Martes 14 de agosto del 2018
 
x

¿Olvidó su contraseña?

Área: Opinión >> Comentarios y enfoque
Actualizado el 2009-10-16 a horas: 18:58:31

YPFB Corporativo: En rumbo hacia la Era Boliviana de los Hidrocarburos

Roberto Gonzáles Peláez *

La "mal llamada capitalización de YPFB" fue un proceso irregular y jurídicamente viciado que en esencia buscada la aniquilación de la empresa estatal boliviana del petróleo. Este proceso maquiavélicamente concebido, tenía como meta abrir las puertas para que los consorcios multinacionales exploten indefinidamente sin ninguna restricción los recursos hidrocarburíferos del país.

La ruta que debió seguir YPFB, según este proceso depredador, ha sido lastimosamente la suerte del LAB y ENFE, que antes de su "capitalización", eran dos empresas de valor estratégico para el país.

Sin dudar, sostenemos que la meta de los mal llamados "capitalizadores" y que casi lo logran, era la aniquilación total de YPFB y el resto de las empresas del Estado.

Fue la valiente actitud y el compromiso de cientos de miles de ciudadanos bolivianos: obreros, campesinos, sectores populares y sociales que hicieron posible la derrota de las burocracias partidisticas y familiares que sostenían el modelo neoliberal.

Ese apoyo social materializado en diciembre de 2005, permitió el surgimiento de un gobierno identificado con los verdaderos intereses del país. El casi endiosamiento internacional que se dio a las doctrinas del mercado abierto, era de tal fuerza y magnitud a nivel internacional, que de no haber mediado la fuerza y el irrenunciable compromiso de los sectores sociales, hoy YPFB sería sólo fierros viejos como son los restos de ENFE.

El histórico Decreto de Nacionalización Nº 28701 del 1 de Mayo del 2006, ha sido un acierto histórico y de gran proyección económica no solo nacionalmente sino internacionalmente. Mientras poderosos grupos financieros privados que impulsaron la políticas privatizadoras, de los años 80 y 90 del Fondo Monetario, el Banco Mundial y el BID; ante la reciente crisis económica internacional hubieron que apelar al rescate trillonario de Gobierno y Bancos Centrales, contradiciendo la recetas que impusieron a países en desarrollo.

En cambio, Bolivia se adelantó permitiendo un blindaje macroeconómico que ha minimizado los efectos de la crisis financiera internacional. Parecería de lo que hace con una mano, se recibe por la otra.

Pero lo más importante del proceso de nacionalización ha sido su efecto interno ya que no solo freno la destrucción definitiva de YPFB sino que ha iniciado un verdadero proceso de reconstrucción empresarial. Reconocemos que no es, ni será fácil hacer de un escuálido "YPFB residual" (así denominado por los mal llamados capitalizadores), surgir un YPFB Corporativo de nivel internacional. Pero los buenos bolivianos debemos estar seguros que el proceso de construcción de un YPFB Corporativo será exitoso, porque tiene como energía básica la voluntad y sabiduría del pueblo boliviano más el valiente compromiso del Gobierno del presidente Evo Morales.

A mediados del año 2005, anticipándonos a estos hechos, ahora ya de trascendencia histórica, mediante la publicación de un libro designamos al venidero proceso de nacionalización como la "Travesía hacia la Era Boliviana de los Hidrocarburos".

Cuánta satisfacción profesional nos da haber hecho un pronóstico acertado al ver la nacionalización de los hidrocarburos y el proceso de construcción de YPFB en marcha. Sin embargo, también debemos ser enfáticos al reconocer que el proceso requiere ser fortalecido con mucha sabiduría y honradez, con una óptima gestión de YPFB Corporativo que incluya un minucioso y permanente control, de riesgo internos y externos en las gestiones de cada de sus empresas.

Sin embargo, no todos comparten ese criterio. Profesionales formados por YPF, que sin el menor respeto por su "Alma Mater", durante más de 15 años, no sólo guardaron silencio, sino que fueron parte activa del proceso de su destrucción empresarial, asalto a sus activos y patrimonio, hoy curiosamente se han convertido en "audaces defensores" del ente estatal.

Basta ver las páginas de los medios, llenas con análisis parcializados y aunque algunas críticas puedan tener validez técnica y económica, no pueden esconder sus motivaciones negativas y revanchistas, reflejando además un cierto aire de frustración personal al ver emerger una nueva realidad en el sector hidrocarburífero.

Inicialmente, la "nueva élite de analistas" orientaron su análisis llenos de negatividad cuestionando los pasos iniciales de la nacionalización. Dada la solidez del proceso de cambio que vive Bolivia, y que en gran medida se asienta en los beneficios económicos que está reportando a la economía del país la nacionalización de los hidrocarburos, y sobre todo al darse cuenta que en casi todos los países de Latinoamérica, empresas estatales controlan el negocio petrolero y gasífero, su lógica ha quedado desplazada.

Como ideológicamente no pueden dar un giro y reconocer la validez del proceso de nacionalización, hoy "la nueva élite de analistas" con sus pequeñas y coyunturales miras, apuntan a cuestionar y a dañar a la naciente Corporación YPFB. Lo que hoy las burocracias capitalizadoras, convertidas en analistas, no comprenden es que destruir a una empresa es más fácil que reconstruirla.

Si en más de dos décadas con su predominio ideológico apoyando la privatización e internacionalización del negocio energético del país, no lograron la meta de destruir totalmente a YPFB, hoy con sus posiciones de negatividad cuestionan el proceso de reconstrucción de la industria hidrocarburífera nacional. Es cierto que ha habido un serio tropiezo y también algunas carencias que están afectando los niveles de producción, pero se quiera admitir o no se quiera admitir, la reconstrucción de YPFB avanza sólidamente y tiene logros tangibles que en una próxima entrega podremos documentar.

El vigoroso proceso de cambio que vive nuestro país, Bolivia, tiene un gran y esencial desafió para lograr su consolidación: ESTRUCTURAR Y HACER MARCHAR EL SECTOR HIDROCARBUROS, más específicamente YPFB y todas la empresas que conforman lo que está llamado a ser el primer gran holding empresarial boliviano de importancia multinacional.

El reto es bien grande para los cuadros ejecutivos de YPFB Corporativo para responder a la confianza que el Gobierno Nacional les ha confiado mucho más ahora con la aprobación de un crédito de 1.000 millones de dólares. En palabras simples, habrán muchos ojos que estén atentos al manejo de YPFB, viendo de cerca a la utilización de estos fondos de inversión, transparencia y a su debida rentabilidad.

No se puede perder de vista, que el desafío es ampliamente grande. Reiteramos nuestro convencimiento de que el proceso será exitoso porque responde a un mandato casi general del pueblo boliviano, al patriotismo del actual gobierno y porque además cuenta con el trabajo silencioso de una nueva generación de cientos sino miles de administradores, ingenieros, técnicos y trabajadores totalmente bolivianos a quienes el proceso de nacionalización ya los ha puesto en los mandos operativos de 8 grandes empresas.

Sabias políticas directrices y pulcritud de los directores debe ser un complemento ineludible. De la eficiencia, honradez, compromiso patriótico y valentía de los directores y de los cuadros ejecutivos dependerá esencialmente el éxito de YPFB Corporativo. También será fundamental que los procedimientos que se establezcan, por un lado para garantizar la independencia de gestión de cada empresa, bajo responsabilidad directa de su directorios y mandos ejecutivos; y por otro lado, una firme y contundente línea de mando y autoridad partir de la Presidencia de YPFB. Esto será vital, para garantizar la coordinación técnica y operativa en todas las actividades de la cadena productiva, pero sobre todo medir la eficiencia de las gestiones exigiendo óptimos resultados financieros en cada una de las empresas subsidiarias.

Del manejo inteligente de estas variables dependerá, en nuestra opinión, la llegada a la tierra prometida la Era Boliviana de los Hidrocarburos.

* Consultor Financiero Internacional. rgpconsultor@hotmail.com

Volver atrás
Enviar el artículo por E-mail
close



8 * 4 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Compartir el artículo en Facebook Versión para mprimir
+ Restaurar tamaño del texto -
Mas informacion
Uhr 7

min.

... a fondo

La influencia histórica de la convicción patriótica

Eduardo Paz Rada

La historia de la sociedad boliviana ha estado marcada por la dinámica y las contradicciones de las relaciones con las potencias capitalistas mundiales en torno a la explotación de los recursos naturales acompañada con la dominación política e ideológica sobre el conjunto de América Latina. En este contexto, los estudios, aportes y (...) :: Más detalles

Otros artículos de análisis

El gobierno de Evo Morales acelera el montaje de la planta nuclear

AnaliaPandoCabildeo

¿Por qué el gobierno de Evo Morales quiere gastar más de 2 mil millones de dólares en la construcción de (...)

Elites económicas y decadencia sistémica

Jorge Beinstein

A raíz de la llegada Mauricio Macri a la presidencia se desató en algunos círculos académicos argentinos la (...)

El gobierno del MAS se hunde en un mar de mentiras

AmaliaPandoCabildeo

El gobierno del MAS ha perdido tres elecciones consecutivas desde 2014 porque las grandes mayorías, sobre todo urbanas, ya no creen (...)

Quintana tiene el hábito de desviar fondos públicos y de impartir “línea” a los periodistas

Wilson García Mérida

La difusión de un audio que registra una reunión “de trabajo” entre el ministro de la Presidencia Juan (...)

la frase

Álvaro García ha leído pocos libros Cita a Hegel pero leyó citas de citas nada más Por eso carece de espíritu humanista y sufre acomplejamiento social e intelectual

Wálter Chávez, ex asesor del MAS

¿Cuál es el principal desafío del nuevo gobierno

  • Seguridad ciudadana
  • Lucha contra el narcotráfico
  • Industrialización
  • Empleo y educación
  • Otros

Encuesta vigente desde el 13-10-2014

Encuesta anterior:

Por quién votará en las elecciones de 2014