Martes 14 de agosto del 2018
 
x

¿Olvidó su contraseña?

Área: Opinión >> Comentarios y enfoque
Actualizado el 2013-10-01 a horas: 22:52:36

La milenaria lucha de los mineros artesanales

La guerra del poder minero transnacional en Perú

César Zelada

La guerra del poder minero transnacional fue declarada en el fórum del patronal PERUMIN donde Roque Benavides y la Southern Perú emplazaron a Ollanta a definirse sobre el tema minero artesanal. Y éste, ni tonto ni perezoso, afirmó que no dará tregua a los mineros artesanales (cuyo congresista conocido como “comeoro” fue elegido por las filas nacionalistas), para lograr así superar la pérdida de confianza que tanto le reclama la clase dominante peruana.

  • Artículos relacionados

Artículos que le pueden interesar

El contenido de estas páginas no refleja necesariamente la opinión de Bolpress

Ollanta Humala eligió al sr. Amado Romero como candidato a congresista sabiendo que era líder minero artesanal de Madre Dios. Y Ollanta lo escogió porque la minería artesanal representaba cerca del millón de votos. Cuando los mineros se movilizan bloquean las carreteras principales que conectan el interior del Perú con la semicolonial ciudad de Lima. GANA PERÙ les prometió la Gran Transformación en campaña electoral (cuestión que se expresa en la formalización), pero la única transformación que han visto los artesanales ha sido la de los congresistas y Ollanta que ahora se alinean con el poder minero transnacional.

El 19 de agosto comenzó el paro escalonado de los mineros artesanales que atizó de nuevo las contradicciones entre movimientos sociales, Congreso de la República, derecha política, Mass media y gobierno nacionalista (anteriormente hubo 6 muertos en Chala, Arequipa, durante el gobierno de García). Miles en Ica, Abancay, Arequipa, etc. se movilizaron. Al final, el Ministro de Ambiente, Pulgar Vidal, les prometió “diálogo y extender la prórroga de formalización hasta el 2014” (de los 300 mil solo 15 mil estaban formalizados), expresando la debilidad pero también el rápido reflejo del gobierno de Ollanta Humala, para luego, frente a la presión de PERUMIN, desconocer la palabra empeñada.

Es cierto que el tema minero artesanal es complejo (proceso de formalización, contradicciones entre comunidades, impuestos, toma de tierras concesionadas, etc.). Para algunos sectores populares y de vanguardia existen suspicacias por la contaminación con dragas en Madre de Dios. Pero este parece ser la excepción a la norma ya que en el resto de minería artesanal los dirigentes son muy susceptibles respecto a la contaminación porque ellos viven en esos lugares y no quieren ver a sus hijos contaminados.

En todo caso la derecha corrupta e ilegal (que gobierna con una constitución espuria dictatorial) que favorece la contaminación de la Yanacocha en Cajamarca, no tiene derecho a negarles a los ciudadanos andinos y amazónicos el derecho a la formalización de su trabajo para que puedan explotar los recursos naturales teniendo en cuenta su cosmovisión y un nuevo orden político, cultural y ecológico.

Lamentablemente, al igual que Alan García, cuando éste ninguneo a los protestantes, Ollanta, hace lo mismo con los mineros artesanales. Pero lo que se ve en la esencia de la multitudinaria marcha de cerca de 30 mil mineros artesanales en Puno no es eso sino la disposición de estos a dar su vida por el derecho a su formalización laboral.

Hubo un momento muy sensible en el mitin minero de Juliaca (que duro más de 3 horas con la participación de más de 30 oradores de las provincias y distritos de Puno, con una composición diversa pero donde los jóvenes entre 18 y 35 años son mayoría, y donde exigieron formalización, renuncia de Pulgar Vidal, renuncia del director regional, del ambiente y de minería, ventanilla única en todas las regiones, 1.5% de impuesto para la SUNAT), cuando una mujer en lengua quechua dijo que, “…antes los españoles nos conquistaron y colonizaron llevándose nuestro oro y plata a punta de balazos y latigazos como si fuéramos esclavos, y ahora lo hacen con el aval de un gobierno nacionalista que prometió el cambio y que ahora no es más que el chulillo de los extranjeros…”.

Y en efecto, esta es una lucha milenaria, porque así como durante el imperio incaico, ahora son las comunidades (al menos es el caso de Apurímac, Puno, Arequipa, etc.), donde al no haber alternativas de trabajo en el abandonado campo agrícola, pues, deciden trabajar las minas como hacían nuestros antepasados.

La guerra de las transnacionales

La guerra del poder minero transnacional fue declarada en el fórum del patronal PERUMIN donde Roque Benavides y la Southern Perú emplazaron a Ollanta a definirse sobre el tema minero artesanal. Y éste, ni tonto ni perezoso, afirmó que no dará tregua a los mineros artesanales (cuyo congresista conocido como “comeoro” fue elegido por las filas nacionalistas), para lograr así superar la pérdida de confianza que tanto le reclama la clase dominante peruana. Y en efecto, inmediatamente, pateó el tablero y “menospreció las mesas de diálogo”, que más parecen, como sucede también con los médicos, una mesa de mecidas, para ganar tiempo, dividir y desgastar al movimiento social.

No obstante, este problema entre gobierno y movimiento minero artesanal, por su propio carácter antiimperialista, amenaza con convertirse en la contradicción principal en la sociedad peruana. Y esto porque la formalización que demandan los artesanales implicaría motivar una industria minera nacional impulsada por la plebe desempleada quechua, aymara y amazónica.

Pero además porque el movimiento de aquellos sectores artesanales y no artesanales (pero desempleados frente a la quiebra del campo agrícola), por su propia dinámica, los lleva a tomar concesiones mineras (sin consulta previa) dadas por el Estado a la gran minería. Entonces, es esta cuestión la que da temor al poder minero transnacional ya que ven amenazados sus intereses económicos.

Van dos días de paro nacional donde decenas de miles en La Libertad, Madre de Dios (con bloqueo de carreteras), Ucayali, Puno, Arequipa, Cusco, etc. Están en las calles demandando la modificatoria de la Ley de formalización. No obstante, Ollanta, no se pronuncia por temor tal vez a “meter la pata”.

Sin embargo, el Ministro Merino declaró que, “…se está enfrentando a grupos y mafias poderosas que corrompen a todo nivel y que por primera vez se ha tomado la decisión de solucionar este problema creando un marco legal que diferencia claramente lo ilegal de lo artesanal…”. Y el Ministro del Ambiente, Pulgar Vidal, dijo, “…el Ejecutivo cumplirá con la ley…”. Curiosas palabras viniendo de funcionarios que están a favor de la venta del gas a Chile y que callan sobre la escandalosa contaminación ambiental que causa la gran minería en Cajamarca y La Oroya.

El asunto, como decimos al principio, es que el Poder minero transnacional no quiere saber nada con el movimiento social minero artesanal porque este movimiento está en ascenso y se ha convertido, frente al mercado de desempleo creado por el neoliberalismo, en una alternativa de trabajo para más de un millón de ciudadanos peruanos (que su composición mayoritaria está entre los 18 y 35 años), por lo cual, de no ceder el gobierno, nos podemos estar dirigiendo a un camino oscuro de guerra civil en el futuro (ya en el Baguazo tuvimos un conato).

Además, producen el 20% del oro nacional, pagan $3 por hectárea de concesión minera, 4% de impuestos a la SUNAT, etc. Sólo en 2011, Perú exportó 25 toneladas (27,6 toneladas) por valor de más de US$1 mil millones a Suiza. Pero, a la misma vez existen condiciones de trabajo deplorables.

Así las cosas, el movimiento artesanal, tiene la moral, la historia (derecho consuetudinario), y la correlación de fuerzas suficiente como para hacer retroceder al gobierno en su política pro transnacional. Sin embargo, los artesanales tienen una debilidad: La falta de cohesión en su propuesta técnica política y orgánica.

Y eso lo decimos porque la modificatoria de la Ley de formalización no será suficiente ya que es la Ley de Minería y la constitución fujimorista neoliberal la que impide el desarrollo de un empresariado minero artesanal andino amazónico. Además, será necesario un Plan de Desarrollo Minero Artesanal (que plantee la caducidad de las concesiones mineras ociosas y su traspaso a las comunidades, impuestos justos, un Instituto de Desarrollo Tecnológico, la compra de la producción minera por parte del Estado, etc.), para el Perú que indudablemente deberá ser acompañada por la creación de su propio instrumento político (en Bolivia, el símil movimiento minero cooperativista es muy fuerte teniendo incluso un Ministro de Minería y varios diputados masistas).

Volver atrás
Enviar el artículo por E-mail
close



8 * 1 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Compartir el artículo en Facebook Versión para mprimir
+ Restaurar tamaño del texto -
Mas informacion
Uhr 8

min.

... a fondo

La influencia histórica de la convicción patriótica

Eduardo Paz Rada

La historia de la sociedad boliviana ha estado marcada por la dinámica y las contradicciones de las relaciones con las potencias capitalistas mundiales en torno a la explotación de los recursos naturales acompañada con la dominación política e ideológica sobre el conjunto de América Latina. En este contexto, los estudios, aportes y (...) :: Más detalles

Otros artículos de análisis

El gobierno de Evo Morales acelera el montaje de la planta nuclear

AnaliaPandoCabildeo

¿Por qué el gobierno de Evo Morales quiere gastar más de 2 mil millones de dólares en la construcción de (...)

Elites económicas y decadencia sistémica

Jorge Beinstein

A raíz de la llegada Mauricio Macri a la presidencia se desató en algunos círculos académicos argentinos la (...)

El gobierno del MAS se hunde en un mar de mentiras

AmaliaPandoCabildeo

El gobierno del MAS ha perdido tres elecciones consecutivas desde 2014 porque las grandes mayorías, sobre todo urbanas, ya no creen (...)

Quintana tiene el hábito de desviar fondos públicos y de impartir “línea” a los periodistas

Wilson García Mérida

La difusión de un audio que registra una reunión “de trabajo” entre el ministro de la Presidencia Juan (...)

la frase

Álvaro García ha leído pocos libros Cita a Hegel pero leyó citas de citas nada más Por eso carece de espíritu humanista y sufre acomplejamiento social e intelectual

Wálter Chávez, ex asesor del MAS

¿Cuál es el principal desafío del nuevo gobierno

  • Seguridad ciudadana
  • Lucha contra el narcotráfico
  • Industrialización
  • Empleo y educación
  • Otros

Encuesta vigente desde el 13-10-2014

Encuesta anterior:

Por quién votará en las elecciones de 2014