Lunes 18 de junio del 2018
 
x

¿Olvidó su contraseña?

Área: Opinión >> Comentarios y enfoque
Actualizado el 2011-02-14 a horas: 17:41:52

La derrota de Mubarak

Rodolfo Faggioni

Han sido necesarios 18 días de protestas, más de trecientos muertos y millones de millones de euros perdidos en el campo turístico para obligar al presidente de Egipto Hosni Mubarak abandonar el poder. Lo ha hecho como lo hacen todos los déspotas y de la peor manera, huyendo del palacio presidencial de noche y haciendo leer en televisión al vicepresidente Suleiman su renuncia, dejando de este modo a los militares la difícil tarea de guiar el país hacia una democracia.

Rodolfo Faggioni

Rodolfo FaggioniEs periodista boliviano. Actualmente vive y trabaja en Italia como corresponsal de medios de comunicación latinoamericanos. Desde 1975 es miembro de la Asociación de Prensa Internacional en Italia. En 1995 fue ganador del XXI Premio Internacional "DANTE ALIGHIERI" en Artes, Letras y Comunicación Social en la sección Periodismo.

Contactos con el autor
close

Contacto con Rodolfo Faggioni




11 + 3 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

  • Artículos relacionados

Artículos que le pueden interesar

El contenido de estas páginas no refleja necesariamente la opinión de Bolpress

Ha esperado hasta el último momento con la esperanza que la Casa Blanca lo ayudase a seguir gobernando con mano de hierro como la ha hecho por casi treinta años. Cuando Obama lo ha invitado a abandonar la presidencia, Mubarak ha comprendido que era imposible seguir en la silla presidencial.

Su gobierno ha sido autoritario porque a los ojos de los Estados Unidos, de la Unión Europea y de la entera comunidad internacional, representaba la “estabilidad” en Oriente Medio. Por treinta años Washington lo ha ayudado con millones de dólares, ayudas económicas y militares. Por este motivo ha pensado poder resistir a las presiones de la plaza, convencido hasta el último momento de poder seguir en el poder contra viento y marea, en nombre de la “estabilidad” y de la “paz” con Israel, de su personal amistad con los gobernantes árabes y de un ejército, hasta ahora fiel a su régimen.

El último desesperado tentativo de seguir gobernando lo ha hecho en televisión anunciando un comporomiso: darle más poder a su vicepresidente y nuevas elecciones en septiembre, su objetivo era mantener el poder convencido de que una promesa hubiese sido suficiente para que la inmensa multitud de egipcios que se encontraban el la Plaza Tahrire desistiese de pedir su renuncia.

Es fácil imaginar a este punto que las presiones americanas se hayan convertido en perentorias, sobretodo sobre los generales egipcios y que a último momento en una condición desesperada por la multitud que pedía su abandono, haya estado el mismo ejercito egipcio a pedir su renuncia definitiva.

Todo el país ha festejado el fin de este régimen dictatorial. Pero ahora la pregunta que se ponen muchos analistas es lógica, ¿cuál será el futuro de Egipto? Los militares han garantizado que las nuevas elecciones para formar un nuevo gobierno democrático se celebrarán en septiembre. En todos los países árabes, el papel de las fuerzas armadasd ha servido casi siempre a garantizar el “status quo” al dictador de turno, ahora, al ejército egipcio se le presenta la oportunidad histórica de garantizar la transición a una autentica democracia. No será fácil después de treinta años de un régimen dictatorial y el temor es hacia un integralismo islámico, hacia la “hermandad musulana” y hacia todos los extremistas que se esconden detrás de una democracia falsa.

Si la Junta Militar que actualmete gobierna en Egipto y el Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas que ha suspendido la Constitución del Estado, ha disuelto el Parlamento y ha asumidio las tareas legislativas lograrán hacer valer su convicción democrática, ésta sí que será una verdadera revolución en todo el mundo árabe y una grande lección para todo el occidente.

Otros artículos de Rodolfo Faggioni

Volver atrás
Enviar el artículo por E-mail
close



9 + 4 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Compartir el artículo en Facebook Versión para mprimir
+ Restaurar tamaño del texto -
Contactar al autor
Uhr 3

min.

... a fondo

La influencia histórica de la convicción patriótica

Eduardo Paz Rada

La historia de la sociedad boliviana ha estado marcada por la dinámica y las contradicciones de las relaciones con las potencias capitalistas mundiales en torno a la explotación de los recursos naturales acompañada con la dominación política e ideológica sobre el conjunto de América Latina. En este contexto, los estudios, aportes y (...) :: Más detalles

Otros artículos de análisis

El gobierno de Evo Morales acelera el montaje de la planta nuclear

AnaliaPandoCabildeo

¿Por qué el gobierno de Evo Morales quiere gastar más de 2 mil millones de dólares en la construcción de (...)

Elites económicas y decadencia sistémica

Jorge Beinstein

A raíz de la llegada Mauricio Macri a la presidencia se desató en algunos círculos académicos argentinos la (...)

El gobierno del MAS se hunde en un mar de mentiras

AmaliaPandoCabildeo

El gobierno del MAS ha perdido tres elecciones consecutivas desde 2014 porque las grandes mayorías, sobre todo urbanas, ya no creen (...)

Quintana tiene el hábito de desviar fondos públicos y de impartir “línea” a los periodistas

Wilson García Mérida

La difusión de un audio que registra una reunión “de trabajo” entre el ministro de la Presidencia Juan (...)

la frase

Álvaro García ha leído pocos libros Cita a Hegel pero leyó citas de citas nada más Por eso carece de espíritu humanista y sufre acomplejamiento social e intelectual

Wálter Chávez, ex asesor del MAS

¿Cuál es el principal desafío del nuevo gobierno

  • Seguridad ciudadana
  • Lucha contra el narcotráfico
  • Industrialización
  • Empleo y educación
  • Otros

Encuesta vigente desde el 13-10-2014

Encuesta anterior:

Por quién votará en las elecciones de 2014