Viernes 19 de octubre del 2018
 
x

¿Olvidó su contraseña?

Área: Opinión >> Comentarios y enfoque
Actualizado el 2010-11-12 a horas: 14:33:06

Riesgos de la prensa en el continente

Waldo Albarracín Sánchez

No obstante la última controversia entre el poder político y sectores de la prensa, resultaría insuficiente utilizar este caso para analizar el drama que están atravesando personas vinculadas a los medios en el continente, donde advertimos preocupantes escenarios de violación a los derechos humanos. Los de estos atropellos, no sólo es el Estado, sino los a grupos de poder fáctico como el narcotráfico que convirtieron al periodismo en uno de los oficios más riesgosos , frente a la falta de voluntad política de los gobiernos para generar mecanismos protectivos..

En México 106 periodistas fueron asesinados desde 1987, eso indignante junto a la impunidad de los autores, situación que está dando lugar a la autocensura y la información mediocre como estrategia de sobrevivencia,. Honduras y Colombia son países donde varios periodistas fueron vilmente asesinados por mafias criminales.

Otro factor que inquieta y genera preocupación, es la acción reprochable de las instancias políticas que están incurriendo en acoso judicial y utilización de publicidad oficial, como instrumento para generar un perfil negativo de los medios, arbitrariedad advertida en el Cono Sur: Argentina, Bolivia, Ecuador, Paraguay y Venezuela, en franca contradicción con los principios de la Declaración de Chapultepec, permitiendo que la figura del pluralismo se convierta en una institución colisionada a quienes piensan que la democracia solo es conteo de votos.

Cabe recordar que en otras coyunturas, a consecuencia de determinadas causas, entre ellas el monopolio que ejercían ciertos empresarios de la comunicación sobre los medios, se digitaba el comportamiento de los gobiernos, gracias al nivel de influencia practicado sobre éstos, en base al poder económico que ostentaban, motivando que se los identifique como el “cuarto poder”, precisamente por la soberanía fáctica que se materializada en diferentes países de Latinoamérica. De esta anomalía que hacía imposible la práctica periodística imparcial, objetiva y altruista, nos transportamos al otro extremo donde es el miedo, la coacción, el crimen organizado y los delitos de lesa humanidad contra periodistas los que quieren imponer las reglas del juego y desde luego no son las más democráticas, sino que lindan con el autoritarismo, la intolerancia y la autocensura.

Si ese es el panorama en el continente pese a que, el común denominador nos muestra a gobiernos elegidos democráticamente, quiere decir que subyace la obligación ineludible de perfeccionar nuestro sistema o por lo menos mejorarlo, institucionalizando las diversas garantías constitucionales, entre ellas precisamente el derecho a pensar, que da lugar como correlato a la libertad de expresión para luego consolidar la libertad de prensa.

En ese orden de cosas adquiere suprema importancia los preceptos enarbolados por la Constitución boliviana sobre el tema, me refiero específicamente a los Artículos 106 y 107 relacionados a la garantía que otorga el Estado para ejercer el derecho a la comunicación, la libertad de opinión por cualquier medio de difusión, sin censura previa, el deber de promover los valores éticos, la cláusula de conciencia y la autorregulación, está última para sustituir definitivamente a la autocensura que en los hechos es la censura misma.

Tomando en cuenta el panorama continental y la dimensión de los problemas expuestos, se impone asumir con madurez y sindéresis el último conflicto suscitado para resolverlo por la vía del consenso, ratificando en forma conjunta la lucha contra la discriminación racial y allanando toda susceptibilidad que atinge a la prensa. En un momento histórico tan difícil para América Latina, tenemos la oportunidad de ejercer un liderazgo en materia de libertad de prensa, es cuestión de desprendimiento e inteligencia.

Volver atrás
Enviar el artículo por E-mail
close



10 * 1 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Compartir el artículo en Facebook Versión para mprimir
+ Restaurar tamaño del texto -
Mas informacion
Uhr 3

min.

... a fondo

La influencia histórica de la convicción patriótica

Eduardo Paz Rada

La historia de la sociedad boliviana ha estado marcada por la dinámica y las contradicciones de las relaciones con las potencias capitalistas mundiales en torno a la explotación de los recursos naturales acompañada con la dominación política e ideológica sobre el conjunto de América Latina. En este contexto, los estudios, aportes y (...) :: Más detalles

Otros artículos de análisis

El gobierno de Evo Morales acelera el montaje de la planta nuclear

AnaliaPandoCabildeo

¿Por qué el gobierno de Evo Morales quiere gastar más de 2 mil millones de dólares en la construcción de (...)

Elites económicas y decadencia sistémica

Jorge Beinstein

A raíz de la llegada Mauricio Macri a la presidencia se desató en algunos círculos académicos argentinos la (...)

El gobierno del MAS se hunde en un mar de mentiras

AmaliaPandoCabildeo

El gobierno del MAS ha perdido tres elecciones consecutivas desde 2014 porque las grandes mayorías, sobre todo urbanas, ya no creen (...)

Quintana tiene el hábito de desviar fondos públicos y de impartir “línea” a los periodistas

Wilson García Mérida

La difusión de un audio que registra una reunión “de trabajo” entre el ministro de la Presidencia Juan (...)

la frase

Álvaro García ha leído pocos libros Cita a Hegel pero leyó citas de citas nada más Por eso carece de espíritu humanista y sufre acomplejamiento social e intelectual

Wálter Chávez, ex asesor del MAS

¿Cuál es el principal desafío del nuevo gobierno

  • Seguridad ciudadana
  • Lucha contra el narcotráfico
  • Industrialización
  • Empleo y educación
  • Otros

Encuesta vigente desde el 13-10-2014

Encuesta anterior:

Por quién votará en las elecciones de 2014