Sábado 23 de junio del 2018
 
x

¿Olvidó su contraseña?

Área: Internacional >> Resto del mundo
Actualizado el 2012-03-04 a horas: 05:18:50

La avalancha de críticas irrita a Israel

Palestina, números de una ocupación execrable

Ulises Canales *

El Cairo (PL).- La ocupación y el bloqueo de territorios palestinos por parte de Israel, más allá de su inherente naturaleza expoliadora, revela la perversión de una práctica que anula el desarrollo y autogobierno de un pueblo, causándole perjuicios millonarios. El año pasado, 125 palestinos murieron y 2.144 resultaron heridos por las fuerzas de seguridad y los colonos israelíes. Según la ONU, 1.351 infantes perdieron la vida entre 2000 y 2011.

  • Artículos relacionados

Artículos que le pueden interesar

Discursos políticos en múltiples tribunas mundiales, incluida la ONU, e iniciativas negociadoras de países árabes y occidentales, han sido insuficientes para detener la lenta aniquilación de los palestinos en la ocupada Cisjordania y en la sitiada Franja de Gaza.

A juzgar por consideraciones de Tarik Alami, jefe de temas emergentes y conflictos de la Comisión Económica Social de la ONU para Asia Occidental, una primera repercusión de la usurpación territorial sionista es la obstaculización de la autosuficiencia de los palestinos.

Un informe presentado durante el reciente seminario sobre el impacto económico y social de esa política sionista en El Cairo expuso cifras estremecedoras de la represión, uso de la fuerza, robo de propiedades y ampliación de asentamientos judíos por los israelíes, así como el impacto en los recursos naturales y el medio ambiente.

La economía de la Autoridad Nacional Palestina (ANP) sufre anualmente pérdidas por unos siete mil millones de dólares a causa de la ocupación, lo cual ha convertido a esos territorios en una de las economías más dependientes de ayuda en el mundo. Al respecto, el embajador de la ANP en la ONU, Riyad Mansour, señaló en una entrevista con Prensa Latina que el costo de la dominación es fácilmente cuantificable, de ahí que, si termina esa política, "seremos capaces de ser autosuficientes y no necesitaremos ayuda externa".

Los siete mil millones de dólares que perdió la economía palestina en 2010 equivalen a casi el total del Producto Interno Bruto (PIB) anual, y ese daño se produjo privando a los residentes en Cisjordania, Jerusalén Este y Gaza de acceder a sus recursos naturales.

Tierra, agua, minerales, gas natural, pesca y otros rubros se incluyeron entre los recursos imposibles de explotar por los palestinos, de acuerdo con Mansour y cifras aportadas por la ONU.

En materia de derechos humanos, 125 palestinos murieron y dos mil 144 resultaron heridos por las fuerzas de seguridad y los colonos israelíes en 2011, cuando más de dos tercios de las bajas se produjeron en hechos ligados a la actividad en los asentamientos judíos.

Según la ONU, el año pasado perecieron 16 niños y otros 441 quedaron lesionados por abusos israelíes, un dato que elevó a mil 351 la cifra de infantes muertos por soldados y colonos entre 2000 y 2011.

Desde que se produjo la invasión, en 1967, hasta 2010 se registraron más de 760 mil detenciones de palestinos por fuerzas israelíes, incluidos 15 mil niños, de los que en promedio 192 estuvieron en prisión en 2011 y al menos 63 sufrieron torturas o enfermedades.

Vale recordar que entre 500 y 700 menores palestinos son procesados cada año en cortes militares de Israel, muchas veces por participar en movilizaciones contra las demoliciones de casas, una práctica incrementada ahora en un 80 por ciento respecto a 2010.

Como mínimo, 21 mil 200 palestinos quedaron sin sus viviendas desde 2004 a la fecha como resultado de las demoliciones, de ellos 620 vieron echar abajo sus residencias en 2011, mientras mil 94 fueron forzados a desplazarse y cuatro mil 164 sufrieron afectaciones directas.

A esos datos referidos a la Ribera Occidental, hay que añadir las 23 mil 500 personas aún sin techo en Gaza debido a la imposibilidad de reconstruir 15 mil unidades habitacionales devastadas en el enclave durante los bombardeos de la Operación Plomo Fundido (2008-2009).

En Jerusalén Este, la parte de la ciudad santa que los palestinos aspiran a convertir en capital de su futuro Estado, los árabes han sido víctimas de la expropiación de al menos 23 millones 378 mil metros cuadrados desde 1968, y 390 derribos de casas desde 2004.

Las limitaciones para edificar en esa zona de la ciudad y la revocación de 13 mil 115 permisos de residencia para palestinos de 1967 a 2009, hace que unas 60 mil personas estén amenazadas de convertirse en "sin techos".

Todo ese hostigamiento ayuda a reforzar una estrategia de "judaización" de territorios árabes a partir de la ampliación de más asentamientos ilegales, según denunciaron expertos durante una conferencia sobre Jerusalén, realizada a finales de febrero en Catar.

Las estadísticas de la referida instancia de la ONU sostienen que hasta mediados de 2010 vivían 517 mil 774 colonos en 144 asentamientos que la ONU tacha de ilegales, y en otros 100 barrios o puestos de avanzada fuera de esas colonias, ilícitos incluso bajo la ley israelí.

Sólo a modo de ejemplo, en el año pasado la tasa de construcción en asentamientos israelíes de Cisjordania y Jerusalén duplicó el nivel de las obras de albañilería dentro de Israel, y los extremistas judíos utilizan allí carreteras marcadas sólo para el acceso de israelíes.

En la Ribera Occidental, el Estado sionista se anexó un 13 por ciento del territorio, sigue construyendo un muro gigantesco que afecta a 855 mil palestinos, mantiene a 33 mil atrapados entre ese valladar y la llamada Línea Verde, y cercenó Jerusalén del resto de Cisjordania.

Unos 170 millones de metros cuadrados de tierra fértil están aislados por el muro de segregación, y los asentamientos vierten 40 millones de metros cúbicos de aguas residuales y desechos sólidos cada año en suelo palestino. Hasta diciembre pasado, se contabilizaron 557 obstáculos, entre puestos de control militar, zanjas, montículos de arena y otros medios para restringir el movimiento de palestinos dentro de su propia tierra.

A causa de la usurpación israelí, el PIB per cápita en 2010 fue un 30 por ciento menor que en 2000, un 22 por ciento de los palestinos se sumió en la pobreza en 2009, y la taza de desempleo creció a un 24 por ciento en la primera mitad de 2011.

Por lo menos un millón 430 mil palestinos sufre inseguridad alimentaria, dos de cada tres niños en Gaza presenta reacción severa y moderada a traumas, y el bloqueo impuso a la gente "sacrificios inaceptables, escogiendo a menudo entre alimento, medicina o agua".

La inaccesibilidad a tierras en Gaza causa a la economía pérdidas de aproximadamente 75 mil toneladas métricas de producción potencial anual, y el promedio de acceso a agua fresca para consumo doméstico es de 73 litros por persona/día en Cisjordania y 52 en la franja.

Israel impone una zona de restricción de uno a 1,5 kilómetros dentro del enclave de Gaza, negando a los palestinos el acceso al 35 por ciento de los terrenos cultivables. Asimismo, el bloqueo marítimo prohíbe pescar más allá de tres millas náuticas de la costa del Mediterráneo en Gaza, lo cual afecta directamente a 65 mil personas.

La lista de problemas e indicadores sociales negativos derivados de la ocupación israelí es extensa y, sobre todo, ilustrativa del drama de un pueblo que reprocha a las mayores potencias del mundo seguir usando dos medidas para abordar el conflicto cardinal de Medio Oriente.

* Corresponsal de Prensa Latina en Egipto.

*****

Israel molesto por críticas

El 27 de febrero, el primer ministro de Israel Benjamín Netanyahu mostró su irritación por la avalancha de críticas a su política de alterar la esencia árabe y musulmana de Jerusalén, particularmente las del presidente palestino Mahmoud Abbas. Netanyahu, cuyo gobierno derechista ha impulsado la ampliación de los asentamientos judíos en los territorios ocupados de Cisjordania y Jerusalén, calificó de "discurso incendiario" las palabras pronunciadas este domingo por Abbas en una conferencia que tiene lugar en Catar.

Pese a que su administración ha llevado al estancamiento de las negociaciones con la Autoridad Nacional Palestina (ANP), el primer ministro opinó que la postura de Abbas "socavan los esfuerzos de paz" con el Estado sionista. Al hablar en la conferencia internacional sobre Jerusalén, Abbas acusó a Tel Aviv de querer destruir la mezquita Al-Aqsa, considerada el tercer lugar sagrado del Islam y donde se hallan dos templos bíblicos judíos, por lo que también es un sitio santo para el judaísmo.

Igualmente, denunció que Israel lleva a cabo en los últimos años una "batalla final" encaminada a la "limpieza étnica" para "borrar el carácter árabe, musulmán y cristiano de Jerusalén Este", ocupado en 1967 y donde los palestinos instalarían la capital de su futuro Estado. Por lo mismo, recabó ayuda para evitar que los palestinos "sean convertidos en una minoría en su propia ciudad", e invitó a toda la comunidad árabe musulmana a visitar la ciudad santa.

"Visitar a un prisionero es un acto de apoyo y no de normalización con el carcelero", remarcó al aludir a los palestinos como rehenes de la ocupación, e insistir en que "Jerusalén debe ser título central en los vínculos de países árabes e islámicos con el mundo". Netanyahu, por su lado, expresó disgusto por la presencia del enviado especial del secretario general de la ONU para Medio Oriente, Robert Serry, en la conferencia de Doha, y la denuncia del grupo israelí de derechos humanos BT´Selem sobre la judaización de la urbe.

BT´Selem indicó que "la meta primaria del gobierno de Israel en Jerusalén ha sido crear una situación demográfica y geográfica que frustrará todo intento futuro de desafiar la soberanía israelí sobre la ciudad", aumentando el número de judíos y reduciendo el de palestinos. Abbas también afirmó que el gobierno sionista pretende construir en la ciudad anexada un templo judío sobre las ruinas de Al-Aqsa, tema por el cual se registraron enfrentamientos el pasado fin de semana, con saldo de un palestino muerto y 11 policías israelíes heridos.

Por otro lado, Naciones Unidas denunció la decisión de Israel de autorizar la edificación de más de 500 nuevas viviendas en el asentamiento para colonos israelíes en Shilo, situado en Cisjordania ocupada. Se trata de la mayor construcción planificada hasta ahora por el actual gobierno de Tel Aviv, según una declaración difundida por el buró del Comité de Naciones Unidas para el Ejercicio de los Derechos Inalienables del Pueblo Palestino.

Con esa decisión, dice el comunicado de ese cuerpo de la ONU, Tel Aviv continúa ignorando los llamamientos de la comunidad internacional para que ponga fin a la ilegal actividad de los asentamientos. Además afecta una eventual reanudación de las conversaciones de paz sobre el Medio Oriente y el logro de la solución de dos Estados (uno israelí y otro palestino), apunta el texto.

El comité de la ONU deplora que al mismo tiempo Israel acelera los trabajos de demolición de hogares palestinos que fueron levantados sin su permiso en los territorios ocupados, incluido Jerusalén Oriental. El coordinador especial para ese proceso de paz, Robert Serry, también repudió la aprobación de más asentamientos en tierras palestinas y la autorización retroactiva de los otros ya edificados.

El diplomático recordó que el programa de esas colonias es ilegal y contrario a las obligaciones internacionales de Tel Aviv. Serry dijo que esas consideraciones fueron reiteradas por el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, durante una visita que realizó a principios de febrero a Israel y los territorios palestinos ocupados. En esas dos escalas el titular de Naciones Unidas insistió en la necesidad de reanudar las conversaciones de paz entre israelíes y palestinos, paralizadas desde hace más de dos años por la intransigencia de Tel Aviv en continuar con los asentamientos.

Israel y petróleo, prioridades EE.UU. en Medio Oriente

El líder del movimiento de resistencia libanés Hizbulah (Partido de Dios) Hassan Nasrallah llamó a la unidad de los musulmanes frente a Estados Unidos, cuyas dos preocupaciones en Medio Oriente -aseveró- son Israel y el petróleo.

Durante un discurso pronunciado por videoconferencia en ocasión del cumpleaños del Profeta Mahoma, el secretario general de la agrupación chiita defendió la imagen de Irán y Siria frente a la ofensiva política, mediática y militar de Washington y sus aliados.

Al respecto, Nasrallah acusó a las "potencias arrogantes" (Occidente) de no desear la unidad entre los musulmanes, para poder materializar sus ambiciones, y negó categóricamente que Irán esté promoviendo un "expansionismo chiita" en la región y en el mundo.

Criticó con dureza el intervencionismo estadounidense para ayudar a su aliado sionista y, como contrapartida, presentar una imagen negativa de Irán en la región. "Washington tiene solo dos preocupaciones en Medio Oriente, Israel y el petróleo". Por otro lado, el jeque chiita agradeció en su discurso seguido por miles de partidarios en Beirut el respaldo de la República Islámica de Irán al movimiento de resistencia libanés, y la solidaridad con el gobierno del presidente sirio, Bashar Al-Assad.

"La única falta de Irán es que derrocó al Shah (Mohamad Reza Pahlavi, en 1979), un espía de Estados Unidos e Israel, y restauró el balance en la región", señaló el líder libanés al agradecer el apoyo de Teherán a Hizbulah durante la llamada Guerra de los 34 días con Israel.

"La resistencia en el Líbano logró la mayor y más importante victoria árabe contra Israel en 2006. Este triunfo no hubiera sido posible sin el apoyo de Irán", enfatizó. Además, confirmó que Hizbulah "no se beneficia únicamente del soporte político y moral, sino también material" de Irán, que también apoya a la resistencia palestina y eso "constituye un orgullo".

Volver atrás
Enviar el artículo por E-mail
close



14 * 6 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Compartir el artículo en Facebook Versión para mprimir
+ Restaurar tamaño del texto -
Mas informacion
Uhr 13

min.

... a fondo

La influencia histórica de la convicción patriótica

Eduardo Paz Rada

La historia de la sociedad boliviana ha estado marcada por la dinámica y las contradicciones de las relaciones con las potencias capitalistas mundiales en torno a la explotación de los recursos naturales acompañada con la dominación política e ideológica sobre el conjunto de América Latina. En este contexto, los estudios, aportes y (...) :: Más detalles

Otros artículos de análisis

El gobierno de Evo Morales acelera el montaje de la planta nuclear

AnaliaPandoCabildeo

¿Por qué el gobierno de Evo Morales quiere gastar más de 2 mil millones de dólares en la construcción de (...)

Elites económicas y decadencia sistémica

Jorge Beinstein

A raíz de la llegada Mauricio Macri a la presidencia se desató en algunos círculos académicos argentinos la (...)

El gobierno del MAS se hunde en un mar de mentiras

AmaliaPandoCabildeo

El gobierno del MAS ha perdido tres elecciones consecutivas desde 2014 porque las grandes mayorías, sobre todo urbanas, ya no creen (...)

Quintana tiene el hábito de desviar fondos públicos y de impartir “línea” a los periodistas

Wilson García Mérida

La difusión de un audio que registra una reunión “de trabajo” entre el ministro de la Presidencia Juan (...)

la frase

Álvaro García ha leído pocos libros Cita a Hegel pero leyó citas de citas nada más Por eso carece de espíritu humanista y sufre acomplejamiento social e intelectual

Wálter Chávez, ex asesor del MAS

¿Cuál es el principal desafío del nuevo gobierno

  • Seguridad ciudadana
  • Lucha contra el narcotráfico
  • Industrialización
  • Empleo y educación
  • Otros

Encuesta vigente desde el 13-10-2014

Encuesta anterior:

Por quién votará en las elecciones de 2014