innovador.

En práctica medidas de austeridad

Las medidas de austeridad anunciadas por la nueva dirigencia china comenzaron a ser comprobadas en días previos a las celebraciones del Nuevo Año Lunar, una ocasión de tradicionales encuentros y festividades en centros laborales de todo el país. En sus primeros pronunciamientos luego de ser electo nuevo secretario general del PCCh, Xi Jinping adelantó su oposición a las extravagancias, recepciones lujosas, viajes innecesarios y otras muchas acciones consideradas normales en el país.

El tema fue ampliamente debatido en la primera reunión del Comité Permanente del Buró Político junto a los restantes integrantes del Buró Político PCCh en diciembre de 2012. Primero fueron las desapariciones de banderolas, alfombras rojas, avenidas cerradas para dar paso a los autos de los dirigentes y los suntuosos banquetes por cualquier ocasión, junto a la presencia de Xi y otros dirigentes del país sin fanfarrias en remotas localidades.

La práctica iniciada por él y sus colegas del Comité Permanente del Buró Político del PCCh, así como de otras instancias del partido gobernante, se refleja ahora en las reuniones anuales del gobierno antes del fin del año chino, como reporta la prensa local. En el encuentro con los asesores del gobierno en Beijing se notó la ausencia de banderas de ornamento, flores y regalos de botellas de vinos, una práctica que se repite en encuentros similares que tienen lugar en otras provincias del país, de acuerdo con un reporte del diario China Daily.

Esto es parte de la actual reforma en marcha del accionar de funcionarios del Gobierno y el PCCh para mejorar su estilo de trabajo, evitar la extravagancia y cancelar reuniones innecesarias, después del llamado en diciembre último de la dirigencia a trabajar duro y ahorrar, comentó el matutino.

Un funcionario de la legislatura de Beijing aseguró al periódico que el parlamento local verá una reducción del 25% de sus gastos en 2013, luego de la adopción de numerosas medidas entre ellas mejor uso del papel para impresiones y suspender privilegios para los diputados. Entre esas dispensas a eliminar está una vía especial en todas las grandes avenidas capitalinas para uso exclusivo de los vehículos de los dirigentes locales, un factor más que contribuye a las congestiones de tráfico de Beijing.

Según se informó, en lo adelante también la variedad de cenas oficiales o de trabajo serán mucho más sencillas y desaparecerán las cestas de frutas en las habitaciones de hotel donde se alojan los dirigentes. Un prontuario de las autoridades de la oriental provincia de Jiangsu incluso expresa la necesidad de “cortar la parte de calentamiento de los discursos para hablar directo acerca del tema en debate” y adelanta que la eficiencia es la palabra fundamental para las sesiones de trabajo.

Jubilaciones, debate del día en China

Una gran polémica nacional está en marcha en China alrededor de la posibilidad de cambios en la política de jubilaciones, un tema extraordinariamente sensible y complicado que involucra presupuestos, envejecimiento de la población, desempleo, control de la natalidad y otros muchos factores.

La polémica se desencadenó a fines de septiembre cuando Dai Xianglong, presidente del consejo nacional del Fondo para la Seguridad Social y ex gobernador del banco central, recomendó al gobierno modificar el actual sistema básico de pensiones para evitar déficits. El funcionario aprovechó un discurso público para proponer un retorno a la antigua edad de retiro, 63 años, en vez de los actuales 60 para los hombres y 55 para las mujeres, con el objetivo de que los empleados paguen seguros de jubilación por 35 años en vez de 30, como ocurre actualmente.

Esta posición fue respaldada por He Ping, director del Instituto de Investigaciones de la Seguridad Social adscrita al Ministerio de Recursos Humanos y Seguridad Social, quien propuso elevar la edad de retiro a 65 años antes de 2045. A partir de entonces, las redes sociales de este país de 1.300 millones de habitantes comenzaron a recibir los criterios de quienes favorecen esta extensión en los años de trabajo frente a quienes se oponen, que hasta ahora aparecen como mayoritarios.

El tema ha provocado también pronunciamientos de especialistas y numerosos empleados, quienes han contribuido a dar aristas diferentes de un asunto que parecería sencillo. Los economistas piensan que debido al envejecimiento de la población, los pagos por pensiones aumentarán y ocasionarán un enorme déficit en el fondo de retiro del gobierno.

Un reciente estudio del Banco de China y el Deutsche Bank calculó en 18,3 trillones yuanes (un dólar equivale a unos 6,3 yuanes) ese déficit en los próximos años, una severa carga fiscal para el gobierno, la cual por otra parte expertos consideran que este poderoso estado puede enfrentar. Al menos ese es el criterio de Fan Jianping, economista jefe del Centro Estatal de Información, quien dijo a la agencia noticiosa Xinhua que “aunque es cierto que existe un déficit de pensiones, el gobierno está bien equipado para solucionar el problema de ser necesario”.

El investigador subrayó que el estado tiene gran cantidad de activos, bonos y otros dividendos de las empresas propiedad del gobierno, los cuales son suficientes para dar frente a ese débito.

Especialistas en Beijing recuerdan que las regulaciones en vigor establecen el retiro obligatorio de los hombres a los 60 años y de las mujeres a los 55, y fueron creadas hace seis décadas, cuando la expectativa de vida era mucho menor que en la actualidad, alrededor de los 50 años. Esas reglas establecieron que cada empleado ingresa el 8% de su salario a una cuenta individual de pensión, completada con otro 20% depositado por los empleadores.

Por esa razón muchos analistas creen que al aumentar la expectativa de vida, hoy de 73,5 años y de 74,5 en 2015, y por ende las presiones financieras porque más personas reclamarán sus pensiones, se deben hacer cambios para alargar la vida laboral. En realidad, el debate en torno al tema no tendrá repercusiones inmediatas, ya que voceros del Ministerio de Recursos Humanos y Seguridad Social indicaron que lo único que podría hacerse en un futuro cercano sería flexibilizar las opciones de retiro.

Eso permitiría que de forma individual cada persona determinara si se acoge o no a la jubilación cuando cumpla la edad límite, una posibilidad que aprovecharían sobre todo profesionales de gran experiencia en los campos de la salud, la educación y la investigación, entre otros, a juicio de expertos.

Otro ángulo del asunto es la incidencia de una extensión en la edad de jubilación sobre los índices de desempleo, que según las autoridades en las ciudades se ha mantenido en una tasa de 4,1%en los últimos dos años, una cifra por debajo del 4,6% puesto por el gobierno como tope para 2012.

El asunto es que China dispone anualmente de 10 a 12 millones de empleos, una tercera parte de ellos proveniente de los puestos que ocupaban quienes se jubilan. Esto significa que al extender la edad para disfrutar ese descanso se pone en riesgo un importante número de vacantes, por lo cual los especialistas recomiendan al gobierno crear más puestos de trabajo a fin de evitar el surgimiento de serios problemas sociales.

También entra a jugar en el análisis global del tema de las jubilaciones la política de control natal vigente en China hace 30 años, un solo hijo por pareja, lo cual representa que en esas tres décadas han dejado de nacer 400 millones de personas. Esa realidad implica una carga cada vez más pesada para el Estado por la cantidad de adultos mayores que se encuentran solos y no cuentan con los recursos necesarios a fin de cubrir la muy cara atención de salud actual.

Reportes aparecidos en diversos medios de China resumen el asunto en que mientras para unos la jubilación es un tiempo de disfrute, para otros resulta de grandes dificultades. En lo que todos coinciden es en que un cambio de esta legislación resulta inevitable, pero en el camino habrá que perfilar una política balanceada que no afecte a quienes han dedicado su vida al desarrollo del país y a quienes los sustituirán en ese camino ascendente.

China reorienta su economía y profundiza reformas estructurales

El gobierno chino adopta medidas en varios frentes para desafiar los efectos de la crisis financiera internacional con una redirección de sus intereses y una profunda reforma de su estructura, en un país donde la industria pesada está sobredimensionada. Una detallada explicación sobre estos asuntos fue ofrecida a Prensa Latina por Ding Yifan, vicedirector del Instituto del Desarrollo del Mundo (IWB, por sus siglas en inglés), quien abordó aspectos del desarrollo económico de este gigante asiático, su actualidad, perspectivas y desafíos.

El académico de ese centro de investigación del desarrollo perteneciente al Consejo de Estado, explicó que aunque la tasa de crecimiento de China cayó desde el 10% a la de siete-ocho, su avance es robusto y tiene mejor comportamiento que otras economías emergentes como India, Brasil y Rusia. Al respecto dijo que desde junio el crecimiento nacional comenzó a avanzar y que los expertos consideran que en el último trimestre de 2013 se reflejará una recuperación de la economía.

Se trata de un crecimiento más lento, pero Ding lo comparó con lo ocurrido en otros países como en India, que en 2010 tenía una tasa del 10% y en 2012 tuvo una caída en picada hasta el uno por ciento. En entrevista concedida en la sede de esa institución, el Vicedirector de este tanque pensante recordó que la economía china avanzó por la demanda de sus productos desde Estados Unidos y Europa, y al disminuir esas exportaciones por la crisis mundial, el crecimiento nacional fue más lento.

Ante esta situación, dijo, el gobierno chino ha tomado varias medidas tratando de corregir la situación y con la intención de sustituir la demanda externa con una mayor demanda interna. Entre esas acciones, Ding citó las encaminadas a expandir la demanda interna en dos aspectos, el del consumo y, el principal, a través de inversiones en las regiones más atrasadas del país.

La expansión de la demanda interna se mantiene como una estrategia a largo plazo del desarrollo económico de China, para lo cual se tomarán medidas como aumentos salariales y mejorar la seguridad social. El consumo ha desempeñado un creciente papel en el crecimiento del PIB al alcanzar el 51,8% de este índice, y sobrepasó el 50,4% obtenido por las inversiones.

Para facilitar el consumo, las autoridades ofrecen subsidios a variedad de productos, fundamentalmente en las regiones menos favorecidas como las del occidente y el centro, como electrónicos, vehículos y otros. Pero el experto subrayó que la mayor parte de la demanda interna crecerá a través de inversiones, no del consumo. Se trata, puntualizó, de llevar las inversiones a esas regiones, donde hay gran necesidad de infraestructura en ferrocarriles y aeropuertos.

Ding dijo que también el gobierno hace grandes inversiones y alienta mejorar la actuación en sectores como el del medio ambiente, que sufrió el impacto de un rápido desarrollo y se refleja en altos índices de contaminación. Ahora es el momento de restañar esas heridas.

Asimismo se impulsan las telecomunicaciones, en especial la instalación en esas zonas de banda ancha, servicios de Internet y celulares, y conexión a la red a través de teléfonos inteligentes, lo que significa establecer un nuevo modo de negocios en este importante sector de la economía. El Centro de Investigaciones de Desarrollo del Consejo de Estado liderado por Ba Shusonh reportó que en octubre más de 1.220 millones de chinos utilizaban teléfonos inteligentes, 817 millones de ellos conectados a Internet (67,19%) y 34,5% con celulares de tercera generación.

Este incremento de celulares coincide con la disminución del uso de líneas fijas, que cayó en 8,82 millones en los primeros 10 meses de 2013 y se mantenía a fines de octubre con 269 millones de usuarios. Según estas cifras, los clientes de móviles representan el 81,9% y los de líneas fijas apenas el 18,1%. El mayor crecimiento en el uso de celulares este año ocurrió en las provincias de Guangdong, Henan y Sichuan.

Desafíos

A juicio de Ding, el principal desafío de la economía china está en la burbuja en el sector de bienes raíces, y al respecto recordó que debido a la crisis económica de 2008 y 2009, el gobierno decidió estimular ese mercado de bienes raíces y destinó gran cantidad de dinero a esa área. Esos recursos estuvieron dirigidos a grandes proyectos en infraestructura y al mercado de viviendas, que se ha convertido en un gran atractivo para los chinos, que ven un mayor provecho en comprar apartamento o casa, debido a que sus ahorros no reciben adecuados intereses bancarios.

Los chinos tienen hoy más dinero y son más ricos, señaló Ding, quien informó que las cuentas de ahorro en China se duplicaron en cinco años, mientras los intereses se mantienen en ocasiones por debajo de los índices de inflación, lo que significa cero ganancia para los ahorristas, ningún beneficio. Aunque las autoridades han tomado varias medidas para enfrentar esta situación, las mismas no han sido suficientes para frenar esa burbuja en grandes ciudades y por esa razón en un reciente discurso el primer ministro Li Kegiang anunció que se tratará de liberalizar el mercado financiero.

El Vicepresidente de IWB apuntó que si las personas acuden al mercado inmobiliario es porque no tienen otro al que acudir para que su dinero tenga dividendos, lo cual cambiará si se abren otras opciones y esa burbuja seguramente desaparecerá. El especialista expresó la importancia de reducir la especulación en el mercado inmobiliario, que calificó de peligrosa. No queremos que esa situación vaya a detonar riesgos sistémicos a la economía y, por otra parte, tratamos de evitar una detención repentina del sector.

Otro desafío apuntado por el experto es el de la reforma de la estructura económica china, donde se construyeron muchas industrias pesadas que han colocado a este país como el principal productor de acero y de cemento, en este último caso con la fabricación de más de la mitad de la de todo el mundo.

Existe en la actualidad una sobrecapacidad y se requiere reestructurar, cerrar algunas de esas industrias al tiempo que se creen otras actividades industriales en esas áreas, existan nuevas inversiones y actividades que permitan la organización futura de esas regiones del país.

El gobierno está interesado en alentar la fusión en nueve sectores productivos en las ramas automotriz, acero, cemento, astilleros, aluminio electrolítico, tierras raras, información electrónica y farmacéutica. Según el Ministerio de Industria e Información Tecnológica, el objetivo es unir la capacidad dispersa y mejorar las estructuras industriales para aumentar la competitividad internacional de esas empresas.

Fructífero año en las relaciones de China con América Latina

Otro aspecto abordado en su encuentro con Prensa Latina fue el de los vínculos con América Latina. Al respecto Ding expresó que la economía china es esencial para Latinoamérica, porque desde el inicio del siglo XXI las importaciones de sus productos hacia aquí han sido fuerza impulsora para sus respectivos estados.

China estaba muy necesitada de recursos que abundan en ese subcontinente, en particular en Brasil, rico en petróleo, madera, carbón y otros, que este gigante asiático adquirió, lo que a su vez provocó una subida de los precios de esas mercancías. Eso quiere decir que las importaciones chinas desde Latinoamérica beneficiaron a esas naciones también por el aumento en los precios de las mercancías, precisamente debido al incremento de la demanda.

Pero desde el año pasado recordó que las necesidades chinas declinaron y afectaron el mercado de gas, petróleo, minerales, oro y otros muchos que han tenido un efecto en países exportadores de recursos naturales como los latinoamericanos. Sin embargo, el académico puntualizó que China está diversificando e incrementan sus inversiones en el extranjero, en especial en Latinoamérica.

Como ejemplo citó la participación china en proyectos de infraestructura como la construcción de una red ferroviaria que unirá a Argentina, Brasil y Chile, mientras en otras naciones se invierte en la industria manufacturera. Eso hará más competitivos a los latinoamericanos en el futuro, afirmó.

China y América Latina y el Caribe dieron en 2012 un paso más hacia la consolidación de sus relaciones y sentaron las bases para la profundización y ampliación de esos vínculos en lo político, económico y cultural. La asistencia del premier Wen Jiabao a la sesión de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) de junio en Santiago de Chile y sus visitas oficiales a Argentina, Brasil, Uruguay y Chile, se complementaron con la llegada de delegaciones de alto nivel de otros países del área.

La promisoria cooperación entre China y Latinoamérica, dijo el jefe de gobierno al concluir su gira por esos cuatro estados sudamericanos, se encuentra en estado embrionario y tiene un gran potencial. El inmenso océano Pacífico no puede entorpecer esa promisoria cooperación, aseveró.

Durante su recorrido por el Cono Sur, que incluyó su participación en la Conferencia Río más 20, Wen aprovechó para enviar un mensaje al Mercosur, en el cual recomendó estudiar la posibilidad de un pacto de libre comercio entre ese organismo y China, una tarea que adelantó no será fácil. También propuso duplicar el volumen comercial con Mercosur hasta los 200 mil millones de dólares en 2016 -en comparación con el nivel de 2011-, multiplicar por dos el intercambio con Chile y llegar a los 60 mil millones de dólares en 2015.

El recorrido del veterano dirigente chino incluyó la firma de una serie de acuerdos, como el suscrito con la presidenta de Brasil Dilma Rousseff para la cooperación durante la próxima década en sectores de innovación tecnológica, industria espacial, energía, minerales e infraestructura. Además, se alcanzaron acuerdos de inversiones, finanzas -como préstamos de 29 mil millones de dólares en las monedas respectivas-, comercio, educación y cultura.

En la primera visita a Argentina de un primer ministro de China en 27 años, Wen rubricó un acuerdo con sus anfitriones para la adquisición de siete millones de toneladas de maíz, a un precio en ese momento de 1.500 millones de dólares. Las importaciones de maíz de China en el periodo de 2012-13 aumentarán 40%, en comparación con los cinco millones de toneladas adquiridas en 2011. Con ese acuerdo se considera que Argentina se convierte para China en una alternativa de Estados Unidos para la compra de maíz.

Pero, además, Wen acordó con Argentina colaborar en energía nuclear, agricultura y financiamiento para la rehabilitación del ferrocarril Belgrano, mientras con el vecino Uruguay concertó cooperación en medio ambiente, economía, agricultura y telecomunicaciones.

Al comentar el viaje a Latinoamérica de Wen, el ministro de Relaciones Exteriores Yang Jiechi recordó los tradicionales profundos lazos de amistad entre China y América Latina. Esos vínculos comenzaron con el establecimiento de relaciones hace 52 años entre China y Cuba, cuyo presidente Raúl Castro Ruz visitó Beijing durante cuatro días.

Otros mandatarios que viajaron a China en 2012 fueron el colombiano Juan Manuel Santos y la costarricense Laura Chinchilla. Delegaciones de Ecuador, Bolivia, Venezuela y México, entre otras de la región, también viajaron ese año a China para impulsar las relaciones y participaron en ferias y exposiciones comerciales a fin de promover sus productos, consolidar negocios e intercambios y estimular la colaboración económica y política.

China ya es el segundo socio comercial de Latinoamérica y se ha convertido en la principal fuente de financiamiento de la región. Su volumen comercial a partir de 2001 ha tenido una tasa de crecimiento anual del 30% y desempeña un importante papel en estos momentos de crisis mundial.

* Corresponsal de Prensa Latina en China.

Volver atrás
Enviar el artículo por E-mail
close



12 + 4 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Compartir el artículo en Facebook Versión para mprimir
+ Restaurar tamaño del texto -
Mas informacion
Uhr 25

min.

... a fondo

La influencia histórica de la convicción patriótica

Eduardo Paz Rada

La historia de la sociedad boliviana ha estado marcada por la dinámica y las contradicciones de las relaciones con las potencias capitalistas mundiales en torno a la explotación de los recursos naturales acompañada con la dominación política e ideológica sobre el conjunto de América Latina. En este contexto, los estudios, aportes y (...) :: Más detalles

Otros artículos de análisis

El gobierno de Evo Morales acelera el montaje de la planta nuclear

AnaliaPandoCabildeo

¿Por qué el gobierno de Evo Morales quiere gastar más de 2 mil millones de dólares en la construcción de (...)

Elites económicas y decadencia sistémica

Jorge Beinstein

A raíz de la llegada Mauricio Macri a la presidencia se desató en algunos círculos académicos argentinos la (...)

El gobierno del MAS se hunde en un mar de mentiras

AmaliaPandoCabildeo

El gobierno del MAS ha perdido tres elecciones consecutivas desde 2014 porque las grandes mayorías, sobre todo urbanas, ya no creen (...)

Quintana tiene el hábito de desviar fondos públicos y de impartir “línea” a los periodistas

Wilson García Mérida

La difusión de un audio que registra una reunión “de trabajo” entre el ministro de la Presidencia Juan (...)

la frase

Álvaro García ha leído pocos libros Cita a Hegel pero leyó citas de citas nada más Por eso carece de espíritu humanista y sufre acomplejamiento social e intelectual

Wálter Chávez, ex asesor del MAS

¿Cuál es el principal desafío del nuevo gobierno

  • Seguridad ciudadana
  • Lucha contra el narcotráfico
  • Industrialización
  • Empleo y educación
  • Otros

Encuesta vigente desde el 13-10-2014

Encuesta anterior:

Por quién votará en las elecciones de 2014