Viernes 19 de julio del 2019
 
x

¿Olvidó su contraseña?

Área: Opinión >> Comentarios y enfoque
Actualizado el 2009-08-03 a horas: 16:09:25

La política del cuerpo

Ramón Rocha Monroy

El liberalismo y el marxismo, las grandes ideologías venidas de Occidentes, son temibles represoras del cuerpo. Ambas se basan en el mito de la productividad, que es fruto del ahorro, del esfuerzo físico, del trabajo, de la vida frugal y ordenada, y no se compadecen del cuerpo.

Ramón Rocha Monroy

Ramón Rocha MonroyOjo de vidrio: Publicó las novelas: ¡Qué solos se quedan los muertos!-Vida de Antonio José de Sucre (Ed. El País, 2006), Potosí 1600 (Premio Alfaguara 2001), Ladies Night, La Casilla Vacía, Ando volando bajo (Premio Guttentag 1994), El run run de la calavera (Premio Guttentag 1983), Allá Lejos (Ed. Los Amigos del Libro, 1978). Inició su carrera literaria con Pedagogía de la Liberación (Premio Franz Tamayo de Ensayo 1975). Tiene dos libros de crónica gastronómica: Crítica de la sazón pura, Todos los cominos conducen aroma y La importancia de vivir en Cochabamba. Es también guionista de cine.
Blog clandestino

Contactos con el autor
close

Contacto con Ramón Rocha Monroy




12 + 4 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

El eje de ambas es la represión del trabajo. Incluso el socialismo utópico, también venido de Occidente, soñaba con la liberación por el trabajo. Sólo Charles Fourier se atrevió a pensar en el cuerpo, y dejó una semilla poco percibida por los analistas de la revuelta de mayo del 68 en París: que las dos actividades más importantes de la humanidad son el amor y la alimentación, y por eso deben recibir atención prioritaria del Estado, sea cual fuere la forma de administración de lo público. Según Fourier, el Estado tiene la obligación de que a nadie le falte amor, que todos encuentren su par amoroso; y que a nadie le falte alimentación de calidad, financiada por el Estado. Incluso la guerra para Fourier era un certamen entre gourmets y gastrónomos que se bombardeaban alternativamente con manjares y bocadillos hasta proclamar la victoria de uno de los ejércitos en una curiosa justa culinaria.

Parecerá una locura, pero ese legado ha sido recogido en forma tácita o expresa por teóricos contemporáneos que hablan del cuerpo, de la liberación del cuerpo, de la política del cuerpo o biopolítica.

Uno de ellos es Michel Onfray, cuya obra conocimos tempranamente y orientó nuestras crónicas gastronómicas. Onfray ha escrito Teoría del Cuerpo Enamorado, para exaltar los derechos del cuerpo, y Tratado de Ateología, para denunciar que todas las religiones han sido enemigas y negadoras del cuerpo.

En esa onda están asimismo el pensamiento descolonizador, la teoría queer, de las llamadas minorías sexuales, que aspiran a expresarse políticamente, y el nuevo feminismo, que no trata de competir por tener los mismos derechos de los hombres a acceder al trabajo, es decir, a la explotación del cuerpo, sino a que el cuerpo de la mujer se exprese sin represiones.

El liberalismo y el marxismo son enemigos de la sexualidad y del erotismo. Tanto el espíritu del capitalismo como el socialismo real son homófobos y consideran cualquier preferencia distinta a lo heterosexual como una desviación o una perversión. Así no tienen cabida en sus previsiones los gays, las lesbianas, los transexuales, en suma, aquéllos que están atentos a las pulsiones, necesidades y urgencias de sus cuerpos para satisfacerlas con libertad y convirtiéndolas en derechos.

Hace 20 años hubo una reunión en Antigua Guatemala para ver cómo se podía completar la Declaración de Derechos Humanos, y surgió la idea de proclamar el derecho a la solidaridad. Entonces intervine para decir a los expertos que la solidaridad es una forma del amor, y que había que proclamar dos derechos humanos nuevos, inspirados en Fourier: el derecho al amor y el derecho a la alimentación. Recordé entonces algo que provocó hilaridad, pero que es una profecía. En la pared de La Casona, una peña que funcionaba en El Prado, apareció hace 30 años un graffiti que decía: Que viva el amor bi, meta, piro, orto, hetero, homo y transexual con personas, animales y cosas.

Gran lema para una teoría del cuerpo.

Otros artículos de Ramón Rocha Monroy

Volver atrás
Enviar el artículo por E-mail
close



8 + 1 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Compartir el artículo en Facebook Versión para mprimir
+ Restaurar tamaño del texto -
Contactar al autor
Uhr 3

min.

... a fondo

La influencia histórica de la convicción patriótica

Eduardo Paz Rada

La historia de la sociedad boliviana ha estado marcada por la dinámica y las contradicciones de las relaciones con las potencias capitalistas mundiales en torno a la explotación de los recursos naturales acompañada con la dominación política e ideológica sobre el conjunto de América Latina. En este contexto, los estudios, aportes y (...) :: Más detalles

Otros artículos de análisis

El gobierno de Evo Morales acelera el montaje de la planta nuclear

AnaliaPandoCabildeo

¿Por qué el gobierno de Evo Morales quiere gastar más de 2 mil millones de dólares en la construcción de (...)

Elites económicas y decadencia sistémica

Jorge Beinstein

A raíz de la llegada Mauricio Macri a la presidencia se desató en algunos círculos académicos argentinos la (...)

El gobierno del MAS se hunde en un mar de mentiras

AmaliaPandoCabildeo

El gobierno del MAS ha perdido tres elecciones consecutivas desde 2014 porque las grandes mayorías, sobre todo urbanas, ya no creen (...)

Quintana tiene el hábito de desviar fondos públicos y de impartir “línea” a los periodistas

Wilson García Mérida

La difusión de un audio que registra una reunión “de trabajo” entre el ministro de la Presidencia Juan (...)

la frase

Álvaro García ha leído pocos libros Cita a Hegel pero leyó citas de citas nada más Por eso carece de espíritu humanista y sufre acomplejamiento social e intelectual

Wálter Chávez, ex asesor del MAS

¿Cuál es el principal desafío del nuevo gobierno

  • Seguridad ciudadana
  • Lucha contra el narcotráfico
  • Industrialización
  • Empleo y educación
  • Otros

Encuesta vigente desde el 13-10-2014

Encuesta anterior:

Por quién votará en las elecciones de 2014