Domingo 9 de diciembre del 2018
 
x

¿Olvidó su contraseña?

Área: Internacional >> Latinoamérica
Actualizado el 2013-06-07 a horas: 18:57:18

La explotación maderera y minera desplaza a los indígenas de sus territorios ancestrales

Derechos de los amerindios a la tierra, asunto pendiente en Guyana

Ibis Frade Brito *

Aunque representan alrededor del 7% de los habitantes de Guyana, los descendientes de grupos originarios viven en las áreas de mayor riqueza natural de este país, bajo la amenaza creciente de grandes empresas transnacionales. Las etnias de la denominada población amerindia tienen comunidades por todo el territorio, sobre todo en bosques y sabanas, en tanto el 80% de los guyaneses viven en franjas costeras, de acuerdo a cifras oficiales.

  • Artículos relacionados

Artículos que le pueden interesar

Registros históricos apuntan que esos pueblos nativos obtuvieron tempranos derechos sobre la tierra, concedidos por los colonizadores holandeses en 1784, y sus comunidades estuvieron sin experimentar grandes agresiones durante los siglos XVIII y XIX pues los europeos y otros inmigrantes ocupaban llanuras propicias a las plantaciones. En tanto, los amerindios vivieron prácticamente aislados hasta mediados del siglo XX y mantuvieron los ecosistemas donde se establecían en un estado casi virgen.

Pero el escenario cambió en las últimas décadas al sobrevenir el impulso de las políticas neoliberales apoyadas por el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional: la explotación maderera y minera tomó auge y su expansión indiscriminada propició la deforestación, reporta el sitio electrónico pueblosoriginariosenamerica.org.

La actividad minera destruyó y desplazó muchos asentamientos amerindios, además trajo consigo la contaminación de ríos, la pérdida de agua potable y sensibles afectaciones a la pesca y caza de supervivencia. Si bien en 2006 el Gobierno aprobó la Ley Amerindia con el objetivo de ofrecer mayor protección a los descendientes de pueblos nativos y velar por sus derechos, la presión de las compañías mineras foráneas aún obstaculiza su aplicación e impide la toma de otras enmiendas necesarias.

Establecer un procedimiento para la concesión de la tierra y los títulos de propiedad (los amerindios pueden solicitar un terreno si prueban que viven allí desde hace varios años) es uno de los puntos claves en este documento. También regula la explotación minera y maderera con el fin de aprovechar los recursos de forma sostenible, y pauta las formas de gobierno dentro de los asentamientos.

El acta reconoce como territorio amerindio 63 comunidades y dos distritos especiales, los cuales abarcan unos 38 mil kilómetros cuadrados, mientras los pueblos originarios reclaman como suyos un total de 69.200 kilómetros cuadrados, según la página web oficial del Ministerio de Asuntos Amerindios, amerindian.gov.gy. Todavía están pendientes desde 1999, reformas constitucionales aprobadas por el Parlamento referidas al autogobierno y la extensión de propiedades a otras zonas que no son reconocidas por el Estado, según la Asociación del Pueblo Amerindio (APA).

La protección gubernamental solo es efectiva en aquellos lugares registrados en el Acta Amerindia, pero en los sitios por demarcar no existe supervisión sobre las compañías mineras, las cuales ni siquiera consultan con los grupos nativos como establece la ley, advierte la APA. Los amerindios carecen de autoridad para expulsar a los intrusos pues, aunque posean la propiedad de la tierra, no tienen derecho a los minerales del subsuelo, apunta esa organización.

Desde 1990, la APA denunció varios casos de ocupación ilegal, sin embargo la falta de reconocimiento de esas áreas ilícitamente ocupadas y el lento proceso gubernamental de demarcación representan un obstáculo en la protección eficaz de los derechos sobre la tierra, según esa asociación. Por ello, varios grupos pertenecientes a la APA realizan mapeos para determinar sus territorios, detectar con mayor precisión cuando los invaden y así reclamar sus derechos.

El Comité de Naciones Unidas para la Eliminación de la Discriminación Racial recomendó al Gobierno guyanés revisar su práctica de otorgar permisos y concesiones mineras en zonas de comunidades originarias sin obtener el consentimiento de quienes viven allí. Esta situación genera conflictos entre amerindios y empleados de las minas, lo cual preocupa a las autoridades locales, señaló el ministro de Recursos Naturales y Medio Ambiente, Robert Persaud.

Para velar por su seguridad y defender sus derechos, el Gobierno creó en 1992 el Ministerio de Asuntos Amerindios, con el apoyo del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo. Además, estableció la elección de miembros indígenas a la Asamblea Nacional como representantes de partidos tradicionales. La cartera elabora diversas iniciativas dirigidas a aumentar la calidad de vida de los pueblos originarios como crear más oportunidades de empleo, mantener la seguridad alimentaria y diversificar sus actividades económicas fundamentales.

Por su parte, el presupuesto de este año destina seis millones de dólares estadounidenses al Fondo de Desarrollo Amerindio con el fin de mejorar la vida económica y social de las comunidades. Otras sumas millonarias van dirigidas al programa de demarcación de tierras y entrega de títulos, pues el Gobierno pretende completar todos los territorios pendientes a fines de este año.

Si bien quedan algunos mecanismos por establecer en la formulación de los proyectos pues debemos asegurar su viabilidad, existe la voluntad política, señaló el ministro de Asuntos Amerindios Pauline Sukhai. Un centenar de comunidades en las distintas regiones de esta nación se beneficiarán con la creación de nuevas viviendas, zonas de cultivos, estanques de peces y establecimientos para criar aves de corral y otros animales, informó el titular.

Pero uno de los retos futuros más complejos radica precisamente en conciliar los intereses del sector minero, pilar en la economía de Guyana, con las demandas de los pueblos amerindios, defensores del uso sostenible de los recursos naturales y la protección del medio ambiente.

Guyana emprende proyecto para beneficiar comunidades indígenas

El Fondo de Desarrollo Amerindio de Guyana (ADF en inglés) desarrolla un programa para elevar la calidad de vida de los pueblos originarios de esta nación. La protección de los derechos territoriales indígenas y la creación de oportunidades de subsistencia son dos pilares importantes en la estrategia trazada, señala un comunicado de la agencia oficial de noticias GINA.

Todavía quedan algunos mecanismos pendientes en la formulación de los proyectos pues debemos asegurar su viabilidad, explicó el ministro de Asuntos Amerindios, Pauline Sukhai. Esa cartera, de conjunto con el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, destinará unos seis millones de dólares a ejecutar planes enfocados a potenciar la economía de esas comunidades indígenas, apuntó.

En la primera fase, unas 27 comunidades de las distintas regiones de este territorio se beneficiarán con la creación de viviendas, zonas de cultivos, estanques de peces y establecimientos para criar aves de corral y otros animales, informó Sukhai. Además de garantizar el consumo interno, la producción cubrirá demandas de alimentación escolar y podrá comercializarse.

* Periodista de la Redacción Centroamérica y Caribe de Prensa Latina.

Volver atrás
Enviar el artículo por E-mail
close



10 - 2 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Compartir el artículo en Facebook Versión para mprimir
+ Restaurar tamaño del texto -
Mas informacion
Uhr 6

min.

... a fondo

La influencia histórica de la convicción patriótica

Eduardo Paz Rada

La historia de la sociedad boliviana ha estado marcada por la dinámica y las contradicciones de las relaciones con las potencias capitalistas mundiales en torno a la explotación de los recursos naturales acompañada con la dominación política e ideológica sobre el conjunto de América Latina. En este contexto, los estudios, aportes y (...) :: Más detalles

Otros artículos de análisis

El gobierno de Evo Morales acelera el montaje de la planta nuclear

AnaliaPandoCabildeo

¿Por qué el gobierno de Evo Morales quiere gastar más de 2 mil millones de dólares en la construcción de (...)

Elites económicas y decadencia sistémica

Jorge Beinstein

A raíz de la llegada Mauricio Macri a la presidencia se desató en algunos círculos académicos argentinos la (...)

El gobierno del MAS se hunde en un mar de mentiras

AmaliaPandoCabildeo

El gobierno del MAS ha perdido tres elecciones consecutivas desde 2014 porque las grandes mayorías, sobre todo urbanas, ya no creen (...)

Quintana tiene el hábito de desviar fondos públicos y de impartir “línea” a los periodistas

Wilson García Mérida

La difusión de un audio que registra una reunión “de trabajo” entre el ministro de la Presidencia Juan (...)

la frase

Álvaro García ha leído pocos libros Cita a Hegel pero leyó citas de citas nada más Por eso carece de espíritu humanista y sufre acomplejamiento social e intelectual

Wálter Chávez, ex asesor del MAS

¿Cuál es el principal desafío del nuevo gobierno

  • Seguridad ciudadana
  • Lucha contra el narcotráfico
  • Industrialización
  • Empleo y educación
  • Otros

Encuesta vigente desde el 13-10-2014

Encuesta anterior:

Por quién votará en las elecciones de 2014