Lunes 30 de marzo del 2020
 
x

¿Olvidó su contraseña?

Área: Opinión >> Comentarios y enfoque
Actualizado el 2011-06-03 a horas: 00:23:06

Revuelta contra el sistema

Indignados catalanes

Alfonso Gumucio Dagron

Aterricé el domingo 29 de mayo en una Barcelona convulsionada por dos manifestaciones importantes: en las amplias avenidas de la ciudad, la celebración bullanguera por la victoria, la noche anterior, del Barcelona FC sobre el Manchester United en la Liga de Campeones de Europa (vi el partido justo antes de salir de México); y en la Plaza Cataluña, la ocupación pacífica de los indignados y que un par de días antes fueron reprimidos con violencia por los “mossos” de la policía autonómica.

Alfonso Gumucio Dagron

Alfonso Gumucio Dagron

Escritor, cineasta, periodista, fotógrafo y especialista en comunicación para el desarrollo. Ha trabajado en programas de comunicación para el cambio social en África, Asia, América Latina y el Caribe, con agencias de Naciones Unidas, con fundaciones internacionales y ONGs.

Fue miembro de la redacción del Semanario "Aquí" y ha publicado en un centenar de diarios y revistas de Bolivia, América Latina, Europa, Norteamérica, África y Asia. Dirigió películas documentales en varios países. Es Coordinador del Grupo Temático de Comunicación para el Cambio Social en la Asociación Latinoamericana de Investigadores de la Comunicación (ALAIC).

Ha publicado más de veinte libros de poesía, narrativa, testimonio, y estudios sobre literatura, cine y comunicación, entre ellos: Historia del Cine Boliviano (1982); Cine, Censura y Exilio en América Latina (1979); Luis Espinal y el Cine (1986); Las Radios Mineras de Bolivia (1989) en colaboración con Lupe Cajías; Comunicación Alternativa y Cambio Social (1990); La Máscara del Gorila (1982) Premio del Instituto Nacional de Bellas Artes de México; Haciendo Olas: Comunicación Participativa para el Cambio Social (2001), Antología de Comunicación para el Cambio Social (2008).

Contactos con el autor
close

Contacto con Alfonso Gumucio Dagron




15 - 4 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

  • Artículos relacionados

Artículos que le pueden interesar

El contenido de estas páginas no refleja necesariamente la opinión de Bolpress

Por un lado el orgullo nacionalista que provocan los deportistas del Barça y por otro la indignación de los acampados que desafían al sistema económico, político y social que no sirve porque perpetúa las desigualdades y las injusticias sociales. En la Plaza Sol de Madrid, en la Plaza Cataluña de Barcelona y en tantas otras ciudades de España y de Europa, los que manifiestan están indignados contra los partidos políticos tradicionales, indignados contra las prácticas expoliadoras de los bancos, indignados contra el costo de vida, indignados contra la especulación inmobiliaria, indignados contra la falta de oportunidades de trabajo, indignados contra los medios masivos de información que desinforman, indignados contra el trato humillante que se da a los inmigrantes, indignados porque el sistema educativo y de salud son insuficientes, indignados –en fin- porque viven una vida sn horizontes, donde los valores humanos han sido malversados.

La filosofía del movimiento está sembrada en rótulos y pancartas en toda la Plaza Cataluña: “Si no nos dejan soñar, no los dejaremos dormir”, “¿dónde está la izquierda?: al fondo, a la derecha”, “disculpen las molestias, estamos construyendo algo mejor”, “sin violencia, resistencia”, “democracia, ¿dónde estás?, “no hay mejor manera de impedir que seas libre que haciéndote creer que lo eres”, “resistir para existir”, “reiniciando el sistema, haz clic aquí”, “el sistema es el cáncer, nosotros la cura”, “consigamos lo imposible, y luego ya veremos”, “hemos sido hijos de la comodidad, pero no seremos padres del conformismo”, “nuestros sueños no caben en sus urnas”, “las putas insistimos: los políticos y los “mossos” no son nuestros hijos”, “un banquero se balanceaba sobre la burbuja inmobiliaria, como veía que no se caía, fue a llamar a otro banquero…”, y naturalmente frases de Gandhi o del “Ché” como “la revolución no se lleva en los labios para vivir de ella, se lleva en el corazón para morir por ella”.

Bajo el sugerente título de “Body (Porra) Art” un montaje fotográfico muestra imágenes de la piel lacerada de quienes fueron golpeados por los “mossos” durante el violento desalojo del 27 de mayo.

Las estatuas de la plaza han sido transfiguradas en personajes que aluden a las reivindicaciones, envueltos en banderas o con máscaras. Como si las casualidades existieran el paisaje urbano parece armonizar con la filosofía de los acampados, en el extremo norte de la Plaza Cataluña una gigantesca valla publicitaria de Hunday muestra un gorila y el lema: “Otra manera de pensar es posible”.

Conversé con los acampados para indagar sobre sus motivaciones y su planes.

“Creo que lo que tenemos que aportar es el modelo, para que la gente en todo el mundo salga a las plazas y tome sus decisiones, sin necesidad de intermediarios políticos, para cambiar el mundo. Estamos trabajando la estrategia, pero es un proceso espontáneo, no tenemos todo los puntos claros, aquí hay dos mil personas y dos mil discursos, y tenemos que mantener la pluralidad porque es un movimiento de base y del pueblo”, me dice Marín, de la Comisión de Comunicación, pero aclara “no soy representante de nadie”.

Uno de los encargados de la “Biblioteca del Pueblo” añade: “Estamos aquí defendiendo los derechos de todos, porque no puede ser que el mercado y los bancos sean los que controlen el mundo cuando nosotros depositamos nuestros votos en una urna; estamos intentando crear otra manera de vivir”.

Las radios libres Contrabanda (91.4 FM), Bronka (104.5 FM), Línea IV (103.9 FM) y RSK (107.1 FM) transmiten a lo largo del día informaciones y reportajes sobre el movimiento de los indignados, y han formado una plataforma de coordinación. Además los acampados tienen un blog en Wordpress y un muro en Facebook.

Se han organizado en comisiones, y ya tienen previsto que estas sigan funcionando de manera descentralizada, aún cuando se vean obligados o decidan voluntariamente levantar el campamento de Plaza Cataluña. Hay comisiones de educación, de salud, de migración, de cultura, de comunicación, de contenidos, internacional, de justicia, … una biblioteca del pueblo, una guardería para niños e incluso un jardín de hortalizas. Mantienen el lugar limpio, barren y lavan los pisos, y han improvisado cajas de cartón como basureros. El municipio ha contribuido con baños públicos portátiles, ante la evidencia de que el plantón puede durar un buen tiempo.

Las preguntas sobre la sostenibilidad del movimiento son muchas, sobre todo entre los que hemos vivido circunstancias similares en otros periodos. La referencia más obvia es el movimiento de estudiantes que se originó en París en Mayo de 1968 y se extendió luego en otras ciudades del planeta, pero a diferencia de aquel que se caracterizó por violentos enfrentamientos con la policía, este es un movimiento pacífico, que no busca la espectacularidad como instrumento de propaganda mediática, pero que por lo mismo queda fuera de la óptica pública en pocos días.

Aunque el objetivo de cambiar el mundo y de luchar contra una sociedad anquilosada es el mismo, los horizontes de los indignados parecen tan lejanos como cercana aparece su desarticulación. Ellos dicen que no tienen prisa, que quieren crecer como movimiento poco a poco, pero hay probabilidades de que ello no haga sino sumirlo en la marginalidad.

Si bien todos reconocen la poética de la manifestación rebelde, pocos desentrañan objetivos concretos que permitirían construir la anunciada nueva sociedad. El rechazo voluntario a tener una dirección política y a formular una plataforma de lucha, deja el movimiento librado a consignas generales, que no son débiles por ser utópicas, sino porque su falta de articulación con acciones concretas remiten, a un futuro tan improbable como distante, los cambios de sociedad que se pretenden.

Por ahora debaten y se escuchan con respeto, y manifiestan ya sea su aprobación o su rechazo de manera tranquila, a través de señales con los brazos (alguien me dijo que son señales que usan los sordomudos, no lo sé). Si los levantan y giran las manos como mariposas, significa que aprueban lo que escuchan, es como un aplauso silencioso; si hacen un molino con el antebrazo, significa que el que habla se ha extendido demasiado en su intervención y es hora de que termine; y los antebrazos en cruz representan desacuerdo con el contenido de lo que se está diciendo.

Allí están, haciéndose ellos mismos todas estas preguntas, discutiendo todo tipo de temas, expresándose cada día en asambleas que duran más allá de la media noche.

Otros artículos de Alfonso Gumucio Dagron

Volver atrás
Enviar el artículo por E-mail
close



13 * 1 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Compartir el artículo en Facebook Versión para mprimir
+ Restaurar tamaño del texto -
Contactar al autor
Uhr 7

min.

... a fondo

La influencia histórica de la convicción patriótica

Eduardo Paz Rada

La historia de la sociedad boliviana ha estado marcada por la dinámica y las contradicciones de las relaciones con las potencias capitalistas mundiales en torno a la explotación de los recursos naturales acompañada con la dominación política e ideológica sobre el conjunto de América Latina. En este contexto, los estudios, aportes y (...) :: Más detalles

Otros artículos de análisis

El gobierno de Evo Morales acelera el montaje de la planta nuclear

AnaliaPandoCabildeo

¿Por qué el gobierno de Evo Morales quiere gastar más de 2 mil millones de dólares en la construcción de (...)

Elites económicas y decadencia sistémica

Jorge Beinstein

A raíz de la llegada Mauricio Macri a la presidencia se desató en algunos círculos académicos argentinos la (...)

El gobierno del MAS se hunde en un mar de mentiras

AmaliaPandoCabildeo

El gobierno del MAS ha perdido tres elecciones consecutivas desde 2014 porque las grandes mayorías, sobre todo urbanas, ya no creen (...)

Quintana tiene el hábito de desviar fondos públicos y de impartir “línea” a los periodistas

Wilson García Mérida

La difusión de un audio que registra una reunión “de trabajo” entre el ministro de la Presidencia Juan (...)

la frase

Álvaro García ha leído pocos libros Cita a Hegel pero leyó citas de citas nada más Por eso carece de espíritu humanista y sufre acomplejamiento social e intelectual

Wálter Chávez, ex asesor del MAS

¿Cuál es el principal desafío del nuevo gobierno

  • Seguridad ciudadana
  • Lucha contra el narcotráfico
  • Industrialización
  • Empleo y educación
  • Otros

Encuesta vigente desde el 13-10-2014

Encuesta anterior:

Por quién votará en las elecciones de 2014