Martes 11 de diciembre del 2018
 
x

¿Olvidó su contraseña?

Área: Opinión >> Comentarios y enfoque
Actualizado el 2011-01-30 a horas: 13:22:15

La luz en el túnel

Andrés Solíz Rada

Las tragedias de la humanidad no disminuirán en tanto no se contenga la expoliación de las naciones oprimidas por un puñado de naciones opresoras. Casi todas las colonias se transformaron en semicolonias, incapaces de retener sus excedentes económicos. Algunas se convirtieron en potencias emergentes.

Andrés Solíz Rada

Andrés Solíz RadaAbogado y periodista y ex parlamentario. En los últimos 30 años fue uno de los más destacados defensores de los recursos naturales en Bolivia. Fue el primer ministro de Hidrocarburos de la gestión de Evo Morales.

Contactos con el autor
close

Contacto con Andrés Solíz Rada




9 * 5 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

  • Artículos relacionados

Artículos que le pueden interesar

El contenido de estas páginas no refleja necesariamente la opinión de Bolpress

La atomización es el arma favorita de los poderosos, los que acaban de crear el Estado de Sudán del Sur. El continente negro tiene ahora a medio centenar de países. Kwame Nkrumah decía: “Prefiero que Ghana (del que era Presidente), sea la última República de una África unida y no la primera de una África astillada”. Pese a su neoliberalismo, Mario Vargas Llosa ha escrito un admirable testimonio de la crueldad del colonialismo, sobre la que Europa edificó su desarrollo. “El Sueño del Celta” recuerda que los civilizados no exportan su civilización a las colonias, sino que impiden que los colonizados se civilicen, sin dejar de aniquilar sus culturas, desde las que podrían defenderse. ¿Cuanto más duraría el imperio estadounidense si se estructura un ente asiático entre China, Japón, Indonesia y las dos Coreas?

Sólo la construcción de las naciones continente de los pueblos oprimidos (el pan africanismo, la nación árabe o la nación latinoamericana) pueden enfrentar con éxito al poder omnímodo de los banqueros, quienes califican de “fascista” al estatismo de los países oprimidos, mientras sus agentes, conscientes o inconsciente, los fracturan mediante el ultra indigenismo y el “foquismo” o exigiendo la dictadura del proletariado. El capitalismo de Estado puede estructurar bloques defensivos como UNASUR (el que necesita poner fin a sus debilidades estructurales), construir nuevas categorías de pensamiento (las que rescatarán lo bueno de lo foráneo), detener el demencial armamentismo, equilibrar los gastos de mitigación ambiental y pergeñar nuevas sociedades en las que el lucro no sea el motor suicida de la humanidad. La primera condición para que ello suceda reside, como es obvio, en no tener regímenes sometidos a los centros de poder mundial, sus organismos financieros (FMI, Banco Mundial, CAF y BID) y sus ONG.

La idea de “Nación Continente” latinoamericana, cuyo más acabado exponente fue Alberto Methol Ferré, es una culminación de la ruptura de Lenin con la social democracia, a la que descalificó en el Congreso de Stuttgart, de 1905, por considerar compatible la existencia de gobiernos socialistas con la succión de colonias y semi colonias. León Trotsky, al respaldar la nacionalización del petróleo mexicano, decretada por el general Lázaro Cárdenas, y respaldar el sueño bolivariano, puso otro cimiento de la unidad ibero americana, impulsada por Manuel Ugarte, Víctor Raúl Haya de la Torre o Jorge Abelardo Ramos. Nuestra “Nación Continente” estará basada, en lo ideológico, en la articulación entre el nacionalismo popular y el socialismo, aún inédito. La meta socialista adquiere consistencia al reivindicar a movimientos nacionales (pese a su frustración), como la revolución méxicana, la Revolución boliviana de 1952 o los gobiernos de Busch, Ovando, Torres, Velasco Alvarado, Arbenz, Torrijos, Perón o Getúlio Vargas.

El capitalismo de Estado en sectores estratégicos debe coexistir con economías comunitarias, cooperativas, mixtas, autogestionarias y privadas, a fin de delinear la nueva sociedad con experiencias cotidianas. Nuestra Nación Continente necesita, sin embargo, corregir abusivos desequilibrios económicos, como los que impone Brasil a Bolivia, y reparar injusticias históricas como el enclaustramiento geográfico al que nos somete Chile. Cada integrante de la Nación Continente requiere cohesionar su estructuración interna, defender sus culturas y erradicar el colonialismo interno. En esta última tarea, Evo Morales dio importantes pasos. Fracasó, en cambio, en detener a consorcios petroleros, a los que, infelizmente, se apresta a otorgar antiguos y nuevos privilegios, sin recordar que fueron los artífices de la separatista Nación Camba.

Otros artículos de Andrés Solíz Rada

Volver atrás
Enviar el artículo por E-mail
close



12 * 5 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Compartir el artículo en Facebook Versión para mprimir
+ Restaurar tamaño del texto -
Contactar al autor
Uhr 4

min.

... a fondo

La influencia histórica de la convicción patriótica

Eduardo Paz Rada

La historia de la sociedad boliviana ha estado marcada por la dinámica y las contradicciones de las relaciones con las potencias capitalistas mundiales en torno a la explotación de los recursos naturales acompañada con la dominación política e ideológica sobre el conjunto de América Latina. En este contexto, los estudios, aportes y (...) :: Más detalles

Otros artículos de análisis

El gobierno de Evo Morales acelera el montaje de la planta nuclear

AnaliaPandoCabildeo

¿Por qué el gobierno de Evo Morales quiere gastar más de 2 mil millones de dólares en la construcción de (...)

Elites económicas y decadencia sistémica

Jorge Beinstein

A raíz de la llegada Mauricio Macri a la presidencia se desató en algunos círculos académicos argentinos la (...)

El gobierno del MAS se hunde en un mar de mentiras

AmaliaPandoCabildeo

El gobierno del MAS ha perdido tres elecciones consecutivas desde 2014 porque las grandes mayorías, sobre todo urbanas, ya no creen (...)

Quintana tiene el hábito de desviar fondos públicos y de impartir “línea” a los periodistas

Wilson García Mérida

La difusión de un audio que registra una reunión “de trabajo” entre el ministro de la Presidencia Juan (...)

la frase

Álvaro García ha leído pocos libros Cita a Hegel pero leyó citas de citas nada más Por eso carece de espíritu humanista y sufre acomplejamiento social e intelectual

Wálter Chávez, ex asesor del MAS

¿Cuál es el principal desafío del nuevo gobierno

  • Seguridad ciudadana
  • Lucha contra el narcotráfico
  • Industrialización
  • Empleo y educación
  • Otros

Encuesta vigente desde el 13-10-2014

Encuesta anterior:

Por quién votará en las elecciones de 2014