Miercoles 15 de agosto del 2018
 
x

¿Olvidó su contraseña?

Área: Opinión >> Comentarios y enfoque
Actualizado el 2012-10-02 a horas: 00:35:56

Más mentiras para la consulta fraudulenta en el TIPNIS

Remberto Cárdenas Morales *

Voceros del gobierno mienten sin medida, al tiempo que ejecutan una consulta fraudulenta. Por tanto, debemos empeñarnos en establecer la verdad cuando los gobernantes hablan sobre el TIPNIS y respecto de lo que hacen sus defensores de la reserva natural (de todos los bolivianos) y del territorio indígena (de trinitarios, yuracarés y chimanes).

  • Artículos relacionados

Artículos que le pueden interesar

El contenido de estas páginas no refleja necesariamente la opinión de Bolpress

El Presidente boliviano, para nosotros, le mintió a la transnacional CNN y a los bolivianos, al afirmar que ni el ex ministro de Gobierno (Sacha Llorenti) ni el Vicepresidente ni él dieron la orden para la represión de los marchistas indígenas en Chaparina-Beni, hace un año. Y el primer mandatario, como para reforzar la falsedad difundida, repitió que esa acción represiva fue resultado de la ruptura de la cadena de mando, es decir, que algún jefe policial instruyó lo que ellos llaman “intervención”.

Esa mentira del Presidente —él sabe que en este caso falta a la verdad, que viola el ama llulla constitucional— queda descubierta porque fue decisión gubernamental y por tanto instrucción presidencial, como en toda “cuestión” de Estado, que la VIII marcha indígena en defensa del TIPNIS no debía llegar a La Paz. Por eso el bloqueo de los colonizadores en Yucumo-Beni, por eso los efectivos policiales fueron a reforzar el cerco para cerrar el paso a los machistas, por eso la represión que tuvo como mira política desbaratar la marcha, también por eso se intentó trasladar a los marchistas hasta lugares próximos a sus casas o en lo posible hasta sus hogares.

El jefe policial, que comandó el operativo en Chaparina, avisó que la denominada por ellos “intervención” de la VIII marcha, se la ejecutó por “órdenes llegadas desde La Paz”.

La mayoría del pueblo se convence cada vez más que la orden para la represión en Chaparina la dio el Presidente, no hay ni un solo antecedente que sugiera que en ese caso el primer mandatario no conoció nada sobre la acción policial. Nosotros sabemos que el Presidente es el que decide si los policías entran o no en acción con vistas a resolver un conflicto. Los ministros de gobierno, en este tiempo de Evo, en todos los casos fueron y son obedientes ante las órdenes del Presidente.

Por eso suena a raro, para decir lo menos, lo que dice el diario paceño Página Siete en su editorial del jueves 27 acerca de los hechos repudiables de Chaparina. Para ese diario alguien miente, pero en ningún caso el Presidente. Otra vez se sugiere en ese texto que algún mando medio o funcionario de menor rango respecto de un ministro es el autor intelectual de ese hecho que sigue conmoviendo a gente del pueblo, a los indígenas como a ningún otro sector social. Citamos:

“Evidentemente, no puede dudarse de la fe del Presidente del Estado, uno de los más exigentes con el cumplimiento del ama llulla, uno de los tres pilares de la constitucionalizada trilogía que sustenta la filosofía de vida de la cultura ancestral boliviana. Sin embargo, alguien de niveles intermedios tiene que estar mintiendo”. Según Página Siete, por tanto, el Presidente dijo la verdad a CNN y en consecuencia ni él, ni el Vicepresidente, ni el ex Ministro de Gobierno dieron la orden para la represión a los marchistas defensores del TIPNIS. Y la deducción sería que algún jefe policial dispuso esa intervención. Más aún, un funcionario intermedio ordenó la represión con lo que sobrepasó a los tres importantes servidores públicos citados.

¿Será responsable esa opinión de Página Siete sobre lo dicho por el Presidente respecto de la orden para la represión en Chaparina? La nueva Constitución Política dispone que los medios de difusión deben informar con veracidad y opinar con responsabilidad.

Otra mentira es lo que casi todos los días propaga el Ministro de Obras Públicas. Que 40 comunidades del TIPNIS dijeron sí a la carretera de la discordia, entre Villa Tunari-San Ignacio de Moxos, por medio de la reserva natural y del territorio indígena.

Testimonios de varios dirigentes indígenas señalaron que la información de ese Ministro es una falacia. Que en realidad no se consulta a los indígenas sobre esa obra o que a esos habitantes se les pregunta si necesitan servicio de salud y educación o si aceptan o rechazan la intangibilidad del TIPNIS.

Asimismo, los consultados son, básicamente, los productores de coca del Conisur (Consejo Indígena del Sur) que no son habitantes del TIPNIS, excepto los comunarios de Santísima Trinidad, territorio indígena sobreviviente en medio de colonizadores del Polígono 7.

En las últimas horas, líderes indígenas que han recorrido por el TIPNIS, entre ellos Fernando Vargas, comunicaron que han constatado que la mayoría de los comunarios del lugar no han sido consultados, a pesar de que esa consulta no dejó de ser posterior, mentirosa, de mala fe y que no aplica los usos y costumbres de los originarios.

A propósito de los usos y costumbres es urgente que la gente del pueblo rechace la sugerencia del Ministro de la Presidencia el que dijo que aquella consulta fraudulenta debe seguir fuera del TIPNIS porque la Ley 222 no prohíbe que se lo haga en cualquier lugar, acotó el Ministro de Obras Públicas.

Sin embargo, sobre la continuación de la consulta en la capital de Beni, Trinidad, los gobernantes muestran diferencias. El Ministro de Gobierno opina que la consulta debe hacerse según los usos y costumbres de los indígenas, así como mandan las normas internas e internacionales que son leyes en Bolivia; por tanto, dentro del TIPNIS. A su vez el senador que preside la bancada parlamentaria del MAS considera que si la consulta sigue en Trinidad se desacreditará más de lo que ya está.

Para los dirigentes indígenas esa consulta ya fracasó. Empero, los gobernantes tienen presente en su accionar la instructiva del Presidente. Éste, en una reunión de expertos del gobierno, les dijo: consulta y carretera.

La consulta fraudulenta que llevan a cabo los gobernantes busca objetivos políticos: poner a la vista de los bolivianos que los inquilinos del Palacio de Gobierno ajustan su conducta a la Constitución Política y a las otras normas, que sobre todo facilitan el ejercicio de la democracia por el pueblo; democracia cada vez más recortada para la mayoría de los indígenas de Bolivia.

Advertimos que a los gobernantes les importa muy poco la forma autoritaria y el contenido fraudulento de la consulta que, en el TIPNIS, enfrenta la resistencia de los dueños de esa Tierra Comunitaria de Origen (TCO).

Los resultados de la consulta en el TIPNIS, que recogen y que difunden los gobernantes, son amañados. Por eso con sobrada razón los líderes indígenas consideran que esa consulta ya fracasó.

* Periodista editor del Semanario Aquí.

Volver atrás
Enviar el artículo por E-mail
close



11 * 3 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Compartir el artículo en Facebook Versión para mprimir
+ Restaurar tamaño del texto -
Mas informacion
Uhr 6

min.

... a fondo

La influencia histórica de la convicción patriótica

Eduardo Paz Rada

La historia de la sociedad boliviana ha estado marcada por la dinámica y las contradicciones de las relaciones con las potencias capitalistas mundiales en torno a la explotación de los recursos naturales acompañada con la dominación política e ideológica sobre el conjunto de América Latina. En este contexto, los estudios, aportes y (...) :: Más detalles

Otros artículos de análisis

El gobierno de Evo Morales acelera el montaje de la planta nuclear

AnaliaPandoCabildeo

¿Por qué el gobierno de Evo Morales quiere gastar más de 2 mil millones de dólares en la construcción de (...)

Elites económicas y decadencia sistémica

Jorge Beinstein

A raíz de la llegada Mauricio Macri a la presidencia se desató en algunos círculos académicos argentinos la (...)

El gobierno del MAS se hunde en un mar de mentiras

AmaliaPandoCabildeo

El gobierno del MAS ha perdido tres elecciones consecutivas desde 2014 porque las grandes mayorías, sobre todo urbanas, ya no creen (...)

Quintana tiene el hábito de desviar fondos públicos y de impartir “línea” a los periodistas

Wilson García Mérida

La difusión de un audio que registra una reunión “de trabajo” entre el ministro de la Presidencia Juan (...)

la frase

Álvaro García ha leído pocos libros Cita a Hegel pero leyó citas de citas nada más Por eso carece de espíritu humanista y sufre acomplejamiento social e intelectual

Wálter Chávez, ex asesor del MAS

¿Cuál es el principal desafío del nuevo gobierno

  • Seguridad ciudadana
  • Lucha contra el narcotráfico
  • Industrialización
  • Empleo y educación
  • Otros

Encuesta vigente desde el 13-10-2014

Encuesta anterior:

Por quién votará en las elecciones de 2014