Domingo 21 de octubre del 2018
 
x

¿Olvidó su contraseña?

Área: Opinión >> Comentarios y enfoque
Actualizado el 2013-06-25 a horas: 16:40:57

¿Qué hace falta para lograr una prosperidad compartida para todos?

Una América Latina con oportunidades para todos

Jim Yong Kim *

Esta fue una buena década para América Latina. En los últimos 10 años, el crecimiento económico promedió 4,2 por ciento, y 70 millones de personas dejaron la pobreza. La estabilidad macroeconómica, políticas comerciales más abiertas y un clima de inversión favorable apuntalaron y proyectan un sólido crecimiento de cara al futuro.

  • Artículos relacionados

Artículos que le pueden interesar

El contenido de estas páginas no refleja necesariamente la opinión de Bolpress

De manera crucial, los logros económicos están siendo compartidos de manera muy amplia. Un reciente informe del Banco Mundial reveló que el número de personas de clase media en América Latina creció en 50 millones entre 2003 y 2009, un aumento del 50 por ciento. Este es un logro notable para una región caracterizada por la desigualdad en la distribución de la riqueza.

De cara a mi próximo viaje a la región, es tangible que esta avanzó mucho desde la “década perdida” de 1980, y que emerge como uno de los motores de crecimiento a nivel mundial. Empero, aún queda mucho por hacer para asegurarse que todos los latinoamericanos compartan la creciente prosperidad.

Si bien la desigualdad está disminuyendo, América Latina sigue siendo la región más desigual del mundo. Durante el período 2008-10, ocho de los diez países con mayor índice de desigualdad en el ingreso se encontraban en la región (de acuerdo al Coeficiente Gini que mide la desigualdad). La movilidad intergeneracional también sigue siendo limitada: el origen económico y social de los padres de un joven, o si nace en un ambiente urbano o rural, determina su futuro en gran parte.

Además, en aquellos países que se han beneficiado del auge de las materias primas en la última década, los frutos no han llegado a toda la sociedad, alimentando las tensiones sociales o la frustración entre aquellos que se sienten postergados.

De no solucionarse, la desigualdad seguirá atizando la volatilidad en toda la región. Buscar un crecimiento compartido no es solo lo correcto desde una perspectiva social y política; es un imperativo económico. Investigaciones del Banco Mundial sugieren que cuando el nivel de pobreza aumenta un 10 por ciento, el crecimiento disminuye un 1 por ciento y la inversión se reduce hasta 8 puntos del PIB.

Para que las promesas en torno al crecimiento se vuelvan realidad, los diseñadores de políticas deberán garantizar, junto a la comunidad internacional, incluido el Banco Mundial, que los avances económicos beneficien a todos los ciudadanos.

Algunos países van en esa dirección. En Brasil, una serie de reformas en las políticas públicas ayudaron a igualar los logros educativos. En 1993, el hijo de un padre sin educación formal alcanzaba un nivel promedio de escolaridad de 4 años. Hoy en día, los alumnos brasileños completan entre 9 y 11 años de escolaridad, independientemente de la educación de sus padres.

Los programas de transferencia condicionada en efectivo también jugaron un papel destacado en la nivelación de las condiciones económicas de América Latina. En la década de 1990, México y Brasil fueron los primeros en establecer este tipo de programas, que proporcionan un pago en efectivo a cambio de actividades como matricular a los hijos en la escuela y la realización de exámenes médicos por parte de las madres. Programas similares se multiplicaron a lo largo de la región.

Superar la historia de desigualdad económica en la región es posible. ¿Pero qué hace falta para lograr una prosperidad compartida para todos?

Primero, los gobiernos deben asegurarse que la gente no quede relegada por el mercado. El notable progreso de América Latina en términos de reducción de la pobreza durante la última década fue resultado de salarios más altos y políticas sociales mejor orientadas. Esta tendencia debe continuar.

Segundo, se debería hacer más para proporcionar una educación de calidad a los niños más humildes. Hacerlo elevaría su capacidad productiva, profundizando la inclusión social al darles la posibilidad de participar de forma más activa en la economía.

Por último, es clave mejorar la capacidad para brindar servicios a los más humildes. Si no se mejora la capacidad de ofrecer servicios de calidad, aun las mejores políticas significarán poco para los supuestos beneficiarios. El Banco asistirá a los gobiernos latinoamericanos en la adopción de un enfoque mas científico y empírico en la prestación de servicios para el desarrollo.

América Latina avanzó notablemente en los últimos años. Mucho hay aun por hacer. Cuando visite la región, espero aprender de cerca qué se necesita para garantizar que las oportunidades y la prosperidad lleguen a todos los latinoamericanos.

* Presidente del Grupo del Banco Mundial.

Volver atrás
Enviar el artículo por E-mail
close



15 - 6 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Compartir el artículo en Facebook Versión para mprimir
+ Restaurar tamaño del texto -
Mas informacion
Uhr 4

min.

... a fondo

La influencia histórica de la convicción patriótica

Eduardo Paz Rada

La historia de la sociedad boliviana ha estado marcada por la dinámica y las contradicciones de las relaciones con las potencias capitalistas mundiales en torno a la explotación de los recursos naturales acompañada con la dominación política e ideológica sobre el conjunto de América Latina. En este contexto, los estudios, aportes y (...) :: Más detalles

Otros artículos de análisis

El gobierno de Evo Morales acelera el montaje de la planta nuclear

AnaliaPandoCabildeo

¿Por qué el gobierno de Evo Morales quiere gastar más de 2 mil millones de dólares en la construcción de (...)

Elites económicas y decadencia sistémica

Jorge Beinstein

A raíz de la llegada Mauricio Macri a la presidencia se desató en algunos círculos académicos argentinos la (...)

El gobierno del MAS se hunde en un mar de mentiras

AmaliaPandoCabildeo

El gobierno del MAS ha perdido tres elecciones consecutivas desde 2014 porque las grandes mayorías, sobre todo urbanas, ya no creen (...)

Quintana tiene el hábito de desviar fondos públicos y de impartir “línea” a los periodistas

Wilson García Mérida

La difusión de un audio que registra una reunión “de trabajo” entre el ministro de la Presidencia Juan (...)

la frase

Álvaro García ha leído pocos libros Cita a Hegel pero leyó citas de citas nada más Por eso carece de espíritu humanista y sufre acomplejamiento social e intelectual

Wálter Chávez, ex asesor del MAS

¿Cuál es el principal desafío del nuevo gobierno

  • Seguridad ciudadana
  • Lucha contra el narcotráfico
  • Industrialización
  • Empleo y educación
  • Otros

Encuesta vigente desde el 13-10-2014

Encuesta anterior:

Por quién votará en las elecciones de 2014