Martes 11 de diciembre del 2018
 
x

¿Olvidó su contraseña?

Área: Opinión >> Comentarios y enfoque
Actualizado el 2010-02-03 a horas: 22:54:55

La revolución en el transporte

Carlos F Toranzos

Después de crecer en mundos alejados de mi bella Cochabamba, me siento como que mis maletas ya no las mantendré cerradas. Las abriré para encontrar en ellas solo recuerdos de los que tenía y de los que solo quería vivirlos a partir de mi maleta cerrada. Recuerdos que van desde las calles de la bella llajta, hasta las frías planicies del Altiplano y las tibias tierras de Santa Cruz y Beni, Pando se me escapó como a muchos bolivianos, Pando estaba en el Acre y en Cobija, con gente y sin ella, con pena y con mucha por los sirigueros y los colectores de goma; esas bolas negras era lo único que había en mi memoria de maleta cerrada.

Lo que más recuerdo de mi niñez y juventud son las calles, el viento y el polvo, son los taxis quinieteros, los colectivos con sus chóferes y sus ayudantes. Los colectiveros que eran los dueños de las calles y de las paradas de los colectivos, los que decidían si llegabas a tiempo o nó a las citas importantes o no. Cuántos dentistas tuvieron que aguanterse, de callado, el que no llegues a tiempo a la cita. Si eras colegial con guardapolvo seguro que no paraban, si estabas con tu mamá o con algún otro mayor, sí. Cuántos encuentros amorosos tuvieron que esperar que los colectiveros pararan... Cuántos amores están y estuvieron en las manos de los colectiveros. Si paraban para recogerte, era como un premio a tu paciencia además de un favor al colectivero.

"No ha parado el colectivo", se convertía en la excusa generalizada y en la mentira, o verdad, dependiendo de la importancia de la cita.

Además de esto lo que se presenciaba constantemente era la velocidad con la que los chóferes conducían para llegar al chequeo de la hoja, ayudantes saltando del colectivo en marcha para llegar al segundo a la selladora del tiempo de arribo. No sé por qué le pagaban unos centavos con la papeleta.

Otra cosa que veíamos en relación con el transporte era la arrogancia de los conductores privados y públicos. "Dejame nomás hermanito yo manejo mejor cuando estoy borracho".

Si teníamos que viajar al campo, a Punata en mi caso; cuna de sabiduría y matrimonios ilegales. No era extraño que el chófer parara en las Candelarias para una jarrita de chicha con su empanada, la jarrita que a veces eran dos, más la botellita que le regalaban al chófer por parar en su boliche.

Romper esto era imposible. "Dejáme nomás" era la palabra y esa palabra normalmente asociada con los machos, conductores capaces de tomar en sus manos almas inocentes de hombres mujeres y niños. Ante la duda de algún pasajero sobre la habilidad del chófer de conducir en prácticamente, estado etílico, era respondida por éste y por otros como "dejalo nomás". Caballero dejalo manejar nomás, queremos llegar a Punata rápido.

A consecuencia de tal acto benevolente muchas cruces acompanan el camino a cualquier ciudad de nuestra llajta. En la tranca si se pagaba, cualquier estado de inconsciencia era subsanado con unos pesos más.

Todo esto lamentablemente es tan familiar en nuestro mudo que el Estado Plurinacional debe enfrentar seriamente, no con punitivos actos de momento sino con una educación vial totalmente nueva. Beber y conducir es crimen, y criminal el permitir que alguien conduzca bajo estado de mediana ebriedad. No borracho, ¡no! Con un solo trago ya está. El reprimir brutalmente a los transportistas en general no es sabio. Educarlos y sancionar a los infractores racionalmente es lo virtuoso.

Tenemos que dejarnos de latiguear pensando que el palo arregla, la educación lo hace la concientización lo hace, el sancionar hace de la ley un enemigo y no un protector.

Volver atrás
Enviar el artículo por E-mail
close



11 * 1 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Compartir el artículo en Facebook Versión para mprimir
+ Restaurar tamaño del texto -
Mas informacion
Uhr 3

min.

... a fondo

La influencia histórica de la convicción patriótica

Eduardo Paz Rada

La historia de la sociedad boliviana ha estado marcada por la dinámica y las contradicciones de las relaciones con las potencias capitalistas mundiales en torno a la explotación de los recursos naturales acompañada con la dominación política e ideológica sobre el conjunto de América Latina. En este contexto, los estudios, aportes y (...) :: Más detalles

Otros artículos de análisis

El gobierno de Evo Morales acelera el montaje de la planta nuclear

AnaliaPandoCabildeo

¿Por qué el gobierno de Evo Morales quiere gastar más de 2 mil millones de dólares en la construcción de (...)

Elites económicas y decadencia sistémica

Jorge Beinstein

A raíz de la llegada Mauricio Macri a la presidencia se desató en algunos círculos académicos argentinos la (...)

El gobierno del MAS se hunde en un mar de mentiras

AmaliaPandoCabildeo

El gobierno del MAS ha perdido tres elecciones consecutivas desde 2014 porque las grandes mayorías, sobre todo urbanas, ya no creen (...)

Quintana tiene el hábito de desviar fondos públicos y de impartir “línea” a los periodistas

Wilson García Mérida

La difusión de un audio que registra una reunión “de trabajo” entre el ministro de la Presidencia Juan (...)

la frase

Álvaro García ha leído pocos libros Cita a Hegel pero leyó citas de citas nada más Por eso carece de espíritu humanista y sufre acomplejamiento social e intelectual

Wálter Chávez, ex asesor del MAS

¿Cuál es el principal desafío del nuevo gobierno

  • Seguridad ciudadana
  • Lucha contra el narcotráfico
  • Industrialización
  • Empleo y educación
  • Otros

Encuesta vigente desde el 13-10-2014

Encuesta anterior:

Por quién votará en las elecciones de 2014