Martes 21 de agosto del 2018
 
x

¿Olvidó su contraseña?

Área: Opinión >> Periodismo ciudadano
Actualizado el 2012-10-02 a horas: 20:55:35

Inconsistencias y desconocimiento del TIPNIS

La desesperación del ministro Quintana

Sarela Paz *

El 25 de septiembre, día en que muchas organizaciones indígenas del país recordaron la intervención violenta a la VIII marcha indígena y la ausencia de acciones que hagan ver que la justicia boliviana está avanzando en el sentido de esclarecer quiénes fueron los autores de semejante intervención, tuvimos el regalo –no solicitado– de escuchar, mediante canal 7, la intervención del Ministro Quintana en una reunión que se desarrolló en la comunidad de Santo Domingo del alto Sécure.

  • Artículos relacionados

Artículos que le pueden interesar

El contenido de estas páginas no refleja necesariamente la opinión de Bolpress

Allí, la presidenta del senado Gabriela Montaño ofició como presidenta del Estado Plurinacional, embestida del poder simbólico que da toda presidencia y acto público que esconde el verdadero canon de los hechos que acompañaron la reunión en la mencionada comunidad; esto es, reunión orquestada, organizada por el Ministro Quintana y que apunta –como las varias acciones que el gobierno desarrolla en el TIPNIS– a que los ciudadanos bolivianos traguemos como sapos las acciones descomunales de compra de posición de las comunidades indígenas a favor de la carretera.

Se percibe, en las palabras, en los gestos de la intervención del ministro Quintana, que la presencia de la presidenta interina Gabriela Montaño forma parte de las fichas del tablero de ajedrez que él mismo viene armando en el TIPNIS. Si fuera este un artículo sobre despatriarcalización, mucha tinta correría en sus páginas.

Quisiera señalar dos aspectos de la intervención del ministro Quintana, que nos evidencian las inconsistencias y el desconocimiento que tiene el gobierno de Evo Morales y su funcionario, sobre el TIPNIS y sus dinámicas territoriales. El primero, relativo a los circuitos de comunicación entre las comunidades y el rol de bloqueamiento que se da desde la comunidad de Gundonovia al impedir el paso de cualquier comisión para ingresar al TIPNIS. El segundo, relativo a los proyectos productivos que estaban en curso y que fueron suspendidos por la condición de intangibilidad que señala la Ley 180 de Protección al TIPNIS, lo cual involucra a un conjunto de dirigentes que el gobierno no los quiere en la mesa de negociación y menos en representación de las comunidades indígenas.

Fue muy sintomático ver cómo el ministro Quintana con un énfasis de grandilocuencia en su discurso, con una dosis de supuesta firmeza y correctibilidad, se desgañitaba intentando explicar porqué las comisiones encargadas de la Consulta Previa no pudieron entrar al TIPNIS, escondiendo con su desgañitamiento, lo que en verdad pasa en las comunidades indígenas; es decir, comunidades que se declararon en resistencia.

El ministro Quintana dijo que el bloqueo que se realiza en la comunidad de Gundonovia perjudica a todas las comunidades del TIPNIS, gracias a él, mencionó, embarcaciones que vienen con material de construcción para escuelas, material para atender las necesidades de salud, material de construcción para las casas que serán construidas en cada comunidad indígena, embarcaciones que traen regalos para las comunidades como quién adelanta la navidad en el territorio indígena, digo yo, no pueden ingresar al territorio, están paradas en el río Mamore.

Esto, decía el Ministro Quintana con el énfasis de quien quiere ganar el partido de fútbol a como dé lugar, es inadmisible, esto amerita una denuncia contra Fernando Vargas, dirigente que comanda el punto de bloqueo en Gundonovia. Fernando Vargas está bloqueando el desarrollo de las comunidades del TIPNIS, mientras él recibe dinero oscuro de ONGs oscuras que no quieren el desarrollo de ustedes, decía, dirigiéndose a una audiencia conformada por miembros de las comunidades del alto Sécure. Por culpa del bloqueo en Gundonovia, no pueden entrar embarcaciones hasta la comunidad de Santo Domingo o la comunidad de San José del Sécure, trayendo cosas que ustedes mismos pidieron, les dijo a los indígenas presentes, buscando interpelar la indignación de los asistentes indígenas a dicha reunión.

Ministro Quintana, usted que dijo haber descubierto tráfico de recursos en el TIPNIS, usted que armó toda una documentación para demostrar que los dirigentes de las subcentrales del Sécure y del TIPNIS eran corruptos porque estaban comprometidos con dicho tráfico, usted que se ganó el apodo de el “Descubridor”, ¿cómo es que no sabe, que no se ha enterado, en tantos viajes que viene haciendo a la región del alto Sécure, que ha dicho lugar no se puede acceder desde Gundonovia? Si de verdad hay tantos materiales de construcción, de salud, objetos preciados que pidieron las comunidades del alto Sécure, parados en el río Mamore, ¿no sabía usted que para que lleguen al alto Sécure se debe navegar el rio Tijamuchi? ¿No le dijeron los comunarios con los cuales usted acordó su aceptación a la Consulta Previa que desde Gundonovia solo podemos entrar hasta la comunidad 3 de Mayo y que no podemos navegar hacia el alto Sécure porque éste está seco en su parte media?

¿No sabía usted, Ministro Quintana, que aproximadamente hace 3 años el alto Sécure rompe a la altura de la comunidad de Totora y sus aguas se van al río Tijamuchi, río por el cual salimos al Mamore? ¿no se dio cuenta en tantos sobrevuelos que hizo que la parte media del río Sécure no es navegable? ¿o no le informaron quienes le preparan sus documentos que desde el Google Earth es posible observar, según los colores que nos da el mapa, que el alto Sécure corre hacia el Tijamuchi? ¿No le informó Carlos Fabricano –supuesto dirigente del Sécure–, quien entra y sale de la región y se mostró muy colaborativo con usted, que cada vez tiene que pasar del Sécure al Tijamuchi por una región que se llama Cachuela y que se constituye en el canal de comunicación que permite vincular el alto Sécure con San Lorenzo de Moxos y que desde ahí en esta época, podemos salir en movilidad hasta San Ignacio de Moxos, San Borja o Trinidad?

No se desgañite más ministro Quintana, todo lo que está parado en el Mamore puede ingresar al alto Sécure por el río Tijamuchi y así “atender las necesidades” de las comunidades que aceptaron la Consulta Previa y la carretera. De la misma manera, todo lo que está parado en el Mamore y que tiene destino el río Ichoa, puede ingresar desde el alto Ichoa, tomando la ruta de las comunidades del CONISUR que gustosas aceptaran colaborar con usted. Desde las comunidades de San Jorgito y 3 de Mayo del alto Ichoa, es posible llevar todo el material de salud, educación y otros objetos valiosos para que las comunidades que se encuentran en la parte media del Ichoa puedan ser beneficiadas por el gobierno que usted representa. Es más, en el caso de las comunidades del Isiboro es posible entrar por Eterasama-Isinuta y tomar la ruta de Villa San Gabriel-Monte Sinaí y a la altura de la comunidad de San Benito, asentamiento yuracare, tomar el río Isiboro para navegarlo todo, incluso hasta la altura de Gundonovia. Allí nadie establecerá un punto de bloqueo porque es la región de las comunidades del CONISUR.

En ese sentido, siento decirle ministro que Gundonovia no bloquea al resto de las comunidades indígenas del TIPNIS. No es por Gundonovia que las comisiones de Consulta Previa y las comisiones oficiales que llevan regalos a las comunidades, no están pudiendo llegar a los distintos lugares del TIPNIS. Al contrario y en contraste con su discurso que dio en la comunidad de Santo Domingo del alto Sécure el día 25 de septiembre, las comisiones oficiales y los regalos para las comunidades no están pudiendo ingresar a las distintas comunidades indígenas del TIPNIS, porque ustedes han encontrado distintos puntos de resistencia que no se ubican solamente en Gundonovia.

Recuerde, si usted quiere ir al Ichoa ingresando por el alto Ichoa, la comunidad de San Ramoncito los volverá a bloquear, como lo hizo la semana pasada. Si usted ingresa al Isiboro por San Benito, pasará por San Miguelito pero la comunidad de Santa Teresa los detendrá en su ruta. Y por supuesto, si quiere ingresar al bajo Sécure, tendrá que ingresar por Gundonovia y allí no le dejaran pasar. Escuchando el discurso que dio en la comunidad de Santo Domingo y viendo los rostros de los comunarios del alto Sécure, me preguntaba, ¿qué opinaran ellos acerca de su enunciación de: “por culpa del bloqueo en Gundonovia no pueden llegar los beneficios en salud y educación a sus comunidades”?, si ellos mejor que nadie saben que todas sus comunidades navegan la parte alta del río Sécure y salen al Tijamuchi y que no pueden fluir en la comunicación con Gundonovia. ¿Qué ideas habran pasado por las cabezas de esos comunarios al escuchar su discurso que distorsiona la realidad? Ojalá algún rato podamos tener la oportunidad de escucharlos sin la mediación de las acciones gubernamentales.

En relación al segundo aspecto relativo a los proyectos productivos que estaban en curso y que fueron suspendidos por el concepto de intangibilidad que se incorporó en la Ley 180, proyectos que involucran a dirigentes corruptos. He revisado con cuidado la información que el ministro Quintana preparó como denuncia de tráfico de recursos en el TIPNIS y que muchos funcionarios del gobierno de Evo Morales la usan de manera acrítica; es decir, sin poner a juicio propio la consistencia de dicha información. Varios de ellos que en un pasado se destacaron como investigadores de lo social en Bolivia, hoy día muestran la poca capacidad reflexiva que tienen ante una información que por su mala sistematización, distorsiona la realidad. El propio libro del Vicepresidente Álvaro García Linera sobre la Amazonía boliviana, retoma y reproduce dicha información sin tomarse la molestia de ver qué es válido y qué no es válido en dicha información.

Abordemos al tema forestal y el aprovechamiento de madera en varios lugares del TIPNIS, según denuncia la documentación preparada por el ministro Quintana. El primer gran error que encontramos en dicha información es que la iniciativa forestal es catalogada como concesiones forestales. Cuando nosotros vamos a ver los cuadros que acompañan los mapas y las fotografías, encontramos el detalle de la información. Todos los cuadros registran que las superficies comprometidas en el aprovechamiento forestal responden a un Plan Operativo Anual Forestal, lo cual quiere decir que hay un Plan de Manejo sobre la superficie total; así mismo, en los cuadros encontramos que el acto legal no es una concesión forestal sino más bien un “Contrato de Compra de Madera o Venta de Producto Forestal” con las empresas madereras.

Es raro que nuestras autoridades no sepan diferenciar legalmente entre una concesión forestal y un contrato de venta de producto forestal. En el primer caso estamos cediendo un área como concesión para su explotación forestal, en el otro caso estamos vendiendo madera, lo que quiere decir que las empresas no definen cuánto y dónde, sino se rigen por el Plan Operativo Anual Forestal que está en el Plan de Manejo. ¿Y quién dirige el Plan de Manejo? Según la información que está en los cuadros que acompañan los mapas, los representantes legales son dirigentes indígenas que representan a sus comunidades; es decir, los Planes de Manejo están dirigidos por las comunidades indígenas.

Siguiendo esta información observamos que tanto los Planes Operativos Anual Forestal como los Planes de Manejo tienen una resolución administrativa que otorga el derecho. ¿Quién otorga este derecho en la información que nos presenta el ministro Quintana? Claramente en los cuadros tenemos una casilla que dice Resolución Administrativa y allí está la ABT; es decir, la instancia estatal encargada del tema forestal en la estructura de organización del Estado boliviano. Además, son resoluciones del 2007, 2009 y 2010. ¿A quién, por tanto, el ministro Quintana debería pedir cuentas como autoridad que es? Son los propios funcionarios del gobierno de Evo Morales los que dieron permisos para que dichas iniciativas forestales puedan funcionar y beneficiar a las comunidades indígenas del TIPNIS, y si afirmamos que dicha iniciativa es un tráfico de recursos impulsado por dirigentes corruptos, entonces los funcionarios del gobierno que forman parte de la ABT están comprometidos con el tráfico de recursos e involucrados en la corrupción de tal negocio.

Toda persona que se considere investigador de un tema sabe que el uso de la información debe tener una fuente legítimamente reconocida. Cuando nosotros nos acercamos a la información presentada por el Ministro Quintana, encontramos cuadros, mapas, fotos, todo aquello que una persona hoy día puede componer en power point. ¿Qué le da, por tanto, validez a la información que nos presenta el Ministro? En mi opinión, la fuente de información válida son los contratos notariados que anexa como información. En realidad esa es la fuente de información válida porque tiene un origen que no es manipulable por la persona que nos está mostrando dicha información. En ese sentido, ¿qué dicen los contratos notariados?

Lo primero que sale a la vista es un título que define el carácter legal del documento y ese título dice “Contrato Privado de Compra Venta de Producto Forestal”; lo segundo que sale a la vista es que el sujeto vendedor son comunidades indígenas que están representadas por personas en calidad de dirigentes de las comunidades mencionadas, lo tercero que sale a la vista es que son contratos por 4 o 5 años susceptibles de extenderse en caso de buena relación comercial, lo cuarto que se muestra es que existe una clausula relativa a la fiscalización de la venta del producto forestal que está en manos del director del SERNAP-Beni, el quinto aspecto que sobresale es que los vendedores, en su condición de originarios, son titulares del derecho al aprovechamiento forestal así mismo representantes legales de los Planes Operativos Anuales, Planes que se encuentran –dice el texto notariado– legalmente autorizados por la ABT, siendo considerados los Planes Operativos a cuenta del Plan General de Manejo Forestal que tiene su representante legal en los originarios titulares del derecho forestal. Citando los textos notariados “En consecuencia manifiestan contar con la suficiente personería legal en base a sus usos y costumbres para firmar el presente contrato de Venta de Productos Forestales Maderables provenientes de los Planes Operativos Anuales Forestales y Planes Generales de Manejo Forestal referidos en los párrafos anteriores, por así convenir a los intereses sociales del TIPNIS” (Distrito Judicial del Beni, Gerardo Peña, Notario de Fe Pública de Primera Clase, Nº 3, mayo del 2008).

La fuente documental que son los contratos notariados donde se establece el carácter legal de la actividad forestal que venían desarrollando las comunidades del TIPNIS, desmiente claramente lo que el Ministro Quintana denuncia; esto es, concesiones forestales a empresas madereras, actividad forestal donde las comunidades no definen nada y menos sus beneficios, aprovechamiento de madera donde las comunidades pierden derechos sobre su territorio y las empresas se apropian de los derechos forestales que tienen las comunidades indígenas en su territorio. Actividad forestal que por el carácter ilícito con que se desarrolla, sirve única y exclusivamente a dirigentes corruptos, dirigentes que se han enriquecido con los recursos que pertenecen a las comunidades y que a nombre de proyectos de desarrollo, ellos son los únicos beneficiarios. Los mismos argumentos se esgrimen para los planes de aprovechamiento de cuero de Saurio y el plan de ecoturismo en la zona, siendo que ambos, al igual que la actividad forestal, cuentan con el acto administrativo de aprobación que en ambos casos –saurios y ecoturismo– está avalado por el SERNAP.

Ciertamente, lo que amerita es discutir el tema en base a los documentos y fuente de información primaria, no en base a las apreciaciones de un Ministro. Son varios los aspectos que se derrumban en la argumentación del ministro Quintana, cuando uno acude a la fuente de información de origen, mucho más cuando uno ve el proceso de programas de desarrollo comunitario que fueron pensados y formulados a lo largo de 3 años entre el SERNAP y la sucentral TIPNIS, programas que consideraron criterios de desarrollo para las comunidades y criterios de conservación para el sostenimiento del área protegida. Ciertamente, el epicentro de la información del Ministro apunta a deslegitimar dirigentes, usando el criterio de corruptos y vividores, insistiendo en que dicho señalamiento es sobre todo para Fernando Vargas quién es la expresión más clara de corrupción.

Debemos señalar, para finalizar este balance, que nuevamente los documentos notariados son la fuente de información aclarativa en la temática. Así, los contratos de Venta de Producto Forestal han sido firmados por Alejandro Yuco Semo y Pedro Vare Noe, ambos en calidad de dirigentes de la subcentral Sécure, junto con Dionisio Puma y Emilio Nosa, que presiden el Comité de Gestión del Bloque II que incluye a las comunidades de: Villa Hermosa, La Cachuela, Puerto Totora, San José del Sécure, Santo Domingo y San Juan de la Curva (comunidades alto Sécure).

Lo mismo ocurre con el contrato notariado de Venta de Producto Forestal del Bloque I que incluye a las comunidades de: Oromomo, Areruta, Asunta y Ushwea (alto Sécure), donde los firmantes son, Alejandro Yuco Semo, María Placida Muiba y Pedro Vare, como dirigentes de la subcentral Sécure, junto Edgar Flores Nosa y Silviano Mervi Hervi, como representantes del Comité de Gestión del Bloque I. Existe también un contrato de Venta de Producto Forestal en la zona sur del TIPNIS, siendo los beneficiarios de dicho contrato las comunidades del CONISUR. El documento notariado es firmado por Gumercindo Pradel en calidad de dirigente del CONISUR, Mauricio Guaji Muiba como representante del Comité de Gestión Bloque II – zona sur– y la señora Rosa Chao dirigente de la CPITCO; las comunidades beneficiarias son: Fátima de Moleto, San José de Angosta, 3 de Mayo, San Antonio, Santa Rosita, El Carmen, Puerto Pancho, San Jorgito y Puerto Beni.

En todos los documentos notariados podemos observar que no hay ni un solo documento que sea firmado por Fernando Vargas como representante de las comunidades indígenas del TIPNIS. ¿Por qué ensañarse con este dirigente si en los documentos de información que nos ofrece el Ministro Quintana éstos no llevan su firma? ¿Por qué destinar todas las armas de deslegitimación cuando él no formó parte de la elaboración de los Planes de Aprovechamiento Forestal o los Planes de Aprovechamiento de Cuero de Saurios? Nada en cambio se dice de Gumercindo Pradel quien firmó los documentos notariados en representación de las comunidades del CONISUR o de Pedro Vare que firmó en representación de las comunidades del alto Sécure. Todo lo contrario, ambos dirigentes son premiados por el gobierno en tanto tuvieron un lugar privilegiado en la negociación de la Ley de Consulta 222 y gozan de los beneficios políticos que supone estar cerca del gobierno; es decir, estar de acuerdo con la Consulta Previa y de acuerdo con la carretera. Gumercindo Pradel, como nunca ocurrió en un pasado, hoy día tiene un acceso privilegiado a las decisiones políticas de las Federaciones del Trópico de Cochabamba y Pedro Vare se ha convertido en el segundo dirigente de la CIDOB, después de Melva Hurtado.

Inconsistencias y desconocimiento de las dinámicas territoriales del TIPNIS por parte de los funcionarios del gobierno de Evo Morales, todo para justificar el engaño monumental de hacerles creer a las comunidades indígenas del TIPNIS que la intangibilidad les quita derecho sobre sus recursos y para negociar el proyecto de la carretera con dirigentes leales al gobierno y no a su pueblo.

* Investigadora.

Volver atrás
Enviar el artículo por E-mail
close



14 * 2 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Compartir el artículo en Facebook Versión para mprimir
+ Restaurar tamaño del texto -
Mas informacion
Uhr 18

min.

... a fondo

La influencia histórica de la convicción patriótica

Eduardo Paz Rada

La historia de la sociedad boliviana ha estado marcada por la dinámica y las contradicciones de las relaciones con las potencias capitalistas mundiales en torno a la explotación de los recursos naturales acompañada con la dominación política e ideológica sobre el conjunto de América Latina. En este contexto, los estudios, aportes y (...) :: Más detalles

Otros artículos de análisis

El gobierno de Evo Morales acelera el montaje de la planta nuclear

AnaliaPandoCabildeo

¿Por qué el gobierno de Evo Morales quiere gastar más de 2 mil millones de dólares en la construcción de (...)

Elites económicas y decadencia sistémica

Jorge Beinstein

A raíz de la llegada Mauricio Macri a la presidencia se desató en algunos círculos académicos argentinos la (...)

El gobierno del MAS se hunde en un mar de mentiras

AmaliaPandoCabildeo

El gobierno del MAS ha perdido tres elecciones consecutivas desde 2014 porque las grandes mayorías, sobre todo urbanas, ya no creen (...)

Quintana tiene el hábito de desviar fondos públicos y de impartir “línea” a los periodistas

Wilson García Mérida

La difusión de un audio que registra una reunión “de trabajo” entre el ministro de la Presidencia Juan (...)

la frase

Álvaro García ha leído pocos libros Cita a Hegel pero leyó citas de citas nada más Por eso carece de espíritu humanista y sufre acomplejamiento social e intelectual

Wálter Chávez, ex asesor del MAS

¿Cuál es el principal desafío del nuevo gobierno

  • Seguridad ciudadana
  • Lucha contra el narcotráfico
  • Industrialización
  • Empleo y educación
  • Otros

Encuesta vigente desde el 13-10-2014

Encuesta anterior:

Por quién votará en las elecciones de 2014