Jueves 16 de agosto del 2018
 
x

¿Olvidó su contraseña?

Área: Inf. General >> Documentales, historias
Actualizado el 2010-04-15 a horas: 16:17:39

El bandidismo en Playa Girón

Pedro Etcheverry Vázquez y Andrés Zaldívar Diéguez *

La Habana, (PL).- En 1960 el gobierno de Estados Unidos intentó convertir las principales regiones montañosas cubanas en santuario de la contrarrevolución armada, para derrocar la Revolución y restaurar en el poder una oligarquía criolla que representara sus intereses.

La idea original de esa operación subversiva urdida en las oficinas centrales de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), consideraba factible el derrocamiento del gobierno revolucionario mediante una guerra irregular en zonas rurales, combinada con acciones clandestinas en las ciudades.

Tal concepción se reflejó en el plan aprobado por el presidente Dwigth D. Eisenhower el 17 de marzo de 1960 bajo el título de Un programa de Acción Encubierta contra el régimen de Castro.

La primera dirección de este programa, referido a la imagen que necesitaban proyectar hacia el exterior, para hacer creer que todo lo que acontecería en la isla era un asunto entre cubanos, decía: "Formar una organización de exiliados cubanos para atraer lealtades cubanas, dirigir actividades opositoras y darle cobertura a las operaciones de la Agencia [Central de Inteligencia]".

Según el Inspector General de la CIA Lyman Kirkpatrick: "El concepto era clásico [...] La mano del gobierno norteamericano no aparecería". La segunda dirección señalaba: "Hacer una ofensiva de propaganda a nombre de la oposición".

La tercera acotaba: "Crear dentro de Cuba un aparato clandestino, tanto para la recopilación de inteligencia como para la acción que respondiera a la dirección de la organización de exiliados".

La dirección de tal aparato clandestino interno se garantizaría a través de la cuarta dirección, que rezaba: "Desarrollar fuera de Cuba una pequeña fuerza paramilitar para ser introducida dentro de la isla con el objetivo de organizar, entrenar y dirigir grupos de resistencia".

Una quinta dirección, que aparecía en el plan original de la CIA y que resultó excluida del documento firmado por el presidente Eisenhower â€öpero tratada de cumplir en reiteradas ocasionesâ€ö se refería a los planes contra la vida del Comandante en Jefe Fidel Castro.

Desde el 17 de mayo de 1960 comenzó a transmitir hacia Cuba la emisora Radio Swan, convocando al levantamiento armado y la ejecución de acciones terroristas.

La red interna de espionaje y acción estructurada por la CIA, empezó a crearse en el verano con el envío de elementos contrarrevolucionarios a las zonas montañosas, fundamentalmente de la región central.

El 22 de junio bajo la dirección de los agentes de la CIA Frank Bender y Howard Hunt, se reunieron en Ciudad México Manuel Artime (Movimiento de Recuperación Revolucionaria), Manuel Antonio de Varona (Rescate), Aureliano Sánchez (Asociación Auténtica Anticomunista).

También participaron Justo Carrillo (Agrupación Montecristi) y José Ignacio Rasco (Movimiento Demócrata Cristiano), dando lugar a la creación del Frente Revolucionario Democrático (FRD), como una fachada de la Agencia con el propósito de encubrir su responsabilidad en la guerra irregular contra Cuba.

El 5 de septiembre, en la Escuela de Milicias Campesinas "Camilo Cienfuegos", ubicada en la finca La Campana, en el Hoyo de Manicaragua, Fidel sostuvo un encuentro con los milicianos que se entrenaban allí, explicó las medidas que estaba tomando la Revolución para defenderse, recomendó tácticas de enfrentamiento e indicó el trato que debían observar con los fusiles M-52 que sustituirían a las armas norteaamericanas y servirían para identificar a las fuerzas revolucionarias.

Poco después, encontrándose el líder cubano reunido en Cienfuegos con los comandantes Manuel Fajardo, Vitalio Acuña y una veintena de oficiales del Ejército Rebelde, enfatizó que había que ser muy cuidadosos con los campesinos y explicarles la confianza que la Revolución tenía en ellos y los verdaderos objetivos que perseguía el gobierno de los Estados Unidos con los alzados.

Allí conoció la ubicación de un grupo de bandidos en las cercanías del terraplén de La Sierrita a San Blas, en el Escambray. Alrededor de las tres de la madrugada del día 8, bajo un intenso aguacero, Fidel partió con su escolta y un pequeño grupo de oficiales y soldados.

Rodearon el lugar y después de un fuerte tiroteo capturaron varios alzados. Al finalizar la operación, sentenció: "Si una aguja cae en el Escambray, una aguja encontraremos". Al cabo de tres días, 25 pelotones de Milicias partieron de La Campana y comenzaron a peinar en dirección a Topes de Collantes.

El 10 de septiembre el agente de la CIA Ramón Ruisánchez firmó un "Pacto Provisional" con los cabecillas de bandas Evelio Duque, Sinesio Walsh y Porfirio Ramírez, un documento que debido a contradicciones internas fue sustituido al cabo de una semana por el "Pacto de Unidad", convocando a integrar un llamado Ejército de Liberación, a subordinarse a la dirección del FRD en el exterior representado por "Tony" Varona y a constituir un estado mayor.

La primera operación de abastecimiento de armas llegó por vía aérea el 29 de septiembre, en las cercanías del Salto del Hanabanilla. Pero el arsenal cayó en manos de las Milicias que operaban en la zona con el apoyo del campesinado.

Otros alzamientos en la zona de Bernardo y en Imías, en Baracoa, y en Las Tunas y Mayarí, fueron neutralizados por las fuerzas orientales.

El 5 de octubre, por playa Verracos, en la costa sur, procedente de la Base Naval yanqui en Guantánamo, penetró un pequeño grupo encabezado por Higinio Díaz, que regresó a su lugar de partida sin ejecutar ninguna acción.

El agente de la CIA y antiguo miembro de los Tigres de Masferrer Armentino Feria, al frente de 27 hombres incluyendo tres norteamericanos, penetraron por la Bahía de Navas, pero fueron capturados.

Con la detención, entre el 6 y el 8 de octubre de Sinesio Walsh, Porfirio Ramírez, Plinio Prieto y el agente de la CIA Richard Pecoraro, que había penetrado clandestinamente en agosto para controlar las acciones de las bandas, la captura de un centenar de bandidos y alrededor de 75 colaboradores, y el arresto el 20 de octubre de William Morgan y Jesús Carreras, involucrados en el envío de armas y hombres al Escambray, la estrategia trazada por el Ejecutivo norteamericano recibió un golpe demoledor.

El 4 de noviembre la CIA cambió la concepción de sus planes de entrenamiento en los campamentos de emigrados cubanos en Guatemala.

Comenzó a organizar una fuerza de asalto anfibia y aerotransportada con capacidad para desempeñarse en una guerra regular y seleccionó 80 efectivos que serían entrenados en operaciones de infiltración por vía marítima y guerra irregular.

El 29 de noviembre el comandante Piti Fajardo perdió la vida durante la persecución de un grupo de elementos contrarrevolucionarios, que habían robado varias armas en Trinidad y huían hacia las montañas con el objetivo de alzarse.

En su lugar fue designado el comandante Dermidio Escalona. En la primera semana de diciembre la jefatura de las Fuerzas Armadas Revolucionarias desencadenó la Operación Jaula.

Fueron movilizados unos 60 mil combatientes de las Milicias Nacionales Revolucionarias, principalmente obreros, dirigidos por oficiales del Ejército Rebelde y organizados en 80 batallones de todas las provincias, con el objetivo de aislar la zona montañosa central y dividirla en sectores de operaciones.

En estas áreas se reiteró la estrategia de enfrentamiento trazada por Fidel mediante los cercos y los peines.Al finalizar 1960 los bandidos habían cometido 14 asesinatos de civiles en todo el territorio nacional, pero se encontraban bajo un constante hostigamiento.

Entre el 6 de enero y el 4 de marzo de 1961, en horas de la madrugada, la CIA ejecutó la Operación Silencio sobre el Escambray: seis lanzamientos de paracaídas con grandes cargamentos de armas para fortalecer a los bandidos, que fueron a parar a las manos de los batallones de Milicias desplegados en la región.

También realizó operaciones similares sobre la finca El Rubí, en la zona de Cabañas, Pinar del Río y en Jaroche del Naranjal, una región montañosa de Caujerí, en Guantánamo.

Hasta ese momento la CIA había infiltrado 35 comandos, pero 20 fueron detenidos y el resto no pudo ejecutar ninguna acción debido al constante movimiento de tropas y a la vigilancia popular.

El 4 de marzo el gobierno cubano anunció públicamente que en el Escambray habían sido puestos fuera de combate 420 bandidos, de ellos 39 muertos y 381 prisioneros, y se ocuparon 945 armas de fabricación norteamericana.

Solo quedaron unos 150 bandidos huyendo dispersos y sin ninguna beligerancia. Las armas ocupadas fueron expuestas en la Plaza Cívica "José Martí", en La Habana, como una denuncia al gobierno de Estados Unidos.

Durante los primeros días de abril como consecuencia de los golpes recibidos por las bandas en el Escambray y con el objetivo de encubrir su participación, el gobierno norteamericano decidió trasladar el desembarco de la brigada mercenaria concebido inicialmente por la región de Trinidad, hacia Bahía de Cochinos, en la Ciénaga de Zapata, unos cien kilómetros hacia el oeste.

El 15 de abril varias aeronaves con falsas insignias de la Fuerza Aérea Revolucionaria ametrallaron los aeropuertos de Santiago de Cuba y San Antonio de los Baños y el aeródromo de Ciudad Escolar Libertad, en La Habana, causando 7 muertos, 53 heridos y cuantiosos daños materiales.

Al día siguiente, durante el entierro de las víctimas, en la esquina de las calles 23 y 12, Fidel declaró el carácter socialista de la Revolución y convocó al pueblo a defender la Patria.

En la medianoche del 17 de abril de 1961 se produjo el desembarco de la Brigada 2506 por Playa Girón. Poco después, los Órganos de Seguridad con el apoyo de los Comités de Defensa de la Revolución, se enfrascaron en la detención de los elementos más peligrosos que encabezaban las organizaciones contrarrevolucionarias, las que al quedar desarticuladas no pudieron llevar a cabo ninguna acción en apoyo a la invasión.

Alrededor de las 5:30 de la tarde del 19 de abril, a menos de 66 horas de iniciada la invasión, fuerzas combinadas del Ejército Rebelde, la Policía y las Milicias Nacionales Revolucionarias tomaron las últimas posiciones de ocupadas por el enemigo.

El programa subversivo aprobado por el Presidente norteamericano, dirigido y ejecutado por la CIA, contando con el apoyo de las organizaciones contrarrevolucionarias internas, las bandas terroristas y los mercenarios, había sido derrotado.

* Los autores son investigadores titulares del Centro de Investigaciones Históricas de la Seguridad del Estado.

Volver atrás
Enviar el artículo por E-mail
close



12 * 4 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Compartir el artículo en Facebook Versión para mprimir
+ Restaurar tamaño del texto -
Mas informacion
Uhr 10

min.

... a fondo

La influencia histórica de la convicción patriótica

Eduardo Paz Rada

La historia de la sociedad boliviana ha estado marcada por la dinámica y las contradicciones de las relaciones con las potencias capitalistas mundiales en torno a la explotación de los recursos naturales acompañada con la dominación política e ideológica sobre el conjunto de América Latina. En este contexto, los estudios, aportes y (...) :: Más detalles

Otros artículos de análisis

El gobierno de Evo Morales acelera el montaje de la planta nuclear

AnaliaPandoCabildeo

¿Por qué el gobierno de Evo Morales quiere gastar más de 2 mil millones de dólares en la construcción de (...)

Elites económicas y decadencia sistémica

Jorge Beinstein

A raíz de la llegada Mauricio Macri a la presidencia se desató en algunos círculos académicos argentinos la (...)

El gobierno del MAS se hunde en un mar de mentiras

AmaliaPandoCabildeo

El gobierno del MAS ha perdido tres elecciones consecutivas desde 2014 porque las grandes mayorías, sobre todo urbanas, ya no creen (...)

Quintana tiene el hábito de desviar fondos públicos y de impartir “línea” a los periodistas

Wilson García Mérida

La difusión de un audio que registra una reunión “de trabajo” entre el ministro de la Presidencia Juan (...)

la frase

Álvaro García ha leído pocos libros Cita a Hegel pero leyó citas de citas nada más Por eso carece de espíritu humanista y sufre acomplejamiento social e intelectual

Wálter Chávez, ex asesor del MAS

¿Cuál es el principal desafío del nuevo gobierno

  • Seguridad ciudadana
  • Lucha contra el narcotráfico
  • Industrialización
  • Empleo y educación
  • Otros

Encuesta vigente desde el 13-10-2014

Encuesta anterior:

Por quién votará en las elecciones de 2014