Lunes 22 de octubre del 2018
 
x

¿Olvidó su contraseña?

Área: Opinión >> Comentarios y enfoque
Actualizado el 2011-10-04 a horas: 11:05:50

Juicio a Evo Morales

¿Genocidio o despropósito?

Alfonso Gumucio Dagron

Al fiscal que admitió la demanda de “genocidio” contra el Presidente Evo Morales y a los diputados opositores que la presentaron, deberían darles duro en la cabeza con un “mataburros”, para que no confundan chorizo con velocidad.

Alfonso Gumucio Dagron

Alfonso Gumucio Dagron

Escritor, cineasta, periodista, fotógrafo y especialista en comunicación para el desarrollo. Ha trabajado en programas de comunicación para el cambio social en África, Asia, América Latina y el Caribe, con agencias de Naciones Unidas, con fundaciones internacionales y ONGs.

Fue miembro de la redacción del Semanario "Aquí" y ha publicado en un centenar de diarios y revistas de Bolivia, América Latina, Europa, Norteamérica, África y Asia. Dirigió películas documentales en varios países. Es Coordinador del Grupo Temático de Comunicación para el Cambio Social en la Asociación Latinoamericana de Investigadores de la Comunicación (ALAIC).

Ha publicado más de veinte libros de poesía, narrativa, testimonio, y estudios sobre literatura, cine y comunicación, entre ellos: Historia del Cine Boliviano (1982); Cine, Censura y Exilio en América Latina (1979); Luis Espinal y el Cine (1986); Las Radios Mineras de Bolivia (1989) en colaboración con Lupe Cajías; Comunicación Alternativa y Cambio Social (1990); La Máscara del Gorila (1982) Premio del Instituto Nacional de Bellas Artes de México; Haciendo Olas: Comunicación Participativa para el Cambio Social (2001), Antología de Comunicación para el Cambio Social (2008).

Contactos con el autor
close

Contacto con Alfonso Gumucio Dagron




7 + 1 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

  • Artículos relacionados

Artículos que le pueden interesar

El contenido de estas páginas no refleja necesariamente la opinión de Bolpress

El diccionario de la Real Academia Española define “genocidio” como “exterminio o eliminación sistemática de un grupo social por motivo de raza, de etnia, de religión, de política o de nacionalidad.”

Como nada de eso ha sucedido, la demanda es a todas luces un despropósito, o quizás una broma de mal gusto para devolverle a Evo Morales un poco de su propia medicina, su manera irresponsable y demagógica de utilizar las palabras, sin apego al significado real.

Por supuesto que no hay genocidio en la represión que ejerció el gobierno contra los indígenas, como tampoco lo hubo en el caso de Goni, cuando el ejército causó alrededor de 70 muertos en El Alto. En ambos casos se trata de represión social y política, con o sin muertos, pero no de genocidio. Aún en los casos de masacres, que los ha habido en varios momentos de la historia de Bolivia, no se ajustan a la noción de genocidio.

Quienes ponen de manera tan ligera la represión de la Marcha indígena al mismo nivel que los genocidios de Ruanda o de la ex Yugoslavia juegan irresponsablemente con cosas muy serias cuyo alcance no entienden porque el cerebro no les alcanza, o porque se enfrascan en la demagogia más burda.

Los problemas alrededor del TIPNIS son muy graves en la medida en que involucran factores geopolíticos internacionales y no solamente motivaciones cocaleras. Detrás de la actitud terca y empecinada de Evo Morales y de su Robespierre de alasitas, están por lo menos tres factores que deben esclarecerse: los intereses geopolíticos de Brasil, los negocios de las empresas constructoras (en las que podría haber involucrados funcionarios del gobierno boliviano), y la decisión política de favorecer la expansión de los cocaleros y del narcotráfico sobre tierras indígenas.

Las demandas contra el gobierno deberían partir de la propia Constitución Política del Estado, que ha sido violada. La paradoja –como hemos visto en ocasiones anteriores- es que se trata de la constitución que fue impuesta por el propio gobierno, a través de un proceso pleno de irregularidades y manipulaciones. Evo Morales se ha convertido en el principal violador de la Constitución que impuso a la fuerza.

Un juicio por genocidio sería desstimado por cualquier juez serio, y de ese modo se desviaría la atención de los verdaderos problemas. En cambio, procedería sin duda establecer un juicio de responsabilidades al presidente por no asumir las que la Constitución le obliga a respetar, o incluso un referéndum revocatorio (a ver si ahora se atreve), ya que hay argumentos suficientes para demostrar que Evo Morales actúa de manera autoritaria y ha puesto al servicio de sus caprichos a todos los poderes del Estado.

Otros artículos de Alfonso Gumucio Dagron

Volver atrás
Enviar el artículo por E-mail
close



9 * 1 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Compartir el artículo en Facebook Versión para mprimir
+ Restaurar tamaño del texto -
Contactar al autor
Uhr 3

min.

... a fondo

La influencia histórica de la convicción patriótica

Eduardo Paz Rada

La historia de la sociedad boliviana ha estado marcada por la dinámica y las contradicciones de las relaciones con las potencias capitalistas mundiales en torno a la explotación de los recursos naturales acompañada con la dominación política e ideológica sobre el conjunto de América Latina. En este contexto, los estudios, aportes y (...) :: Más detalles

Otros artículos de análisis

El gobierno de Evo Morales acelera el montaje de la planta nuclear

AnaliaPandoCabildeo

¿Por qué el gobierno de Evo Morales quiere gastar más de 2 mil millones de dólares en la construcción de (...)

Elites económicas y decadencia sistémica

Jorge Beinstein

A raíz de la llegada Mauricio Macri a la presidencia se desató en algunos círculos académicos argentinos la (...)

El gobierno del MAS se hunde en un mar de mentiras

AmaliaPandoCabildeo

El gobierno del MAS ha perdido tres elecciones consecutivas desde 2014 porque las grandes mayorías, sobre todo urbanas, ya no creen (...)

Quintana tiene el hábito de desviar fondos públicos y de impartir “línea” a los periodistas

Wilson García Mérida

La difusión de un audio que registra una reunión “de trabajo” entre el ministro de la Presidencia Juan (...)

la frase

Álvaro García ha leído pocos libros Cita a Hegel pero leyó citas de citas nada más Por eso carece de espíritu humanista y sufre acomplejamiento social e intelectual

Wálter Chávez, ex asesor del MAS

¿Cuál es el principal desafío del nuevo gobierno

  • Seguridad ciudadana
  • Lucha contra el narcotráfico
  • Industrialización
  • Empleo y educación
  • Otros

Encuesta vigente desde el 13-10-2014

Encuesta anterior:

Por quién votará en las elecciones de 2014