Domingo 24 de junio del 2018
 
x

¿Olvidó su contraseña?

Área: Sociedad >> Salud
Actualizado el 2013-08-09 a horas: 09:59:39

Mutilación genital, amenaza para la salud femenina y pesadilla para las musulmanas

La circuncisión y la ablación, tradiciones que matan

Antonio Paneque Brizuela, Vivian Collazo Montano y Yudith Díaz Gazán *

Las prácticas de la circuncisión y la ablación, nacidas de milenarias culturas y aplicadas aún en comunidades africanas, asiáticas, árabes y en particular islámicas, ponen en peligro mortal a vastos sectores de la infancia en el planeta. En Indononesia, la mutilación genital femenina estuvo prohibida por más de cinco años, pero la práctica fue permitida por el gobierno a finales de 2012. Según estimados de la OMS, en 2006 el 30% de los hombres de todo el planeta estaba circuncidado.

  • Artículos relacionados

Artículos que le pueden interesar

A fines de este julio, la ONU clasificó la mutilación genital femenina como una violación de los derechos de las niñas a la salud, el bienestar y la autodeterminación. La organización mundial, representada por su Fondo para la Infancia (Unicef), pidió, tal vez por primera vez de modo radical, la eliminación de esa práctica que afecta a 125 millones de niñas y mujeres en 29 países de África y el Medio Oriente.

Según un informe circulado en Washington por esa agencia el 22 de julio pasado, esas dos regiones hay 30 millones de niñas en riesgo de ser sometidas a ese procedimiento. En esos países el 36% de las niñas y el 53% de las mujeres de entre 45 a 49 años fueron víctimas de ese procedimiento. Una investigación que sustenta ese informe reveló que nueve de cada 10 mujeres sufrieron la ablación en Somalia, Guinea, Djibouti y Egipto, mientras que el problema continúa sin cambios en Chad, Gambia, Mali, Senegal, Sudán y Yemen.

La mutilación genital es una práctica que, según datos de Unicef disminuyó en los últimos años. Sin embargo, estimaciones de la agencia internacional indican que aún cuando el progreso es importante, 30 millones de menores de 15 años todavía pueden estar en peligro, la gran mayoría en África, pero también en países del Medio Oriente, y Europa no está exenta de riesgo.

Los avances alcanzados demuestran que es posible poner fin a la mutilación genital femenina, declaró Anthony Lake, director ejecutivo de Unicef, quien considera necesario acabar con el proceder, para ayudar a millones de féminas a llevar una vida más saludable. En 2008 el Fondo de Naciones Unidas para la Población (Unfpa) y Unicef iniciaron un programa con el objetivo de evitar la práctica en actuales y futuras generaciones, lo que permitió que países con altísimas tasas de prevalencia se unieran.

Se han conseguido importantes avances, como que en 11 países la legislación prohíbe ya la mutilación genital, y en otros, donde se registran los mayores porcentajes, están cambiando la actitud con respecto a la práctica. En 2008 unas 10 mil comunidades de 15 naciones renunciaran a esa práctica, y en 2012 más de 1.700 comunidades africanas declararon públicamente su compromiso de erradicarla. Por otro lado, el año pasado la Unión Europea (UE) manifestó su compromiso de combatir la mutilación genital femenina en todo el mundo. La jefa de la diplomacia europea Catherine Ashton; la vicepresidenta de la Comisión Europea Viviane Reding, y los comisarios europeos de Desarrollo Andris Piebalgs; Ayuda Humanitaria Kristalina Georgieva; Interior Cecilia Malmstrom; y Sanidad Tonio Borg, expresaron su rechazo a la ablación porque viola los derechos humanos y las libertades fundamentales de mujeres y niñas.

En Egipto, donde el 90% de las niñas y mujeres han sido mutiladas, se ha duplicado el número de ellas -entre 15 y 49 años- que piensan debe erradicarse. La capacitación de las mujeres y las niñas es clave para romper el ciclo de discriminación y violencia, así como para la promoción y protección de los derechos humanos, incluida la salud sexual y reproductiva y los derechos reproductivos, aseveró Babatunde Osotimehin, director ejecutivo de Unfpa.

Trabajando con los gobiernos y la sociedad civil, Unfpa y Unicef han podido lanzar con éxito un enfoque basado en los derechos humanos, respetuoso con las culturas, para poner fin al problema, agregó el experto con motivo de la celebración del Día Internacional de Tolerancia Cero con la Mutilación Genital Femenina el pasado 6 de febrero.

Ablación, una pesadilla para la mujer musulmana en Indonesia

La ablación genital incluye una variedad de procedimientos que de forma intencional y por motivos no médicos alteran o lesionan los órganos genitales femeninos y no aportan beneficio alguno a la salud de las mujeres y niñas. Existen diferentes tipos de mutilación genital femenina: la clitoridectomía (extirpar total o parcialmente el clítoris), la eliminación de los labios menores, y la infibulación o suma de las otras dos fases además de la ablación de los labios mayores.

Tras la amputación pueden ocurrir complicaciones con peligro de muerte, por ejemplo una infección de tétanos resultado del uso de equipamiento no esterilizado como hojas de afeitar, cuchillos de hierro o trozos de cristal. Se puede sobrevivir a ello sufriendo de forma crónica hemorragias, micción y menstruación dolorosa, y en el momento del parto, la cicatriz y el bloqueo del conducto pueden ocasionar la muerte fetal y materna. Actualmente, la tasa de muertes entre recién nacidos es muy alta, hasta un 55% superior entre mujeres víctimas de ablación.

Quienes sobreviven -resaltan- sufren enfermedades inflamatorias pélvicas, formación de abscesos y quistes, infecciones urinarias, aumento de la susceptibilidad al contagio del VIH/sida, hepatitis y otras enfermedades de la sangre, y una pérdida casi total de sensibilidad.

En indonesia, Tanja llora cuando piensa en el efímero sueño de poder sentir placer sexual con su pareja, y es que ella forma parte del 96% de las indonesias menores de 14 años que sufrieron la ablación por obligación religiosa. No creo que la mutilación genital femenina de ninguna manera sea una circuncisión, sino la total castración sexual de la mujer, especificó la muchacha de casi 20 años que vive desde los cinco con el clítoris (en árabe bazr) amputado.

Muchas poblaciones islámicas practican desde tiempos ancestrales la clitoridectomía a manos de una mubazzira (la mujer que realiza el corte), y la fémina que se deja el clítoris intacto es denominada bazra en sentido despectivo, especificó. La lucha contra la mutilación genital femenina en Indonesia, con 240 millones de habitantes, el 85% musulmán, sufrió un revés y luego de haber estado prohibida por más de cinco años, la práctica fue permitida por el gobierno a finales de 2012.

El Ministerio indonesio de Sanidad aprobó la ley que legitima la mutilación genital femenina y autoriza a ciertos profesionales a llevarla a cabo. El Centro de Derechos del Islam y las Mujeres de Indonesia (Rahima) lucha para concienciar a la población sobre los derechos femeninos, pero encuentra problemas en las comunidades rurales, donde los jefes locales practican la ablación o la fomentan.

La activista Aditiana Dewi recordó en declaraciones difundidas por Channel News Asia que cercenan con cuchillas o monedas, y existen casos en los cuales los chamanes dejan granos de arroz en el clítoris y acercan a una gallina para que picotee a la mujer cortada. A ese tipo de situación se aferra el gobierno para justificar la aprobación de la norma, y evitar que personas sin conocimientos puedan realizar prácticas crueles.

La portavoz de Rahima culpó del recorte de los derechos de la mujer al Consejo de Ulemas de Indonesia, un grupo de clérigos musulmanes que establece lo correcto según el Islam y sostiene que la práctica no causa dolor ni trastornos. Algunas interpretaciones religiosas divulgadas de boca en boca por el país alientan la nefasta costumbre, aunque Aditiana Dewi afirma que no existe un verso en el Corán que mencione la ablación en la mujer, por tanto se trata de una praxis cultural.

Aunque la regulación indonesia estipula que el corte debe respetar los genitales y sólo extraer la piel que rodea el clítoris, el grado varía dependiendo de las creencias y costumbres de cada comunidad. Asociaciones civiles indonesias denuncian que el decreto vulnera otras leyes nacionales en materia de derechos humanos, discriminación por género y protección de menores.

La circuncisión y las escuelas para llegar a hombre

La circuncisión en los varones adolescentes y la ablación en las muchachas se originan en prácticas de distinto tipo que datan de siglos y se basan tanto en lo bíblico o religioso como en lo social, aunque la actualidad impone nuevos derroteros. Para amplios sectores africanos, por ejemplo, la circuncisión implica un cambio de etapa imprescindible para “entrar” a la condición de hombre o adulto y probarse ante los nuevos retos que impone esa condición dentro de una aldea, etnia o clan.

Existe una tesis de gobiernos e instituciones, entre ellas Onusida y la propia OMS, respecto a que la circuncisión, junto a otros elementos profilácticos como el condón, significan una prevención más contra el Sida. La circuncisión por razones médicas se justifica para tratar la fimosis y la parafimosis y en ese caso implica a 10 individuos por cada mil, pero persiste la controversia sobre el empleo de ese método en niños, sin razones médicas que lo justifiquen.

Los motivos más frecuentes para circuncidar son religiosos, culturales o médicos, afirma la OMS. La circuncisión es mencionada por Heródoto desde el siglo V a. C. en el segundo libro de sus Historias y le atribuye origen egipcio, lo cual parece confirmado mediante numerosas pruebas arqueológicas. El más antiguo de esos antecedentes materiales es un grabado de la tumba de Ankhamahor (entre 2.300 y 2.200 a. C.) con una imagen sobre una circuncisión realizada con una piedra de sílex en un hombre de pie. La muestra más antigua de una circuncisión se localiza en el Judaísmo, religión en la que es una práctica obligatoria desde hace 4.500 años, cuando, según los textos bíblicos, el patriarca Abraham fue circuncidado por una orden divina.

Según estimados de la OMS, en 2006 el 30% de los hombres de todo el planeta estaba circuncidado. El 68% de ellos son musulmanes. Aunque esa costumbre no se menciona en el Corán, la circuncisión se practica en todo el mundo islámico. Respecto a África, los países de mayor cantidad de nacidos a los que se aplica esa práctica son Kenia (84%), Tanzania (70), Mozambique (60), Lesoto (48), Sudáfrica (35), Uganda (25), Malawi (21) y Namibia (21). Les siguen en frecuencia Ruanda (15%), Zambia (13,1), Botswana (11,2), Zimbabwe (10 por ciento) y Suazilandia (8).

Diversas organizaciones de salud polemizan sobre los beneficios y riesgos asociados con la operación, pero ninguna de ellas la recomienda como práctica rutinaria. La muerte en años recientes de cientos de jóvenes sudafricanos por heridas originadas por la circuncisión, muchos de ellos en los últimos meses, disparó una nueva alarma ante esa práctica secular en estados de esta y de otras regiones.

Aunque la situación persiste en países de diversas latitudes, el clímax de rechazo parece haberlo precipitado en especial la muerte de 30 jóvenes desde el pasado 17 de junio, junto a graves secuelas para otros 300. En mayo último perecieron otros 34. El número de fallecidos por la circuncisión sudafricana aumentó últimamente pese al papel del gobierno por evitarlo, pero ahora la exagerada cantidad de víctimas, en tan poco tiempo y solo en la provincia de Cabo Oriental, precipita esa unánime reacción.

“Algunos de los jóvenes hospitalizados tienen heridas muy graves, y varios han sido víctimas de intentos de castración, algo que no tiene nada que ver con la circuncisión”, declaró el portavoz del Departamento de Sanidad de El Cabo Sizwe Kupelo. Otros casos develan una intención aún más criminal. Los niños quedan muy lacerados y, solo cuando es posible, los médicos pueden reconstruir sus órganos genitales con piel de otras partes de su propio cuerpo, añadió Kupelo.

La circuncisión, operación mediante la que se corta una porción del prepucio del pene que cubre al glande para dejarlo al descubierto, causa también secuelas como deshidratación, gangrena y otras infecciones que pueden conducir a la muerte. Esos rituales de iniciación, habituales en las tribus xhosa, sotho y ndebele sudafricanas, registra graves daños en la juventud local, pese a los esfuerzos oficiales por enseñar reglas de higiene a los curanderos tradicionales.

Entre las organizaciones locales opuestas a esas costumbres figura el gobernante Congreso Nacional Africano, que las calificó de “desastre” y pidió acreditar a los curanderos para controlarlos mejor. Esa práctica, que afecta por lo general a jóvenes entre 15 y 21 años y es también perseguida por la Policía, tiene el apoyo y estímulo de las llamadas “escuelas de iniciación”.

“La proliferación de esos centros puede verse cada día en Cabo Oriental. Los mafiosos se aprovechan y destruyen a los jóvenes”. Es algo criminal, que nada tiene que ver ya con la cultura, aseguró el ministro de Sanidad, Aaron Motsoaledi. Tras ser circuncidados, los muchachos deben permanecer a la intemperie y sin ningún tipo de atención médica durante varias semanas en zonas aisladas, muchas veces selváticas o desérticas.

* Paneque es periodista de la Redacción África y Medio Oriente de Prensa Latina; Collazo, de la Redacción de Ciencia y Técnica; y Díaz, de la Redacción Asia y Oceanía.

Volver atrás
Enviar el artículo por E-mail
close



12 * 6 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Compartir el artículo en Facebook Versión para mprimir
+ Restaurar tamaño del texto -
Mas informacion
Uhr 12

min.

... a fondo

La influencia histórica de la convicción patriótica

Eduardo Paz Rada

La historia de la sociedad boliviana ha estado marcada por la dinámica y las contradicciones de las relaciones con las potencias capitalistas mundiales en torno a la explotación de los recursos naturales acompañada con la dominación política e ideológica sobre el conjunto de América Latina. En este contexto, los estudios, aportes y (...) :: Más detalles

Otros artículos de análisis

El gobierno de Evo Morales acelera el montaje de la planta nuclear

AnaliaPandoCabildeo

¿Por qué el gobierno de Evo Morales quiere gastar más de 2 mil millones de dólares en la construcción de (...)

Elites económicas y decadencia sistémica

Jorge Beinstein

A raíz de la llegada Mauricio Macri a la presidencia se desató en algunos círculos académicos argentinos la (...)

El gobierno del MAS se hunde en un mar de mentiras

AmaliaPandoCabildeo

El gobierno del MAS ha perdido tres elecciones consecutivas desde 2014 porque las grandes mayorías, sobre todo urbanas, ya no creen (...)

Quintana tiene el hábito de desviar fondos públicos y de impartir “línea” a los periodistas

Wilson García Mérida

La difusión de un audio que registra una reunión “de trabajo” entre el ministro de la Presidencia Juan (...)

la frase

Álvaro García ha leído pocos libros Cita a Hegel pero leyó citas de citas nada más Por eso carece de espíritu humanista y sufre acomplejamiento social e intelectual

Wálter Chávez, ex asesor del MAS

¿Cuál es el principal desafío del nuevo gobierno

  • Seguridad ciudadana
  • Lucha contra el narcotráfico
  • Industrialización
  • Empleo y educación
  • Otros

Encuesta vigente desde el 13-10-2014

Encuesta anterior:

Por quién votará en las elecciones de 2014