Lunes 19 de noviembre del 2018
 
x

¿Olvidó su contraseña?

Área: Sociedad >> El Alto
Actualizado el 2013-01-30 a horas: 00:10:47

El MAS pactó con Goni y traicionó al pueblo, afirman los líderes sociales de la Guerra del Gas

“El Alto nunca pidió Asamblea Constituyente; exigió nacionalizar y expulsar a las transnacionales”

Nelson Vila y Mirko Orgáz / Hora 25 *

(Hora 25).- Luego del anuncio de la “nacionalización” en 2006, el gobierno del MAS cooptó a los dirigentes de la FEJUVE de El Alto a través de algunas cuotas de poder y obras adjudicadas a los presidentes de las juntas de vecinos. Entonces dejó de discutirse el tema de la nacionalización y de la recuperación de nuestros recursos naturales, y a partir de 2010, presidente de junta vecinal que no estaba rezando por el MAS era volteado, rememoran Froilan Calcina y Carlos Rojas, dos los líderes sociales de la Guerra del Gas.

  • Artículos relacionados

Artículos que le pueden interesar

Octubre fue la más grande insurrección contra el Estado intermediario del saqueo de los recursos naturales y el acto de masas más importante de estos 30 años de democracia. El MAS ni ningún otro partido ni caudillo organizaron la revuelta del año 2003. Octubre fue protagonizado por los desheredados del sistema: los indígenas, obreros, campesinos y clases empobrecidas.

Octubre en su desplazamiento creó un programa político y económico, nacionalización e industrialización de los recursos naturales, para combatir la dependencia y atraso constitutivos de Bolivia, país empobrecido y exportador de materias primas hasta hoy. Este programa económico y político no ha sido cumplido por el gobierno del MAS.

Los ex dirigentes de la Federación de Juntas Vecinales de El Alto Froilan Calcina y Carlos Rojas rememoran en la siguiente entrevista los hechos centrales alrededor de la Guerra del Gas, desde la principal exigencia del pueblo alteño que irradió a todo el país, conocida como la Agenda de octubre: nacionalización, refundación de YPFB e industrialización del gas, hasta la oposición de la venta de gas a Chile y organización de las juntas vecinales para detener la masacre del poder transnacional y Gonzalo Sánchez de Lozada el año 2003.

P. ¿Cuál es tu balance en estos nueve años de la Guerra del Gas?

Carlos Rojas (CR). Cabe decir que a nueva años de la Guerra del Gas continúa el saqueo de nuestros recursos naturales y continúa la impunidad de los que masacraron ese entonces. A nueve años de la masacre también se van dando nuevas masacres. La lucha del pueblo boliviano para que los recursos pasen nuevamente a ser parte del patrimonio de los bolivianos, prácticamente, ha sido frustrada porque tras los nuevos contratos petroleros, las empresas transnacionales han adquirido el dominio sobre éstos. Nos preguntamos: ¿Qué de las aspiraciones del pueblo alteño reflejada en la Agenda de Octubre que decía que había que nacionalizar los hidrocarburos echando a las empresas petroleras del país para que después podamos tener una industrialización y así tener fuentes de empleo y reactivar el aparato productivo del país?

A nueve años de aquel acontecimiento, todo, prácticamente, se ha frustrado. No tenemos gas y no hay industrialización. Solamente hemos recibido traición y algunos anuncios falsos del actual gobierno del MAS. ¿Qué futuro nos espera en este momento cuando el gobierno firmó los nuevos contratos petroleros por 30 años? Cuando sabemos que las reservas solo alcanzarán hasta el 2020. Cuando las petroleras siguen con la administración y con el saqueo de nuestros recursos naturales. En el futuro nos vamos a quedar sin hidrocarburos, sin plata, para abastecer el mercado interno y sin el soporte económico para las siguientes generaciones.

P. ¿Cómo se hizo o construyó la agenda de octubre?

Froilán Calcina (FC). La madurez de la conciencia de los alteños viene de atrás. Avanza desde el 2000, pero no sólo del pueblo alteño, sino del pueblo boliviano. Los cochabambinos expulsan a las transnacionales en la guerra del agua el año 2000. Los bolivianos nos damos cuenta que la entrega de nuestros recursos naturales había sido la entrega misma del país. Nos damos cuenta que han tupackamarizado YPFB (Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos), que era una empresa estratégica grande que abastecía al mercado interno, exportaba y manejaba toda la cadena productiva. Desde 1985, gobierno del MNR de Víctor Paz Estenssoro, nace la idea de vender el país y desde 1993-1996 se inicia la privatización o Capitalización que es la entrega de nuestros hidrocarburos a las transnacionales, descuartizando YPFB.

En esa época nos hicieron ilusionar con mucha propaganda, como ahora sucede, de que los nuevos capitales frescos de las transnacionales iban a generar 500 mil empleos. Hemos creído. Alguien dijo: “en la espalda de los bolivianos se pueden sembrar y cosechar nabos” Así fue. Parece que somos muy ingenuos.

Entre 1996 -2003 pasaron muchos años para darnos cuenta que nos habían engañado. El supuesto auge económico había estado encubriendo el saqueo. Nosotros como dirigentes de ese tiempo, empezamos a coadyuvar en la organización del pueblo organizando seminarios y centenas de foros debates, antes de octubre de 2003 y después de octubre. De ahí que las resoluciones de las asambleas y ampliados, no sólo de las juntas vecinales, sino de otras organizaciones de campesinos, cocaleros y otros, mandaban a nacionalizar e industrializar los hidrocarburos y a expulsar a las empresas transnacionales. Eso fue efecto de la concienciación. Así nace la Agenda de Octubre.

P. ¿Por qué crees que la conciencia nacional sobre los hidrocarburos vuelve a resurgir en El Alto, si este recurso está en el chaco boliviano, donde se encuentra las principales reservas y campos de explotación?

FC. El pueblo alteño es un pueblo patriota. Quienes hemos llegado a estudiar y ser bachilleres, nos damos cuenta perfectamente de que Bolivia siempre tuvo riquezas inmensas desde el pasado. Sabemos que podíamos construir un puente de plata desde Potosí a España. De esa misma forma, desde el año 2000, hemos analizado que los hidrocarburos que están en nuestro territorio son inmensos. Y cuando El Alto piensa lo hace para toda Bolivia. Un pensamiento patriótico y nacional. Eso ocurrió en octubre de 2003: todos los alteños se vuelven patriotas para defender los hidrocarburos y todos los recursos naturales. Como en el pasado. Los hombres del altiplano han ido a defender en la Guerra del Chaco los hidrocarburos. De la misma forma ocurrió el 2003. Los alteños sabíamos que con esos recursos naturales, con la riqueza del gas, podríamos salir del atraso y la postración. Dejar de ser el patio trasero del imperialismo. Algún día nos tiene que tocar el turno de desarrollarnos y transformarnos en un país poderoso, adelantado, maquinizado y los hidrocarburos eran la última oportunidad para eso. Se tenía que aprovechar los hidrocarburos y no dejar que las transnacionales otra vez se lo lleven como la plata o el estaño. Esa era la idea que se debatía en los seminarios y foros que se realizan en todos los distritos y junta de vecinos de El Alto antes y durante el año 2003.

P. ¿Después del año 2003 y la masacre del pueblo alteño, qué resoluciones emanaron para apuntalar la Agenda de octubre de nacionalización de los hidrocarburos?

CR. Después de las movilizaciones de octubre se han tenido varios planteamientos claros y contundentes para nacionalizar y expulsar a las empresas transnacionales. Les cito una resolución del año 2004 de la Asamblea de Juntas Zonales y Vecinos que decía: “Se rechaza la Ley de Hidrocarburos aprobada en la Cámara de Diputados de 18% de regalías y 32% de impuestos por ser las mismas de Goni o peor que favorece a las jugosas transnacionales petroleras. Ratificar el Planteamiento de la Ciudad de El Alto en la nacionalización total de nuestros hidrocarburos, revertir para que estos recursos sean nuestros. Para ello se debe planificar y bajar a la bases”.

Otra resolución del 16 de mayo de 2004 dice: “La Federación de Junta de Vecinos de El Alto (FEJUVE) resuelve: marcha de protesta el día lunes 16 mayo hacía la ciudad de La Paz por la nacionalización, industrialización y la recuperación total de nuestros recursos hidrocarburíferos”.

Otra resolución dice: “Censurar al gobierno de Carlos Mesa por ser un aliado de las transnacionales y de los bolivianos, por pisotear la memoria de nuestros muertos, heridos y la memoria del 2003. Organizar, planificar junto a las bases hasta conseguir el objetivo de la nacionalización e industrialización, y la recuperación total de nuestros recursos hidrocarburíferos.

El 16 de abril de 2005, junto con otras organizaciones, decimos: “Tomar acciones con otras organizaciones para la inmediata nacionalización de los hidrocarburos. Segundo: Los marginados de Bolivia tomamos la decisión de nacionalizar, recuperar y expropiar la totalidad de los hidrocarburos y de los recursos naturales entregados a las transnacionales, expulsando a estas empresas”. Esta resolución fue firmada por más de 2000 delegados de El Alto y el país. Fue la decisión final para que Mesa se vaya.

P. ¿El gobierno de Carlos Mesa impidió la nacionalización de los hidrocarburos?

CR. Sí. Hay otra resolución más clara contra el gobierno de Mesa: “Lucha nacional unitaria, contundente, inclaudicable bajo la dirección de la COR de El Alto por la nacionalización de los hidrocarburos y de todos los recursos naturales, expulsando a su gobierno y al parlamento. Por la instauración y toma del poder por todo el pueblo, pueblos campesinos originarios y la clase media empobrecida”.

La FEJUVE lanza una propuesta para la nueva Ley de Hidrocarburos y esto se envía a Santos Ramírez, en la época Presidente de la Comisión Económica del Parlamento. El documento dice: “Se nacionaliza todos los recursos naturales hidrocarburíferos, con lo cual se recupera el dominio del Estado boliviano. Se expropian y confiscan todos los bienes de todas las empresas petroleras transnacionales a favor de YPFB. Se anulan todos los contratos suscritos por la Ley 1689. No se paga ninguna indemnización a estas empresas petroleras porque ellos ya se beneficiaron con ganancias millonarias y empobrecieron a la gente humilde de la población boliviana. YPFB es la única encargada de aprobar la exploración, explotación y comercialización de los hidrocarburos, así como la industrialización de los hidrocarburos en suelo boliviano”.

P. Se dice que El Alto pidió una Asamblea Constituyente como parte de la Agenda de octubre. ¿La Asamblea Constituyente es parte de la Agenda de Octubre?

CR. No. En ningún momento pedimos una Asamblea Constituyente. Ni antes, durante o después del año 2003. Ni en la COR, FEJUVE ni en las organizaciones sociales se encuentra ese pedido. El Alto exigió nacionalizar con expulsión de las empresas transnacionales.

P. Sánchez de Lozada propuso una consulta para la exportación de gas natural a Chile, no vinculante.

CR. Sí, pero ya era muy tarde. Le pedimos un decreto para que no exportara gas natural por Chile hacia Estados Unidos. Sánchez de Lozada no escuchó y cuando ya había muertos, la masacre de Warisata y Senkata, no se le podía escuchar. Sánchez de Lozada habló de incrementar impuestos a las transnacionales, de 70 mil instalaciones de gas domiciliario. Sin embargo, sólo hizo un estado de sitio sólo para la ciudad de El Alto y una cacería de dirigentes. El Alto le respondió con una gran movilización.

P. Insistimos con la pregunta: ¿La Asamblea Constituyente no estuvo en las demandas alteñas y del pueblo boliviano?

FC. No. En los votos resolutivos de los barrios y de los distritos en ningún momento se pidió Asamblea Constituyente.

P. ¿Por qué se dice que la Asamblea es un pedido de octubre de 2003?

FC. Fue una maniobra del Carlos Mesa, del MAS y de las transnacionales para distorsionar la lucha del pueblo alteño y boliviano. La idea de una Asamblea Constituyente era abanderada por las organizaciones indígenas de las tierras bajas, pero en El Alto no tenía repercusión.

La autoorganización en octubre de 2003

P. ¿En octubre de 2003, cómo se vive la crisis estatal en El Alto?

FC. Cómo el gobierno ya no gobierna, ha perdido toda la autoridad, las masas son las que mandan. Hay vacío de poder. Entonces el pueblo se auto-organiza en la ciudad de El Alto. Desde ese momento las juntas vecinales de convierten como en órganos de poder. La asamblea es el gobierno. Son asambleas permanentes. Se tratan temas en el punto de bloqueo, las reivindicaciones, todo. Se delibera, discute y decide. Es una autoridad colectiva, donde los vecinos deciden cómo bloquear y movilizarse.

CR. Estos micro-poderes en El Alto no sólo administraban los temas sociales de la movilización contra el gobierno de Sánchez de Lozada. También se ocupan del tema de la alimentación, del cómo se organiza cada familia, cómo conlleva la situación de la represión. El tema de la alimentación en la Guerra del Gas se determinaba en la asamblea: la hora de la venta de alimentos, las ollas comunes a implementar en varias zonas. Todos repartían la comida entre todos. Era una solidaridad única. Nadie podía escapar, nadie podía decir: “no tengo” aunque sí tuviera. Era la conciencia del vecino para dar a los otros.

FC. El pueblo también toma conciencia de la defensa frente a la agresión del ejército. La gente decía “nos están masacrando” y se pedía quiénes tenían armas y quiénes fueron al cuartel para defendernos. Los jóvenes traían sus recuerdos de proyectiles que trajeron del cuartel. Se fabricaban fusiles caseros con cañerías. Fabricaban catapultas para tirar bombas molotov, se decidía sobre las herramientas y mecanismos para la defensa de cada calle. Participan todos.

P. Cuando hablamos de la “Guerra del Gas”, hablamos de la lucha por el excedente y no de una confrontación. ¿Por qué se masacró al pueblo de El Alto? ¿Por qué se dice que hubo presencia de grupos armados como Sendero o las FARC como también afirma Sánchez de Lozada en su carta de renuncia?

FC. No hubo nada de eso. Por otra parte, nadie ha financiado nuestra lucha. Ni las ONG’s, ni el MAS. Por ejemplo, en ese momento el MAS quería que se negocie con Sánchez de Lozada. Hay muchas resoluciones del distrito cuatro, censurando al MAS por esa actitud traidora.

P. Carlos Mesa dijo que Gonzalo Sánchez de Lozada nunca ofreció gas por Chile.

CR. No. Ellos lo publicitaron todo el tiempo. Publicitaron que como teníamos mucho gas era necesaria su venta para tener mayores ingresos. Si no se hubiera dicho que íbamos a exportar gas por Chile la población no se hubiera movilizado.

FC. Las negociaciones ya eran muy avanzadas hacia Chile.

CR. No estábamos de acuerdo con la venta de gas por Chile ni hacia Chile. También hubo la propuesta de exportar gas por el Perú y eso tampoco fue aceptado. Ni Chile ni Perú, primero la industrialización del gas en Bolivia pedimos.

P. ¿Cuál fue el papel del MAS en las movilizaciones de octubre?

CR. Ni antes, durante, ni después el MAS impulsó esta lucha. El MAS hizo una tregua social con Gonzalo Sánchez de Lozada. Eso está escrito. Cuando les hemos pedido a los cocaleros que nos apoyen, nos respondieron que estaban en tregua. Por eso los cocaleros del Chapare no movieron ni una sola piedra en octubre, porque hicieron una tregua con el gobierno. Cuando la FEJUVE planteó la nacionalización e industrialización, el MAS decía: Asamblea Constituyente y 50-50 en la distribución del excedente de los hidrocarburos. Ese planteamiento del MAS fue rechazado en El Alto.

P. ¿Por qué el retroceso en la Agenda de octubre, a nueve años de la Guerra del gas?

CR. Cuando el gobierno anunció la nacionalización en agosto de 2006, la FEJUVE es cooptada por el gobierno a través de algunas cuotas de poder. Le dan el Ministerio de Aguas y otros cargos. Antes de eso, la FEJUVE, es decir, la dirigencia, tuvo que admitir “la necesidad” de la presencia de las transnacionales. Eso fue el 2006. Esa política, empieza a expandirse en las juntas vecinales. Ya no se discute el tema de la nacionalización, sino se discute algunas cuotas de poder. Al mismo tiempo se adjudican obras a los presidentes de las juntas de vecinos. Ya no había el planteamiento de la nacionalización y recuperación de nuestros recursos naturales. Esto se acrecienta a partir de 2010. Presidente de junta vecinal que no estaba rezando por el MAS era volteado.

FC. Otro de los aspectos para el retroceso de la Agenda de octubre es el adelantamiento de las elecciones el año 2005, que sirvió para desarmar la conciencia del pueblo alteño y pueblo boliviano. Después, con la subida de un indígena del país a la presidencia se creyó que el colonialismo iba a acabar. Todo ese discurso mareó al pueblo y ya no se hablaba de la nacionalización.

P. ¿Cómo se tomó la “nacionalización” del MAS del año 2006?

FC. Se desata una propaganda tremenda que dice “que por fin el gobierno el gobierno va nacionalizar”. La toma militar de los pozos hace creer que sí está nacionalizando. Tiene mucha fuerza esta idea del gobierno. El pueblo alteño no se da cuenta y hasta ahora le cuesta creer que no se ha nacionalizado. Cómo era un presidente indígena nadie podía cuestionarlo. Hasta ahora el gobierno repite que gracias a la nacionalización tenemos bonos. Entonces resulta muy difícil desenmascarar la traición que hizo el gobierno del MAS en mayo de 2006 a la Agenda de octubre de 2003.

CR. El anuncio de la “nacionalización” fue celebrado. Éramos muy pocos después de ver el decreto de 28701 en decir que eso no era una nacionalización. Años después se ha descubierto, con los contratos. Hubo una gran decepción, pero eran muy pocos. La población no se ha enterado que el saqueo se ha profundizado. Mientras la pobreza continúe, El Alto va seguir con esa esperanza de la nacionalización y de la industrialización.

P. ¿Cómo evalúan el tema de la extradición de Gonzalo Sánchez de Lozada?

CR. Ese tema ha sido incorporado por Carlos Mesa. Hay que decir que la Agenda de Octubre en su contenido real es la recuperación de los recursos naturales, su nacionalización, su industrialización y no a la venta de gas por Chile ni por Perú y la refundación de YPFB. Carlos Mesa viene a El Alto con un papel indicando que hay una “agenda de octubre” que estaba conformada por la Asamblea Constituyente y agrega la extradición de Gonzalo Sánchez de Lozada, desviando la lucha. Sin embargo, hay que decir que hay que extraditar y sancionar con todo el peso de la Ley a Sánchez de Lozada y Sánchez Berzaín y todos los cómplices por la masacre del pueblo.

P. Para ustedes: ¿Quiénes fueron los autores intelectuales de la masacre de octubre de 2003?

FC. Goni fue un administrador, un administrador de los intereses de las transnacionales.

* Quincenario nacional, Número 96, edición noviembre-diciembre 2012 / www.hora25.net

Volver atrás
Enviar el artículo por E-mail
close



14 * 3 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Compartir el artículo en Facebook Versión para mprimir
+ Restaurar tamaño del texto -
Mas informacion
Uhr 17

min.

... a fondo

La influencia histórica de la convicción patriótica

Eduardo Paz Rada

La historia de la sociedad boliviana ha estado marcada por la dinámica y las contradicciones de las relaciones con las potencias capitalistas mundiales en torno a la explotación de los recursos naturales acompañada con la dominación política e ideológica sobre el conjunto de América Latina. En este contexto, los estudios, aportes y (...) :: Más detalles

Otros artículos de análisis

El gobierno de Evo Morales acelera el montaje de la planta nuclear

AnaliaPandoCabildeo

¿Por qué el gobierno de Evo Morales quiere gastar más de 2 mil millones de dólares en la construcción de (...)

Elites económicas y decadencia sistémica

Jorge Beinstein

A raíz de la llegada Mauricio Macri a la presidencia se desató en algunos círculos académicos argentinos la (...)

El gobierno del MAS se hunde en un mar de mentiras

AmaliaPandoCabildeo

El gobierno del MAS ha perdido tres elecciones consecutivas desde 2014 porque las grandes mayorías, sobre todo urbanas, ya no creen (...)

Quintana tiene el hábito de desviar fondos públicos y de impartir “línea” a los periodistas

Wilson García Mérida

La difusión de un audio que registra una reunión “de trabajo” entre el ministro de la Presidencia Juan (...)

la frase

Álvaro García ha leído pocos libros Cita a Hegel pero leyó citas de citas nada más Por eso carece de espíritu humanista y sufre acomplejamiento social e intelectual

Wálter Chávez, ex asesor del MAS

¿Cuál es el principal desafío del nuevo gobierno

  • Seguridad ciudadana
  • Lucha contra el narcotráfico
  • Industrialización
  • Empleo y educación
  • Otros

Encuesta vigente desde el 13-10-2014

Encuesta anterior:

Por quién votará en las elecciones de 2014