Jueves 18 de octubre del 2018
 
x

¿Olvidó su contraseña?

Área: Opinión >> Comentarios y enfoque
Actualizado el 2013-04-09 a horas: 01:07:22

Servicio militar: Represión y deshonra para jóvenes peruanos

Luis Arce Borja

El servicio militar obligatorio es otra de las aberraciones reaccionarias del gobierno de Ollanta Humala. Lo que no se atrevió a ejecutar el mafioso Fujimori lo hace quien dijo cínicamente ser “progresista”, “antiimperialista” y democrático”. Con el presidente actual los militares desprestigiados, mafiosos, criminales y aborrecidos por el pueblo han retomado con descaro al control del Estado, la política y la sociedad.

  • Artículos relacionados

Artículos que le pueden interesar

El contenido de estas páginas no refleja necesariamente la opinión de Bolpress

“Para conocer la acción civilizadora de los cuarteles, basta comparar al conscripto en el momento de enrolarse con ese mismo hombre al terminar los años de servicio: el que partió honrado, compasivo y trabajador, regresa bribón, inhumano y holgazán”. (El Sable. Manuel Gonzales Prada, 1904).

Como han comentado diversos medios de comunicación, Ollanta Humala ha introducido “por la puerta falsa el servicio militar obligatorio”. Para este fin, el gobierno que desde el inicio actúa como el tahúr fullero ha modificado la Ley de Servicio Militar. Ello significa que si no se logra completar el número de personas que “voluntariamente” quieran ingresar al ejército, se procederá de inmediato con un sorteo nacional obligatorio y compulsivo para los jóvenes peruanos.

El servicio militar obligatorio, aparte de ser anticonstitucional, constituye un grave acto de execrable presión contra juventud de este país. El joven peruano, obligado o voluntariamente, a ingresar a las filas de las fuerzas armadas pierde su dignidad y se convierte en un paria de los cuarteles. Deviene “carne de cañón”, un sirviente de los oficiales y un aprendiz de matarife y ladrón. En el ejército, la Marina, la aviación o cualquier otra institución armada, solo conseguirá el desprestigio, la deshonra, el embrutecimiento moral y ético. La institución militar, desde su origen hasta la actualidad, es una vergüenza moral del país. Las fuerzas militares nunca han ganado una guerra externa y la propia existencia del militarismo es una amenaza permanente, no sola para la democracia y la libertad, sino también, para la integridad del territorio nacional.

Los jóvenes, víctimas de esta creciente militarización, deber oponerse y luchar contra el servicio militar obligatorio. Obligar a los jóvenes a ingresar al ejército, no solo es una medida aborrecible y atentatoria contra la libertad individual: es sobre todo expresión de la creciente militarización del país. Es una muestra del retroceso de la civilidad culta, la democracia, y el estado de derecho. Significa también el retorno del fujimorismo y el regreso del sistema policiaco impuesto por el capitán Vladimiro Montesinos. Perú se sigue hundiendo en la oscuridad de los cuarteles militares. Humala formado en los inmundos cuarteles militares y actual presidente del Perú, sigue dando pasos acelerados que conducen al Perú a una etapa de oscurantismo de los cuarteles.

Hay que dudar que los jóvenes peruanos puedan sentir atracción en vestir el uniforme militar. El desprestigio de las fuerzas armadas es histórico. La corrupción, la represión y el crimen masivo o selectivo contra la población desarmada es su modo vivendi. Desde sus orígenes su más altos representantes, se han vinculado con la cobardía y la deserción. Sus héroes son de barro y de pacotilla. Contra la subversión interna o los conflictos exteriores nunca han demostrado valor en los combates. Son campeones de asesinar prisioneros de guerra, violar guerrilleras desarmadas, y quemar pueblos de humildes campesinos.

Resulta un peligro que las fuerzas armadas puedan tener acceso y nutrirse de la juventud peruana. Hay que considerar que esta institución no tiene ningún valor para la nación. Sus generales y otros oficiales se han vinculado al narcotráfico internacional, contrabando de armas, tráfico en el uso de los bienes del Estado (comercio de combustible, coimas, tráfico de casas, etc.) y en otros graves hechos. En la actualidad hay varias centenas de generales y coroneles acusados de crímenes y otros delitos. Pero las fuerzas armadas son también una enorme carga parasitaria para el Estado y la sociedad.

Solo para el año 2012 se registró “oficialmente” un presupuesto de más de 2 mil millones de dólares, sin contar el dinero secreto que manejan las cúpulas militares. No es compatible con la miseria del pueblo peruano, que los militares (las cúpulas) constituyan una casta privilegiada. Tienen colegios particulares, grandes tiendas, importantes club privados de recreación, y centros habitaciones familiares. Los genérales, coroneles, comandantes y otros oficiales, tienen asegurado para toda la vida jugosas pensiones, sirvientes (provienen de los mismo reclutas), y otros privilegios que no tiene ninguna relación con la inutilidad de esta institución.

Volver atrás
Enviar el artículo por E-mail
close



11 - 1 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Compartir el artículo en Facebook Versión para mprimir
+ Restaurar tamaño del texto -
Mas informacion
Uhr 4

min.

... a fondo

La influencia histórica de la convicción patriótica

Eduardo Paz Rada

La historia de la sociedad boliviana ha estado marcada por la dinámica y las contradicciones de las relaciones con las potencias capitalistas mundiales en torno a la explotación de los recursos naturales acompañada con la dominación política e ideológica sobre el conjunto de América Latina. En este contexto, los estudios, aportes y (...) :: Más detalles

Otros artículos de análisis

El gobierno de Evo Morales acelera el montaje de la planta nuclear

AnaliaPandoCabildeo

¿Por qué el gobierno de Evo Morales quiere gastar más de 2 mil millones de dólares en la construcción de (...)

Elites económicas y decadencia sistémica

Jorge Beinstein

A raíz de la llegada Mauricio Macri a la presidencia se desató en algunos círculos académicos argentinos la (...)

El gobierno del MAS se hunde en un mar de mentiras

AmaliaPandoCabildeo

El gobierno del MAS ha perdido tres elecciones consecutivas desde 2014 porque las grandes mayorías, sobre todo urbanas, ya no creen (...)

Quintana tiene el hábito de desviar fondos públicos y de impartir “línea” a los periodistas

Wilson García Mérida

La difusión de un audio que registra una reunión “de trabajo” entre el ministro de la Presidencia Juan (...)

la frase

Álvaro García ha leído pocos libros Cita a Hegel pero leyó citas de citas nada más Por eso carece de espíritu humanista y sufre acomplejamiento social e intelectual

Wálter Chávez, ex asesor del MAS

¿Cuál es el principal desafío del nuevo gobierno

  • Seguridad ciudadana
  • Lucha contra el narcotráfico
  • Industrialización
  • Empleo y educación
  • Otros

Encuesta vigente desde el 13-10-2014

Encuesta anterior:

Por quién votará en las elecciones de 2014