Lunes 22 de octubre del 2018
 
x

¿Olvidó su contraseña?

Área: Opinión >> Comentarios y enfoque
Actualizado el 2008-12-19 a horas: 00:01:39

¿El oriente, crisol de la identidad nacional?

Víctor Hugo Alfaro Lazo

Bolivia, tiene una distribución poblacional que se adecuó en su diversidad geográfica al desenvolvimiento histórico de la economía nacional, ambos aspectos influyeron en la formación de identidades regionales desde antes del inicio de la fundación de la república:

En una primera etapa el altiplano y la minería --Plata luego estaño-- eran el centro de la actividad nacional, apenas alterada con la breve explotación de la goma en el oriente, una segunda etapa se inicia con la declinación de la minería y el simultaneo desarrollo de la explotación de hidrocarburos y el desarrollo de la agroindustria en el oriente, lo cual generó una masiva migración de la población del altiplano y de los valles hacia el oriente, iniciándose de esta manera la última conquista del Dorado o Paitití.Todo lo anterior se observa con nitidez al analizar los datos estadísticos de la distribución poblacional. Según el censo del año 1935 los llanos de Santa Cruz, y el territorio nacional de colonias -- hoy Beni y Pando-- estaban poblados por 54.4 (miles) de habitantes , luego de acuerdo al censo del año 2001 la población del oriente aumenta a 2.444.5 (miles). Sin embargo lo significativo es que el año 1835 la población del oriente representaba únicamente el 5.13% del total nacional, en cambio el año 2001 el oriente ya representa un significativo 29.54 % de la población nacional.

Lo anterior nos conduce a una primera hipótesis: El aumento del valor relativo (porcentual) de la población oriental de 5% a 29 % resultaría ser el resultado directo de la migración interna realizada en 166 años, estableciéndose que de 1835 al 2001 más del 24.41% de la población nacional migró hacia el oriente.

De lo anterior se puede colegir Ceteris Paribus, que, la población del oriente el año 2001 sin migración se hubiera mantenido en el 5.13% de la población nacional de 8.274.000 habitantes o sea únicamente 422.000 habitantes.

En consecuencia si del total de la población del Oriente al 2001 de 2,444.500 restamos 422.000 habitantes que serian los descendientes de la población original o existente el año 1835, el resto 2.020.180 ó 82,64% correspondería a la población migrante y/o descendientes de migrantes.

Lo cual nos lleva a una segunda hipótesis: Al 2001 de cada 100 habitantes del Oriente, 83 son migrantes ó descendientes de migrantes (descendiente de migrante) de los valles y del altiplano.

Simultáneamente y en el mismo periodo 1835 - 2001 se observa una gran migración del campo hacia la ciudad, la población de las ciudades suben de un 12% a 62,4% mientras que el campo se reduce del 88% a 37.60 % del total de la población nacional respectivamente.

Numéricamente en las ciudades de 127.3 de 1060.8 a 5163.16 de 8274.3 y en el campo de 993.5 de 1060.8 a 3111.14 de 8274.3 miles respectivamente.

Luego inferimos matemáticamente que de cada 100 migrantes, 12 vienen del área urbana ó son sus descendientes y 88 vienen del área rural ó son sus descendientes, por lo tanto resultaría que del total de la población de 2,444,500 del Oriente al 2001, el 88% ó 2,151,160 vienen del área rural o son sus descendientes.

Lo anterior nos permite generar una tercera hipótesis : De cada 100 migrantes o descendiente de migrante que habitan en el Oriente Boliviano, 12 % son originarios o son descendiente de migrante del área urbana y 88 % son originarios o descendiente de migrante del área rural .

Relacionando las hipótesis anteriores podemos a sus vez obtener una cuarta hipótesis: De cada 100 habitantes del oriente 83 son migrantes o descendiente de migrante de los valles y del altiplano, de los cuales el 88% o sea 73 tienen origen en el área rural de los valles y altiplano y el 12% o sea 10 serian de origen urbano, consecuentemente únicamente 17 serian originarios del oriente, 15 del área rural y solo 2 de las ciudades del oriente. La quinta y obligatoria hipótesis : De cada 100 habitantes de la actual población del Oriente únicamente 2 serian castizos descendientes de pobladores originarios de las ciudades orientales, frente a 88 que serian descendientes de los denominados indígenas tanto collas como cambas y 10

Los resultados analizados no deben ser asumidos como valores absolutos, sino únicamente como coeficientes que ayudan en un intento de interpretar o entender la diversidad de la composición de la población del oriente.Se consideró únicamente la migración interna sin mencionar la emigración del exterior ( alemanes, judíos, eslavos, libaneses, turcos, palestinos, japoneses y menonitas) la cual pese a su gran impacto en la economía regional, no es numéricamente significativo a los efectos del presente análisis.

Cualquier proyecto político que se quiera desarrollar en el oriente, para tener éxito necesariamente deberá considerar las características internas de la composición poblacional no solo en cuanto a su origen y magnitud , sino fundamentalmente en cuanto a sus motivaciones aspiraciones individuales primero y luego como visión de destino común y proyección de identidad regional hacia el futuro. En este sentido es necesario plantear varias interrogantes:

Si la mayor parte (83%) de la población que habita el oriente de Bolivia es migrante o descendiente de migrante del interior, y de estos la mayoría (73%) son de origen indígena o rural, o sea quechuas o aymaras ¿cual es la propuesta política que los toma en cuenta?

Si el 73 % de la población es de origen quechua o aymara, ¿ como se explica que las propuestas políticas de los cívicos orientales -- que no los incluyen-- no hayan sido rechazadas electoralmente en forma abrumadora por esta supuesta mayoría?

Como se explica que el apoyo masivo que recibieron los cívicos en su cabildo del millón no se reprodujo en el referéndum autonómico donde obtuvieron 445.516 votos por el sí , frente a 374.384 abstenciones y 73.379 votos por el no, que sumados llegan 447.763 (si asumimos la abstención instruida por el oficialismo como otra forma de votar por el no) ?

Como se explica que el apoyo masivo que (según los medios de comunicación) tienen los cívicos del oriente no se hubiera reproducido en los resultados del referéndum revocatorio donde el oficialismo masista aumento los resultados obtenidos el 2005 en Pando de 20.86 % a 52.5% , en Beni de 16.5& a 43.72% y en Santa Cruz de 33.17% a 40.75%.En un intento de responder estas interrogantes, se observa en 1° lugar que la migración del campo a la ciudad, se realizó por razones de sobrevivencia, y en términos de desventaja de sus condiciones económicas y culturales.

Conceptos culturales y raciales enraizados desde la colonia, ocasionó en los "citadinos" un rechazo social hacia los recién llegados mediante actitudes y comportamientos sociales que intentan sustentar una identidad racial superior frente al migrante del campo, lo cual es exacerbado cuando el migrante es un indígena analfabeto.

Frente a esta realidad algunos migrantes procuran deshacerse lo más pronto posible de los símbolos de su "identidad rechazada ": pollera, trenzas, modismos, amistades e inclusive los parientes más próximos que no se adecuan a este transformación son rechazados, todo es valido en tanto y en cuanto le permitan mimetizarse y no ser identificado como un "migrante indígena" en términos técnicos o como un "indio de mierda" en términos étno-racistas.

A tiempo de rechazar los símbolos o manifestaciones de su identidad adoptan otros símbolos propios de los citadinos como medios que les permiten ser aceptados dentro de la urbe, diluyendo de esta manera su identidad rural en una amalgama de identidades que conforman una ciudad.

En 2° lugar la migración masiva de la población del altiplano y los valles hacia el Oriente, también se realiza por razones de orden económico buscando mejores condiciones de vida y el migrante colla lo realizó en la mayoría de los casos en términos de desventaja económica más no cultural.

Algunos migrantes incluso llegaron en Jet y solo se radicaron después de que sus empleados Gerentes consolidaron sus empresas (Banca, Hoteleria e industrias) en la región.

Conceptos culturales y raciales enraizados desde la colonia en torno al rechazo del denominado andinocentrismo y la de "preservación de la raza oriental" frente al avasallamiento cultural colla (apoderamiento de los trabajos más técnica e intelectualmente calíficados) y económico (apoderamiento de las tierras), ocasionó en los "cívicos citadinos y citadino-latifundistas " un rechazo social hacia los recién llegados mediante actitudes y comportamientos sociales que intentan sustentar una identidad superior frente al migrante del occidente. Se crearon mitos en torno a habilidad empresarial , audacia y emprendimiento como características de los habitantes del oriente, frente a una supuesta pasividad y conformismo de los habitantes de occidente.

Sin embargo en los hechos la mayoría de las industrias y de los comercios más representativos del Oriente tiene como propietarios a empresarios collas tropicalizados, socialmente reconocidos y presentados como exponentes de la pujanza cruceña.Frente a esta realidad algunos migrantes y descendiente de migrante procuran deshacerse lo más pronto posible de los símbolos de su "identidad colla" , adquieren nuevos modismos, y rechazan sus lazos étnicos y familiares todo, todo es valido en tanto le permitan mimetizarse y no ser identificado como un "migrante colla pobre" en términos técnicos o como colla de mierda en términos étno-racistas .

El migrante o descendiente de migrante para evitar un rechazo en su esfuerzo de incorporarse laboral y socialmente, en muchos casos oculta sus manifestaciones de identidad adoptando otra para no ser identificado y rechazado, diluyendo de esta manera su identidad con un disfraz que no permite definir aún una nueva identidad regional.

En este sentido la noción y la lucha por lograr la Autonomía es un elemento que logra aglutinar las diversas identidades en torno a un propósito y destino aparentemente común. O visto de otra manera el apoyo a la autonomía por parte de los migrantes o descendiente de migrante resultaría ser otro disfraz que se utiliza para encubrir una identidad social y mediáticamente rechazada.

Esto a su vez explicaría como los cívicos que, lograron un gran apoyo de los sectores de la población migrante y descendiente de migrante que deseaban mostrarse públicamente como protagonistas en el cabildo autonómico, pero que no lograron reproducir estos resultados en el referéndum revocatorio, donde esta misma población vota en secreto con su verdadera identidad y sin disfraz.

Por otra parte existen migrantes que han asumido su disfraz como algo propio y son más racistas y "comecollas" que los cívicos orientales, son migrantes del campo que han logrado éxito económico en las ciudades y no quieren tener nada que los vincule con sus orígenes rurales y/o indígenas, eso explica como un colla tropicalizado puede transformarse en un enemigo de sus misma raza. El que tiene un Hummer y vive en el Urubó, para que querría cambio o revolución?

Finalmente y pese a los matices que pueden existir entre los migrantes, en general son habitantes que están sometidos a una cruda realidad en la cual se cambió la tradicional hospitalidad cruceña con la hostilidad racista hacia los collas (pobres). Por esa razón hoy, la mayoría, se mantienen invisibles desde la perspectiva de una identidad regional.

Sin embargo si aceptamos que la mayoría (73%) de la población del oriente es originaria de las zonas rurales del occidente, y que los pueblos originarios quechuas y aymaras han mantenido sus identidades, en una lucha de resistencia por más de 500 años, seria iluso suponer que sus descendientes que migraron al oriente se transformaran en cambas o tupi-guaranies al momento de cruzar la Siberia o al aterrizar en Viru Viru.

Concluyo afirmando que la identidad de la población del oriente de Bolivia esta en plena formación, dentro de una muy compleja y diversa realidad social cultural política y económica y en un proceso histórico político cultural social y económico complejo que supone la simbiosis de varias culturas e identidades nacionales.

En resumen no somos chicha ni tujuré y menos coca cola, pero al mismo tiempo somos un poco de todo lo anterior.

Volver atrás
Enviar el artículo por E-mail
close



8 * 3 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Compartir el artículo en Facebook Versión para mprimir
+ Restaurar tamaño del texto -
Mas informacion
Uhr 11

min.

... a fondo

La influencia histórica de la convicción patriótica

Eduardo Paz Rada

La historia de la sociedad boliviana ha estado marcada por la dinámica y las contradicciones de las relaciones con las potencias capitalistas mundiales en torno a la explotación de los recursos naturales acompañada con la dominación política e ideológica sobre el conjunto de América Latina. En este contexto, los estudios, aportes y (...) :: Más detalles

Otros artículos de análisis

El gobierno de Evo Morales acelera el montaje de la planta nuclear

AnaliaPandoCabildeo

¿Por qué el gobierno de Evo Morales quiere gastar más de 2 mil millones de dólares en la construcción de (...)

Elites económicas y decadencia sistémica

Jorge Beinstein

A raíz de la llegada Mauricio Macri a la presidencia se desató en algunos círculos académicos argentinos la (...)

El gobierno del MAS se hunde en un mar de mentiras

AmaliaPandoCabildeo

El gobierno del MAS ha perdido tres elecciones consecutivas desde 2014 porque las grandes mayorías, sobre todo urbanas, ya no creen (...)

Quintana tiene el hábito de desviar fondos públicos y de impartir “línea” a los periodistas

Wilson García Mérida

La difusión de un audio que registra una reunión “de trabajo” entre el ministro de la Presidencia Juan (...)

la frase

Álvaro García ha leído pocos libros Cita a Hegel pero leyó citas de citas nada más Por eso carece de espíritu humanista y sufre acomplejamiento social e intelectual

Wálter Chávez, ex asesor del MAS

¿Cuál es el principal desafío del nuevo gobierno

  • Seguridad ciudadana
  • Lucha contra el narcotráfico
  • Industrialización
  • Empleo y educación
  • Otros

Encuesta vigente desde el 13-10-2014

Encuesta anterior:

Por quién votará en las elecciones de 2014