Jueves 18 de octubre del 2018
 
x

¿Olvidó su contraseña?

Área: Economía >> Energía e hidrocarburos
Actualizado el 2009-11-20 a horas: 18:10:36

Las transnacionales recibían el 67% de la renta petrolera antes de la ley 3058 y ahora obtienen el 27%

Son poco probables nuevas inversiones petroleras si el Estado no reduce impuestos, advierte un ejecutivo de la CBH

La expansión y el desarrollo del negocio del gas en Bolivia sólo será posible si se flexibiliza el peso fiscal, se reducen los riesgos para la actividad privada, se aseguran nuevos mercados y si se exploran nuevos reservorios, dijo la Cámara Boliviana de Hidrocarburos (CBH) en el primer Foro Internacional del Gas que se celebró el jueves y viernes en Tarija.

  • Artículos relacionados

Artículos que le pueden interesar

El primer Foro Internacional del Gas contó con la participación de representantes de las empresas petroleras que operan en el país, delegados de la Prefectura local y decenas de profesionales, empresarios, universitarios y directivos empresariales ligados al sector.

El Foro se hizo eco de las demandas de la Prefectura departamental para lograr mayor participación en el negocio y en la definición de políticas sobre el gas, y de las preocupaciones del sector empresarial que reclama por más mercados y mayores facilidades para la inversión privada.

Según el ingeniero geólogo de Repsol Asterio Ayaviri, es necesario "un mayor incentivo al capital privado para impulsar la exploración hidrocarburífera y aumentar las reservas". El abogado Ramiro Moreno, del estudio jurídico Moreno & Baldivieso, señaló que "la falta de seguridad jurídica no permitía desarrollar la inversión privada".

El vicepresidente de la CBH Carlos Delius dijo que las empresas petroleras soportan un "modelo muy duro" tras la aplicación de la nueva ley 3058 de 2006 y de la suscripción de los contratos con el Estado en 2007.

Antes de la ley 3058, las empresas percibían el 67 por ciento de la renta petrolera y el Estado boliviano el restante 33%, situación que se habría revertido en 2008. "Las empresas han pasado de tener el 67% a menos del 35% en este periodo", dijo Delius.Estos datos muestran que el flujo financiero del negocio petrolero reportó el año pasado un ingreso total de 3.623 millones de dólares. 1.214 millones fueron a parar a manos de las empresas petroleras, cubriendo los denominados "costos recuperables" y la utilidad empresarial. Otros 163 millones se destinaron al pago del transporte, mientras que 1.811 millones de dólares se distribuyeron como regalías, quedando como participación de la estatal YPFB otros 435 millones de dólares.

En términos porcentuales, en 2008 el Estado habría obtenido el 69% de los ingresos totales del sector hidrocarburífero (50% para las regiones y 12% para YPFB), otro 4% se habría destinado al pago del transporte y el restante 27% habría ido a las petroleras (21% como costos recuperables y 6% de utilidad).

Delius sostuvo que las petroleras aceptaron los nuevos contratos en 2007 por las altas cotizaciones del gas y el petróleo y porque deseaban recuperar sus inversiones. Advirtió a título personal que era poco probable que nuevas empresas petroleras ingresen al país a invertir, dadas las actuales condiciones.El prefecto de Tarija Mario Cossío informó que la inversión en el sector hidrocarburífero habría disminuido en desde 604 millones de dólares en 1998 a 149 millones de dólares en 2007. La reducción de inversiones también se reflejaría en una drástica caída en el número de pozos perforados (64 en el periodo 1998-2000 y tres en 2007).

"Si no flexibilizamos el sistema de equilibrio actual, no vamos a poder competir", advirtió Delius, al abogar por una mayor flexibilidad en el tema fiscal y en la reducción de riesgos para el sector privado.

El directivo de la CBH señaló, además, la necesidad de encontrar nuevos mercados para el gas boliviano, ya que el mercado interno presentaba limitaciones, tanto por su reducida demanda como por su bajo precio.

El representante de la petrolera Total Gastón Ujía explicó que los mercados para el gas "ya no son tan seguros como antes", por lo que planteó buscar nuevas formas para vender gas.

Delius aseguró que "si no vendemos más gas afuera es utópico pensar en ir a la industrialización o a un crecimiento masivo del mercado interno", donde los precios del gas oscilan entre 1 a 1,2 dólares por millar de pies cúbicos, lo que desalienta aún más a las operadoras privadas. "No se puede desarrollar el negocio del gas sólo con el mercado interno y con esos precios", agregó al contrastar con el precio que pagan Brasil y Argentina (4 a 4,5 dólares).

El representante de la CBH propuso que YPFB desarrolle proyectos de GNL usando la infraestructura del norte de Chile, logrando la integración vertical en las zonas fronterizas y aledañas al interior de Brasil y Argentina.

En la percepción de Delius, la consolidación, desarrollo y expansión del negocio del gas en Bolivia sólo sería posible con avances sustanciales, equilibrados y simultáneos en tres áreas fundamentales: i) acceso a mercados, proyectos de GNL y desarrollo de reservas; ii) sustancial aumento de la exploración, mayor flexibilidad fiscal con las empresas y reducción de riesgos para los privados; y iii) aumento de la explotación, incremento de las inversiones y avances tecnológicos.

Está en marcha una gigantesca revolución del gas natural no convencional en Estados Unidos, lo que marcará un profundo viraje en este millonario negocio y obligará a países como Bolivia a asumir nuevos riesgos y desafíos, señaló el especialista Güimer Vaca, director ejecutivo de Americas Petrogas Co.

Vaca informó que el consumo mundial de gas crecerá en un 50% hasta el año 2030, pero con grandes modificaciones en la estructura de la oferta del energético. "Las proyecciones señalan que en los próximos 25 años Estados Unidos se autoabastecerá de gas, dejando de importar este producto de Canadá e impactando en la viabilidad y desarrollo de los proyectos de GNL (gas natural licuado)".

"Hay una revolución silenciosa del gas no convencional en Estados Unidos", dijo tras explicar que allí hay masivas inversiones y producción en gas proveniente de arenas apretadas, gas metano de carbón y gas de arcilla, y ya no de fuentes tradicionales como las existentes en Bolivia.

Esta tendencia ocasionará que el precio del energético se estabilice entre 4 a 4,5 dólares por millar de pies cúbicos, poniendo en duda la viabilidad de los proyectos de expansión de GNL. "Hay más de 220 proyectos de GNL en todo el mundo, pero muchos de ellos se están cancelando por la revolución del gas no convencional en Estados Unidos", aseguró.

Vaca advirtió, sin embargo, que los proyectos de GNL de Brasil y Chile, que amenazan con competir con el gas boliviano, seguirán adelante porque están impulsados para lograr seguridad en el suministro del energético para esos países, antes que por su nivel de precios que es más elevado que el producido y exportado desde Bolivia.

El especialista señaló que Bolivia debe volcar su mirada también hacia la exploración, desarrollo y explotación del gas natural no convencional. "La revolución del gas no convencional debe ser asumida en Bolivia como una oportunidad, antes que como una amenaza, para producir a menor costo, desarrollar reservas más baratas y competitivas. Hay que atraer más inversiones, respetando el actual marco jurídico", agregó.

Según el director de Americas Petrogas, Bolivia debe lograr la disponibilidad de recursos en el subsuelo, adoptar una política fiscal atractiva para los inversores para que puedan ser competitivos; asegurar estabilidad fiscal en el largo plazo, leyes claras, completas y comprensibles, mercados a corto y largo plazo y mejorar la infraestructura existente

Demandas regionales

En la plenaria final del foro, el economista Alfredo Colque lamentó la "falta de una política nacional energética" y planteó la necesidad de trabajar más abiertamente en la elaboración del nuevo proyecto de ley del sector. "No estamos sembrando el gas", complementó Ricardo Cabezas, ingeniero mecánico que trabaja con GNV, quien lamentó el muy escaso desarrollo de las redes primarias y secundarias de distribución del energético.

El consultor Darío Arias recomendó crear un "fondo de estabilización con los recursos del gas para alejarnos de la maldición de los recursos naturales" y revisar el marco regulatorio ambiental y su aplicación práctica.

El delegado de la Prefectura de Tarija Sebastián Daroca comentó que era necesaria la participación de todas las Prefecturas, especialmente de las regiones productoras de gas, en la definición de las políticas energéticas nacionales, creando un Consejo Nacional de Energía.

Otros representantes prefecturales, como Jorge Márquez, plantearon la necesidad de que los gobiernos regionales participen activamente en los procesos de industrialización del gas, compartiendo los beneficios con el Estado central.

También solicitaron que se pague efectivamente el 11% de las regalías a las regiones productores sin ningún tipo de descuento. En la actualidad, el pago efectivo estaría en el orden del 9% por los descuentos derivados del transporte y otros. Asimismo, plantearon que las regalías se paguen no sólo en función del volumen producido de gas sino que también se incorpore una alícuota adicional por los líquidos asociados al gas.

La disminución de las reservas, la ausencia de nuevos proyectos de inversión, la caída en la demanda de gas de la Argentina y Brasil y la competencia que significa el GNL para Bolivia son otros factores que preocupan, explicó el prefecto Cossío.

* Con datos de Plataformaenergetica.org

Volver atrás
Enviar el artículo por E-mail
close



10 - 3 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Compartir el artículo en Facebook Versión para mprimir
+ Restaurar tamaño del texto -
Mas informacion
Uhr 9

min.

... a fondo

La influencia histórica de la convicción patriótica

Eduardo Paz Rada

La historia de la sociedad boliviana ha estado marcada por la dinámica y las contradicciones de las relaciones con las potencias capitalistas mundiales en torno a la explotación de los recursos naturales acompañada con la dominación política e ideológica sobre el conjunto de América Latina. En este contexto, los estudios, aportes y (...) :: Más detalles

Otros artículos de análisis

El gobierno de Evo Morales acelera el montaje de la planta nuclear

AnaliaPandoCabildeo

¿Por qué el gobierno de Evo Morales quiere gastar más de 2 mil millones de dólares en la construcción de (...)

Elites económicas y decadencia sistémica

Jorge Beinstein

A raíz de la llegada Mauricio Macri a la presidencia se desató en algunos círculos académicos argentinos la (...)

El gobierno del MAS se hunde en un mar de mentiras

AmaliaPandoCabildeo

El gobierno del MAS ha perdido tres elecciones consecutivas desde 2014 porque las grandes mayorías, sobre todo urbanas, ya no creen (...)

Quintana tiene el hábito de desviar fondos públicos y de impartir “línea” a los periodistas

Wilson García Mérida

La difusión de un audio que registra una reunión “de trabajo” entre el ministro de la Presidencia Juan (...)

la frase

Álvaro García ha leído pocos libros Cita a Hegel pero leyó citas de citas nada más Por eso carece de espíritu humanista y sufre acomplejamiento social e intelectual

Wálter Chávez, ex asesor del MAS

¿Cuál es el principal desafío del nuevo gobierno

  • Seguridad ciudadana
  • Lucha contra el narcotráfico
  • Industrialización
  • Empleo y educación
  • Otros

Encuesta vigente desde el 13-10-2014

Encuesta anterior:

Por quién votará en las elecciones de 2014