Viernes 22 de junio del 2018
 
x

¿Olvidó su contraseña?

Área: Opinión >> Cartas
Actualizado el 2013-05-20 a horas: 00:18:45

¿Necesita el imperialismo derrocar a un gobierno que defiende con tanta convicción y brutalidad el orden establecido?

El POR responde al felipillo de la burguesía

Alfonso Velarde *

No es la primera vez ni será la última que los sirvientes de la burguesía y el imperialismo ataquen al Partido Obrero Revolucionario (POR) con saña y se estrellen furiosos contra los trabajadores por el atrevimiento de exigir su derecho a vivir como seres humanos, recurriendo a los argumentos más absurdos. Ya es el colmo del cretinismo reaccionario de García Linera su llamado a los maestros a que se resignen a jubilarse con rentas miserables sólo para impedir que un puñado de dirigentes mineros se jubilen con rentas altas.

  • Artículos relacionados

Artículos que le pueden interesar

El contenido de estas páginas no refleja necesariamente la opinión de Bolpress

Este fin de semana el tira-bombas de pacotilla del pasado se ha referido a la lucha que libran los trabajadores reclamando una jubilación que por lo menos sea igual al miserable salario que la mayoría de los trabajadores percibe, y no sólo el 70%, eso en el caso de que hayan trabajado ininterrumpidamente durante 35 años y si el dinero de su ahorro individual alcanza para ello, o como límite máximo con 4.000 Bs. (última oferta del gobierno para 35 años de aporte para los mineros, 3.200 Bs. para los otros trabajadores) con el fondo solidario. La gran mayoría se jubila con mucho menos.

Cuatro mil bolivianos es la mitad del Salario Mínimo Vital de acuerdo al costo real de la canasta familiar, es decir, no alcanza para que un trabajador minero jubilado con la mejor renta posible, y con seguridad con los pulmones perorados por la silicosis, pueda cubrir las necesidades básicas de su familia.

El único argumento que el gobierno esgrime contra la demanda de los trabajadores es que el fondo de emergencia –enteramente financiado por los propios trabajadores- no da para más, que el Estado ya aporta para esa limosna llamada “bono dignidad” (miserables 250 Bs.) y que no puede aportar más porque debe invertir los recursos del Estado en el aparato productivo. En otras palabras, confiesa que el régimen burgués que con tanta vehemencia defiende este felipillo, ES INCAPAZ DE DAR LO MÍNIMO INDISPENSABLE A LOS TRABAJADORES CON CUYO TRABAJO SE ENRIQUECEN LA BURGUESÍA, LAS TRANSNACIONALES “SOCIAS” DEL ESTADO MASISTA Y TODA LA BUROCRACIA ESTATAL.

¿De donde creerá el Vicepresidente que sale su salario, el del Presidente y el de toda la frondosa y despilfarradora burocracia estatal?, ¿de dónde salen los millonarios recursos con los que él pagó su faraónica boda? ¿Y los generosos viáticos para sus viajes que pretendieron extender a sus familiares?, ¿de dónde los millones para el avión presidencial y para el nuevo palacio que ahora proyecta construirse Evo? En fin, ¿de dónde todo el dinero que despilfarran descaradamente? ¡¡DE LA PLUSVALÍA QUE LOS TRABAJADORES, ESPECIALMENTE MINEROS Y PETROLEROS, GENERAN CON SU ESFUERZO!! y de ninguna otra parte.

El muy ladino pretende aislar a los mineros del resto de los sectores en lucha queriendo escandalizar a la opinión pública con el argumento que los trabajadores mineros son unos “privilegiados” porque ganan sueldos “fabulosos” y que sus dirigentes buscan beneficiarse a costa de quebrar el fondo solidario en perjuicio de los demás.

Aquí el Vice se desnuda de cuerpo entero como un adorador del “orden natural” burgués: el trabajador tiene que recibir salarios de hambre y si por alguna circunstancia llegara a ganar bien –en este caso la coyuntura de los buenos precios de las materias primas- entonces gritan escandalizados por esta violación al orden divino. Pero, además, el infame Vicepresidente miente. En Huanuni, el 69% gana entre 6.000 y 10.000 Bs., en tanto que solo un 6% de trabajadores gana más de 10.000 Bs. y sólo el 0,13% más de 30.000 Bs. El salario medio en la mina Huanuni está alrededor del Salario Mínimo Vital (8.000 Bs., fluctúa según las variaciones del precio del mineral).

¡Qué escándalo! grita la miserable burguesía por boca del Vicepresidente. Pero, además, no muestra que Huanuni ha producido durante los últimos siete años una utilidad neta de 97,8 millones de dólares, ni tampoco que el Estado no ha invertido ni un centavo para modernizar la mina; toda la poca inversión es producto de los propios recursos de la empresa; sin embargo no tiene la menor vergüenza en decir que el Estado tiene que invertir en la producción cuando lo que hace es despilfarrar la sangre y el sudor de los trabajadores.

A los compañeros mineros les decimos que no deben avergonzarse por ganar relativamente bien en comparación con los salarios de hambre del resto de los trabajadores; su salario lo tienen bien ganado por su esfuerzo y a costa de su salud.

Ya es el colmo del cretinismo reaccionario de García Linera su llamado a los maestros para que se resignen a jubilarse con rentas miserables sólo para impedir que un puñado de dirigentes mineros se jubilen con rentas altas. A propósito, será bueno que en el futuro los trabajadores mineros impongan que los dirigentes sean declarados en comisión sólo con el salario básico (cuenta casa) ya que dejan de producir, y para que quienes aspiren a ser dirigentes lo hagan no para beneficiarse individualmente sino para servir a sus bases. Sería una buena medida antiburocrática.

El Partido Obrero Revolucionario ratifica que conspira cotidianamente contra el orden burgués; luchamos por una nueva sociedad en la que sobre la base económica de la propiedad social de los medios de producción (socialismo) el Estado obrero-campesino, el gobierno de todos los oprimidos y explotados, asuma la tarea pendiente por la incapacidad burguesa de sacar al país del atraso y de la opresión imperialista. Sólo entonces la riqueza generada por el trabajo de todos los trabajadores de las ciudades, las minas, los pozos petroleros y el campo, será íntegramente invertida en el desarrollo y en atender las necesidades del conjunto de la sociedad.

Conspiramos sí, pero no contra tal o cual gobierno sino contra el orden burgués. Aspiramos a llegar al poder no por un golpe de Estado sino por medio de una revolución social acaudillada por la clase obrera; trabajamos para ayudar a los oprimidos y explotados a comprender a partir de su propia experiencia de lucha que el camino de su liberación y de la liberación del país de las garras del imperialismo, es el insurreccional y no el electoral o parlamentario.

Respecto a que los trabajadores en lucha y el POR estaríamos propiciando un golpe de Estado con la derecha, cabe señalar que los golpes de Estado son propios de la política burguesa con la que nada tienen que ver los explotados y menos el POR, y no se dan en cualquier momento o circunstancia.

La pregunta que hay que hacerse es: ¿qué necesidad tendrían la burguesía y el imperialismo en dar un golpe de Estado para derrocar a un gobierno que con tanta convicción y brutalidad represiva defiende el orden establecido y que busca escarmentar a los trabajadores levantiscos con brutales descuentos por el atrevimiento de reclamar por un pedazo más de pan? ¡¡¡ABSOLUTAMENTE NINGUNO!!! Ya pasó el tiempo en que la burguesía obtusa se asustó con la cara morena del Presidente creyendo que su gobierno podría cobrarse 500 años de opresión y humillación y se lanzó a combatirlo.

Hoy el MAS ha demostrado su total respeto a los intereses de la gran propiedad privada nativa e imperialista, es decir su condición de gobierno sirviente de la burguesía, y se ha ganado la confianza de los opresores.

El gobierno masista es, por el momento, la mejor alternativa para el imperialismo y para la oligarquía nacional. No sólo que no habrá golpe sino que ante tal eventualidad la propia burguesía y el imperialismo saldrían en defensa del gobierno masista en nombre de la democracia.

¡¡Que vaya el Vicepresidente a querer espantar ilusos a otra parte!!

* Por el Comité Central del POR, La Paz, 20 de mayo de 2013.

Volver atrás
Enviar el artículo por E-mail
close



7 + 2 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Compartir el artículo en Facebook Versión para mprimir
+ Restaurar tamaño del texto -
Mas informacion
Uhr 7

min.

... a fondo

La influencia histórica de la convicción patriótica

Eduardo Paz Rada

La historia de la sociedad boliviana ha estado marcada por la dinámica y las contradicciones de las relaciones con las potencias capitalistas mundiales en torno a la explotación de los recursos naturales acompañada con la dominación política e ideológica sobre el conjunto de América Latina. En este contexto, los estudios, aportes y (...) :: Más detalles

Otros artículos de análisis

El gobierno de Evo Morales acelera el montaje de la planta nuclear

AnaliaPandoCabildeo

¿Por qué el gobierno de Evo Morales quiere gastar más de 2 mil millones de dólares en la construcción de (...)

Elites económicas y decadencia sistémica

Jorge Beinstein

A raíz de la llegada Mauricio Macri a la presidencia se desató en algunos círculos académicos argentinos la (...)

El gobierno del MAS se hunde en un mar de mentiras

AmaliaPandoCabildeo

El gobierno del MAS ha perdido tres elecciones consecutivas desde 2014 porque las grandes mayorías, sobre todo urbanas, ya no creen (...)

Quintana tiene el hábito de desviar fondos públicos y de impartir “línea” a los periodistas

Wilson García Mérida

La difusión de un audio que registra una reunión “de trabajo” entre el ministro de la Presidencia Juan (...)

la frase

Álvaro García ha leído pocos libros Cita a Hegel pero leyó citas de citas nada más Por eso carece de espíritu humanista y sufre acomplejamiento social e intelectual

Wálter Chávez, ex asesor del MAS

¿Cuál es el principal desafío del nuevo gobierno

  • Seguridad ciudadana
  • Lucha contra el narcotráfico
  • Industrialización
  • Empleo y educación
  • Otros

Encuesta vigente desde el 13-10-2014

Encuesta anterior:

Por quién votará en las elecciones de 2014