Domingo 19 de agosto del 2018
 
x

¿Olvidó su contraseña?

Área: Opinión >> Comentarios y enfoque
Actualizado el 2009-02-13 a horas: 17:03:39

5.000 hectáreas

Ramón Rocha Monroy

El control del agua y de la tierra del planeta ha desatado una carrera tan riesgosa como el armamentismo. Los países de las grandes finanzas establecen hoy colonias en los países con tierras fértiles y recursos hídricos, pero no para salvar del hambre a la humanidad sino para anticipar futuros negocios y guerras.

Ramón Rocha Monroy

Ramón Rocha MonroyOjo de vidrio: Publicó las novelas: ¡Qué solos se quedan los muertos!-Vida de Antonio José de Sucre (Ed. El País, 2006), Potosí 1600 (Premio Alfaguara 2001), Ladies Night, La Casilla Vacía, Ando volando bajo (Premio Guttentag 1994), El run run de la calavera (Premio Guttentag 1983), Allá Lejos (Ed. Los Amigos del Libro, 1978). Inició su carrera literaria con Pedagogía de la Liberación (Premio Franz Tamayo de Ensayo 1975). Tiene dos libros de crónica gastronómica: Crítica de la sazón pura, Todos los cominos conducen aroma y La importancia de vivir en Cochabamba. Es también guionista de cine.
Blog clandestino

Contactos con el autor
close

Contacto con Ramón Rocha Monroy




12 * 6 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Según Ignacio Ramonet, director de Le Monde Diplomatique, Corea del Sur, primer comprador mundial, ha comprado 2.3 millones de hectáreas, seguido por China, con 2.09 millones, Arabia Saudita con 1,61 millones, los Emiratos Árabes Unidos con 1,28 millones y Japón con 324.000 hectáreas. Los países que buscan para establecer sus colonias poseen tierras fértiles y pocos habitantes; es fácil corromper a sus gobernantes y conseguir privilegios que restringen la soberanía nacional en esos territorios.

Los Emiratos Árabes controlan casi un millón de hectáreas en Pakistán y han puesto la mira en Kasajstan; Libia compró 250.000 hectáreas en Ucrania; el grupo saudita Binladin, la familia de Osama del mismo apellido, tiene territorios en Indonesia; Jordania produce comestibles en Sudán y Egipto tiene 850.000 hectáreas en Uganda. China es un comprador compulsivo porque tiene sólo el 7% de tierras fértiles del planeta y 1.400 millones de habitantes, por eso compró tierras en Australia, Kasajstán, Laos, México, Brasil, Surinam y África; allí lleva a sus propios asalariados que ganan menos de 40 euros al mes, al margen de las leyes laborales de cada país.

Por supuesto que en esta carrera las corporaciones privadas llevan la delantera, como el grupo Daewoo Logistics, que alquiló 1,3 millones de hectáreas a Madagascar, que significan la mitad de las tierras cultivables de esa isla. Benetton tiene casi un millón de hectáreas para producir lana fuera de Italia; el grupo agroindustrial francés Louis Dreyfus tiene decenas de miles de hectáreas en Brasil; y Argentina ha vendido 21.000 hectáreas para cría de ganado a Corea del Sur, país que controla una superficie superior a la totalidad de sus propias tierras fértiles.

Hablamos de negocios, es decir, de una nueva política colonial para saquear los recursos naturales de los países pobres y controlar sus recursos hídricos sin beneficio local alguno. Por eso algunos países, como el Paraguay, prohíben vender parcelas a extranjeros.

En esa lógica, los bolivianos han aprobado como extensión máxima de tierras las 5.000 hectáreas, colocándose a la vanguardia de los países que luchan contra la carrera mundial contra la compra de tierras. Esta es la lógica de la nueva Constitución y del referéndum consiguiente.

El latifundio está ligado al abuso del poder, a las oligarquías, a las mafias, al nepotismo, al tráfico de influencias, al cohecho, al soborno, a la muñeca, a la coima, a la compra de conciencias. El latifundio está orgánicamente ligado a la corrupción, a las dictaduras, a la extrema derecha o al derrumbe moral de la izquierda. Los bolivianos sabemos qué es el latifundio y por eso lo hemos rechazado de forma contundente. Ocho de cada diez bolivianos han votado contra él.

Otros artículos de Ramón Rocha Monroy

Volver atrás
Enviar el artículo por E-mail
close



8 * 1 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Compartir el artículo en Facebook Versión para mprimir
+ Restaurar tamaño del texto -
Contactar al autor
Uhr 3

min.

... a fondo

La influencia histórica de la convicción patriótica

Eduardo Paz Rada

La historia de la sociedad boliviana ha estado marcada por la dinámica y las contradicciones de las relaciones con las potencias capitalistas mundiales en torno a la explotación de los recursos naturales acompañada con la dominación política e ideológica sobre el conjunto de América Latina. En este contexto, los estudios, aportes y (...) :: Más detalles

Otros artículos de análisis

El gobierno de Evo Morales acelera el montaje de la planta nuclear

AnaliaPandoCabildeo

¿Por qué el gobierno de Evo Morales quiere gastar más de 2 mil millones de dólares en la construcción de (...)

Elites económicas y decadencia sistémica

Jorge Beinstein

A raíz de la llegada Mauricio Macri a la presidencia se desató en algunos círculos académicos argentinos la (...)

El gobierno del MAS se hunde en un mar de mentiras

AmaliaPandoCabildeo

El gobierno del MAS ha perdido tres elecciones consecutivas desde 2014 porque las grandes mayorías, sobre todo urbanas, ya no creen (...)

Quintana tiene el hábito de desviar fondos públicos y de impartir “línea” a los periodistas

Wilson García Mérida

La difusión de un audio que registra una reunión “de trabajo” entre el ministro de la Presidencia Juan (...)

la frase

Álvaro García ha leído pocos libros Cita a Hegel pero leyó citas de citas nada más Por eso carece de espíritu humanista y sufre acomplejamiento social e intelectual

Wálter Chávez, ex asesor del MAS

¿Cuál es el principal desafío del nuevo gobierno

  • Seguridad ciudadana
  • Lucha contra el narcotráfico
  • Industrialización
  • Empleo y educación
  • Otros

Encuesta vigente desde el 13-10-2014

Encuesta anterior:

Por quién votará en las elecciones de 2014