Miercoles 22 de agosto del 2018
 
x

¿Olvidó su contraseña?

Área: Internacional >> Europa
Actualizado el 2013-11-01 a horas: 23:14:42

¿La política italiana huérfana sin el magnate mediático?

Italia y el fin de la era Berlusconi

Antonio Rondón *

El más reciente giro de la política italiana deja en la cuneta al ex primer ministro Silvio Berlusconi, quien tras dos décadas en la cúspide vive el fin de su era con una rebelión en su Partido Pueblo de la Libertad (PDL). El magnate mediático podría pasar un año bajo arresto domiciliario, alejado de la vida política activa al menos por ese tiempo.

  • Artículos relacionados

Artículos que le pueden interesar

La política italiana del último lustro parece haber aceptado la idea de sentirse huérfana sin la figura del magnate mediático Silvio Berlusconi, quien en su afán de evitar ser procesado o sentenciado es capaz de mover los sentimientos de la estabilidad nacional. Más allá de poseer el control de casi el 90% de los medios de difusión de Italia, Berlusconi logra presentarse como elemento decisivo, capaz de poner en juego la continuidad de un Gobierno para evitar el peso de la justicia, como ocurre ahora con el caso Mediaset.

El tres veces primer ministro italiano en diferentes periodos en las últimas dos décadas y fundador del Partido del Pueblo de la Libertad (PDL) recibió la noticia, finalmente, de la confirmación por el tribunal de Casación de su sentencia a cuatro años de cárcel por fraude fiscal y malversación en el proceso de Mediaset. Una decisión al respecto fue tomada en octubre del pasado año, pero Berlusconí se acogió a una ley aprobada en 2006 que prevé una amnistía para estos casos, por lo cual la condena quedó a reducida a un año en prisión.

Pero los abogados del multimillonario italiano lograron, primero, aplazar la vista oral para conocer el veredicto más allá de finales de los comicios anticipados de febrero pasado, a los cuales hubo que ir, a causa de otra movida de Il Cavaliere con el gobierno tecnócrata de Mario Monti a finales de 2012. Tal y como ocurrió en diciembre pasado, Berlusconi, quien después de ser sustituido por Monti al frente del gabinete en noviembre de 2011 por su incompetencia para lidiar con la crisis económica nacional, dijo salir de la política, realiza declaraciones que perjudican la coalición de Gobierno.

El gabinete de Monti cayó en enero pasado, al perder el apoyo del PDL en la coalición formada con la Unión de los Demócratas y de Centro. Diarios como La Repubblica comentaron entonces que el magnate mediático sintió que la nueva dirección del PDL había fallado en su misión de retener la popularidad del electorado, luego que el Partido Democrático (PD, centroizquierda) organizó primarias dentro de su entidad con positiva repercusión en la nación.

Berlusconi consideró entonces que era necesario su regreso a la política y poco después Monti recogía sus pertenencias de la oficina ejecutiva, tras unos comicios anticipados que dejaron al irreverente Movimiento 5 Estrellas (M5S) como una importante tercera fuerza política. El M5S, con más del 25% de apoyo en los comicios, resultó el partido en solitario más votado y logró bloquear la formación de un Gobierno en solitario del PD que finalmente debió pactar, por primera vez en la historia italiana, con la centroderecha.

Pero la súper alianza, que también incluyó a la Opción Cívica de Monti, supuso una volátil unión de fuerzas en su momento opuestas y obligadas a cohabitar para poner a un vacío de poder de dos meses y sacar al país de la crisis económica. Sin embargo, esas preocupaciones parecen estar lejos de las prioridades de Berlusconi, quien en otro momento de su estancia al frente del ejecutivo ideó leyes hechas a su medida para reforzar su inmunidad al aprovechar cómodas mayorías parlamentarias.

Il Cavaliere, pese a estar en espera de tres procesos judiciales, dirigió la campaña electoral del PDL en los comicios de febrero y logró al menos un puesto de senador, después que en su propia alianza la nacionalista Forza Italia le negó el derecho a postularse como Primer Ministro.

Una vez más, el multimillonario vuelve a poner contra la pared al Gobierno en un país donde dos meses es mucho tiempo para la vida política. El PD del actual primer ministro Enrico Letta afirma que él está del lado de la justicia cuando se analiza la posibilidad de revocarle a Berlusconi la condición de senador. Tal disposición responde a una ley que Monti fue capaz de introducir en su mandato de apenas un año para evitar la permanencia de personas condenadas en cargos políticos.

Pero Berlusconi vuelve a amenazar con mover la alfombra debajo del equipo ministerial, aún cuando públicamente niegue tal posibilidad. “Sería absurdo que una fuerza democrática como el PD espere que una fuerza aliada siga trabajando con ella en el Gobierno, si la priva de su fundador y dirigente”, afirmó el magnate mediático.

Acto seguido, afirmó que la continuidad del gabinete para nada estaba en juego, una declaración que dio poco consuelo a la centroizquierda, comentan medios de prensa. El ex primer ministro se unió con su firma a una campaña para exigir la realización de referendos sobre una reforma judicial, después de acusar en varias ocasiones a los magistrados de orquestar un complot político en su contra.

El 28 de septiembre, los ministros italianos pertenecientes al PDL renunciaron a sus cargos en medio de una crisis política que amenaza con hacer caer el actual Ejecutivo de coalición. El portavoz de Angelino Alfano, viceprimer ministro del país y miembro del PDL, anunció la dimisión masiva de los titulares, quienes consideran “inadmisible” una exigencia realizada por el primer ministro Enrico Letta.

Letta instó a sus socios de coalición a aclarar sus posiciones ante el Parlamento, en respuesta a amenazas del PDL de abandonar la alianza y desmantelar el Gobierno si se decide expulsar a Berlusconi del Senado, en virtud de la ley Severino. La normativa legal prohíbe que personas con condenas superiores a dos años de cárcel ocupen responsabilidades parlamentarias, y Berlusconi enfrenta una sentencia de cuatro por evasión fiscal en el caso conocido como Mediaset.

El fin de la era Berlusconi

Italia acumula un récord en Europa de casi 50 gobiernos en las últimas seis décadas, una cifra impresionante si tenemos en cuenta que es la tercera economía de la región, ahora agobiada con una deuda que llega casi el 120% de su Producto Interno Bruto (PIB). La nación, que apenas hace cinco meses logró contar con un gobierno de coalición de la centroderecha y la centroizquierda, por primera vez en su historia moderna, acumula un desempleo superior al 18%, el cual en el caso de los jóvenes supera los 30 puntos.

Precisamente, una de las tareas de Enrico Letta, del Partido Democrático de centroizquierda al asumir la jefatura del gabinete en abril último era resolver el asunto del paro juvenil, un tema que se encargó de llevar a discusión a los foros de la UE. A Italia, además, le toca presidir la UE en el segundo semestre de 2014 y para ese entonces necesita una estabilidad política sólida, sin factores internos que puedan influir en ella.

Pero Berlusconi, al parecer, tuvo en cuenta razones muy personales cuando a mediados de septiembre pasado amenazó con llamar a los parlamentarios del PDL, que fundó en 2009, a retirar su apoyo al ejecutivo de coalición. Il Cavaliere, como también se conoce al magnate mediático de 77 años, intentó evitar la eliminación de su último chance para mantener la inmunidad y evadir la justicia, después de haberlo hecho en casi una treintena de ocasiones anteriores desde su irrupción en la política en 1994.

Esta vez, se trata de algo mucho más cercano a las rejas. Un Tribunal de Casación confirmó una condena de cuatro años de cárcel por fraude fiscal en el caso Mediaset, que había sido dictada contra el multimillonario en octubre de 2012. Mediaset es un emporio mediático de la familia Berlusconi que comerció y distribuyó material fílmico, sobre todo estadounidense, sin el apropiado trámite legal y mediante evasión de impuestos, entre otras faltas.

Pero la condición, primero, de jefe de Gobierno, luego de director de campaña electoral (en febrero pasado) y por último de senador, había impedido a los magistrados meterle entre rejas. El de Mediaset se suma al del llamado caso Ruby, que implica a Berlusconi en un intento de prostitución infantil de una adolescente marroquí, y la indagación sobre el pago a un senador para echar abajo el gobierno de centroizquierda de Romano Prodi en 2006, entre otros.

Sin embargo, en un país como Italia, donde el gobierno ve crecer los emporios mafiosos, cada vez más legalizados, ir a la cárcel resulta bien difícil, pues todo condenado solo cruza las rejas cuando se cumplen todos los recursos de apelación, incluido el Tribunal de Casación. En su momento, el multimillonario italiano aprobó leyes a su medida, al aprovechar una cómoda mayoría en el Parlamento.

Para 2009, el propio Tribunal Constitucional debió rechazar una ley a fin de otorgar inmunidad absoluta al jefe de Estado, los presidentes del Senado y la Cámara de Diputados, así como al Primer Ministro. Ahora, Italia vuelve a demostrar que un día para ese país es mucho y una semana una eternidad, donde lo mismo la clase política como el electorado puede cambiar de opinión de forma vertiginosa.

Ello parece ser el caso de lo ocurrido en una reciente votación en el Senado, donde Letta presentó una moción de confianza para su Gobierno, integrado por el PD, el PDL y la centrista Opción Cívica, que en un principio parecía perder. Berlusconi llamó a la salida del gabinete a cinco ministros del PDL: Nunzia De Girolamo (Agricultura), Beatrice Lorenzin (Salud), Maurizio Lupi (Infraestructura y Transporte) y Gaetano Quagliariello (Reformas Constitucionales) y Angelino Alfano (Interior).

Sin embargo, su dimisión fue rechazada por el Primer Ministro, después que cuatro de los cinco titulares renunciantes criticaron la exhortación hecha por Il Cavaliere. Muchos políticos advirtieron entonces que en esa ocasión las ambiciones y preocupaciones particulares de Berlusconi eran demasiado evidentes y Letta aprovechó, además, para llamar a separar a la política de los intereses personales del magnate mediático.

La creación del gobierno de coalición había sido traumática, pues con el ascenso del irreverente Movimiento 5 Estrellas fue imposible para el PD, el más votado en los comicios de febrero de este año, formar un ejecutivo en solitario. De ahí que Letta debió buscar una alternativa de ejecutivo de unidad nacional que uniera, por primera vez, a la centroizquierda con la centroderecha, considera el diario La Stampa.

La intervención de Letta en el Senado durante el voto de confianza demostró la necesidad de una estabilidad política para hacer frente a asuntos económicos, en lugar de poner al país en manos de los caprichos y maniobras de Berlusconi a fin de evadir la justicia. El jefe del gabinete recordó que entre 1946 y 1968 solo hubo tres gobiernos que posibilitaron la recuperación y desarrollo económico de posguerra, pero después y hasta 1992 fueron 24 los equipos ministeriales, mientras de esa última fecha al presente sumaron 14, destaca el diario español El País.

Letta, quien percibió el enojo creciente dentro de cierto sector del PDL por las presiones del magnate mediático para quedar nuevamente fuera del alcance de la justicia, rasgó a fondo al banco centroderechista hasta llevar a Berlusconi a una vergonzosa maniobra en el Senado para llamar al apoyo del gabinete. Tal hecho, en el que estuvo muy involucrado Alfano, hasta ahora delfín del multimillonario, pareció cavar, definitivamente, la tumba política de Il Cavaliere.

El hecho confirma que el tiempo en Italia es oro y que todo puede cambiar vertiginosamente. Alfano corrió el piso que pisaba Berlusconi y la caída promete ser estrepitosa, como para dejarlo definitivamente fuera de la política, comenta Corriere della Sera. Alfano, un abogado de 42 años de la localidad de Agrigento, con 20 años bajo las alas de Berlusconi, quien lo nombró ministro de Justicia en 2008, fue un fiel perro guardián recordado por la llamada Laudo Alfano.

La mencionada ley, hecha a la medida de Berlusconi, dejaba sin efecto cualquier proceso penal contra las primeras figuras del país. Tal disposición fue aprobada en 2008 y anulada en 2009. Ahora, la posición del PDL que explotaba Berlusconi para obtener beneficios políticos parece haber dejado de existir, pues en el interior de ese partido se forman diferentes grupos de moderados o radicales, a favor o en contra del ex primer ministro. Uno de sus grupos lo encabeza el exgobernador de la norteña región de Lampedusa, Roberto Furmigoni.

La celebración de unos comicios adelantados, al menos en las actuales condiciones, está lejos de ser favorable para el PDL, pues pocos serían proclives a seguir a un partido dirigido por quien es considerado casi un cadáver político, aunque nadie por ahora asiste a su funeral definitivo.

El magnate mediático podría pasar un año bajo arresto domiciliario, durante el cual cumpliría con trabajos sociales y alejado de la vida política activa, al menos por ese tiempo. En septiembre pasado, la política italiana parecía huérfana sin la figura de Berlusconi y ahora se encamina a una etapa donde le podría ser imposible funcionar con la presencia del multimillonario. Así es Italia, con 41 gobiernos en casi seis décadas.

* Jefe de la redacción Europa de Prensa Latina.

Volver atrás
Enviar el artículo por E-mail
close



12 - 6 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Compartir el artículo en Facebook Versión para mprimir
+ Restaurar tamaño del texto -
Mas informacion
Uhr 12

min.

... a fondo

La influencia histórica de la convicción patriótica

Eduardo Paz Rada

La historia de la sociedad boliviana ha estado marcada por la dinámica y las contradicciones de las relaciones con las potencias capitalistas mundiales en torno a la explotación de los recursos naturales acompañada con la dominación política e ideológica sobre el conjunto de América Latina. En este contexto, los estudios, aportes y (...) :: Más detalles

Otros artículos de análisis

El gobierno de Evo Morales acelera el montaje de la planta nuclear

AnaliaPandoCabildeo

¿Por qué el gobierno de Evo Morales quiere gastar más de 2 mil millones de dólares en la construcción de (...)

Elites económicas y decadencia sistémica

Jorge Beinstein

A raíz de la llegada Mauricio Macri a la presidencia se desató en algunos círculos académicos argentinos la (...)

El gobierno del MAS se hunde en un mar de mentiras

AmaliaPandoCabildeo

El gobierno del MAS ha perdido tres elecciones consecutivas desde 2014 porque las grandes mayorías, sobre todo urbanas, ya no creen (...)

Quintana tiene el hábito de desviar fondos públicos y de impartir “línea” a los periodistas

Wilson García Mérida

La difusión de un audio que registra una reunión “de trabajo” entre el ministro de la Presidencia Juan (...)

la frase

Álvaro García ha leído pocos libros Cita a Hegel pero leyó citas de citas nada más Por eso carece de espíritu humanista y sufre acomplejamiento social e intelectual

Wálter Chávez, ex asesor del MAS

¿Cuál es el principal desafío del nuevo gobierno

  • Seguridad ciudadana
  • Lucha contra el narcotráfico
  • Industrialización
  • Empleo y educación
  • Otros

Encuesta vigente desde el 13-10-2014

Encuesta anterior:

Por quién votará en las elecciones de 2014