Lunes 30 de marzo del 2020
 
x

¿Olvidó su contraseña?

Área: Opinión >> Comentarios y enfoque
Actualizado el 2010-05-13 a horas: 02:25:49

Comodidades presidenciales

Estrenitos

Alfonso Gumucio Dagron

Al presidente Evo Morales ya le gustan las comodidades inherentes a su cargo, y otras que pretende recetarse pero que él mismo no hubiera tolerado jamás en anteriores mandatarios “neoliberales”. No es reprochable que un presidente tenga ciertas ventajas sobre los ciudadanos comunes, por ejemplo una buena casa presidencial o un avión que le permita viajar con comodidad y seguridad, pero lo que quiero señalar en esta nota es el doble lenguaje de Evo Morales desde que asumió la primera magistratura de la nación.

Alfonso Gumucio Dagron

Alfonso Gumucio Dagron

Escritor, cineasta, periodista, fotógrafo y especialista en comunicación para el desarrollo. Ha trabajado en programas de comunicación para el cambio social en África, Asia, América Latina y el Caribe, con agencias de Naciones Unidas, con fundaciones internacionales y ONGs.

Fue miembro de la redacción del Semanario "Aquí" y ha publicado en un centenar de diarios y revistas de Bolivia, América Latina, Europa, Norteamérica, África y Asia. Dirigió películas documentales en varios países. Es Coordinador del Grupo Temático de Comunicación para el Cambio Social en la Asociación Latinoamericana de Investigadores de la Comunicación (ALAIC).

Ha publicado más de veinte libros de poesía, narrativa, testimonio, y estudios sobre literatura, cine y comunicación, entre ellos: Historia del Cine Boliviano (1982); Cine, Censura y Exilio en América Latina (1979); Luis Espinal y el Cine (1986); Las Radios Mineras de Bolivia (1989) en colaboración con Lupe Cajías; Comunicación Alternativa y Cambio Social (1990); La Máscara del Gorila (1982) Premio del Instituto Nacional de Bellas Artes de México; Haciendo Olas: Comunicación Participativa para el Cambio Social (2001), Antología de Comunicación para el Cambio Social (2008).

Contactos con el autor
close

Contacto con Alfonso Gumucio Dagron




15 * 3 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Los desmemoriados seguidores de Evo quizás ya olvidaron que una de sus primeras declaraciones como presidente, fue que no tenía intenciones de ocupar la Casa Presidencial en el barrio de San Jorge, porque es un símbolo de las dictaduras (fue construida por Bánzer) y de los gobiernos neoliberales. Morales dijo que iba a seguir viviendo en su casa (creo que en Miraflores), y con él su más estrecho colaborador, Santos Ramírez. Bueno, ya sabemos que Santos Ramírez tiene ahora su cama en una cárcel, y que Evo Morales cambió de idea al poco tiempo y se fue a vivir a “la pecera” de cemento en San Jorge.

En realidad, Carlos D. Mesa ha sido el único presidente que no ha trasladado su domicilio a la Casa Presidencial de San Jorge. Vivió durante su presidencia en su casa, en Calacoto, donde había vivido antes y donde vive ahora. Y no hizo ninguna declaración para impresionar a nadie, simplemente actuó de acuerdo a su conciencia.

Evo suele hacer declaraciones que son solamente eso, declaraciones. Si uno se da el tiempo de revisar los periódicos de los últimos diez años encontrará cantidades de declaraciones de Evo Morales que contradicen sus hechos.

En días pasados ha aparecido una noticia interesante que ratifica el estilo presidencial de Evo Morales. Se dice que “por razones de seguridad” se piensa trasladar a la zona sur de la ciudad de La Paz la residencia presidencial. Vamos, ¿no es suficientemente seguro el “bunker” donde se encuentra ahora? ¿A quién le teme Morales, a su propia guardia presidencial? ¿O será para desanimar a los movimientos sociales que tendrían que hacer sus marchas de protesta varios kilómetros más abajo?

Como estamos en la época de grandes amores con los militares (antes “golpistas” y “masacradores”) la nueva residencia sería construida en los predios del Colegio Militar en la zona de Irpavi, donde se han fraguado no pocos golpes militares.

¿Para qué necesita una nueva residencia Evo Morales, si nunca está en La Paz? El presidente pasa más tiempo fuera de Bolivia que en Palacio Presidencial, donde al parecer se aburre mortalmente porque no tiene nada que hacer. Lo curioso es que cuando decide viajar al exterior, lo hace sin preguntar a nadie.

Hasta donde yo recuerdo, los presidentes tenían que pedir permiso al Congreso para viajar al exterior, pero este presidente anuncia sus viajes y viaja sin consultar con nadie. No dudo que es el presidente que más viajes internacionales ha hecho en toda la historia de Bolivia. En eso, nadie lo iguala.

Seguramente ya le hicieron a medida una “ley corta” para que él mismo firme sus permisos de viaje al exterior. La mayor parte de esos viajes no tiene ninguna justificación, ni contribuye en nada al bienestar de los bolivianos. Se trata de viajes de campaña política, un modus operandi que ya es parte del proceder cotidiano del presidente sindicalista.

Evo Morales hace muchas cosas con las que luego Evo Morales está en desacuerdo. ¿Doble personalidad? No, su problema es por una parte la lengua larga, que no resiste el paso del tiempo (dispara hilos de palabras sin pensar que él mismo, más adelante, puede contradecirse y cambiar de opinión) y por otra parte su falta de consistencia ideológica y ética.

¿Qué hubiera pasado, cuando Evo estaba atrincherado en la más cruenta oposición a cualquiera que estuviera en el Palacio Quemado, si alguno de los presidentes que lo precedieron hubiera evocado siquiera la posibilidad de comprar un nuevo avión presidencial? Probablemente Evo sindicalista y Evo parlamentario, hubiera salido al frente para decir que no se deben gastar los dineros del pueblo en esos lujos neoliberales, hubiera organizado bloqueos y censuras parlamentarias, con ese doble juego de cintura que le permitía actuar a la vez como diputado y como dirigente cocalero.

El avión presidencial que estuvo en funciones hasta ahora, es un pequeño Sabreliner comprado en 1975, sin baño, en el que Carlos D. Mesa tenía que entrar doblado en cuatro para no darse de cabezazos con el techo. Se trata sin duda de un avión precario, indigno para un presidente. Se necesita algo mejor, con baño por lo menos, pero lo que sorprende es que ahora a Evo le parezca natural que así sea, y antes no. Curiosa personalidad, con tantos dobleces.

Hasta ahora Evo Morales no ha tenido problemas para viajar, porque cuenta con aviones, helicópteros y pilotos venezolanos que están a su servicio. ¿Qué hubiera pasado si los presidentes anteriores hubieran recibido ese tipo de atenciones de cualquier otro país de la región? ¿No hay aquí un tema de soberanía que es importante tomar en cuenta? Como no tenemos congreso, sino asamblea de levantamanos obsecuentes, estos temas ni siquiera llegan a discutirse.

Por ello, para evitar la vergüenza de que la vida y autonomía del presidente boliviano esté sistemáticamente en manos de Venezuela, está bien que el Estado compre un avión digno para su investidura, y que sirva a los mandatarios que vendrán después.

La compra del avión ya ha sido autorizada el pasado 2 de abril mediante Decreto Presidencial No. 4426. El Presidente estrenará un avión Falcon 900 de la empresa francesa Dassault, por el que los bolivianos pagarán 38.7 millones de dólares. Se ha hecho una compra directa, contra toda norma legal, sin licitación pública, dizque “por motivos de seguridad” (¿cuáles?, por favor). ¿Dónde quedó la transparencia?

Otros artículos de Alfonso Gumucio Dagron

Volver atrás
Enviar el artículo por E-mail
close



11 + 4 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Compartir el artículo en Facebook Versión para mprimir
+ Restaurar tamaño del texto -
Contactar al autor
Uhr 5

min.

... a fondo

La influencia histórica de la convicción patriótica

Eduardo Paz Rada

La historia de la sociedad boliviana ha estado marcada por la dinámica y las contradicciones de las relaciones con las potencias capitalistas mundiales en torno a la explotación de los recursos naturales acompañada con la dominación política e ideológica sobre el conjunto de América Latina. En este contexto, los estudios, aportes y (...) :: Más detalles

Otros artículos de análisis

El gobierno de Evo Morales acelera el montaje de la planta nuclear

AnaliaPandoCabildeo

¿Por qué el gobierno de Evo Morales quiere gastar más de 2 mil millones de dólares en la construcción de (...)

Elites económicas y decadencia sistémica

Jorge Beinstein

A raíz de la llegada Mauricio Macri a la presidencia se desató en algunos círculos académicos argentinos la (...)

El gobierno del MAS se hunde en un mar de mentiras

AmaliaPandoCabildeo

El gobierno del MAS ha perdido tres elecciones consecutivas desde 2014 porque las grandes mayorías, sobre todo urbanas, ya no creen (...)

Quintana tiene el hábito de desviar fondos públicos y de impartir “línea” a los periodistas

Wilson García Mérida

La difusión de un audio que registra una reunión “de trabajo” entre el ministro de la Presidencia Juan (...)

la frase

Álvaro García ha leído pocos libros Cita a Hegel pero leyó citas de citas nada más Por eso carece de espíritu humanista y sufre acomplejamiento social e intelectual

Wálter Chávez, ex asesor del MAS

¿Cuál es el principal desafío del nuevo gobierno

  • Seguridad ciudadana
  • Lucha contra el narcotráfico
  • Industrialización
  • Empleo y educación
  • Otros

Encuesta vigente desde el 13-10-2014

Encuesta anterior:

Por quién votará en las elecciones de 2014