Sábado 23 de junio del 2018
 
x

¿Olvidó su contraseña?

Área: Opinión >> Periodismo ciudadano
Actualizado el 2010-05-05 a horas: 14:12:12

Las consecuencias de la falsa nacionalización de los hidrocarburos:

Bolivia sufrió cuatro años de complot petrolero

Nelson Vila Santos *

A cuatro años de vigencia del Decreto Supremo 28701 “Héroes del Chaco”, la nación boliviana sufre en carne propia el “boicot petrolero”, confesado en sendas entrevistas y notas de opinión por los propios personeros y allegados a este “gobierno del cambio”, que develan el enorme error histórico del presidente Evo Morales y su círculo de asesores, quienes impidieron una verdadera nacionalización de los activos de las transnacionales, que convertidas en socias del sector de hidrocarburos por el actual régimen, complotan contra nuestra independencia, unidad nacional y la actual administración.

La nefasta patraña de la “falsa nacionalización” y el complot petrolero tiene sus efectos directos en la economía nacional con la disminución sustantiva de los ingresos del erario nacional por las exportaciones de gas natural hacía el Brasil y Argentina; pone en riesgo nuestro desarrollo al no contar con energía abundante y barata para nuestro sector productivo; impide el proceso de industrialización de todas nuestras materias primas, comenzando –por supuesto- con el gas, minerales, hierro, litio y el evita que el país pueda contar con los recursos económicos –excedente económico-, necesarios para enfrentar el cambio climático como nación solvente. Más aún, con esta política que legalizó la capitalización de Gonzalo Sánchez de Lozada, se impidió la generación de miles empleos seguros y bien remunerados para el pueblo boliviano.

Veamos las fases del boicot petrolero a la economía nacional.

Boicot petrolero: Primera prueba: detrás del golpe prefectural

El primero en dar la alerta, pero sin explicar las causas, sobre el complot petrolero fue el senador del Movimiento al Socialismo (MAS), Antonio Peredo Leigue, quien denunció en una nota difundida en septiembre de 2008, momentos en que concluía la presión de las prefecturas de la “media luna” contra el gobierno de Morales, que detrás del golpe cívico-prefectural estaban las empresas petroleras.

Peredo, periodista de profesión y conocido por la seriedad de sus afirmaciones, aseguró que las transnacionales “actuaron como punta de lanza” de la conspiración golpista, con el visto bueno de la embajada de EEUU y prefecturas de la media luna. Poco después se develaron las vinculaciones del mercenario Eduardo Rósza, muerto en un operativo policial, con los líderes empresariales y cívicos cruceños, bajo la consigna separatista y el inicio de una guerra civil.

Peredo añadió en ese entonces que las compañías petroleras actúan de forma “reservada” y “silenciosa”, pero con resultados altamente efectivos para desgastar al gobierno.

Segunda prueba: Riesgo seguridad energética

Recientemente, en una entrevista exclusiva concedida al periódico El País de Tarija-Bolivia, el ministro de Economía, Luis Arce Catacora, afirmó que desde el 1 de mayo de 2006 vino una larguísima etapa de negociación de los nuevos contratos petroleros que concluyó en octubre de ese año, pero reveló cómo las petroleras junto con Transredes (ENRON y SHELL) boicotearon al gobierno. “(…) Eso es importante que se sepa. Luego estamos hablando del 2007. Ahí viene el juego político...Ese año luego las empresas petroleras se juntan y no cumplen. No cumplen. Ahí viene el juego político. Las empresas petroleras boicotean. Transredes boicotea. No invierten un centavo de lo comprometido. El gobierno tuvo que ponerlos contra la pared y amenazarlos. Ellos tenían la esperanza que la oposición debilite al gobierno y mañana este gobierno salga y en el siguiente gobierno vuelvan al estado anterior”, señaló Arce Catacora.

Confiesa la autoridad que por esas acciones nacionalizan Transredes y empezaron con la compra de acciones de Andina (YPF-REPSOL) y Chaco (PAN).

Lo que no dice Arce Catacora es que la nacionalización de Transredes le costó al país 400 millones de dólares a pesar de que las auditorías petroleras realizadas por Enrique Mariaca habían establecido incumplimiento de contrato y defraudación al estado boliviano de esta empresa.

En suma: Transredes boicoteó y el gobierno la premió con una jugosa indemnización cuando cabía expropiarla.

Tercera prueba: Boicot de la PAN

En esta triada de denuncias tuvo que ser el vicepresidente Alvaro García Linera, quien el jueves 29 de abril aseguró con firmeza que Pan American Energy (PAE), petrolera anglo-argentina, “ha boicoteado” las inversiones en el campo Margarita y Huacaya, al sentenciar a las otras socias: Repsol y BG Bolivia, que si incumplen sus obligaciones, el Estado asumirá el bloque. “De hecho PAE es la responsable de que un año Margarita no haya mejorado la inversión”, dijo Linera quien hizo esas aseveraciones en el contexto de la demanda arbitral presentada por la citada transnacional ante el CIADI por la compra de sus acciones de la empresa Chaco SA. En el bloque operan en sociedad la anglo-argentina con 25 por ciento de participación, Repsol y BG Bolivia, cada una con 37,5 por ciento.

Boicot sistemático y perdón permanente de Evo Morales

Si revisamos la prensa nacional e internacional, desde el inicio del actual gobierno, Morales denunció insistentemente que las transnacionales urdían un complot en su contra y convocó a las organizaciones sociales y campesinas a unirse a su gestión para enfrentar esas amenazas de desestabilización, sin darse que era su propia política contradictoria la que había provocado esta situación. Veamos.

El Jefe de Estado en uno de sus discursos en las Naciones Unidas durante el 2008 aseguró: no puede haber paz con el sistema capitalista imperante, que la lucha histórica de los pueblos es contra los ricos, que hay una disputa entre socialismo y capitalismo, y que la rebelión es “contra la miseria, la pobreza, los efectos del cambio climático, la privatización, que es la causante de la crisis financiera”.

Pero su discurso contra el capitalismo se contradijo con los hechos. El presidente Morales defendió desde un principio a capa y espada a los íconos del saqueo capitalista que son las empresas petroleras seguidas de las mineras, causantes de nuestra dependencia y miseria y continúa durmiendo con el enemigo.

Así lo hizo con la justificación de la falsa nacionalización el año 2006: “Permítanme dejar claro que cuando hablamos de nacionalización, no hablamos de expropiación o expulsión. Estamos hablando de una nueva fórmula que define nuestra relación con los inversores. Esta fórmula es muy simple: ‘Queremos socios, no patrones’. El Estado y las personas merecen respeto, al igual que las empresas legales. Esta fórmula se basa en el equilibrio, la reciprocidad y la confianza mutua”, dijo Morales al periódico el Journal Politique Internationale de Francia.

Esta política del gobierno de Evo Morales y Álvaro García Linera de “nacionalizar sin expropiar”, de “socias y no patrones” fue la causa del boicot petrolero. Si el gobierno hubiera nacionalizado al poder petrolero, éstas no habrían complotado contra el desarrollo nacional.

Fuente: http://www.hora25.org/

Volver atrás
Enviar el artículo por E-mail
close



12 - 2 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Compartir el artículo en Facebook Versión para mprimir
+ Restaurar tamaño del texto -
Mas informacion
Uhr 6

min.

... a fondo

La influencia histórica de la convicción patriótica

Eduardo Paz Rada

La historia de la sociedad boliviana ha estado marcada por la dinámica y las contradicciones de las relaciones con las potencias capitalistas mundiales en torno a la explotación de los recursos naturales acompañada con la dominación política e ideológica sobre el conjunto de América Latina. En este contexto, los estudios, aportes y (...) :: Más detalles

Otros artículos de análisis

El gobierno de Evo Morales acelera el montaje de la planta nuclear

AnaliaPandoCabildeo

¿Por qué el gobierno de Evo Morales quiere gastar más de 2 mil millones de dólares en la construcción de (...)

Elites económicas y decadencia sistémica

Jorge Beinstein

A raíz de la llegada Mauricio Macri a la presidencia se desató en algunos círculos académicos argentinos la (...)

El gobierno del MAS se hunde en un mar de mentiras

AmaliaPandoCabildeo

El gobierno del MAS ha perdido tres elecciones consecutivas desde 2014 porque las grandes mayorías, sobre todo urbanas, ya no creen (...)

Quintana tiene el hábito de desviar fondos públicos y de impartir “línea” a los periodistas

Wilson García Mérida

La difusión de un audio que registra una reunión “de trabajo” entre el ministro de la Presidencia Juan (...)

la frase

Álvaro García ha leído pocos libros Cita a Hegel pero leyó citas de citas nada más Por eso carece de espíritu humanista y sufre acomplejamiento social e intelectual

Wálter Chávez, ex asesor del MAS

¿Cuál es el principal desafío del nuevo gobierno

  • Seguridad ciudadana
  • Lucha contra el narcotráfico
  • Industrialización
  • Empleo y educación
  • Otros

Encuesta vigente desde el 13-10-2014

Encuesta anterior:

Por quién votará en las elecciones de 2014