Martes 14 de agosto del 2018
 
x

¿Olvidó su contraseña?

Área: Sociedad >> Salud
Actualizado el 2013-07-23 a horas: 21:49:49

La C afecta a los indigentes y la B es la peor porque la mayoría de los infectados ignora que padece el mal y apenas uno de cada 10 se cura

OMC: 390 millones de personas padecen hepatitis B y C

Ginebra, Washington, Londres, Juba, Beijing, La Habana, México, Santo Domingo y Bogotá (PL).- Unas 240 millones de personas del mundo padecen hepatitis B y 150 millones el tipo C, causantes de enfermedades que ocasionan alrededor de un millón de muertes cada año, en particular por cirrosis y cáncer de hígado. Muchos individuos con padecimientos hepáticos no son conscientes de estar infestados y desarrollan el mal con consecuencias graves, advierte un informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Vacunas y terapias

China aprobó la aplicación en grupos de alto riesgo de su vacuna contra la hepatitis E, primera de su tipo en el mundo. Resultado de 14 años de investigación, el compuesto fue desarrollado por científicos de la empresa de biotecnología Xiamen Innovax, bajo un proyecto patrocinado por el gobierno. De acuerdo con un trabajo del equipo de investigación publicado en la revista The Lancet en agosto de 2010, los ensayos clínicos abarcaron a 97.356 personas sanas en China, de las cuales una mitad recibió la vacuna y la otra un placebo. Del segundo grupo, 15 contrajeron la enfermedad, mientras ninguno de los inmunizados resultó infectado. La vacuna se les administró en tres dosis, la segunda un mes después de la primera y la tercera luego de cinco meses.

Por otra parte, Science Translational Medicine reveló que científicos británicos probaron una nueva vacuna contra la hepatitis C, la cual actúa sobre los mecanismos internos del virus y no los componentes de su superficie, considerado el tradicional blanco de ataque de las vacunas. Allí es donde se encuentra el motor del virus y quizás podremos dirigir la vacuna a muchas de las piezas cruciales de esta maquinaria; las respuestas inmunes que hemos visto son muy alentadoras, destacó Paul Klenerman, uno de los autores principales del estudio. Como parte de los ensayos, los científicos modificaron virus de resfriado común con material genético del virus de hepatitis C para entrenar al sistema inmune para atacarlo. El objetivo de la fase 1 del ensayo clínico era determinar si el tratamiento era segur o para poder planear futuras pruebas, explican los investigadores de la Universidad británica de Oxford en su artículo.

Además, especialistas cubanos trabajan en una vacuna terapéutica contra la hepatitis B, única a nivel mundial. Durante las investigaciones clínicas realizadas en Cuba y Bangladesh, el compuesto denominado Nasvac logró una respuesta superior a cualquier otro para el tratamiento de esa enfermedad, comunicó a la prensa el doctor Gerardo Guillén.

Hace poco el gobierno de Brasil decidió incluir en el Sistema Único de Salud (SUS, gratuito) modernos medicamentos para el tratamiento del cáncer de mama y la hepatitis C, según ordenanzas publicadas en el Diario Oficial de la Unión. Una de las ordenanzas del Ministerio de Salud establece la incorporación de los medicamentos Telaprevir y Boceprevir (inhibidores de la enzima protease), considerados más modernos y eficaces en el tratamiento de la hepatitis C, con los cuales serán beneficiados cerca de 5.500 pacientes con cirrosis y fibrosis avanzada. Datos del Ministerio de Salud refieren que el Telaprevir y el Boceprevir tienen una tasa de eficacia de 80%, el doble del obtenido con la estrategia convencional hasta ahora aplicada, que asocia dos medicamentos, el Interferon Peguilato (inyectable) y la Ribavirina (oral).

  • Artículos relacionados

Artículos que le pueden interesar

El 28 de julio la comunidad internacional celebrará la jornada de lucha contra la hepatitis, en el marco de la cual se desarrollarán actividades para ayudar a detectar y controlar esta enfermedad. La fecha rinde tributo al nacimiento del descubridor del virus de la hepatitis B, el doctor Baruxh Samuel Blumberg, galardonado con el Premio Nobel en 1976.

La hepatitis viral es una infección del hígado causada por agentes virales que se dividen en dos grandes grupos: los que tienen particular predilección por infectar el hígado (los denominados A, B, C, D, E) y otros virus humanos que en su infección sistémica pueden afectar el hígado como, por ejemplo, el dengue, la mononucleosis infecciosa, las infecciones herpéticas y la varicela.

Las hepatitis A y E se transmiten por la ingestión de agua o alimentos contaminados, y esos virus son excretados en las heces de infectados. Las hepatitis B, C y D se introducen en el cuerpo mediante la exposición directa a la sangre y secreciones (contacto sexual) de individuos infectados, explica la especialista de Segundo Grado en Gastroenterología, profesora titular y jefa del Departamento de Hepatología del Instituto de Gastroenterología de La Habana Marlen Ivón Castellanos Fernández. (1)

La hepatitis A clásica se manifiesta en una primera fase que dura menos de una semana con fiebre, escalofríos, dolor de cabeza, malestar general, fatigas, pérdida del apetito, náuseas, vómitos, dolores articulares, que en ocasiones se confunde con un cuadro gripal. Le sigue la fase ictérica que suele durar de 2 a 4 semanas, cuando el paciente adquiere gradualmente una coloración amarilla de la piel y mucosas, orinas oscuras y heces claras. En la última fase de convalecencia existe una mejoría y regresión de todas las manifestaciones clínicas hasta alcanzar la normalidad. Este proceso se puede extender hasta los dos meses.

La hepatitis C suele ser menos sintomática, por lo regular pasa inadvertida y resulta un hallazgo en un examen de laboratorio. En la actualidad existen vacunas preventivas para la hepatitis B y A, mientras que las hepatitis B y C tienden a ser crónicas.

En el caso de las hepatitis agudas, con la sola excepción de la hepatitis viral C, ningún tratamiento es específico y se adoptan medidas generales. El reposo estricto no es necesario, ya que no hay evidencia sobre efectos en la recuperación; se debe proscribir el alcohol y medicamentos que sean tóxicos al hígado (antinflamatorios, anticonceptivos orales). Por lo regular todos los pacientes se recuperaran sin secuelas.

Según la doctora Castellanos, ningún régimen dietético mejora la enfermedad o acorta los períodos clínicos. No se ha demostrado la necesidad de dietas hipercalóricas (ricas en azúcares). La ingestión de grasas dependerá de la tolerancia individual.

En un mensaje por el Día Mundial contra la Hepatitis, la OMS recordó que todos los tipos de hepatitis pueden causar infección e inflamación grave y crónica del hígado y dar lugar a cirrosis y cáncer del hígado. Según la OMS, millones de personas padecen hepatitis viral o están expuestas al riesgo de contraerla sin ser conscientes de estar infectadas y de poder desarrollar una enfermedad hepática crónica grave. La denominada epidemia silenciosa se caracteriza porque los afectados no desarrollan ningún síntoma cuando contraen la infección, a veces durante decenios, hasta que desarrollan la enfermedad hepática crónica.

Prevalencia y forma de propagación de la hepatitis C

Un estudio divulgado en la revista Lancet Infectious Diseases indica que la incidencia de enfermedades transmisibles como la hepatitis C, el VIH y la tuberculosis es más alta entre las personas sin hogar. Las infecciones en las personas sin techo pueden conducir a infecciones en la comunidad y están asociadas con la malnutrición, largos periodos viviendo en la calle, y un uso elevado de los servicios sanitarios, asevera el investigador principal del ensayo Seena Fazel.

Tras una revisión de 43 estudios sobre el tema realizados en su gran mayoría en Estados Unidos y Reino Unido, la investigación determinó que en Norteamérica la prevalencia de tuberculosis entre la población sin hogar era 46 veces mayor que en el resto de la población, y la de hepatitis C, cuatro veces superior. En cuanto al VH, oscilaba, entre una y 20 veces más que la de la población general.

Sin embargo, en el Reino Unido, es la hepatitis C la que más afecta a estas personas, con una prevalencia 50 veces superior, mientras que la tuberculosis es 34 veces mayor, describe la investigación desarrollada por especialistas del Instituto Karolinska en Estocolmo y de la Universidad de Oxford.

“La principal implicación de nuestros resultados es que la identificación y el manejo de las infecciones debería formar parte de la planificación y desarrollo de servicios para personas sin hogar, que además viene enfatizado por el hecho del riesgo de contagio al resto de la población”, señalan los autores del trabajo.

Al respecto, un estudio desarrollado en Grecia con adictos a drogas inyectables permitió determinar cómo se propaga el virus de la hepatitis C y obtener información genética del patógeno, destaca un artículo divulgado en PLoS Computational Biology.

Gkikas Magiorkinis, autor principal del trabajo, indicó que cuando alguien se infecta de algo más sencillo como la gripe, es mucho más fácil determinar el origen de la infección porque se sabe que ocurre en cuestión de días. Sin embargo, en la hepatitis C los síntomas pueden tardar en aparecer hasta 20 años, con lo cual los enfermos también pueden esparcirlo sin saberlo.

Según Magiorkinis, determinar cuánta gente es propensa a ser infectada por cada propagador de hepatitis C, así como saber cuándo serán infectados, ha sido el rompecabezas de los últimos 20 años. La investigación ha resuelto este asunto y allana el camino para modelos de estudio que muestren qué tipo de políticas de salud pública podrían hacer la diferencia.

Los autores del trabajo, expertos de la Universidad de Oxford, indicaron que cada persona infectada transmite la enfermedad a otras 20, 10 de las cuales se contagian durante los primeros dos años. La gente es más infecciosa los primeros días de contraer hepatitis C, debido a que tienen mayores niveles del virus.

Con esta investigación, en la que participaron también científicos de la Universidad de Atenas y el Imperial College de Londres, se podrá ayudar a evitar la propagación de una dolencia que afecta a cerca de 180 millones de individuos en todo el mundo. El modelo desarrollado ha ayudado a construir un “argumento fuerte” para mejorar el diagnóstico temprano y los tratamientos antivirales en drogadictos, afirmó Magiorkinis.

Hepatitis E en Asia y en campos de refugiados

La hepatitis E afecta a un tercio de la población global y los países del sur y este de Asia reportan cada año unos 6,5 millones infecciones, de acuerdo con la OMS. La incidencia de en China ha aumentado notablemente hasta convertirse en la más común de las hepatitis entre los adultos.

A mediados de septiembre del año pasado el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (Acnur) advirtió sobre el riesgo de propagación de la hepatitis E entre los refugiados en Sudán del Sur, tras registrarse 16 muertos en tres campamentos del Alto Nilo, la mayoría en el área de Jaman, donde viven alrededor de 20 mil personas. También en ese campamento se confirmaron 255 casos de síndrome ictérico agudo, el cual puede ser síntoma de la hepatitis E.

Hasta el 2 de febrero de 2013 la hepatitis E mató a 88 refugiados en la frontera de Sudán del Sur, informó la organización no gubernamental Médicos Sin Fronteras (MSF) y precisó que su personal atendió a más de cuatro mil casos desde que se identificara la aparición de la dolencia en julio del año pasado.

De otra parte, en enero de este año científicos de la Universidad Nacional de Colombia alertaron sobre el riesgo de un posible brote de hepatitis E, una variante nueva en Colombia, cuya vía de transmisión son las heces fecales y el hígado de los cerdos. Hasta esa fecha se detectó un solo caso, pero los especialistas instaron a tomar precauciones para cerrar el paso a una eventual epidemia ante la falta de higiene adecuada en los sistemas de producción porcina.

El director del grupo de investigación en Biodiversidad y Genética Molecular del centro universitario Alberto López reveló que, tras evaluar las cinco principales plantas de sacrificio de cerdos en la región, detectó la presencia de anticuerpos de hepatitis E. Eso indica que los porcinos estuvieron infectados y su organismo generó proteínas especiales para detener el virus.

Problemas del hígado, la tercera causa de muerte en México

Los padecimientos del hígado como la cirrosis representan hoy la tercera causa de muerte en México después de las enfermedades del corazón y la diabetes. Factores como el sobrepeso y la obesidad afectan al hígado provocan esteatosis hepática, que puede derivar en esteatohepatitis y esto al final desarrollaría la cirrosis hepática, explicó el hepatólogo Nahum Méndez.

El experto manifestó que el sobrepeso o la obesidad son cada vez más frecuentes en niños y jóvenes mexicanos, pues entre 15 y 20% de esos grupos poblacionales padecen de eso problemas. En la población adulta el índice de afectados pasó de 40% a prácticamente 70% en dos décadas, de tal forma que este constituye un asunto muy serio para México. Se estima que en México son necesarios 2.500 trasplantes de hígado al año, pero solo se practican alrededor de un centenar en todo el país, subrayó el también director de la Fundación Clínica Médica Sur.

En República Dominicana entre el 3 y 4% de la población de nueve millones y medio de habitantes padece hepatitis de los tipos B y C; el mal afecta a neonatos con transmisión vertical, adolescentes y una población de 30 a 55 años de edad como promedio, informó el presidente de la Sociedad Dominicana de Gastroenterología Pascal Núñez.

A juicio del galeno, la hepatitis B es la peor pues la mayoría de los afectados ignora que padece la enfermedad y apenas uno de cada diez pacientes con tratamiento se cura, aunque el 55% de los pacientes se convierten en crónicos. Mientras que el 85% de los afectados con hepatitis C concluyen en esa condición, la primera causa de trasplante de hígado actualmente.

Los profesionales médicos alertaron que la inmigración de grupos de riesgo, las relaciones homosexuales, la inyección de drogas con jeringas contaminadas, las transfusiones de sangre y los piercing colocados en el cuerpo por los jóvenes inciden en las altas cifras de esta enfermedad.

Nota:

1. Consulta Médica: Hepatitis virales, José A. de la Osa, Prensa Latina.

Volver atrás
Enviar el artículo por E-mail
close



10 * 3 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Compartir el artículo en Facebook Versión para mprimir
+ Restaurar tamaño del texto -
Mas informacion
Uhr 10

min.

... a fondo

La influencia histórica de la convicción patriótica

Eduardo Paz Rada

La historia de la sociedad boliviana ha estado marcada por la dinámica y las contradicciones de las relaciones con las potencias capitalistas mundiales en torno a la explotación de los recursos naturales acompañada con la dominación política e ideológica sobre el conjunto de América Latina. En este contexto, los estudios, aportes y (...) :: Más detalles

Otros artículos de análisis

El gobierno de Evo Morales acelera el montaje de la planta nuclear

AnaliaPandoCabildeo

¿Por qué el gobierno de Evo Morales quiere gastar más de 2 mil millones de dólares en la construcción de (...)

Elites económicas y decadencia sistémica

Jorge Beinstein

A raíz de la llegada Mauricio Macri a la presidencia se desató en algunos círculos académicos argentinos la (...)

El gobierno del MAS se hunde en un mar de mentiras

AmaliaPandoCabildeo

El gobierno del MAS ha perdido tres elecciones consecutivas desde 2014 porque las grandes mayorías, sobre todo urbanas, ya no creen (...)

Quintana tiene el hábito de desviar fondos públicos y de impartir “línea” a los periodistas

Wilson García Mérida

La difusión de un audio que registra una reunión “de trabajo” entre el ministro de la Presidencia Juan (...)

la frase

Álvaro García ha leído pocos libros Cita a Hegel pero leyó citas de citas nada más Por eso carece de espíritu humanista y sufre acomplejamiento social e intelectual

Wálter Chávez, ex asesor del MAS

¿Cuál es el principal desafío del nuevo gobierno

  • Seguridad ciudadana
  • Lucha contra el narcotráfico
  • Industrialización
  • Empleo y educación
  • Otros

Encuesta vigente desde el 13-10-2014

Encuesta anterior:

Por quién votará en las elecciones de 2014