Domingo 24 de junio del 2018
 
x

¿Olvidó su contraseña?

Área: Opinión >> Periodismo ciudadano
Actualizado el 2013-06-05 a horas: 00:34:19

Las movilizaciones impulsan al trotskismo y el gobierno de pequeños propietarios, comerciantes y empresarios sueña con “refundar” la COB

Se fortalece la corriente revolucionaria en el proceso político

Miguel Lora Ortuño

El gobierno del Movimiento al Socialismo (MAS) ha llegado al punto culminante de su derechización y choca brutalmente con las masas movilizadas. Todos los frentes reformistas y oportunistas se hunden con el régimen nacionalista burgués, y se fortalece política y organizativamente la corriente revolucionaria encarnada en el Partido Obrero Revolucionario (POR).

Miguel Lora Ortuño

Es maestro y dirigente sindical.

Contactos con el autor
close

Contacto con Miguel Lora Ortuño




6 - 6 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

  • Artículos relacionados

Artículos que le pueden interesar

El contenido de estas páginas no refleja necesariamente la opinión de Bolpress

La situación política por la que transitan las masas es consecuencia de todo un proceso social anterior, contradictorio y persistente. Han ido surgiendo los nuevos factores que hoy impulsan a los actores de la movilización hacia la superación definitiva del obstáculo que significa el MAS para el desarrollo de su conciencia.

Los hechos están confirmando casi milimétricamente lo que el POR anticipó desde un principio, sobre el camino que estaba condenado a recorrer el MAS y su gobierno, porque comprendió el desarrollo de las leyes internas del proceso social, particularmente ya vividas en Bolivia con la experiencia del nacionalismo de contenido burgués.

Partimos de la premisa de que ya no es posible un desarrollo armónico del país en el marco del capitalismo y que todo intento en ese sentido, como lo está haciendo el MAS con la teoría de la “economía plural” (respeto de la propiedad privada junto a las otras formas de propiedad), está condenado a fracasar y a subordinarse al imperialismo y a la clase dominante nativa.

Esto es lo que precisamente está ocurriendo ahora: en su intento de defender la propiedad privada, el gobierno choca violentamente contra los que exigen pan, trabajo, salud, educación, etc. Se trata de un régimen que definitivamente se desnuda como sirviente obsecuente de la clase dominante y de las transnacionales, aunque de tarde en tarde escenifique berrinches antiimperialistas sólo con afanes publicitarios y electorales. (1)

El gobierno, en su proceso de derechización, ha llegado al punto de utilizar la violencia para contener la furia de los inconformes, todo con la finalidad de cuidar la bolsa del patrón y las arcas del Estado burgués, y condenar a una existencia miserable a las mayorías más deprimidas del país. ¿En qué se diferencia este gobierno de sus antecesores francamente reaccionarios y confesos sirvientes del capital? En nada. (2)

Junto a la quiebra política del gobierno se desmoronan todos los reformistas que se subieron entusiastas al carro del MAS con la esperanza de probar las descabelladas y reaccionarias teorías colaboracionistas con supuestas burguesías “patrióticas y antiimperialistas”, y la posibilidad de estructurar un Estado “popular y democrático” previo a la dictadura del proletariado.

Todos ellos cayeron como moscas en la leche tentados por las bondades del manejo del Estado y se dedicaron a mamar con glotonería. Ahora están comprometidos hasta la coronilla con el gobierno represor y todos los días son rebasados por la movilización en las direcciones sindicales que aún controlan. Identificados por las masas como vulgares agentes del gobierno impostor, tienen que soportar estoicamente los golpes que les propinan éstas.

En el campo de la oposición revolucionaria sólo queda el trotskismo con un programa y un diagnóstico político correctos. Su acierto es dar respuestas certeras a los problemas que aquejan a las masas, las cuales son rápidamente asimiladas. Se ha dado una respuesta correcta al problema de los sueldos y salarios, las jubilaciones, la educación, la tierra, etc.; en los sectores que está presente política y orgánicamente, es dirección de manera natural.

A pesar de la sañuda campaña desatada por el oficialismo, de la clase dominante y de los corifeos reformistas, el trotskismo ha salido fortalecido de las últimas jornadas protagonizadas por los explotados, encarnando con naturalidad las aspiraciones y las necesidades de los combatientes.

La última victoria de la Unión Revolucionaria de Maestros (URMA) en Oruro, frente a la alianza de todos los reformistas con el oficialismo, no es otra cosa que la confirmación del fortalecimiento político del POR en el seno de las masas. De nada ha servido el uso de ingentes recursos materiales y financieros que ha puesto el gobierno en manos de sus sirvientes. Pese a la presión sistemática de las autoridades, la masiva campaña publicitaria y la guerra sucia de los agentes oficialistas, las bases del magisterio orureño han votado tercamente por lo único que les queda como garantía de consecuencia y firmeza en la lucha. (3)

Está en manos de la organización revolucionaria penetrar a los diferentes sectores sociales y, particularmente, en el seno del proletariado (minero y fabril). La posibilidad de la transformación radical del país depende de que el proletariado, a la cabeza de su partido, se convierta en la dirección política de la nación oprimida.

¿Refundar una nueva COB?

La Central Obrera Boliviana (COB) fue fundada el 17 de abril de 1952, una semana después de la victoria de la revolución de abril. Según Guillermo Lora, la COB “…nació como organización soviética (como una forma de gobierno de los trabajadores) antes que sindical y planteó la dualidad de poderes” frente al gobierno del MNR recientemente instalado en el Palacio Quemado.

La COB también aparece como la concreción de la alianza de todas las clases oprimidas bajo la dirección política del proletariado en un país capitalista atrasado como Bolivia, donde la mayoría de estas clases sobrevive bajo las relaciones de producción pre capitalistas. En su Estatuto se ha cuidado de conservar la preeminencia proletaria porque su primer programa (la Tesis de Pulacayo) señala que sólo el conjunto de la nación oprimida podrá conocer su total liberación si logra destruir el régimen de la propiedad privada y expulsar al imperialismo del país, tareas que sólo puede cumplir el proletariado a la cabeza del nuevo Estado basado en la propiedad social de los medios de producción.

Esta maravillosa creación del proletariado boliviano, una y otra vez, ha pretendido ser desvirtuada y destruida por los diferentes gobiernos reformistas y dictatoriales de la clase dominante. Al principio, el gobierno del MNR –a través del lechinismo—logró convertirla en un apéndice del Estado burgués y por mucho tiempo ejerció el papel corruptor de importantes capas de dirigentes del movimiento obrero.

Posteriormente, entre 1956 y 1960, durante el gobierno de Hernán Siles, cuando el gobierno del MNR realizaba un franco viraje derechista, se intentó fracturar a la COB sustituyéndola por una organización directamente controlada por Palacio de Gobierno. Durante las dictaduras militares sobrevivió en la clandestinidad como una organización ilegal dirigiendo la resistencia de los trabajadores, para nuevamente caer atrapada por el reformismo, abandonando la independencia política de la clase obrera y catapultando a gobiernos como el de la UDP, cuyo fracaso tuvo serias repercusiones en la evolución de la conciencia política de la clase obrera.

Ahora, cuando los explotados avanzan en el proceso de su emancipación política frente al Estado burgués, el gobierno del MAS arremete con la finalidad de destruir a la COB porque la considera un obstáculo para la materialización de su política reaccionaria y pro imperialista. El régimen utiliza a las direcciones corrompidas de las llamadas “organizaciones sociales” para propiciar la organización de una nueva Central vaciada de su programa político revolucionario y en manos de los campesinos pequeños propietarios, de los comerciantes minoristas y de otros sectores que, por su relación con la propiedad privada, están condenados a desarrollar una política burguesa.

El gobierno del MAS quiere una Central a su servicio y que le sirva como instrumento de represión contra las tendencias revolucionarias que se mueven en el seno del movimiento obrero y popular. De esta forma, el Ejecutivo acentúa sus rasgos reaccionarios y fascistas porque no acepta ninguna oposición desde el campo obrero y revolucionario.

Corresponde al proletariado boliviano y a todos los explotados del país responder enérgicamente a las provocaciones del gobierno masista, y defender el programa revolucionario de la COB cuyos postulados centrales se encuentran en la Tesis de Pulacayo, en el programa de la Asamblea Popular de 1971 y en la Tesis socialista del IV Congreso de la organización matriz de los trabajadores. Urge recobrar la independencia política y organizativa de los trabajadores, superando a las actuales direcciones atrapadas burocráticamente por el gobierno.

El proletariado boliviano asumirá nuevamente su papel de dirección política si logra incorporarse como una clase consciente de su rol histórico para expresar las necesidades de todas las clases oprimidas del país. Es preciso que el joven proletariado minero se reencuentre con su rica tradición revolucionaria y que el partido revolucionario cumpla su papel de nexo entre el presente y el pasado de la clase.

Notas:

1. El 29 de mayo, felipillo García Linera asistió a la inauguración del Ingenio zucro-alcoholero “Aguai”. Allí, después de adular a los terratenientes, dijo textualmente: “En el país hay bastante dinero, así que señores empresarios inviertan porque su gobierno los va a apoyar”.

2. En la madrugada del 9 de mayo de 2013, más de 3 millares de policías de Oruro, La Paz y Cochabamba ejecutaron un operativo sanguinario por orden del gobierno. "Nos han rodeado con motocicletas, nos han lastimado con gas lacrimógeno y nos tendieron al piso, descalzos, porque la Policía nos hizo sacar los calzados y nos amarraron las manos", rememora Vladimir Saavadra. Marcelo Murillo denuncia que "los policías nos han golpeado a todos con sus toletes en Caihuasi". "Me han masacrado, me han doblado a patadas y no han respetado nada; las mujeres fueron arrestadas, algunas descalzas y otras con zapatos impares que se consiguieron circunstancialmente”, recuerdan las víctimas de la represión policial.

3. El 1 de junio se realizaron las elecciones del Magisterio Urbano de Oruro para el periodo 2013-2015. El frente URMA ganó por quinta vez consecutiva, con el 37% (1514 votos); el frente de la alianza CTEUB-MAS denominado Magisterio Unido (fusión de 7 frentes: FAUD-D, FAUD, FIRMA, FRUM, FIEL, NACER, FUM-R) obtuvo el 27% (1105 votos) y los frentes pro-oficialistas T-SER, el 15% (603 votos) y Dignidad Docente, el 6% (229 votos). Si en el pasado URMA se asociaba a un solo dirigente como su caudillo y del cuál dependía el éxito o el fracaso en elecciones, desde el año pasado se logra superar ese aspecto, pues ya no es el caudillo lo que pesa en las bases del magisterio, sino el frente trotskista con programa, como parte de una corriente nacional. URMA comienza a ser parte de la tradición sindical y política del magisterio urbano de Oruro, como ya ocurre en La Paz.

* Secretario ejecutivo de la Federación de Maestros Urbanos de Cochabamba y dirigente del POR.

Otros artículos de Miguel Lora Ortuño

Volver atrás
Enviar el artículo por E-mail
close



13 + 5 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Compartir el artículo en Facebook Versión para mprimir
+ Restaurar tamaño del texto -
Contactar al autor
Uhr 10

min.

... a fondo

La influencia histórica de la convicción patriótica

Eduardo Paz Rada

La historia de la sociedad boliviana ha estado marcada por la dinámica y las contradicciones de las relaciones con las potencias capitalistas mundiales en torno a la explotación de los recursos naturales acompañada con la dominación política e ideológica sobre el conjunto de América Latina. En este contexto, los estudios, aportes y (...) :: Más detalles

Otros artículos de análisis

El gobierno de Evo Morales acelera el montaje de la planta nuclear

AnaliaPandoCabildeo

¿Por qué el gobierno de Evo Morales quiere gastar más de 2 mil millones de dólares en la construcción de (...)

Elites económicas y decadencia sistémica

Jorge Beinstein

A raíz de la llegada Mauricio Macri a la presidencia se desató en algunos círculos académicos argentinos la (...)

El gobierno del MAS se hunde en un mar de mentiras

AmaliaPandoCabildeo

El gobierno del MAS ha perdido tres elecciones consecutivas desde 2014 porque las grandes mayorías, sobre todo urbanas, ya no creen (...)

Quintana tiene el hábito de desviar fondos públicos y de impartir “línea” a los periodistas

Wilson García Mérida

La difusión de un audio que registra una reunión “de trabajo” entre el ministro de la Presidencia Juan (...)

la frase

Álvaro García ha leído pocos libros Cita a Hegel pero leyó citas de citas nada más Por eso carece de espíritu humanista y sufre acomplejamiento social e intelectual

Wálter Chávez, ex asesor del MAS

¿Cuál es el principal desafío del nuevo gobierno

  • Seguridad ciudadana
  • Lucha contra el narcotráfico
  • Industrialización
  • Empleo y educación
  • Otros

Encuesta vigente desde el 13-10-2014

Encuesta anterior:

Por quién votará en las elecciones de 2014