Viernes 17 de agosto del 2018
 
x

¿Olvidó su contraseña?

Área: Opinión >> Comentarios y enfoque
Actualizado el 2011-04-07 a horas: 01:19:58

Propuesta del Centro Cívico Bolivia

Reintegración marítima con soberanía: Primer objetivo nacional permanente

Cada 23 de marzo ocurre en Bolivia, una importante ceremonia de conmemoración de un infausto suceso que a lo largo de 132 años ha hecho carne en la formación cívica de las generaciones de la sociedad boliviana: el enclaustramiento geográfico de nuestro país, que nació a la vida independiente con ricos territorios que nos conectaban con nuestro mar arrebatado por la codicia chilena.

  • Artículos relacionados

Artículos que le pueden interesar

El contenido de estas páginas no refleja necesariamente la opinión de Bolpress

Desde niños nuestra historia enseñada en las escuelas, colegios, universidades y cuarteles nos impelía a mantener como un objetivo nacional permanente, la necesidad de retornar al mar soberanamente. La reivindicación marítima, gracias al trabajo de nuestras élites dirigentes, forma parte de la identidad de nuestro Estado y constituye un factor trascendente de unidad nacional.

I. La triste realidad actual

Sin embargo, en los últimos tiempos, ha surgido una posición llamada “pragmática” que, en una actitud mendicante, pide a Chile devolver la “cualidad marítima” con la posibilidad de aceptar un enclave sin soberanía.

¿Por qué claudicar un derecho por una aspiración?. ¿Por qué transigir en nuestro justo reclamo aceptando una dádiva que anule el impacto de los costos políticos y económicos que sufre el país vecino por mantener el enclaustramiento marítimo de nuestro país?. La pregunta cobra mayor importancia si ya hemos recibido como muestra de hermandad peruana el puerto de Ilo con las mismas o mejores condiciones que hoy la diplomacia chilena podría ofrecer.

El transcurso del tiempo, al parecer, ha minado la voluntad nacional. Nuevas posiciones reemplazan la realidad de que somos un país injustamente enclaustrado que tuvo mar y fue arrebatado; que contamos con la razón y con la verdad histórica, y que Chile no puede proyectar y consolidar un liderazgo en la región, pues para ese objetivo debe mostrar una mínima solidaridad y voluntad de integración regional y nosotros gratuitamente no podemos ni debemos lavarle la mancha y borrarle el estigma que tiene como usurpador bajo la premisa de que “a los dos países les conviene llevar una relación cordial y de beneficio mutuo”.

Las negociaciones con Chile han tenido a partir de 2006 un lamentable retroceso: antes se hablaba de reintegración con soberanía; ahora la Cancillería -sin entender la concepción geopolítica de su espacio y posición territorial- sólo por el afán de un logro político elimina el lógico sentimiento nacional anti-chileno que no está relacionado únicamente con la usurpación de toda la costa marítima, dejando a Bolivia aislada del mar, sino también, por su política de oídos sordos a nuestros derechos. Situación agravada por encuestas y estadísticas que muestran que hasta un 70% de su población, se opone a ceder una salida soberana al mar para nuestra Bolivia.

II. La permanente posición del C.C.B.

El CENTRO CIVICO BOLIVIA, entidad nacional con filiales en los nueve departamentos de la República, con personalidad jurídica reconocida por Resolución Suprema 215212 de 1º de marzo de 1995, fiel a su posición de ayer, de hoy y de siempre, cuando la Nación acude una vez más a la memoria colectiva del pueblo de Bolivia -recordando el hecho más nefasto de la historia, consumado con el despojo violento y fratricida del Litoral boliviano sobre el Océano Pacífico por el usurpador de nuestra soberanía marítima, cumpliendo su deber histórico- lanza su mensaje definitivo, poniéndolo a consideración del pueblo todo de Bolivia con la pretensión de convertirlo en el inamovible objetivo nacional como cimiento imperecedero de una política de Estado cuyo diseño integral está contenido en el PROYECTO NACIONAL elaborado por el CENTRO CIVICO BOLIVIA, puesto a disposición de la Patria, con sincera humildad ciudadana, como legado para su desarrollo económico y social.

Lo hace, esquemáticamente, partiendo de la posición asumida en su histórica PROCLAMA lanzada en solemne acto público, septiembre de 1995, en el Paraninfo de la Universidad Mayor de San Andrés.

La PROCLAMA, en el punto relativo a la reivindicación marítima, decía textualmente: “Bolivia no renunciará jamás a su imprescriptible derecho de explotar los recursos marítimos a través del acceso libre, autónomo y soberano a las costas del Pacífico”. Se trata de un anhelo nacional que une a todos los bolivianos sin distinción de regiones, posiciones ideológicas, sectarias o religiosas”. (PROCLAMA, pag. 16, Ed. Calama, La Paz). Lo sosteníamos en 1995. Hoy lo recalcamos con la convicción profunda de que este es, sin duda, el primer Objetivo Nacional permanente de la República.

Y, complementariamente, en la pag. 18, del referido documento, proclamábamos: “Bolivia no renunciará jamás a una soberanía propia sobre el Pacífico. Todas las oportunidades, todos los tribunales internacionales y todos los foros deben ser permanente tribuna para reiterar la demanda de reintegración marítima de Bolivia”.

III. La propuesta del C.C.B.

Consecuentes con esas verdades históricas, literalmente transcritas, cumplimos hoy, con un inexcusable deber patriótico, puntualizando:

1) El gobierno actual debe soslayar la trampa tendida por la diplomacia del mapocho en los supuestos “avances” de las negociaciones sobre el trascendental tema, so pena de consolidar a perpetuidad el despojo de nuestro Litoral. En otras palabras, tal negociación debe volver a fojas cero -incluyendo el Silala en cuyo preacuerdo se encuentra insita la pretensión chilena de convertir, fraudulenta y artificiosamente, nuestros manantiales en río internacional de curso sucesivo, con nefastas consecuencias para Bolivia, tal como ya ha ocurrido con el río Lauca.

2) Ninguna negociación que no tenga por base nuestra reintegración territorial marítima, con soberanía plena y con puerto propio operable y útil a escala comercial moderna es aceptable y, consiguientemente, debe ser desechada. A título de un “pragmatismo” improvisado y sin proyección no se puede enajenar el futuro de la Patria.

3) Las únicas soluciones, minimamente aceptables a nuestro diferendo histórico con Chile son:

a) La cesión a perpetuidad, a favor de Bolivia, del Puerto de Arica, con todas las superficies aledañas, con todas sus infraestructuras e instalaciones, con todos los edificios públicos de la administración local, regional y nacional y todos los servicios y con soberanía plena indivisible e irrevisable, total y definitiva.

b) La cesión a perpetuidad y con soberanía plena del territorio de un corredor, situado al Sud de la Línea de la Concordia, de diez kilómetros de ancho que, partiendo del Puerto de Arica, se empalme sin solución de continuidad, con límites arcifinios claramente establecidos de modo que las fronteras de los tres países involucrados estén clara y definitivamente establecidas.

4) La vigencia de los malhadados tratados obtenidos por la fuerza del usurpador hace que, la solución definitiva de nuestra reintegración marítima sea, necesariamente, tripartita: no se puede ignorar al Perú sin inviabilizar la solución pactada.

5) Si el acuerdo trilateral no se hace posible y viable, el problema se convierte, inevitablemente, en multilateral, correspondiendo su solución a los organismos internacionales, en su orden, regionales, continentales y planetarios.

6) Si todavía Chile pretende argüir la caduca intangibilidad de los tratados internacionales, Bolivia no tendrá otra opción que buscar su reintegración marítima, en la integración andina, subregional y regional, sin tomar en cuenta la posición chilena y/o recurriendo alternativamente, a los organismos jurisdiccionales internacionales competentes.

7) En todas las instancias, está y estará siempre el objetivo nacional de la reintegración marítima con soberanía territorial plena, irrevocable, total y definitiva.

8) Es imperativo comenzar la integración con el Perú, construyendo un gran polo binacional de desarrollo económico y social, en el puerto de Ilo, en base a la liquefacción e industrialización del gas natural, del turismo y de la creación y sustentación de una escuela de enseñanza superior para las Armadas de ambas naciones.

9) La gran Carretera Bioceánica que ineluctablemente se construirá para servir los ingentes mercados del Asia y que atravesará íntegramente nuestro territorio de este a oeste, debe partir del Puerto de Santos en el Brasil y concluir necesariamente, en el Puerto de Matarani en el Perú.

La Paz, 25 de marzo de 2011.

CENTRO CIVICO BOLIVIA, Directorio Nacional

Dr. Reynaldo Venegas I., Presidente; Gral. Div. Víctor Jemio O., Vicepresidente; Lic. Isabel Salas M., Secretaria General; Dr. Guillermo Soto P., Secretario de Relaciones; Ing. Alejandro Pacheco S., Secretario Planificación; Almte. Jorge Badani, Strio. Organización; Dr. Walter Costas B., Strio. Régimen Interno; Gral. Jorge Moreira R., Strio. C. Institucional; Gral. Renato López L., Strio. C. Regional; Arq. Consuelo Escobari, Vocal; Lic. Jaime Larrazabal L., Vocal; Lic Rubén Moreno B., Secretario Hacienda.

Volver atrás
Enviar el artículo por E-mail
close



6 + 2 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Compartir el artículo en Facebook Versión para mprimir
+ Restaurar tamaño del texto -
Mas informacion
Uhr 8

min.

... a fondo

La influencia histórica de la convicción patriótica

Eduardo Paz Rada

La historia de la sociedad boliviana ha estado marcada por la dinámica y las contradicciones de las relaciones con las potencias capitalistas mundiales en torno a la explotación de los recursos naturales acompañada con la dominación política e ideológica sobre el conjunto de América Latina. En este contexto, los estudios, aportes y (...) :: Más detalles

Otros artículos de análisis

El gobierno de Evo Morales acelera el montaje de la planta nuclear

AnaliaPandoCabildeo

¿Por qué el gobierno de Evo Morales quiere gastar más de 2 mil millones de dólares en la construcción de (...)

Elites económicas y decadencia sistémica

Jorge Beinstein

A raíz de la llegada Mauricio Macri a la presidencia se desató en algunos círculos académicos argentinos la (...)

El gobierno del MAS se hunde en un mar de mentiras

AmaliaPandoCabildeo

El gobierno del MAS ha perdido tres elecciones consecutivas desde 2014 porque las grandes mayorías, sobre todo urbanas, ya no creen (...)

Quintana tiene el hábito de desviar fondos públicos y de impartir “línea” a los periodistas

Wilson García Mérida

La difusión de un audio que registra una reunión “de trabajo” entre el ministro de la Presidencia Juan (...)

la frase

Álvaro García ha leído pocos libros Cita a Hegel pero leyó citas de citas nada más Por eso carece de espíritu humanista y sufre acomplejamiento social e intelectual

Wálter Chávez, ex asesor del MAS

¿Cuál es el principal desafío del nuevo gobierno

  • Seguridad ciudadana
  • Lucha contra el narcotráfico
  • Industrialización
  • Empleo y educación
  • Otros

Encuesta vigente desde el 13-10-2014

Encuesta anterior:

Por quién votará en las elecciones de 2014