Miercoles 26 de septiembre del 2018
 
x

¿Olvidó su contraseña?

Área: Opinión >> Comentarios y enfoque
Actualizado el 2009-02-26 a horas: 17:06:43

La nueva campaña neoliberal

Carlos Echazú Cortez

Otra vez los neoliberales se han puesto en campaña para presentar al gobierno de Evo Morales como un gobierno dictatorial, cuando la realidad es que si de algo peca este gobierno es el de ser demasiado tolerante con los masacradores.

Carlos Echazú Cortez

Carlos Echazú CortezPaceño nacido en 1964. Graduado en Ciencias Políticas en la Universidad de Uppsala en Suecia. Se ha desempeñado como docente universitario en varias universidades públicas y privadas del País. Ha dictado cátedra en las materias de Historia de Bolivia y Ciencia Política. Es autor de dos ensayos político-históricos sobre el “Estado y dominio de clase” y “Estado y clases dominantes en Bolivia”. Ha escrito también un manual crítico en métodos de investigación denominado “Crítica al método y método crítico”.

Contactos con el autor
close

Contacto con Carlos Echazú Cortez




9 - 2 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Para cualquier persona honesta, lo importante del hecho noticioso que nos ocupa, debería ser el revelamiento de los motivos que se tuvo para realizar las detenciones ante la expectativa de, al fin, dar castigo a los sicarios de El Porvenir. Sin embargo, los medios, con tono de escándalo, nos hablan de encapuchados que en horas de la noche detuvieron a opositores del gobierno. <!-- @page { margin: 2cm } P { margin-bottom: 0.21cm } --> El pretexto para su campaña ahora es la detención de los inculpados de participación en la masacre de El Porvenir en septiembre del año pasado. A 5 meses de semejante monstruosidad la opinión pública boliviana, mediante los medios -¿donde si no?- debía estar clamando por el castigo a los genocidas de aquel luctuoso hecho. Sin embargo, los medios arman un escándalo por las detenciones acusando al gobierno de dictatorial. Como siempre, los neoliberales, acostumbrados a que sus delitos queden impunes, tuercen los hechos completamente para que la realidad quede totalmente oscurecida y no se haga justicia.

Habrá que decirlo, entonces, de una vez por todas. Si las autoridades judiciales decidieron proceder con las detenciones del modo que lo hicieron, tienen evidentes motivos para aquello. No estaban deteniendo a pequeños ladronzuelos. Se trata, más bien, de sicarios que cometieron el más grande delito que podamos imaginarnos, como es el de genocidio. Ellos han sido reconocidos en los videos que fueron hechos públicos y por los sobrevivientes de la masacre. Estos señores son entonces verdaderos hampones, sucesores de Al Capone, de los que se puede esperar cualquier cosa. Por eso, si los agentes de la policía que realizaron el operativo, protegieron su identidad, para evitar represalias de la mafia, pues no hicieron más que lo que se acostumbra a hacer en estos casos en cualquier parte del mundo.

Por eso es que las acusaciones de dictadura son verdaderamente ridículas. Más aún cuando éstas vienen de congresistas. Estos señores no se han dado cuenta que si fuera una dictadura, ellos no detentarían las calidad de congresistas, porque el congreso estaría clausurado. Tampoco podrían hacer sus denuncias a los medios de comunicación porque éstos estarían sometidos a una brutal censura, cuyo desacato implicaría la intervención del medio, la destrucción de sus equipos, el encarcelamiento, tortura y hasta el asesinato de los periodistas del medio en cuestión.

Pero, ¡!SORPRESA!! cuando hacemos estas reflexiones acerca de lo que implica una dictadura no podemos evitar pensar en la dictadura de Banzer en la década del 70, con quién muchos de estos señores, que hoy posan de demócratas, estuvieron íntimamente vinculados.

Por eso es que toda esta charlatanería acerca de “la Dictadura de Evo Morales” no es más que una infame campaña política, que no la creen ni siquiera sus propios propiciadores. Ellos saben bien lo que es una dictadura. Si no han participado directamente de ellas, por lo menos han estado muy cerca de quienes si lo hicieron. Lo que enerva de la campaña neoliberal es la pretensión de hacer creer a la población boliviana sus mentiras y patrañas.

Volver atrás
Enviar el artículo por E-mail
close



6 * 1 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Compartir el artículo en Facebook Versión para mprimir
+ Restaurar tamaño del texto -
Contactar al autor
Uhr 3

min.

... a fondo

La influencia histórica de la convicción patriótica

Eduardo Paz Rada

La historia de la sociedad boliviana ha estado marcada por la dinámica y las contradicciones de las relaciones con las potencias capitalistas mundiales en torno a la explotación de los recursos naturales acompañada con la dominación política e ideológica sobre el conjunto de América Latina. En este contexto, los estudios, aportes y (...) :: Más detalles

Otros artículos de análisis

El gobierno de Evo Morales acelera el montaje de la planta nuclear

AnaliaPandoCabildeo

¿Por qué el gobierno de Evo Morales quiere gastar más de 2 mil millones de dólares en la construcción de (...)

Elites económicas y decadencia sistémica

Jorge Beinstein

A raíz de la llegada Mauricio Macri a la presidencia se desató en algunos círculos académicos argentinos la (...)

El gobierno del MAS se hunde en un mar de mentiras

AmaliaPandoCabildeo

El gobierno del MAS ha perdido tres elecciones consecutivas desde 2014 porque las grandes mayorías, sobre todo urbanas, ya no creen (...)

Quintana tiene el hábito de desviar fondos públicos y de impartir “línea” a los periodistas

Wilson García Mérida

La difusión de un audio que registra una reunión “de trabajo” entre el ministro de la Presidencia Juan (...)

la frase

Álvaro García ha leído pocos libros Cita a Hegel pero leyó citas de citas nada más Por eso carece de espíritu humanista y sufre acomplejamiento social e intelectual

Wálter Chávez, ex asesor del MAS

¿Cuál es el principal desafío del nuevo gobierno

  • Seguridad ciudadana
  • Lucha contra el narcotráfico
  • Industrialización
  • Empleo y educación
  • Otros

Encuesta vigente desde el 13-10-2014

Encuesta anterior:

Por quién votará en las elecciones de 2014